Cabecera Columnas Blancas
image

Monchi - Columnas Blancas

RAFA VELASCO 20/09/2022

Quo vadis, Monchi?

Nacido en Sevilla,en 1967. Gestor Administrativo, Director de Neo fm
90.4 y Coordinador de la Escuela de Fútbol Integra para niños con problemas psicoevolutivos.
Socio del Sevilla FC durante decadas hasta que mi corazón rojiblanco me pidió descansar. Actualmente socio Rojo
Últimas entradas de Rafa Velasco (ver todo)

Tomando la pregunta que le hace san Pedro a Jesús en la Vía Apia, referida en “Los Hechos de Pedro” y que sirvió de título para una de las películas más taquilleras de la historia del cine, nos preguntamos en clave sevillista, Quo vadis, Monchi? ¿A dónde vas, Monchi?

Los sevillistas estamos perdidos al ver cómo el representante del club más cercano y fiel a la afición, el que nos ha hecho ser campeones con su inmejorable trabajo en la Dirección Deportiva, toma un camino distinto en su proceder y, saliéndose del guion, nos quiere hacer ver que nada ha cambiado y que todo está controlado.

Y conste en acta que soy un gran seguidor suyo, que no hace mucho tiempo escribí, en estas mismas columnas, un artículo sobre su figura en el que la única duda que me planteaba nuestro “León San Fernando“ era dónde le poníamos el monumento, si en Gol Norte o en Gol Sur.

Tiene tanto crédito en el sevillismo que, a mi parecer, está siendo utilizado como escudo por otros que no dan la cara.

Nos debes alguna que otra explicación porque no entendemos nada, das la cara para quitarle los marrones al presidente y te expones a un fusilamiento mediático en Madrid, donde los medios, perfectamente orquestados por su “Alteza“, van a despellejarte sin el más mínimo miramiento.

¿Por qué lo haces?

Es una batalla perdida mucho antes de empezar porque vas solo, a pecho descubierto, contra miles de estómagos agradecidos que dicen ser profesionales del periodismo y que están dispuestos a lincharte para complacer a quien manda. ¿Qué necesidad tienes de exponerte de esa manera?

La directiva sube el precio de los abonos en un momento económico difícil y sigue negando a los niños y jóvenes la posibilidad de ser socios del Sevilla FC con unos precios prohibitivos y, en ese momento en el que los aficionados nos sentimos una vez más ninguneados por el club, tú sales a echarles un capote diciendo que los abonos son baratos… y la verdad es que no te reconozco.

Fichaste a Julen Lopetegui y el sevillismo lo aceptó solo porque venía de tu mano y, después de tres temporadas, cumpliendo objetivos, pero echando a los aficionados del campo por su mal juego, debía llegar el momento de dar por terminado el ciclo del entrenador vasco y llenar de aire fresco el desolado ambiente.

¿Por qué no lo has hecho?

Si el problema ha sido la alta indemnización que se debía pagar al entrenador, deberías decirlo y no seguir apoyando a un entrenador en el que no crees.

Terminado el mercado de fichajes, el uno de septiembre nos encontramos con la peor planificación en décadas, una planificación que parece hecha por alguien que no tiene nada que ver contigo.

¿Qué ha pasado?

Si la directiva te ha dicho que no hay dinero para fichajes y que tenías que hacer una planificación low cost deberías explicarlo, porque sigues dando la cara por la directiva, pero tú quedas señalado como el culpable.

Es más, la planificación está hecha para Lopetegui y en sus preferencias futbolísticas parece que nunca entran los goleadores de calidad y los centrocampistas físicos.

Porque nuestro entrenador actual, nos guste o no, quiere delanteros luchadores y centrocampistas sobones de balón, todo lo contrario de lo que reclama la afición.

¿Por qué se hace una planificación para un entrenador en el que ya no se cree?

No entendemos nada y parece que a nuestro “León” lo tienen secuestrado.

Necesitamos saber la verdad y solo obtenemos como respuesta el silencio, un silencio que señala a Monchi , no sabemos si de manera justa, como el culpable de la situación.

No le des la espalda a tu afición, no la traiciones.

Quo vadis, Monchi?

El marrón de Monchi

Nacido en Sevilla en el ocaso de 1971. Técnico de Mantenimiento de profesión. Peñista convencido, lo fue de la PS San Juan Bautista de San Juan de Aznalfarache, de la PS Hasta La Muerte, socio fundador y vicepresidente de la PS La Colina de Gelsenkirchen durante nueve años y, desde el 20 de julio de 2015 hasta hoy, socio fundador y presidente de la PS Forza Sevilla Campeón. Además se entretuvo entre el 2012 y el 2016 en aportar su granito de arena como directivo de la Federación de Peñas Sevillistas "San Fernando", en el Departamento Web y RRSS y en el Departamento de Comunicación. Participante de las tertulias de Solo el Sevilla en Sevilla FC Radio y del programa Familia Rojiblanca en Neo FM, formando también parte de la tripleta de presentadores con la que cuenta este programa. Y colaborador de Columnas Blancas desde su nacimiento en 2009…
Últimas entradas de Francisco José Carrasco (ver todo)

El Sevilla FC a día de hoy es un motor que no termina de arrancar. Le metes la llave, hace el intento pero, a la hora de la verdad, se queda en eso, en el intento. Y como es lógico, la batería se va descargando en cada esfuerzo de arranque. Si no se hace con sentido, al final termina por agotarse. Y entonces habría dos problemas. A todo esto, alrededor del motor, decenas de miles de mecánicos mirando, analizando, donde cada cual da un diagnóstico diferente sobre qué puede estar fallando. Aprovechando el símil, desde que arrancó el año 2022, el Sevilla FC ha ido cuesta abajo y sin frenos.

A inicios del presente año, podíamos agarrarnos a la plaga de lesiones que azotaba al equipo para justificar los esperpentos de partidos de cada jornada, pero lo vivido a lo largo de toda la segunda vuelta de la 21-22, esta pretemporada y los dos partidos de liga que llevamos en este nuevo curso 22-23, ya con la plantilla al completo y reforzada, hace ver que aquellas lesiones eran unos cuantos árboles que no dejaban ver el bosque. La clasificación para Champions League se consiguió la temporada pasada porque la primera vuelta fue espectacular y porque los malos resultados no comenzaron dos jornadas antes. Si no, se hubiera visto un numerito en Nervión. Numerito como los que nos tuvimos que tragar los aficionados con la Champions League, donde en un grupo accesible terminamos saltando a Europa League como terceros, haciendo otro ridículo en la competición fetiche sevillista y encima con una eliminación vergonzosa en Copa del Rey, por mucho que “si hubiera jugado uno de los dos porteros de la primera plantilla no nos eliminan”. Quien no se consuela es porque no quiere.

Desde el 1 de enero de 2022 a hoy, el Sevilla FC ha ganado diez partidos entre todas las competiciones. Desde el club se hizo un esfuerzo más que importante en reforzar al equipo en la pasada ventana invernal de fichajes, pero el efecto esperado no llegó a fructificar y el sevillismo sufrió de lo lindo con la clasificación hasta que se oyó el pitido final en el último partido de LaLiga.

Por medio de todo este “drama”, un nombre propio: Ramón Rodríguez Verdejo, “Monchi”. Es la figura principal sobre quien se centran las miradas de los sevillistas y sobre quien depositamos todas las esperanzas en cada época de mercado, esperando que corte la mala hierba y dé una buena capa de pintura que cambie, para bien, la cara de la casa nervionense. Y eso es un marrón. Un marrón de dimensiones considerables. Y, por mucho que él mismo diga que tiene las espaldas anchas y que su sevillismo le da fuerzas para lidiar con todo, el estar constantemente mencionado tanto para bien como, sobre todo, para mal día sí y día también en prensa, radio, televisión y, principalmente en redes sociales, eso tiene que ser un auténtico martirio sicológico.

La posición de Monchi es complicada de pelotas. Se encuentra siempre a una distancia equidistante entre la planta noble, el césped y la grada. Sus movimientos de mercado están supeditados al dinero que desde un lado le conceden para hacer su trabajo y las exigencias que el cuerpo técnico le solicita para hacer que el equipo suba en competitividad. Todo ello con la prensa y la afición observando con lupa todos sus movimientos, su declaraciones, llegando incluso a analizar la postura de su cuerpo y el gesto de su cara en las fotos que se publican. Telita…

A día de hoy, los problemas se le han acrecentado al tener a la afición dividida entre los partidarios y los detractores del entrenador del equipo, Julen Lopetegui. La Europa League conquistada en 2020 y las tres clasificaciones consecutivas para Champions League vía LaLiga son la defensa de los unos. Su juego defensivo, sumado al estigma de la traición a la Selección para fichar por el Real Madrid y el insulso y desesperante juego que viene haciendo el Sevilla Fútbol Club desde hace tantos meses atrás, el de los otros.

Estoy seguro que él mismo desea un cambio radical de dinámica. Muy seguro de que él es el primero que espera que su trabajo se vea reflejado en rendimiento y resultados sobre el césped. Estoy tan seguro que él lo espera como lo esperamos todos los apasionados de nuestro equipo.

La situación actual entre equipo y grada es tensa. La desilusión en la afición es grande. El futuro se vaticina oscuro. El plantel y el banquillo, visto lo visto, se antoja sobrevalorado. Pero quedan dos semanas por delante para llevar a cabo salidas y entradas. Monchi en el ojo del huracán. El marrón del hombre es de órdago. Yo, la verdad, no quisiera estar ahora mismo en su lugar.

SEBASTIÁN GUERRERO 10/08/2021

Esperando a Luna y Piña

Sevillano, cosecha del 85 del barrio de la calle Feria. Licenciado en Derecho por la US, pertenezco al Ilustre Colegio de Abogados de Lucena. Trabajador por cuenta ajena. Sevillista desde la cuna, me enorgullece pertenecer al ilustre club de los “Fieles de Nervión”. Fui uno de los Fundadores de la Peña del Foro Oficial y en su día me publicaron varios artículos en el ABC de papel gracias al blog que tenía en Orgullo de Nervión. Cuando me falta la voz, canto con el corazón desde el Gol Sur de nuestra bombonera.
Últimas entradas de Sebastián Guerrero (ver todo)

Todavía quedan unas tres semanas para que se cierre el plazo de fichajes, toda una vida como quien dice. Puede pasar de todo y nada, máxime cuando vivimos tiempos de incertidumbre en lo económico, en los que la normativa sobre fair play financiero crea más malestar que el propio VAR. Parece que fue ayer cuando escuchamos por primera vez el concepto de límite salarial y, sin embargo, ahora domina todo un mercado de fichajes, venido a la mínima potencia a consecuencia de la pandemia mundial que estamos sufriendo debido al covid 19.

Es difícil saber si el Sevilla tiene problemas con el límite salarial, si el problema es de cash o sí, simplemente, ha de vender para cuadrar el balance. Quizá nada de eso nos afecte y, simplemente, con el equipo hecho no tenemos que precipitarnos, todo lo contrario, nos beneficia esperar a que algunos clubes no tengan más remedio que rebajar sus pretensiones y podamos ser más ambiciosos a la hora de apuntalar al equipo.

Bono, Acuña, Diego Carlos, Kounde, Navas, Fernando, Jordán, Rakitic, Ocampos, Suso y En-Nesyry. El once tipo titular, más jugadores como el Papu siguen en nómina, por mucho que parezca que Kounde puede salir al Chelsea, pese al despilfarro de los blues gastando unos 115 millones en Lukaku, ítem más, teniendo una defensa con Thiago Silva, Christensen, Rüdiguer, Zouma, Azpilikueta… pero doctores tiene la Iglesia, y millones el bueno de Roman Abramovich.

Pues a ese once inicial, que ha conseguido la máxima puntuación del club en la Liga, que ha conseguido la clasificación para Liga de Campeones de forma casi insultante respecto a sus rivales, que solo pudo ser eliminado de la Copa por el Barsa en la prórroga, y que presentó su candidatura a ganar la Liga, sin suerte, se le han unido dos grandes refuerzos: Dmitrovic y Lamela. Jugadores que mejoran, sin duda, el nivel de la plantilla y que aumentarán el nivel de competencia en sus puestos respecto a lo que había el año pasado. Para los amantes de la cantera, también se puede decir que son algunos los que han asomado la cabeza para salir del anonimato y, sobre todo José Ángel e Iván Romero hacer ver que, si se les requieren, pueden dar un pasito, poco a poco. Por lo tanto, al tedio de un verano sin futbol, no moló nada el pasado con el final de liga, disputando el título y la fase final de la Europa League… no ni ná, se le une un mercado parado donde solo unos días con la operación Bryan por Lamela y 25 millones nos dio chance. Ya que lo de Dmitrovic estaba más que sabido y asumido.

Pero el mercado es el que es y Monchi ya lo anunció nada más acabar la temporada: Mercado parado en el que tendremos que ser creativos. Después de múltiples conferencias, presencia en un programa de Canal Sur sobre su trayectoria, hasta en una tertulia youtubera con aficionados sevillistas, Monchi desapareció. Dicen que, si no tienes nada que decir, mejor no decir nada. Y al pie de la letra. Monchi, Castro, Lopetegui… Silencio. Tanto silencio está guardando el club que no ha salido nadie ni a presentar la campaña de abonos, y explicarla, ni a contar por todos los medios que hemos conseguido un magnífico patrocinio de Naga. Eso sí, el de San Fernando se dejó ver en la concentración portuguesa para en un vídeo del club dejar un par de mensajes velados. En uno, dice que había adelantado su viaje a Portugal un día porque estaba aburrido sin hacer nada. Obviamente, sarcasmo. ¿Contestación a algunos? Pues podría quedar en anécdota, pero todos sabemos que Monchi no da ni una puntada sin hilo. Como cuando se deja grabar bromeando con En Nesyri, que lo va a tener que vender si no vende a otro antes para poder realizar fichajes. Fina ironía, ¿tirito con bala para algunos? Puede ser, o no. Pero todos sabemos que, si lo hace Monchi, lo hace con sentido. Reconocido por él mismo en múltiples ocasiones.

Lo cierto es que el verano está siendo tan insulso como sentido tiene ser cautos y esperar. Por ejemplo, los 135 millones que puede que lleguen de la Liga, fondos de inversión mediante, que pueden hacernos más ambiciosos. O vender a Kounde, o no, 70 millones varía la cosa más o menos. Monchi y Castro no salen, y así programaron las presentaciones, con lo que gusta un figureo, y sentarse en el medio, porque ya se sabía el plan, independientemente de la economía de guerra que tengamos o que no vendamos ni una botella de agua fresquita con  el calor que hace. Tres semanas quedan, y nosotros solo con los jugadores que nos dieron gloria estos dos últimos años, casi nada. Y el Barsa sin Messi. Y el Madrid sin fichar, y sin Ramos, y sin Varane. Y muchos sin ni poder inscribir jugadores.

A ver cuando se deciden Luna y Piña a decirle a Monchi que coja el teléfono y que vámonos que nos vamos. Hasta entonces, los que tenemos un director deportivo dentro uno mismo, podemos seguir con nuestras cábalas e imaginando lo que haríamos. El que no se consuela es porque no quiere. Al menos ya llega el lio, el domingo tres puntos, y la ilusión de volver a ver a nuestro Sevilla en la bombonera. Y ustedes, cabreados porque no se ficha.

RAFA VELASCO 08/06/2021

León de mi vida

Nacido en Sevilla,en 1967. Gestor Administrativo, Director de Neo fm
90.4 y Coordinador de la Escuela de Fútbol Integra para niños con problemas psicoevolutivos.
Socio del Sevilla FC durante decadas hasta que mi corazón rojiblanco me pidió descansar. Actualmente socio Rojo
Últimas entradas de Rafa Velasco (ver todo)

Tomando prestada la expresión de José Antonio Camacho en la final del Mundial 2010 , una expresión que ha quedado para siempre en la historia futbolera de este país, yo quisiera hoy titular este artículo como pago de una deuda que tengo con mi corazón sevillista. No sé si alguna vez serán leídas estas líneas […]

CARLOS MARTÍN 12/04/2021

Treinta y tantos años y quinientas noches

Sevillista del 87 con una deuda eterna con mi padre y mi abuelo. Jugué a ser campeón, sin plata ni papelillos, junto a Tsartas en el PC Fútbol 6.0 y aprendí a serlo desde la grada alta de Gol Sur mientras los Biris ponían banda sonora a los sueños. A bordo del 5 de Triana a Nervión quise ser Barbeito, Lobo, Palanganismo y Salmón, pero benditos ellos por adelantarse. Hoy llego a este rincón para aparcar el periodismo y juntar algunas letras. Porque lo tengo claro: para quererte, y escribirte, ya estamos nosotros.
Últimas entradas de Carlos Martín (ver todo)

El maestro Joaquín Sabina una vez exprimió un desengaño hasta convertirlo en himno, pero acercarse a la musicalidad de ese título no siempre lleva a hablar de alcobas vacías o de aprender a olvidar. Y es que la banda sonora blanquirroja de estos extraños días sin fútbol sevillista cada 72 horas estuvo dedicada al protagonista […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies