Cabecera Columnas Blancas
image
MIGUEL CANALES 25/08/2021

Thomas Delaney: La multifunción danesa para el medio campo

Se ha convertido en el culebrón del verano 2021, el de un fichaje en el que cada día había más tiras y aflojas que en el anterior. Pero el Sevilla ha insistido en su fichaje hasta que ha conseguido cerrarlo. En otros casos la situación se ha roto y buscado otras alternativas, mientras que con Thomas Delaney la insistencia ha sido la que ha terminado cerrando su contratación. Eso ya habla por si mismo de la confianza y expectativa que tenía la dirección deportiva en su contratación y en el rendimiento y alternativas que puede ofrecer el mediocampista danés al Sevilla

Y es que encontrar un futbolista de mediocampo que domine tantas características en esa zona del campo, con la experiencia y recorrido de Thomas y la calidad que tiene a ese precio es para insistir y terminar cerrándolo por agotamiento de la negociación. Delaney, igual que otros jugadores que han llegado al Sevilla, parecía haber terminado su ciclo en su anterior club. Al menos el de ser un jugador de referencia dentro de la plantilla aurinegra, donde ya era un jugador de rotación y no capital como fue en temporadas anteriores.

A Sevilla llega un jugador de un equipo puntero de Europa, con más de 60 partidos internacionales con su selección e igual número en competiciones europeas de clubes, con motivación para ser importante en el sur de España y cualidades más que demostradas a lo largo de su carrera para hacerlo. Se trata de esos fichajes que en la capital andaluza se demandan como de Clase A o de nivel Champions. Ahora es el momento de que Thomas se adapte a una liga que le puede venir mejor que la alemana, de menor ritmo, y a un equipo menos vertical y agresivo con balón que el suyo de procedencia. Un Sevilla más aglutinador de posesión y velocidad de ataque menos alta que le pueden venir de fábula para seguir rindiendo a muy alto nivel con menos exigencia física y más técnica.

De Delaney podemos decir que es un mediocampista en toda la expresión de la palabra. Y además de bastante buen nivel. Puede jugar de 6, de 8 y quizás hasta de 10. Aunque sobre esto tengo más dudas porque las posiciones intermedias no son su mayor fuerte en el juego. Eso de recibir de espaldas o de orientarse en zonas intermedias rodeado de rivales no son las cuestiones que más destaquen en él.

Su brillo aumenta con el recorrido, cuanto más radio de acción puede tener más luce. Porque es un jugador que quiere aglutinar participación el juego que va y viene y que se mueve hacía los costados a dar apoyos. Y también luce más cuanto más campo ve y cuanto más recorrido puede hacer. Apoyo y conducción se unen a la distribución para ser un muy buen jugador de confección que, incluso podría ser un box to box, pero al que los años quizás en ese rol le han debilitado. Visión de juego, rango amplio de pases y venir de un equipo y de una selección de juego vertical le pueden dar al Sevilla esa cuestión en mediocampo de la que tanto adolece.

Su dinámica no es solo con balón. Sin balón también luce más cuanto más hay que moverse. Jugador de los que saben defender hacía delante, con factor corrector y que va a los costados y muy bien al corte. Intenso en el 1 vs 1 y con lectura defensiva como demuestra que en Dortmund haya sido utilizado como central. También domina el repliegue y saltar a la presión, la basculación y la cobertura. Si hablábamos que era un muy buen jugador de confección posiblemente ha demostrado en su carrera ser, al menos, igual de bueno en el corte.

La palabra que define el fútbol de Thomas es dinámica. A partir de ahí surge la pregunta dentro del Sevillismo: ¿ Puede actuar como sustituto de Fernando? Y la respuesta es que sí, aunque sea más jugador de doble pivote siendo el más mixto de los dos, el menos posicional y más liberado para organizar y presionar alto. Esa para mi es su posición ideal, lo cual permitiría a Julen formar múltiples combinaciones con él en caso de usar un doble pivote más convencional.

Si miramos al Fernando actual, sobre todo con Jordán, su rol no es el de un menor mediocentro posicional que juega siempre por detrás de balón. Ahí aparece una de las claves de su acople como sustituto del brasileño si se diera la situación. Jordán está tomando muchas veces el rol de último con balón y Fernando el de mediocentro de vuelo y llegada. Delaney tiene my buen golpeo de balón y va bien de cabeza y esa libertad que tiene el 25 sevillista la podría tomar también Thomas. O en el caso de ser el último de mediocampo le podría otorgar al Sevilla más claridad en los primeros pases y un juego interior más vertical. Y como hemos dicho, su lectura de la cobertura, el tackle y movilidad defensiva le permiten corregir desequilibrios. Luego queda ver si puede llegar al nivel de Fernando, pero ¿Cuántos llegan a eso haciendo sus funciones?

Otra cuestión que se preguntará muchos lectores es ¿Cómo que teniendo tantas virtudes sale del Dortmund? Allí su protagonismo ha decaído por la irrupción de Bellingham, jugador excepcional y con un futuro tremendo. Se encuentra em último año de contrato y quiere volver a recuperar el protagonismo que tuvo en Dortmund o en Copenhague donde mandaba en mediocampo. Ahora es un jugador de rotación en Alemania que sube el nivel de competencia en el Sevilla y por el que el Borussia sabía que no iba a sacar nada al no ir a renovar la próxima temporada. Era un fichaje donde todos debían terminar encontrándose para sacar beneficio.

La última cuestión a valorar es ¿Cómo y dónde jugará en el Sevilla? Y eso sólo lo puede contestar Lopetegui. La dirección deportiva le ha dado a Julen un jugador multifuncional en el mediocampo, que le permite seguir siendo agresivo defensivamente y que le debe dar más agresividad ofensiva con sus conducciones, dinámica, verticalidad en la construcción o clarividencia en la salida de balón. Todas ellas virtudes que un equipo con el modelo de juego del Sevilla necesita y de la que adolece en varias ocasiones.

Thomas Delaney tiene cualidades, características y liderazgo-como capitán que ha sido- para ser titular en este Sevilla actual. No ha venido un futbolista de rotación. Y a poco que muestre su nivel y su adaptación sea rápida,- que debería serlo por muchas de las cuestiones que hemos valorado sobre él,-va a ser un jugador que va a gustar en Nervión. Porque hace muchas cosas, muchas bien, aparece en muchos lugares y encima es vistoso de ver y en el trato de balón. El Sevilla ficha en el danés un potencial titular de mucho nivel. Y no lo digo yo, lo dice solo todo el proceso de su fichaje. Tiempo y rendimiento, como siempre mandan, para ver si todo esto se cumple. Bajo mi punto de vista se dan todas las circunstancias para que así sea.

Pd: Es un futbolista que me encanta, por si el lector no se había dado cuenta, jejeje. Y que no esperaba ver nunca en el Sevilla. Así que solo puedo felicitarme porque así haya sido.

EDU SANIÑA 21/08/2021

¡Qué noche la de aquel día!

Hay días que siempre estarán en el recuerdo por un sinfín de motivos. Acostumbrados a que los títulos europeos llegasen a nuestra ciudad por el mes de mayo, el Sevilla FC quiso regalar un título a los suyos entre olas de calor y de COVID. En el año más difícil, el club tiró de ese bendito lema que Javier Labandón supo plasmar en esa oda que tenemos por himno, y le regaló una noche mágica a una afición que aún estando lejos sintió a los suyos muy cerca.

Eindhoven, Glasgow, Turín, Varsovia, Basilea y… COLONIA. La final estaba prevista en Gdansk, pero la maldita pandemia cambió los planes de la UEFA y acabó llevando su fase final a tierras alemanas. El Sevilla, como si de un torneo de selección se tratase, hizo del hotel su fortín y entre PCRs y entrenamientos mostró al mundo que este club es una familia enorme y que los éxitos vienen en parte por esa unión.

El club, que tanto cuida los pequeños detalles, quiso premiar a dos aficionados para estar en Colonia. Ellos, junto a otros trabajadores del club, fueron nuestros representantes en la grada. Aunque el bombo y el megáfono que tanto echamos de menos estaban en el banquillo. Los Oliver, Sergi, Vaçlik, Escudero y un nutrido grupo de canteranos decidieron que había que ganar por lo civil o por lo criminal. Raro era el partido en el que no nos dejaban una imagen para el recuerdo desde un banquillo que estaba mucho más cerca de parecerse al corazón de Gol Norte que a un grupo de profesionales. Y cómo nos gusta eso en casa.

El partido no fue apto para cardíacos. Diego Carlos pasó de villano a héroe en cuestión de minutos, Luuk espantó los fantasmas y decidió apuntarse con letras de oro en el libro de historia del club, Éver dejó un último baile que debería estar expuesto en todos los museos del mundo y todos los sevillistas nos vimos identificados en las lágrimas de Jesús Navas poco antes de recoger una Copa que elevó al cielo para que aquellos que por la pandemia no pudieron verla pudiesen tenerla más cerca. ¿Alguien no se alegró de ver al chaval de Los Palacios levantar la UEFA Europa League?

De las lágrimas se pasó a la euforia con vídeos y momentos que quedarán para siempre en las páginas doradas de nuestra historia. El vestuario volvió a ser el protagonista junto a unos trabajadores que nos pusieron los dientes largos celebrando ‘in situ’ la maravillosa gesta. El Sevilla es una familia y una vez más, esta vez en las buenas, se volvió a demostrar entre cánticos y botellines fresquitos.

Las playas y una Sevilla que en agosto suele estar en ‘stand by’ se llenaron de alegría en el que quizá fue el año más lúgubre de nuestras vidas. Los abrazos, los besos y las miradas al cielo fueron una vez más la tónica habitual. Porque lejos, muy lejos, un grupo de amigos habían vuelto a traer la gloria a orillas del río Guadalquivir. Qué noche la de aquel día.

RAFA VELASCO 21/08/2021

Silencio blanquirrojo

Era una noche calurosa de agosto en Sevilla, con miradas ilusionadas que entraban en el Ramón Sánchez-Pizjuán como si fuera el mismísimo paraíso.

La larga espera, por las circunstancias vividas, convertían el momento en irrepetible y todo se llenaba de magia en las gradas del estadio, que poco a poco se dibujaba de rojo y blanco.

Aunque las limitaciones legislativas encorsetaban a la afición en el reencuentro con su equipo del alma, nada ni nadie pudo con la fuerza de los sevillistas, que cantaron el Himno del Centenario como si no hubiera un mañana.

Pero en este marco de euforia y momento para el recuerdo, por la vuelta a nuestro santuario, nadie podía imaginar que íbamos a vivir unos segundos en los que tocamos el cielo de Sevilla.

La fiel infantería sevillista de pie y en posición de respeto aguardaba para cumplir el minuto de silencio en honor a todos los sevillistas que dejaron este año sus asientos para sacar su abono en el “Tercer anillo” y sonó la marcha “Amarguras” con la cadencia del palio que anda siempre de frente por San Juan de la Palma.

Segundos para la posteridad, segundos de rezos con unos sones que nos acercaron a nuestros familiares y amigos, que en nuestras vidas compartieron con nosotros esta pasión que ya va buscando su 132 cumpleaños.

Mientras sonaba la marcha se vieron lágrimas y se recordaron abrazos de gol en una solemne chicotá, en la que los sentimos con nosotros, en el asiento de al lado.

Se llenó el estadio del Sevillismo más puro y por unos segundos pareció que cambiábamos nuestras posiciones, nosotros estuvimos en el cielo y ellos en nuestros asientos, para llenarlos de energía positiva y darle la bendición a la nueva temporada.

Sublime e inolvidable momento de Sevillanía, por el que quiero felicitar a la persona que tuvo tan brillante idea y al club por llevarla a cabo.

Y desde aquí pediría, si los aficionados lo creen conveniente, que desde ahora los minutos de silencio en el estadio siempre se hagan con los sones de la marcha de Manuel Font de Anta, himno de la Semana Santa de nuestra ciudad.

Sería una inmejorable forma de eternizar este momento, porque nunca un minuto de silencio fue tan eterno.

MIGUEL CANALES 16/08/2021

Ludwing Augustinsson: Funcionalidad Nórdica

No todos los productos son universales. Esto es, no se valoran, utilizan y venden en todos los mercados. Esto ocurre por las circunstancias especiales de cada región, por la idiosincrasia de sus habitantes, por no tener funcionalidad en determinadas zonas o por simplemente gustos. Esto no tiene que significar que sean malos productos, solo que […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies