Cabecera Columnas Blancas
image

historia - Columnas Blancas

Archivo

Bases del sevillismo (Parte 3)

Hoy, en 2021, disfrutamos de un SFC triunfador, otro tema sería su forma de jugar y si fuese posible hacerlo de una manera que no requiriese que alguno tuviera que ir al cardiólogo. Indudablemente, desde la Temporada 2000-01 en 2ª División hasta la fecha, el equipo, con más o menos altibajos, solo ha hecho progresar, y por lo tanto, la institución también. Tal éxito se debe, sin duda, a los sucesivos consejos de Admón., a la dirección deportiva y a los jugadores, pero no debemos olvidar que, en la misma medida la afición y a las asociaciones en las que esta se vertebra, peñas y agrupaciones de accionistas minoritarios, contribuyen a tal éxito sostenido en el tiempo, porque sobre todo éstas últimas, son las que vigilan por el mantenimiento de las señas de identidad, la transparencia económica y la defensa de los intereses de todos los abonados.

En relación a APA, cuando José Ignacio Macías deja la presidencia en 2008, no se desvincula y sigue trabajando y colaborando como otros afiliados veteranos tales como Pedro González, Fran López y Javier Martín. A ellos se suman otros actores como Alejandro Cadenas, David Estévez, José Arjona, Carlos Marcos, Joaquín González, Juan de Dios Hidalgo o Jorge Jiménez. Restando tiempo a sus familias, a sus trabajos y a su ocio, todos ellos desarrollaron una incesante actividad de visitas a peñas en Sevilla capital y provincia para divulgar y concienciar a todos los sevillistas de la necesidad de sindicar y agrupar acciones más algunas sonadas intervenciones en JGA que ocasionaron inquietud entre los miembros del Consejo.

Las temporadas que van desde 2008 hasta el pacto de APA con otra importante plataforma de accionistas minoritarios, Voz del Sevillismo (V d S) en 2017, contemplaron hechos destacables en la evolución interna del club como la dimisión de José Mª. del Nido Benavente derivada de su situación procesal y su sustitución, en principio provisional, por José Castro Carmona en marzo de 2013. Además, a pesar de altibajos deportivos, las vitrinas del club decano en Sevilla no dejaron de recibir títulos. Sin embargo APA mantuvo su mismo rumbo de siempre sin que se produjese ninguna conmoción cuando el 18-11-2016 Manuel Díaz y su hermano Antonio, dejan la dirección y entra Jorge Jiménez el cual ya venía colaborando e interviniendo activamente desde 2012.

Participación directa en JGA, divulgación de objetivos en medios locales, intensa actividad en las peñas, y muchas cosas más fueron las que APA desarrolló en estos años. En lo que a la defensa del accionista minoritario y de los abonados se refiere, las principales metas fueron lograr que el Consejo admitiera 10 acciones por titular para asistir a las JGA, la batalla por el coste de los abonos, la protección al socio infantil (la cantera de los abonados), la eliminación de cuotas de adscripción para antiguos socios, y la comodidad en el RSP más la consecución de ciertos beneficios comerciales tanto para el accionista como para el abonado.

La fiscalización de las cuentas anuales y la lucha contra la auto-atribución del Consejo (2009) para elaborar los presupuestos forzaron la interpelación de los afiliados en APA durante años. Hechos puntuales como el caso “Salchicha Gate”, la entrada en el Consejo de determinados consejeros (González de Caldas Muñoz) o a qué titularidad de acciones representaban (López Benjumea) también fueron objeto del escrutinio de APA, así como la remuneración de los consejeros y los servicios que prestaron al club (caso Martí-Real Mallorca).

En resumen, transparencia, protección a los abonados y accionistas en todos sus aspectos, una mejor política de “marketing” y “merchandaising”, la preocupación por las instalaciones y el patrimonio del club, tanto del RSP como de la Cisneros Palacios, la defensa frente a posibles arbitrariedades en horarios e injustas sanciones cometidas por las instituciones del fútbol español contra el SFC y la preocupación por la cantera, éste ha sido, y es, el Norte de APA.

Cuando en 2015 VdS entra en relación con APA, ésta había librado ya, con sus modestas posibilidades, no pocas batallas también. La citada plataforma, vinculada a Eduardo Arenas y a Ernesto López de Rueda, venía desarrollando ya una gran labor en la vertebración y concienciación del sevillismo de base al menos desde 2007. La 1ª colaboración fue en la JGA de 2015 para modificar el Art. 8º de los estatutos del club sobre los derechos incorporados a cada acción, proponiéndose un “carnet de accionista”. Con personas más conocidas por los medios y el gran público, con más posibilidades pero con los mismos objetivos, intereses y entusiasmo de APA se hacía inevitable un pacto. La ocasión se presentó cuando en el verano de 2016 se detectó el interés de inversores foráneos en el Sevilla. Manuel Díaz, narra la entrevista que tuvo en agosto de ese año con un supuesto representante de un grupo inversor en el hotel Los Lebreros, el cual no sabía dónde estaba el RSP ¡en Los Lebreros!

El pacto se sellaría en marzo del año siguiente, nace Accionistas Unidos (AU) con el objetivo de sindicar títulos del accionista minoritario, llegar al 5% (5.200 acciones) de representación de capital necesario para la comprobación de documentos en poder del club relativos a los accionistas, tener derecho a representación en el Consejo y de comprobación de cuentas. El pacto, posibilitó la participación activa del peñismo en la sindicación de acciones y dio entrada a personas muy capaces, Alejandro Cadenas y José Arjona, en persuadir con su oratoria a evitar la caída del SFC en manos de gentes sin ninguna vinculación al club y a la ciudad. La fiebre desatada entre los grandes capitales para acaparar acciones y estar lo mejor colocados posible ante una posible venta del club aceleró aún más la creación de ésta plataforma (AU). El 22 de junio de 2017, en el salón de la Peña “Al Relente”, tuvo lugar su asamblea constituyente, siendo su primer presidente Eduardo Arenas. En próximo y último artículo analizaré la actuación de AU en estos últimos cuatro años. (Continuará).

Bases del sevillismo (Parte 2)

Bajo la presidencia de Fran López (1996-97) y luego de José Ignacio Macías (1997-2008), la Asociación de Sevillistas de Base, su primer nombre y que pronto se cambió al actual porque se pensó que encajaba mejor en el perfil de los asociados, se reunía en un local que cedió el club durante el mandato de Carrión sito en los bajos de Gol Sur y que había prestado servicio según las exigencias de FIFA para el Mundial-82. Allí se celebró (Véanse fotos) el efímero ascenso de 1999 en la promoción contra el Villarreal, porque en la temporada 1999-2000 el equipo cae de nuevo al pozo de la 2ª. División.

La actividad de la asociación fue incesante durante el “Sexenio Triste”, sobre todo en la divulgación de sus objetivos, en la sindicación de acciones, en la captación de nuevos asociados (entre los que tuve, y tengo, el honor de encontrarme) además de la concienciación de las bases sociales de la afición de la necesidad de recuperar el club.

APA no aminoró su cometido con el repunte deportivo del primer equipo consecuente a la gestión del triunvirato Alés-Caparrós-Monchi, pues aunque se aliviaron tensiones, la situación accionarial distaba mucho de estar solventada. La asociación se posicionó claramente contra el abandono del RSP protagonizando más de medio centenar de interpelaciones al Consejo en la JGEA (6-4-2000) del Salón Convenciones de Los Lebreros. Abandonado el local de Gol Sur, la actividad de APA se desplazó a peñas, terrazas, espacios municipales alquilados o privados de algún afiliado, y salones de hoteles.

Con José Ignacio Macías de presidente, APA realizó una encomiable labor no solo en los aspectos referidos arriba sino también en otros que contribuían, y mucho, a mejorar la imagen del club y de su afición. Así, se inicia el “Proyecto Amigos”, objetivo expresado nítidamente en los estatutos fundacionales: “Es un proyecto de acogida a aficionados no violentos que nos visiten, a modo de cicerones, que engrandezcan la imagen del Club, el intercambio cultural entre aficiones y sirva de instrumento educativo a los menores, en contraposición a la imagen de fútbol-violencia”. Estaba en la línea de fomentar y mantener las mejores relaciones con aficiones de entidades rivales en un momento, coincidiendo con el tránsito de siglo, en que una onerosa difamación oprimía a la institución y tenía penosas consecuencias en los desplazamientos del equipo. Con la colaboración de entidades locales se celebraron varias “previas”, recordando muy positivamente las mantenidas con CD. Numancia y R. Jaén. La costumbre no se ha prolongado en el tiempo, pero sirvió, no obstante, de aglutinante para ir gestando la FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español) cuya finalidad, ideada desde APA, es la de recuperar para las aficiones los clubs de fútbol en una gran medida despersonalizados gracias a la Ley 10/1990 de 15 de Octubre de R.D. 1084/1991 de 5 de Julio.

En Mayo de 2003, accede al SFC un nuevo Consejo presidido por José Mª. del Nido Benavente, más la labor de APA no varió su rumbo y estuvo apuntalada por grandes sevillistas, economistas, emprendedores, periodistas, profesores de universidad y funcionarios, que en aquellos momentos colaboraban activamente y luego estuvieron en primera línea: los hermanos Díaz, Manuel y Antonio, hijos de Antonio Díaz Gil (Liz II) y sobrinos de Manuel (Liz I), sin que el primer presidente Fran López, u otros antiguos afiliados como Javier Martín, abandonasen su vinculación y actividad.

Otro objetivo importante de la asociación en esos años fue el fomento de la cantera. Es una de sus metas, que la primera plantilla profesional disponga de cuatro canteranos titulares al menos. En ese sentido se pensó premiar la labor anual del futbolista más destacado del SFC o del S. At. C. surgido de la Cisneros Palacios o de los profesionales que se distinguiesen en tal labor. Así, desde 1999, se institucionalizó el “Trofeo al mejor canterano del Año”, el cual estuvo celebrándose ininterrumpidamente 11 años y fueron sus ganadores Juan Velasco (1999), Jesús Mora “Jesuli” (2000), Gallardo, actual entrenador del primer filial (2001), Reyes (2002), Antonio Ramiro “Antoñito”(2003), Ramón Rodríguez “ Monchi” (2004), Jesús Navas (2005 y 2006), Antonio Puerta (2007), Diego Capel (2008) y Javi Varas (2009). Bastantes se han quedado en el tintero porque circunstancias de disponibilidad de tiempo y de economía para hacer un acto digno no permitieron su continuidad, pero quedó pendiente el acto dedicado a Joaquín Caparrós, Campaña, Pablo Blanco, y algunos más.

En cuanto a la intervención en las juntas generales, APA y sus afiliados destacaron en la defensa de los intereses económicos de los abonados, en la vigilancia de los movimientos accionariales y en la fiscalización de las cuentas anuales presentadas por el Consejo. En tal situación se expresó Manuel Díaz en 2007 ante la subida drástica y desproporcionada del carnet anual al socaire de la euforia desatada tras la consecución de los primeros títulos. El resultado fue que el Consejo del Sevilla decidió en reunión de 21-5-2008 congelar el precio de los abonos para la temporada 2008-09. Fue todo un éxito.

En Febrero de 2008, José Ignacio Macías, deja la presidencia de APA. Sin duda, la frenética actividad de llevar la organización combinada con una incesante serie de visitas a las peñas de toda la provincia, necesarias en la obra de concienciación a todo el colectivo sevillista, provocó un desgaste emocional y físico, que después se ha repetido en los siguientes rectores de la asociación.

Le sustituye Manuel Díaz, cuyo estreno fue nada menos que en la Cena-Tertulia Círculo del Centenario de 24-4-2008 en la que tuvo el desparpajo de preguntar a los dos “leaders” políticos de cada partido entonces en el ayuntamiento de la ciudad (ambos sevillistas y uno de ellos ex-entrenador del Sevilla At.) sobre el convenio urbanístico que se estaba cimentando con una clara diferencia a favor del otro club de la ciudad y concebido en el “tardo-loperismo”, supuestamente, bajo los auspicios de otro significado político ferviente seguidor balompédico y autor de una especie de panegírico sobre la entidad de sus amores. Si la pregunta de Manuel Díaz allí no fue velar por los intereses del SFC, que baje Dios y lo vea. La situación para ambos “leaders” la salvó el propio presidente del SFC apelando a la improcedencia en aquél acto de semejante pregunta. (Continuará)

Bases del sevillismo (Parte 1)

Las manifestaciones de protesta por la desproporcionada sanción de la LFP en Agosto de 1995 convocadas por Javier Tenorio y Ernesto López de Rueda, iniciaron además todo un movimiento de base del sevillismo que pregonaba otra forma de gestionar clubs de fútbol diferente al de las sociedades anónimas deportivas según ley 10/1990 de 15 de octubre de R.D. 1084/1991 de 5 de julio, publicada en BOE dos días más tarde, y modificada en dos ocasiones por otros sendos reales decretos en marzo de 1995 y julio de 1996. La Ley, tendría su parte positiva, pero hasta hoy solo ha provocado el desembarco en los clubs de personajillos advenedizos sin sentimiento alguno ni por las entidades ni por sus respectivas ciudades. El modelo en España es un completo fracaso. El injusto descenso administrativo fue el principio de la construcción del SFC actual. Como todo el mundo sabe, la entidad padeció seis años de penurias deportivas derivadas de la inestabilidad accionarial por culpa del llamado “paquete maldito”, aún sin repartir entre los abonados.

De la pesadilla institucional y económica hubo que salir mediante lo que se llamó, evidente el eco de revoluciones históricas, una “economía de guerra” más la “traición” de GMA a sus propios sub-testaferros. La transición del paquete maldito desde GMA (Escobar y Caldas) hasta Sevillistas de Nervión SA fue larga y tortuosa y es bien conocida. La JGA extraordinaria de mayo 1997 en World Trade Center fue su inicio y la adquisición del “paquete maldito” en 2001 por Sevillistas de Nervión SA, su última etapa, por el momento.

Del desastre deportivo, ligado a la deficitaria situación económica, se fue resurgiendo con un novedoso modelo de gestión cimentado por el triunvirato Alés-Caparrós-Monchi, y continuado por los consecutivos Consejos de Admón.  (Del Nido Benavente y José Castro) desde 2003.

Pero la recuperación de algo tan importante como lo anterior, las señas de identidad perdidas durante décadas, fue obra de personas desconocidas que bajo los vaivenes accionariales y desastres deportivos, entre 1995 y 2001 fueron gestando corrientes de opinión de sevillistas que veían clara la amenaza del arribista populista de aviesas intenciones. A esos protagonistas anónimos dedico este artículo, y los siguientes.

Arrancar al SFC y su afición del alma que lo alimenta, Nervión y el RSP, tras 70 años (ahora son 92) se vendía como algo urgente y necesario para su supervivencia; la posibilidad de caer en manos de dirigentes de otras entidades y que fuese usado como club nodriza a su antojo mientras se permitían el lujo de ridiculizar a nuestra afición, o el riesgo de deslocalización, eran peligros manifiestos.

Durante el “Sexenio Triste” (1995-2001), reuniones en hoteles, en bajos del RSP (Federación de Peñas) o en la misma acera ante la puerta nº 2, cristalizaron en organizaciones (Grupo 1º de Agosto 1995 de ese gran sevillista que es Pedro González, o la Plataforma Salvemos al Sevilla, de Luis Marín Sicilia y Paco Romero, y Foro Sevillista del citado Ernesto López de Rueda) que intentaban aglutinar al pequeño accionariado. Era muy duro ver medradores profesionales en los consejos de Francisco Escobar, González de Caldas e incluso Rafael Carrión, en el auge del “loperismo” y el “gilismo”,  mientras juguetes rotos del fútbol campaban en el organigrama deportivo sin impedir que promesas de la Cisneros Palacios saliesen a precio de saldo. Era para asustarse y la resignación no ha caracterizado nunca al SFC. Alguien convocaba y uno acudía por mera inquietud, y un poco por terapia de grupo, a donde fuese. Recuerdo, al salir de una de estas reuniones en un hotel cercano al RSP, que José Mª. Cruz Rodríguez, viendo el alicaimiento de varios presentes, nos inyectó un chute de moral que aún recuerdo: “ Y anda que no está el sevillismo vivo ni ná”, fueron sus palabras.

Se iba como pollo sin cabeza, sin organización ni liderazgo, picoteando allí, allá y acullá. Curiosos personajes cobraron entonces protagonismo con más o menos fortuna: notarios, politiquillos de supuesta proyección, empresarios de la noche, profesionales de la panificación, y hasta miembros de la Benemérita. Felipe Rodríguez Melgarejo, ya en 1997, ideó la manifestación contra los testaferros (GMA) de la cadena de TV que controlaba la entidad a través de Escobar y Caldas. Hubo quien con la misma valentía que Ernesto López de Rueda (autor de una obra sobre la coyuntura del descenso administrativo y sus secuelas, “Sevilla hasta la muerte, el coraje de una afición”, CB Ediciones, Sevilla 1997) y Javier Tenorio en 1995, estamparon su firma y DNI en el pliego de convocatoria afrontando el riesgo jurídico que conllevaba. Otros organizaron excursiones de acompañamiento al equipo en sus desplazamientos.

Eran palos de ciego que solo estimulaban la hilaridad de algún periodista y de aficiones rivales. No obstante, el sevillismo escribió hermosas páginas en la historia del club en esos años: Carlos Tartiere, Salto del Caballo, Carlos Belmonte, José Fouto, El Vivero, Francisco de las Heras, La Rosaleda y tantos otros estadios en los que se recibía a la entidad y su afición con abierta hostilidad y manifestando un revanchismo inexplicable, máxime cuando con algunos de sus titulares no se había jugado en la vida, ni con nuestro filial.

Paralelamente, en el primer cuatrimestre de 1996, fue abriéndose paso una asociación que ha terminado siendo ejemplar para otras aficiones dado el fiasco que ha significado el modelo de sociedades anónimas en nuestro fútbol. Tres sevillistas trabajadores, Fran López, Alejandro Martín y Manuel Matas empezaron a dar forma a lo que sería la asociación de pequeños accionistas. Su idea fue vertebrar al accionariado de base en oposición a aquellos grandes capitales de la institución que solo quisieran servirse de la misma para sus intereses. A su alrededor se fue concentrando todo el que sentía preocupación por la deriva del club, personas de todas las profesiones y posibilidades materiales que compraron sus pocas acciones detrayéndolas de su economía y que veían que el reparto prometido de las acciones del paquete maldito no se ejecutaba.

El 30-4-1996, uno de estos esforzados sevillistas, José Ignacio Macías, atraído por la explicación de Fran López en una radio local sobre el objetivo de la nueva asociación, lo llama y se citan las 10:00 horas en la antigua, y única entonces, Puerta de Cristales del RSP, la que daba acceso a las oficinas. De aquél encuentro empezó la construcción de lo que hoy es la Asociación de Pequeños Accionistas del Sevilla FC (APA). Ellos iniciaron la legalización de la asociación y fueron incorporando a más personas. El 28-6-96 quedaron aprobados los estatutos y el 12-7-96 se produce la asamblea constituyente con asistencia de muchos significados sevillistas, entre ellos Javier Martín y Borja Fernández-Palacios, que hoy felizmente siguen en la asociación. (Continuará)

Una bufanda para ondear al viento estas benditas palabras “Sevilla Fútbol Club"
JUAN LUIS FRANCO 28/02/2021

Tres palabras, un sintagma, a fuego en el corazón

SEVILLA FOOTBALL CLUB Estamos acostumbrados a verlo, pero hoy es un día especial, hoy se cumplen 131 de la primera vez que aparecieron publicadas juntas estas hermosas palabras y con el significado que tienen en la actualidad. El 28 de febrero de 1890, La Provincia, (Huelva) transcribía una carta recibida por el secretario del Huelva […]

JOSÉ MANUEL ARIZA 09/02/2021

La vida de los otros

Saludos. 131 años de la Fundación del Sevilla Foot-ball Club y un título de artículo (disculpen mi asociación permanente con una de mis pasiones) que viene como anillo al dedo: se trata de un guiño a una fantástica película de Florian Henckel von Donnersmarck, Oscar en 2007, con un guion cuasi perfecto, por sus parecidos […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies