Cabecera Columnas Blancas
image
PACO ESCARTI 26/04/2021

Fútbol es cultura

A finales de enero, Sevilla perdía a uno de sus hijos, víctima, una más, de las secuelas del Covid: Manuel Salinas Milá.

Pintor sevillano, referente del arte abstracto y considerado como uno de los mejores de España en este estilo.

Salinas fue un artista autodidacta. Hijo de Manuel Salinas Benjumea, sevillano también, pero a diferencia de lo que muchos medios de comunicación se empeñan en mantener de forma errónea, no era pintor, sino agricultor.

Tuvo una trayectoria muy vinculada a la ciudad aunque sus obras viajaron por todo el mundo realizando más de 80 exposiciones internacionales. Medalla de oro de la ciudad de Sevilla y miembro de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla.

En 2012 realizó el paño de la Verónica para la Hermandad del Valle, su primera obra re-lacionada con el mundo de las cofradías.

Sería interminable seguir hablando de su biografía.

El sábado 13 de febrero de este año, solo dos semanas después de esta triste pérdida, recibíamos a la S.D. Huesca en partido de liga. ¿Y qué tiene todo esto que ver, os preguntaréis, con el pintor?

Pues más de lo que a simple vista pueda parecer. El fútbol y la cultura, el deporte y el Arte, no están condenados a llevar vidas paralelas y para eso están, entre otros, la S.D. Huesca, al igual que en innumerables ocasiones lo ha hecho el Sevilla F.C. Estar al lado del arte y en este caso del prestigioso artista sevillano.

Saltan al campo, como no podía ser de otra forma, con su indumentaria habitual, azul y grana pero con una característica que la hacía diferente, especial, única e irrepetible y era el brazalete de su capitán. El que representa al equipo, al club y a la ciudad.

Y en ese brazalete se aprecia el escudo del club sobre una imagen que representa uno de los cuadros de Manuel Salinas. Cuadro, que como el resto de su obra, no tiene título y no porque lo desconozca o lo olvidara, sencillamente porque el autor no titulaba ninguna de sus creaciones. Algo peculiar y característico de Manuel, que explicaba en alguna ocasión que pintaba para él y por tanto, no quería influir en la opinión de nadie que viera uno de sus cuadros.

Volviendo al fútbol. Qué detalle tan sencillo y qué gesto tan grande.

Detalle que desgraciadamente pasa desapercibido porque la prensa deportiva anda más preocupada, como siempre, de lo que ocurre por otros lares, en Villas y Condados y sigue despreocupada y poniéndose de espaldas ante hechos como este que por sí solos debe-rían ocupar portadas y cabeceras de programas deportivos.

Este equipo aragonés, modesto y humilde, está realizando un trabajo descomunal en el silencio de los clubes que no son mediáticos, con una afición entregada, unas estructuras consolidadas y, por lo que se aprecia, una directiva señorial.

Pues este club lleva toda la temporada realizando este gesto allí por donde va. Cada vez que visitan una ciudad, llevan el brazalete con alguna referencia a la ciudad que visitan.

Noble gesto deportivo, de amistad y de buenas intenciones.

En esta ocasión, al visitar Sevilla, pudiendo haber hecho miles de alegorías a una ciudad que tiene motivos de sobra para que se acuerden de ella y la homenajeen, este ejemplo de club señor, recuerda a nuestro querido Manuel Salinas y rinde con ello homenaje a su persona, a su familia, a sus amigos, a su obra y a la ciudad que lo vio nacer, crecer y morir.

Me permito transcribir un extracto de la página FAN CLUB SD HUESCA en el que explicaban el por qué de este brazalete en este partido, brazalete que salió elegido por delante de otro también confeccionado para esta fecha que hacía referencia al mosaico que la ciudad de Huesca tiene en la Plaza de España de Sevilla.

El sábado 13 de febrero a las 16:30h, la SD Huesca se enfrentará al Sevilla CF en la jornada 23 de La Liga Santander.

En este encuentro con el Sevilla CF, nuestro capitán portará este brazalete como homenaje y gesto de respeto a nuestro rival:

A los sevillanos les resultará familiar la trama utilizada en el diseño de este brazalete, pero para nuestros lectores quizá sea más difícil reconocer estas pinceladas tan coloridas y el importante artista que se esconde tras ellas.

Nuestro homenaje en esta jornada 23 va dedicado a Manuel Salinas, fallecido el pasado 30 de abril de 2020, víctima del coronavirus. Fue uno de los referentes de la pintura abstracta en España, con un carácter independiente muy marcado. Estudioso del color, con gran ritmo y luminosidad en sus obras, Manuel era un gran amante de su ciudad, Sevilla, y de Andalucía. Vecino del barrio de San Lorenzo de Sevilla, el cual es patrón de la ciudad de Huesca y un motivo más para acordarnos de él en este partido.

Por mi parte nada más que aportar a las palabras de estos gentiles maños que desde tan lejos han sabido definir tan bien algo tan nuestro.

Desde mi punto de vista esto es algo tremendamente emotivo y que califica a un club, a una afición y a una ciudad. Es algo muy grande que no debería caer en el olvido y no lo hará mientras existan como yo, aficionados al fútbol y al arte, al deporte y a la cultura, a las personas y a la unión entre pueblos y fundamentalmente a Sevilla y a sus hijos.

Mi más humilde pero sincero homenaje a Manuel, mi abrazo a su familia y amigos, mi gratitud a Diego Carrasco, su fiel amigo, por sus palabras, sus anécdotas y sus inmejorables charlas en “Er Var”, y mi más sincera y entrañable enhorabuena a la S.D. Huesca por su noble gesto.

En Sevilla entendemos perfectamente esta forma de hacer las cosas.

Quién sabe, quizás dentro de poco veamos el taconazo de “El Mudo” en un museo.

La superliga

¡Que no se ha entendido! ¡Que hay que explicarlo mejor! ¿Qué es lo que hay que explicar? ¡Si está clarísimo! Coherencia, ir con la verdad por delante y tener la valentía de no menospreciar a los demás intentándolos confundir con argumentos que solo tienen una explicación: la rebelión de los muy ricos.

Tercera vez que el grupito de marras asoma la patita. Para no repetirme y aburrir al personal, el  24-1-21 en este mismo foro ya di mi opinión (“Los que mean colonia”) sobre la Superliga. Su gurú máximo tiene la osadía de decir que va en beneficio de todos, que con este proyecto el dinero se derrama de arriba abajo, desde los clubs importantes a los menos importantes. Traducido, más dinero para ellos, y llevarse fácil a cualquier chaval que despunte entre los que estén fuera de tan selecto club, y encima, gracias. O sea, lo que han hecho siempre.

Arcadas daba ver al ideólogo explayarse en un espacio de TV más próximo a la televisión-basura que al deporte y ante una claque (dos de sus colaboradores con el babero puesto), afín a la causa con todo orientado a vender la burra. El fútbol tal como lo entienden ellos, los demás no cuentan.

¿Que el fútbol está perdiendo interés? Puede que sea porque mucha gente está cansada de ver triunfar siempre a los mismos. Que en una final de Copa de España el FCB apabulle año tras año al otro finalista usándolo como “sparring” para el lucimiento mediático de una de sus estrellas llega a cansar. Que en nuestro actual CNL  hace dos semanas el 3º clasificado le haga seis goles al 5º en su casa es síntoma de que algo falla.

 ¿Que la prueba del citado desinterés lo demuestran  las redes sociales? Que echen un vistazo a ver qué dicen las RRSS desde el lunes. ¿Que el fútbol se muere? Será “su fútbol”. Si no necesitan al resto, que se vayan, que jueguen solos y que intenten llenar sus macro-estadios viendo a sus doce hasta la saciedad, siempre les quedará el paquete turístico de sus globales “fans”.

Fútbol-negocio o fútbol-sentimiento, fútbol como espectáculo global o de aficiones, fútbol para “abrazateles”  (orientales, de butacón y de barra de bar) o fútbol para abonados a los clubs de sus ciudades con los valores y la representatividad que eso conlleva. Eso es lo que se dirime.

Como sevillista, me alegro de la postura tomada por el Consejo en sintonía con el sentir de la afición. En Sevilla, entendemos el fútbol tal y como se hace en el Reino Unido, patrimonio de sus abonados y simpatizantes, representa valores locales, es una forma de sentir la ciudad. La insinuación de que la reacción de la UEFA y la FIFA es un ataque al fútbol español, no cuela ya. No sé si las tres entidades implicadas serán o no las más importantes en España, pero me niego a aceptar que representan en exclusividad al fútbol nacional. Y esa es la base de su argumento, están convencidos de que los demás sobrevivimos gracias a ellos.

El SFC gracias a su modelo de gestión, no se ha embarcado en un super-estadio, no puede retener a sus figuras, no ha fichado en el verano de 2020 por centenares de millones de euros a un futbolista que no juega, no aspira a traer a los que están de moda en el continente o quitarles como sea las estrellas del CNL, y la pandemia nos ha azotado por igual.

Cínicamente, con su meliflua voz, desde el púlpito del espacio de TV colaboracionista con la causa, ante unos contertulios entregados, dos de ellos babosos donde los haya, el “pontifex maximus” valedor del engendro, iba desgranando sus argumentos como un encantador de serpientes. Transparencia, meritocracia, profesionalidad arbitral, monopolios, pérdidas astronómicas, fueron cuestiones argumentadas por el interpelado que quienes la oíamos nos quedábamos asombrados. ¿Cómo tiene el rostro impenetrable de referirse a estos temas? ¿Que un club modesto de la LFP gana dinero a costa de ellos? Habría que tener una boca “emprestá” para contestarle. ¿Partidos largos que aburren? Cuando Sergio Ramos en el Lerkendal  de Trondheim marcó un gol forzando la prórroga y arrebatando en ella un título que el SFC  tenía ganado no le oí quejarse de lo largo del partido, e igual en situación parecida en el Estadio da Luz lisboeta contra su “eterno rival” en una final “champions”.

El premio gordo llegó cuando aclaró que el dueño de un diario deportivo que es habitual vocero de su club, lo era al mismo tiempo del rival urbano de uno de los 12 “apóstoles” confabulados en esta conjura, como insinuando que por eso se manifestaba contra su “Superliga”.

Esta vez, el grupo elitista se ha encontrado con un enemigo insospechado, peor que UEFA y FIFA, “el presidente de Inglaterra” ,como el santón adalid de la Superliga lo denominó no sé si por desconocimiento o por otra razón, y las aficiones de los clubs ingleses implicados en la intentona golpista contra el fútbol. Pero tampoco nos engañemos, el primer ministro del Reino Unido, su denominación correcta, lo único que ha hecho es salvar una competición, la “Premier”, que los ingleses consideran superior a cualquier torneo continental: “How”¿Cómo? ¿Seis clubs ingleses, en pleno “Brexit”, asociados a otros seis continentales, tres de ellos españoles, para salvarles el culo y poniendo en riesgo la calidad de su liga? ¡”Nor in the worst of my nigthmares”! No es muy político ir contra los ”supporters”.

“Fractura en el fútbol”, rezaba un titular de otra de las terminales mediáticas del club que preside el gran y auto-nombrado a sí mismo “salvador del fútbol”. Es posible, pero en España, solo tres se han posicionado a favor de ésta “Superliga” exclusiva. Que en nuestro país las aficiones se dividen entre quienes apuestan a espectáculo de caballo ganador y quienes apoyan a los clubs representativos de sus ciudades, pues sí. El SFC, ha elegido el 2º grupo, el del fútbol-sentimiento, el de los que prefieren sufrir frente a quienes prefieren la avaricia de ganar siempre, el del club anclado en su barrio y que forma parte entrañable de la ciudad que le vio nacer pero no excluyente. Valores no reñidos con la ambición de ganar títulos y de ser respetados, pero sus aficionados apreciamos más los éxitos cuando se producen a intervalos de tiempo. Los sevillistas creemos más en ciclos de equipos durante varios años y en competiciones abiertas en las que cada año cinco o seis entidades pugnen por el título de liga.

Y estos emboscados muñidores en la sombra de esta bazofia de competición ¿Se atreven a hablar de monopolios UEFA, de demagogias y no sé cuántas más zarandajas? Elitismo puro y duro, eso sí, pero su “creador” quiere que sea un elitismo simpático. Por el momento, el tiro por la culata, pero cuidado, esto no ha hecho más que empezar.

El que no lo siente, no lo comprende, Florentino

Pregunto: ¿Hace falta perder más tiempo? Ni nos va ni nos viene. Y si tenían dudas, ahí está la bofetada de realidad (amigos fundadores). El Sevilla FC lo dejó claro: “Este enfoque es manifiestamente contrario a nuestro ADN de nunca rendirse y de ponerse retos cada vez más ambiciosos, con la idea de superarlos día a día en el terreno de juego”. El Sevilla FC y la meritocracia van de la mano, no se entiende una sin la otra (como para colárselo a esta entidad). La evolución de los últimos años ha marcado un giro radical en el club ganado a base de sacrificio en todas las parcelas. ¿Quieren empeñarse en quitarnos el mérito de todo lo que hemos conseguido en los últimos años? Sigan intentándolo, no lo conseguirán (o si no, pregunten a cualquier aficionado que celebró el tanto de Podestá desde su asiento del Ramón Sánchez Pizjuán). Si a ello le unes la misma dirección que toma el aficionado sevillista, Florentino, permítame decirte, no sigas campeón. Yo se lo digo sin agresividad, con algo de ironía eso sí (lo de campeón, porque ha fracasado). Parece que le ha dolido lo que le ha dicho Ceferin (presidente de la UEFA). El mismo del Yosé y el abrazo.

¿Hace falta mandarle por fax al despacho del presidente del Real Madrid y al de los demás clubes fundadores el código ético donde se fundamentan los valores del Sevilla FC? Creo que no, ¿para qué?. Rechazo total, rotundamente no a una Superliga creada únicamente para el beneficio económico de “clubes grandes” (“un torneo basado exclusivamente en parámetros económicos” parafraseando al comunicado del Sevilla FC), por mucho que quiera negarlo el Sr Florentino Pérez. Pero no están todos, el Sevilla FC es más grande que muchos de los que estaban ahí. Y no creyó conveniente en subirse al barco para luego bajarse a las horas. Orgullo y dignidad lo primero, y pensando siempre en el alma de este club, el que quiere al escudo como a su padre o su madre.

Dejen que sigamos soñando con las competiciones que tenemos por delante cada temporada, que no son pocas. Cada vez nos estamos permitiendo más, por trabajo y méritos propios y no tanto por dinero, el lujo de estar en una nube, cada temporada, con la plata en el horizonte, sea lo que sea, luchando cada partido como si fuera el último. Y ahora resulta que vienen unos pocos a “salvar el fútbol”. No saben lo que significa. Váyanse de aquí, señorías. Dejen que disfrutemos viajando a campos pequeños (en Escobedo me lo pasé como un niño al que le regalan la camiseta de su equipo), que eso sí es fútbol, el de verdad. El Consejo de Administración del Sevilla FC volvió a estar a la altura de un club señor, elegante y que no pierde la dignidad por unos pocos que pretenden hacerse más ricos, incluso los hay quienes quieren paliar las pérdidas, gestiones alicaídas, deudas millonarias. Déjenlo ya, hagan caso al aficionado del fútbol.

Queremos seguir escuchando la composición de Tony Britten (el himno de la Champions, para los amigos) con el palmeo de la afición sevillista. Sí, y queremos hacerlo ante clubes que nos duplican, triplican o cuadruplican en presupuesto. Darles una lección de que también podemos enfrentarnos a ellos. Queremos seguir sudando sangre, claro que sí. Antes se debe pasar la fase de grupos, y por mucho que Florentino infravalore la competición hasta cuartos, pregúntele al aficionado sevillista qué siente jugando ante el Krasnodar, Maccabi o Salzburgo, por decir algo. Se les va la vida en ello, porque aman el fútbol de verdad, aman el Sevilla FC, y no necesitamos dos partidos contra la Juventus o Manchester United cada dos semanas. Nos conformamos con la Roma o el Wolves. El que nunca lo ha vivido, ¿qué va a decir?. En esa tesitura se mantienen los aficionados de Madrid o Barcelona, los ingleses pueden salvarse, allí lo viven de otra manera. Pero ¿Nervión?, ¡por favor! Las noches grandes que nos ha dado y seguirá dando. Lo que pasa que el que no lo siente, no lo comprende. Y fíjate si vivo lejos y lo poco que lo he sentido (desgraciadamente), que escucho el latido de cada corazón sevillista y la emoción de cada partido a mil kilómetros. Game over Florentino, venga con otra cosa, que esto no se lo come nadie.

(He leído por Twitter lo que sería un Sevilla-Real Madrid este próximo domingo con 45.000 almas y aficionados de verdad, ni me lo imagino…)

PEDRO GONZÁLEZ 23/04/2021

El fútbol de los ricos

El invento de D. Florentino ha durado menos que un caramelo en la puerta de un colegio. La declaración unilateral de la creación de una Superliga, ajena a FIFA y UEFA, formado por doce clubes europeos de sólo tres países y financiada por grandes multinacionales con una oferta mareante en lo económico, donde R. Madrid […]

MAMEN GIL 22/04/2021

El Sevilla FC y la crisis de la Superliga

El anuncio de la creación de la Superliga ha puesto patas arriba al fútbol europeo y ha abierto una crisis que no sabemos si algún día se podrá cerrar del todo. Un anuncio que supone cambios importantes en el desarrollo de las competiciones y que está provocando ya una gran inestabilidad en diversos ámbitos deportivos […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies