Cabecera Columnas Blancas
image

Pedro Fernández García - Columnas Blancas

Valores

Ante la grave crisis sanitaria que padecemos en España y la humanidad, nuestro club, enmarcado en ese carácter de grandeza y de buen hacer institucional y deportivo, ha tenido a bien emitir unas videollamadas de jugadores de la primera plantilla con aficionados enfermos por las consecuencias de esta terrible virus y a veteranos jugadores para interesarse por su estado de salud.

Hace unos días fue Jesús Navas el que llamó al mítico Marcelo Campanal. Casi al final de la conversación Marcelo le daba la enhorabuena a Jesús por la momentánea tercera plaza de la clasificación y le instaba a seguir peleando por puestos más altos y a tocar nuevamente plata….

A aquellos sevillistas más jóvenes que a Marcelo Campanal lo conozcan de referencias de sus padres o abuelos les comento que – yo tampoco lo vi- estuvo jugando en el Sevilla en 1948 hasta 1966 y fue una portento físico de la época. Según los que lo vieron jugar era expeditivo en las entradas, veloz, sin rehuir ninguna entrada y saltos en los que sacaba medio cuerpo a sus rivales. Con 20 años debuta en la selección española siendo capitán a los 23 años, codeándose en lances de juego a jugadores de la talla de Kubala y Di Stefano y ganándoles la batalla en muchos de ellos. En un descanso de un Trofeo Carranza, el entonces presidente del Madrid, Santiago Bernabéu, dijo que si salía Campanal en el segundo tiempo el Madrid se retiraba…y en Oporto, por defender a su compañero de equipo Romero de una agresión se enzarzó el solo con el banderín de corner contra varios jugadores rivales y acabó en la cárcel portuguesa por defender a un amigo….

Rechazó varias ofertas de clubs grandes por quedarse en el Sevilla hasta el punto de que el entonces Presidente, Ramón Sánchez-Pizjuán lo consideraba “ patrimonio del club “ .

Fue uno de los prototipos de jugadores de deporte profesional cuidando su físico como pocos lo hacían entonces.

A sus 88 años , Campeón de España de atletas veteranos por 111 veces, sigue entrenando diariamente para mantenerse en forma.

El carácter de autoexigencia y ambición que tiene el Sevilla de 2020 se deben reflejar en el carácter de este bravo jugador de los 50 y extrapolarse en la ambición desmedida que tanto nuestro veterano jugador como nuestra institución llevan a gala.

Tengo la suerte de que mi padre, Juan José Fernández Suárez, fue íntimo amigo de Marcelo Campanal cuando éste llega a Sevilla.

Yo nací en 1966 justo cuando Marcelo se marchó del Sevilla pero el run run de esa gran amistad estaba en casa casi a diario…

Mi padre falleció en 2001 y hacia el 2005, preparando los actos conmemorativos del Centenario  , en cuyo Comité estaba entre y junto con otras plumas de este espacio, al encontrarme de frente a Campanal en la planta noble del Estadio  le cayeron varias lágrimas y nos fundimos en un gran abrazo donde estábamos los tres….

Ante la situación actual que se nos plantea por esta pandemia y con tantas horas de confinamiento que estamos pasando en nuestros domicilios creo que es interesante reflexionemos en la conjugación de valores que debemos recuperar  y recordar que coexisten tanto en el club como en el veterano jugador como el trabajo, la tenacidad, la disciplina, fidelidad, la solidaridad, la pelea brava pero con dignidad, el saber levantarse tras las duras caídas como la actual, el humanismo, la sensibilidad y el permanente nivel de exigencia para volver a tocar plata… ¿No Marcelo?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies