Cabecera Columnas Blancas
image

Copa del Rey - Columnas Blancas

Lo esperado

Escribí en estas mismas páginas al inicio del actual curso balompédico, recién conquistada la 6ª UEL, cuando sonaban cantos de sirena orientados a una posible candidatura del SFC para el título de liga, que en España es imposible. Argumenté causas que no voy a repetir ahora. Desgraciadamente, el paso del CNL 2020-21 me ha dado la razón.

Aún estando mal, los tres integrantes de lo que yo llamo el duopolio+1, ocupan las tres primeras plazas de la clasificación. Coto cerrado, y que nadie ose siquiera soñar con entrar en él. Es grave el asunto, con sonoras derrotas en el CNL y algunos ridículos en Champions que demuestran lo venidos a menos que están hasta el punto de que es muy dudoso que consigan plata a pesar de su pase a cuartos de Champions, siguen controlando, manipulando y dominando nuestro fútbol amparados en los corifeos que hacen las delicias de sus respectivas, y provincianas en gran parte, aficiones. Basta una leve insinuación de cualquier profesional de esta panda de tres para que se agite todo el entorno y condicione arbitrajes y simpatías mediáticas. Los sevillistas lo hemos comprobado con Koeman estos días.

En cuanto al reciente triple duelo contra el FCB, el debate está sobre si se les ha sabido competir o no y sobre si los arbitrajes (Mateu Lahoz, Hernández Hernández, y Sánchez Martínez)  han condicionado o no los resultados finales. Como he escrito en otras ocasiones, lo malo no es jugar, ganar o perder, contra cualquiera de estos tres de la panda, sino el lastre de sanciones, lesiones y desgaste físico-mediático que dejan. Vaya por delante que en el choque de liga del sábado y en el de anoche en Copa no merecimos otra cosa nada más que perder. ¿Vino Koeman confiado en la ida de la Copa? O el SFC supo lo que había que hacer. Visto lo sucedido finalmente más bien parece lo primero. Algunos de los nuestros destacados en el partido de ida parecían el sábado y ayer una caricatura pobre de sí mismos. ¿Dónde está el fallo? ¿Es que los del duopolio+1 se toman sus partidos contra los nuestros tan en serio que finalmente la diferencia presupuestaria, reflejada en sus plantillas, se hace patente?, y no creo que Koeman tenga más sapiencia ni mejor “curriculum” que Lopetegui. Llueve sobre mojado, no es la primera vez en partido trascendental, contra el club catalán y contra los otros dos del trío, que nos ocurre. Lo de anoche en el Nou Camp ya sucedió, mismo resultado en la ida, hace dos años con Machín, aunque entonces no fue necesario llegar a la prórroga.

Cualquiera que viese los dos enfrentamientos sabía ya el desenlace mucho antes del término. Comentaba con quien conmigo en la sierra veía el partido de liga que estaba más cerca el 0-2 que el empate, y ayer, en la soledad de mi despacho en mi casa, tenía claro lo del descuento, y más tras fallar un penalti y quedar con uno menos. Aún estando el FCB como está, abucharado en Champions por el PSG, le dio para darnos un repaso monumental. Si apenas rebasas tu parcela, si te aculas en tu área, si no existe fluidez en la transición hacia los delanteros, los cuales necesitan balones muy claros para ser letales, termina pasando lo del sábado y lo de anoche. No hay más.

El sevillismo está irritado. Naturalmente que le escuece ver la suficiencia de Messi solo contenida por Acuña mientras estuvo en el césped, cómo jugaba insolentemente al gato y al ratón ante la impotencia de la defensa del SFC ya con 3-0 en el marcador, y su forma de dirigirse al colegiado, le duele la solvencia de Piqué en esos momentos finales (no es la primera vez), le da envidia ver a ese prodigio de futbolista que es Dembelé yéndose en velocidad una y otra vez de su par y recuperando un balón tras otro,  el desparpajo de Pedri, y Trincao, y… ¿para qué seguir?. Pues más le irrita al sevillismo ver a su equipo entregado e impotente

Asistimos atónitos otra vez, sí, otra vez, a una remontada del FCB a costa nuestra, y consecuentemente es molesto estar obligado a soportar las ínfulas de  la catetería de babero que fuera de Cataluña sigue al club culé a la vez que sus voceros glosan una épica solo posible a golpe de talonario. Es lo que hay, y duele escribirlo, pero el equipo y su entrenador, son corresponsables de la eliminación y de no poder aspirar a algo más que el 4º puesto en el CNL, tanto como los arbitrajes y el abismo presupuestario. Si se compite como es debido, la supuesta parcialidad de cualquier “refferée” y la manipulación de la competición quedarían en evidencia. Saliendo “acongojados” de inicio es imposible, la “labor” arbitral queda en un 2º plano, anecdótica.

Los grandes presupuestos nos han puesto  mirando al Noroeste en lo que va de temporada en las tres competiciones: Chelsea y Borussia Dortmund en Champions, FCB, RMCF y At. Madrid SAD en liga, y FCB en Copa. Seguramente, con planteamientos tácticos menos timoratos, el resultado sería el mismo, pero la frustración de la afición sería menor, y alumbraría claramente lo que son nuestras competiciones.

Del triple enfrentamiento ante el FCB las últimas semanas debería la cúpula directiva sacar conclusiones enfocadas a dar el salto definitivo a la élite, o a derribarla tal y como está ahora para que los demás tengamos derecho también a un lugar en el sol. No me importa ser reiterativo sobre este asunto, pero hasta que no se pregunte cómo, con los problemas internos societarios, financieros y judiciales que tienen cada uno de los integrantes de esta pandilla, puedan seguir con esos presupuestos de escándalo fichando y/o pagando salarios astronómicos para mantener las plantillas de lujo que poseen, el SFC, ni ningún otro, podrá seriamente aspirar a nada más que un 4º puesto en liga o conquistar una Copa si el “sorteo” es favorable. Insisto, y es responsabilidad de nuestro Consejo el preguntarlo. ¿Tanto les deben los clubs de la LFP? ¿Tanto poder poseen y tanto temor despierta? El contraste con entidades importantes de la LFP en situación similar es evidente.

En cuanto a los arbitrajes, cada uno ha demostrado su esencia en los tres choques. Los injustificados llantos de “Tintín” Koeman debidamente acompañados por las plañideras mediáticas del “més que un club” surtieron su efecto como todo el mundo ha comprobado (dobles amarillas perdonadas a Messi y Mingueza). Pero hay que ir a por los partidos sea el rival que sea, y reconozcámoslo, desde la marcha de Juande Ramos, ningún entrenador de los muchos que ha tenido la entidad desde 2007 hasta la fecha lo ha hecho. Y a los del “Barça Triomphant” que nos aconsejan y nos desean buenas noches, pues nada, enhorabuena, y a ver qué noche pasan ellos en París en breve. Todo apunta a un buen “vallium” antes de acostarse. Cierto es que los sevillistas hemos dormido mal, pero ya ha pasado, estamos acostumbrados. Si el PSG pasa por encima al FCB, no sé cómo van a justificar su presupuesto próximo, seguro que alguien hará la vista gorda. Buenas noches y buena suerte, a todos los sevillistas.

Cuatro

Ruleta rusa y objetividad mediática

El SFC pasó con más pena que gloria la 3ª ronda de la edición 2020-21 de la Copa de SM el Rey  ante el bien plantado equipo de nuestro querido y admirado Pep Martí. Soy resultadista, lo confieso, deseo ante todo que el equipo gane siempre, aunque sea de penalti injusto en el minuto 96. Respiré hondo cuando González Fuertes, D. Pablo (del mismo Colegio Asturiano que Muñiz Fernández aunque van a distinto peluquero  y que Manuel  E.  Mejuto González), dio el pitido final. Respiré hondo porque no termino de acostumbrarme al juego de “ruleta rusa” que nos presenta Lopetegui  jornada tras jornada en las distintas competiciones que el club afronta. Los números lo avalan, pero la parquedad del marcador aun siendo favorable nos va a causar a más de uno problemas cardíacos. Ganar la UEL  con resultados ajustados es percibida de forma diferente a hacerlo contra un segunda en Copa o contra un humilde de 1ª en el CNL.

Que el fútbol practicado es plano y provoca igual impresión si se juega contra un 3ª División que contra un “team top” europeo para mí es un hecho. No sé si es el sistema o que algunos jugadores no se adecuan al mismo lo suficiente. Tampoco me atrevo a pronunciarme sobre posibles escalones entre la 2ª línea, o plan B, y la primera. Lopetegui hubo de sacar a los más habituales para evitar la “ruleta rusa” mayor de la habitual que hubiesen sido los penaltis. Pero como he escrito arriba, para mí lo importante era ganar, y se logró. En la prórroga sí, gracias a una genialidad de Oliver Torres y a una impecable definición de Ocampos, pero igualmente válida. La calidad manda en choques igualados. Y se logró ante un club y equipo puntero de la Liga Smartbank que hasta Julio de 2020 ha militado en la Liga Santander.

Durante la reglamentaria prórroga, una mano de Diego Carlos dentro del área pudo haber sido castigada con pena máxima y en tal caso lo más probable es que hubiésemos ido a la “ruleta rusa”, insisto, de los penaltis. Como no había VAR y González Fuertes  no la vio o no la apreció como voluntaria, de eso nos libramos. Tal vez haya que advertir a Diego Carlos sobre los demasiados penaltis que hace, pero ese es otro análisis.

La reacción de los profesionales del CD. Leganés y las declaraciones al respecto de Pep Martí a preguntas de los informadores locales ante la jugada en cuestión son lógicas. Normal, sólo hasta cierto punto ya que son de tirada nacional, que ciertos medios especialistas capitalinos intenten resaltarla, pero no entiendo la inquina de algún sector de la prensa sevillana en machacar sobre ella. Por más que he buscado, en ningún resumen del partido hecho en distintos foros he visto la jugada en movimiento, no puedo sacar ninguna conclusión, solo lo que he escrito arriba: que, dada la ausencia de VAR González Fuertes no la vio, o lo más probable, que no apreciara acción punible.

Verdad es que, en la mayoría de las secciones deportivas de los diarios generalistas y específicos del deporte de la ciudad, la acción se describe sin más. Solo en uno se la destaca en letra negrita  intencionadamente. Y en esto me quiero detener.

Existen el derecho a la información y libertad de expresión, indiscutiblemente, aunque hay “plumillas” que se amparan en ellos para crear mala fama y dar rienda suelta a sus atávicos odios y profundas frustraciones deportivas. El SFC suele ser objetivo de estos, cualquier cosa les vale para desgastarlo. Se presupone la objetividad en el periodismo, pero ésta solo alcanza el carácter de valor cuando se realiza siempre, no cuando interesa o forzada por circunstancias recientes, como ha ocurrido después en otro choque copero en Asturias. Quien “twiteó” escandalosamente la mano de Diego Carlos (solo en una fotografía y no con secuencia completa) se ha visto luego obligado a lo mismo, tal vez por el escaso tiempo transcurrido y por la mayor espectacularidad de los lances en “El Molinón”. Eso no vale. Si el medio en el que el “twiteador” trabaja hubiese hecho lo mismo en la “Vieja Condomina” durante la 1ª eliminatoria de esta misma competición  en la que el “referee” catalán Medié Jiménez no quiso saber nada de un balón que… ¿pudo rebasar?… al completo la línea de gol de poste a poste a favor del UCAM y no hubiese callado como las coquetas y clásicas gallinas en Cuaresma, el citado medio y el periodista en cuestión tendrían credibilidad.

Odio entrar en comparaciones y en el… “y tú más”. El sevillismo hace tiempo superó ya tales provincianismos. No voy contra la legalidad o no de los triunfos y éxitos de otros, sino contra quienes presumen de objetividad solo cuando el SFC está por medio y se le puede atacar. No soy un entusiasta del VAR porque está claro que no ha terminado con las polémicas. Su trampa está en cuándo actúa o no, está en los distintos criterios de los diferentes equipos arbitrales, está en qué competiciones se usa y en cuáles no, y también está en qué fases de un mismo torneo es utilizable. Todo un despropósito en este lío de unas competiciones sin público pero en otras si, de partidos aplazados, de otros que son de la 2ª vuelta cuando aún no ha terminado la 1ª, de supercopas que se juegan antes de la final del año anterior, de calendarios asimétricos y de grupos y sub-grupos. Y además, el VAR, no ha aplacado tampoco la costumbre de quienes se empeñan en etiquetar a los clubs de fútbol en simpáticos y antipáticos interpretando a su antojo las jugadas que deben ser analizadas y las que no.

Que el SFC jugó un partido mediocre contra el CD. Leganés, cierto. Que una jugada interpretable al final de la prórroga pudo beneficiar al SFC, cierto. Que no se debió llegar a tal situación, cierto. Que el juego del equipo es horizontal, previsible y plano que se traduce en resultados ajustados y no invita al optimismo, cierto. Que el entrenador cansa con tal exceso de juegos florales con los rivales, cierto. Pero tan cierto como que hay una excepcionalidad histórica que provoca que desde Junio la plantilla esté casi sin parar, y a pesar de ello va bien situada en el CNL 2020-21 para alcanzar el objetivo final con un partido menos y que está en 1/8 de final de la Copa de SM el Rey y de Champions. Y todo ello a puntito de CUMPLIR 131 AÑOS DE HISTORIA DEMOSTRADOS porque el club lleva lustros profesionalmente estudiando su pasado mientras que quienes lo rechazan empiezan ahora. Así que, como escribo siempre, a quien le escueza, polvitos de talco en los ángulos inguinales.

Y a ciertos informadores, les recomiendo que no se lancen a la piscina del VAR tan rápido, porque con ésta herramienta y con su “libre albedrío”, lo que hoy es criticable, en muy poco tiempo puede ser lo contrario.

JUANMA DÍAZ 30/01/2020

Adiós a la Copa

Nos eliminó el Mirandés, un equipo de Segunda, de la ahora llamada Liga SmartBank, donde anda por mitad de la tabla clasificatoria. 3-1 y un penalti fallado por parte de los rojillos; bueno, sería más correcto decir parado por Vaclik.

La primera parte del equipo sevillista ha sido desastrosa. Banega, que ha confirmado que se va en junio pero que va a seguir dándolo todo hasta el final, prácticamente no ha estado. Esperemos que empiece a darlo todo desde el domingo… porque falta nos hace. Pero sería injusto personalizar en él. Pocas cosas que destacar en general prácticamente de todos los jugadores sevillistas. Quizás salvar a Vaclik que hizo al menos un par de paradas meritorias… y nos vamos al descanso con un 2-0 en contra, con doblete de Matheus.

Antes de comenzar la 2ª parte Lopetegui apuesta por un triple cambio: salen del campo Koundé, Banega y Munir y entran Jordán, Ocampos y En-Nesyri. El equipo empieza apretando, pero sin crear ocasiones claras de gol y en el minuto 50 el colegiado, tras consultar la pantalla del VAR, pita penalti a favor del Mirandés por codazo -innecesario-de Diego Carlos dentro del área. Lanza Álvaro Peña y detiene Vaclik con una buena parada.

El Mirandés seguía bien plantado en el campo e intentaba salir al contragolpe cada vez que podía, pues lógicamente el Sevilla estaba volcado sobre el área burgalesa. Pero como tantas veces mucho toque y posesión pero poca llegada y, por tanto, poco gol. En uno de esos contrataques llegó el tercer tanto del Mirandés. En el minuto 84 marcó Álvaro Rey que prácticamente sentenciaba el partido, si es que no estaba sentenciado ya. En el minuto 90 Nolito marca el gol del honor para los sevillista y establece el 3-1 con el que terminó el partido.

Sin menospreciar el buen partido del Mirandés hay que reconocer el mal partido de los sevillistas. Y no caben justificaciones porque prácticamente hemos jugado con el equipo titular y con pocas rotaciones. Esperemos que éste sea ese partido “tonto” que hay todas las temporadas, aunque con un resultado fatal, pues nos echa de la Copa del Rey en Octavos de final. Solo queda centrarse en la Liga, donde estamos muy bien clasificados y donde el próximo domingo recibimos en el Sánchez-Pizjuán al Alavés: 3 puntos que hay que sacar. Y esperar esa eliminatoria de Europa League frente al Cluj que hay que jugar en la segunda quincena de febrero.

Escribo esto recién terminado el partido y estoy jodido mosqueado, como supongo que están todos los aficionados sevillistas, pero tenemos que seguir confiando en el equipo, apoyarlo en Liga y en Europa League, que entramos ahora en la parte más importante de la temporada y estoy seguro que podemos hacer grandes cosas. Además, el recién llegado Suso no creo que haya visto este partido 🙂 y creo que es un importante refuerzo para afrontar lo que queda. La Copa del Rey ya es historia este año, la próxima temporada tendremos otra oportunidad. Centrémonos en Liga y Copa y vamos a por todas… tenemos equipo y afición para ello, que nadie lo dude.

#VamosMiSevilla

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies