Cabecera Columnas Blancas
image

Pedro González - Columnas Blancas

EFE
PEDRO GONZÁLEZ 01/03/2021

La mejor liga del mundo

O al menos eso predica el máximo responsable de LFP, Javier Tebas. Pero para que eso fuera verdad, todos los equipos participantes de La Liga, deberían de tener las mismas oportunidades a la hora de competir.

Ni mucho menos esto es así. Sí es cierto que las diferencias abrumadoras de hace quince años han ido reduciéndose con un reparto más equitativo de los ingresos por televisión, sin nunca olvidar que esto ha sido posible gracias a la revolución que propició D. José María del Nido Benavente primero, y después todos los demás, para que se acabara el duopolio de Madrid y Barça que se llevaban, año tras año, la mayor parte de esos beneficios, agrandando, también cada vez más, la diferencia entre equipos.

¿Cómo se puede pretender que esta mejor Liga del mundo sea equitativa cuando su mayor responsable publicita en todos los medios de comunicación, que a Barça y Madrid hay que “mimarlos”, porque son las referencias que se más se ven allende nuestras fronteras, y, por tanto, más dinero televisivo deja en las arcas de la LFP?

Bajo esta premisa, no es de extrañar que pase lo que ha pasado en el partido del Sevilla F.C., contra uno de los “mimados”, el Barça.

La actuación arbitral del Sr. Hernández Hernández ha sido tan grosera y tan manipuladora contra el Sevilla F.C. que pone de manifiesto que La Liga debe seguir siendo cosa de dos, y que los demás equipos deben aceptar ser invitados de piedra al festín de los poderosos. Eso un año sí y otro también.

Quiénes han estado manifestando que el Sevilla era un candidato a ganar esta Liga, no han sabido ver que la mafia arbitral española sigue actuando a su entera complacencia y sin que ello tenga la debida y contundente respuesta por parte de los demás equipos de La Liga, y sobre todo de la prensa nacional, que ha hablado, muy suavemente y quitando importancia del enorme atropello que vimos el sábado en el Sánchez-Pizjuán.

Cualquiera que haya jugado al fútbol, aún en categorías inferiores, sabe cómo te va minando la moral y el empeño en tu juego, el que el Sr. Colegiado de turno tome rasero distinto para aplicar el mismo tipo de faltas.

Como te empequeñece, como te amilana, el que se corte una disputa de balón con falta en contra y tarjeta en tus jugadas y deje sin castigo las mismas acciones cuando es el equipo contrario el que las comete. La impotencia y la rabia se apoderan de ti y te descentran de tu cometido y estás más pendiente de la actuación arbitral que el desarrollo de tu juego.

Pues eso fue lo que ocurrió el sábado. El árbitro canario tenía bien aprendida la lección y dejó bien claro quién no iba a ganar el partido. Porque una jugada clarísima de expulsión del bien tratado Messi, que agarra por detrás a Koundé en el inicio de un contrataque, es amarilla de libro.

Expulsión y a la calle. Pero, como digo, el Sr. Hernández, sancionó la clamorosa falta y con evidente gestos de no tolerar que nadie cuestionara su decisión, advirtió a los jugadores sevillistas que fueron a reclamársela, que no admitiría protestas. Más evidencia es imposible.

Son tantas y tantas las malas actuaciones arbitrales en los enfrentamientos ante los dos grandes, arbitrando, con descaro, a su favor, determinadas jugadas resolutorias de partidos. Nada más hay que tirar de hemerotecas y videotecas, para comprender la altura de la manipulación de esta Liga.

Es una sinrazón que nadie pueda disputarla con las mismas garantías y el mismo trato que el duopolio.

Es tremendamente aburrido aceptar que esto ocurra año tras año en La Liga. Parece ser que cambiar esto es una tarea utópica. Un plan irrealizable que es aceptado por los demás equipos de la Primera División española, sometidos a la jerárquica decisión de personas que dicen representarlos pero que lo que hacen es hundir cada día más el prestigio de esta Liga y someterlos al papel de actores secundarios “in secula secolorum”.

Da pena tener que aceptar esto sin que, al menos, se produzca una protesta seria y formal ante los estamentos deportivos de este país.

Qué tamaña sinvergonzonería siga perviviendo, con raíces muy profundas, en el estamento arbitral, sin que nadie sea capaz de abanderar la revolución para cambiar el sistema, es absolutamente denigrante y deshonroso para las aficiones de los demás equipos, a los que se les priva de la posibilidad de tener la ilusión de ver a su equipo ganar, alguna vez, “la mejor Liga del mundo”.

PEDRO GONZÁLEZ 13/01/2021

El escalón

Tras la derrota de ayer en el Wanda Metropolitano ante el líder, se constata que nos falta por subir ese escalón, el escalón que nos permita no sólo competir, sino de ser capaces de ganarles a los tres ogros de La Liga.

El dominio infructuoso del Sevilla F.C. de ayer y su buen juego, no valieron para dar un golpe de mano y demostrar que queremos que ese triunvirato de reyes de La Liga, acepte que hay otro pretendiente que quiere luchar por ganarla.

Cierto es que la diferencia la marcan los presupuestos.

Tener mejores plantillas, disponer de la posibilidad de tener jugadores que marquen la diferencia y evitar que esto se eternice en el tiempo, es la meta que deben perseguir los demás equipos de La Liga.

Y queda bastante claro ayer que a nuestro equipo le falta ese complemento que nos haga subir, de una maldita vez, ese escalón que se nos atraganta.

Como quedó bastante claro también que al cuadro de Monchi le falta un delantero que sea capaz de sacarle rendimiento al dominio que ejerce con su juego. Que culmine tanto y tanto dominio en provecho.

Desgraciadamente en el fútbol no gana el que más dominio tiene del balón, sino aquel que es capaz de convertir en gol sus oportunidades.

El que gana el partido es el que mete más goles y no el que más domina. Esta perogrullada parece que no se han entendido bien por muchos entrenadores. El objetivo debe ser marcar goles, no mantener el dominio del balón.

Y el Sevilla, con los tres grandes, anda bastante escaso de ese elemento.

No me gustó para nada el juego del At. Madrid. No ofreció nada más, y posiblemente nada menos, que un equipo que cierra su puerta con cinco defensas, a los que se une la generosa ayuda de los centrocampistas.

El Atleti deja muy pocos espacios para perforar su meta. Y su entrenador, el inteligentísimo Simeone, sabe que dejando su portería a cero, tiene muchas posibilidades de sacarle el rendimiento que espera, cuando es capaz, como ayer, de llegar tres veces y marcar dos goles.

Que su fútbol aburre a las ovejas, pues vale. Pero cuando uno echa la mirada a la clasificación el que está de líder es su equipo y debe lucir una sonrisa socarrona. Ustedes critiquen que yo estoy donde estoy. Y ahí queda eso.

Así que a Monchi le queda por dar el último brochazo al magnífico cuadro que tenemos hoy. De su sapiencia y del trabajo arduo de sus colaboradores depende que, en un futuro próximo, el cuadro se termine con uno o dos jugadores que conviertan nuestra ilusión en realidad.

Y sobre todo, que seamos capaces, a pesar del hándicap enorme que supone la diferencia de ingresos, de poder dar ese salto que nos sitúe en ese escalón que tanto deseamos y podamos luchar, de verdad, por pelearle La Liga a los poderosos de siempre.

PEDRO GONZÁLEZ 27/11/2020

Punto de inflexión

El Próximo día 4 de Diciembre va a celebrarse una Junta General Ordinaria, que de Ordinaria creo que va a tener poco.

El órdago realizado por José María del Nido solicitando una Junta General Universal Extraordinaria de Accionistas para remover el Consejo, a pesar de tener firmados acuerdos a largo plazo con el resto de los grandes accionistas, ha quedado momentáneamente parado por sentencia del Juez que dirimió la reclamación de los demás accionistas del Club para hacer valer los acuerdos firmados.

En ese sentido, Del Nido tendrá que votar lo mismo que voten los accionistas mayoritarios, por lo que la pretensión del expresidente de destituir el Consejo ha quedado en agua de borrajas.

Por tanto, parada la maniobra, los mayoritarios han conformado un nuevo Orden del Día, donde los puntos Sétimo y Octavo, deben ser los protagonistas de esa tarde-noche.

Está claro que el punto Séptimo, novedoso que sea tan explícito y que se vaya a dar cuenta de los gastos abonados por la Sociedad a los consejeros, tiene que ver, sin duda, con uno de los puntos que José María del Nido puso en su petición de Junta General Extraordinaria. De esta forma el Consejo lo incluye en el Orden del Día para que no sea interpelado a priori, dando información sobre un tema tan delicado y espinoso como son los cobros de los Consejeros sevillistas.

Las reivindicaciones de Del Nido para firmar el acuerdo, conllevaba exigencias económicas de altura.

Si los sueldos acordados para pagar anualmente a los consejeros por diversas partidas, se confirman que son ciertos, de 600.000,00 para el Presidente y de 500.000,00 para el Vicepresidente, amén de otros sueldos de 30.000,00  euros para los demás consejeros, estamos ante un acontecimiento de calado, por la importancia de la subida y por la distribución de cantidades, en mi opinión totalmente desorbitadas, y no coherente con la responsabilidad de los cargos.

La información de los emolumentos que perciben los consejeros ha sido tratada, como casi siempre, de forma general y poco pormenorizada y es un gesto que se debe agradecer al Consejo, pero advirtiendo que esto no debe ser una cosa extraordinaria, sino que, en pos de la transparencia que debe perseguir el Club en este sentido, se debe hacer de manera escrupulosa y rutinaria.

No debemos olvidar, para que ocultarlo, que el que los consejeros cobren, sigue doliendo sobremanera en la familia sevillista, anclada en sus sentimientos y reacia a que los que dirigen el Club cobren por hacerlo. Sólo una información reveladora, puntillosa y detallada del Consejo en la Junta podrá apaciguar el malestar general del sevillismo de que en una grandísima mayoría no acepta la percepción de honorarios por parte de los consejeros.

Sobre el Punto Octavo, sobre la Modificación del Artículo 18º de los estatutos sociales, en lo relativo a la mayoría exigida para la adopción de los acuerdos de la Junta General de Accionistas, habrá que esperar a que porcentaje quiere llegar el Consejo para lograr esa mayoría reforzada en los acuerdos futuros de la Junta General.

Hasta ahora, las decisiones que no requieran de la mayoría absoluta, 50+1 de los votos emitidos, se toman por mayoría simple – mayoría de votos a favor sobre los votos en contra –, pero habrá que ver si el porcentaje de la mayoría reforzada se acerca a las peticiones de Accionistas Unidos, que ha solicitado en repetidas ocasiones, que sea del 75 % de votos a favor de cualquier propuesta que lleve aparejada una decisión sobre la venta del Club, el estadio o la ciudad deportiva o de cualquier cambio de profundo en los estatutos o cuestiones de vital importancia para el Club.

Esta propuesta solicitada al Consejo por el grupo de Carrión, e incluida e en el punto 8º del Orden del día, se acerca a los postulados  de Accionistas Unidos, para salvaguardar los elementos irrenunciables de la Asociación y blindar con mayoría reforzada Estadio, Ciudad Deportiva, Escudo, etc. será un logro que debe alejar a los especuladores del intento de asalto como el que ha pretendido hacer José María del Nido Benavente y el Grupo 777 Partners.

A estos habrá que escucharlos. Ver si son capaces de presentar ante el senado sevillista la propuesta que querían hacer al Sevillismo, si su pretensión de Junta General de Accionistas se hubiera llevado a cabo y si lo hubieran ganado, que ese es otro cantar.

Sobre todo habrá que esperar a ver qué nos dice José María del Nido Benavente, de cuál eran sus pretensiones, amén de gobernar el Club. Cuáles eran los cambios a todos los niveles. Cuál era su programa de gobierno. Qué era, en definitiva, los que nos venían a ofrecer, que fuera mejor que lo que teníamos en el momento de hacer su nueva irrupción. Equipo en Champions y ganador, por sexta vez, la Euroliga. (Por cierto, el doble de las que ganó).

Y por último, rogarle encarecidamente, que dé su versión sobre las gravísimas acusaciones del Sr. Bayram Tutumlu. Que nos diga qué hay de cierto en ello y si se va a querellar contra este señor, ya que si las acusaciones no se corresponden con la verdad, le está faltando tiempo para tomar cartas en el asunto.

Asunto que tiene al Sevillismo con un deseo expectante, un resquemor latente y con una duda descalificante,  a  la espera de saber quién razón en este show repulsivo y nauseabundo en que se ve envuelto nuestra Sociedad, nuestro Club y nuestro buen nombre por culpa de egos desfasados e intereses presuntamente espurios, fraudulentos y corrompidos.

La Vanguardia
PEDRO GONZÁLEZ 23/06/2020

Una piscina llena de mierda

Una piscina llena de mierda. Así titulé un artículo de opinión, hace años, en la primera fase de Columnas Blancas. Y por lo visto en la pasada jornada, la piscina, lejos de ir depurando sus aguas, sigue aumentado su nivel y amenaza con desbordarse e inundar al resto de la casa, mientras el hedor se […]

PEDRO GONZÁLEZ 29/12/2019

Milagro navideño

En estos entrañables días, llenos de recuerdos, llenos de ausencias y de nostalgia, se suelen emitir por todas las cadenas televisivas, anuncios, programas especiales y películas en consonancia con ésta tan familiares fechas. Eventos todos llenos de alusiones al altruismo, eventos que están dirigidos a tocar nuestras fibras más sensibles, aún más de lo que […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies