Cabecera Columnas Blancas
image
ENRIQUE BALLESTEROS 07/04/2020

Los datos más cofrades

En esta época que nos ha tocado vivir confinados más lejos de la división que de la unión y echando de menos la rutina frenética diaria de partidos, la mayoría de la comunidad sevillana a buen seguro se estarán acordando del incienso, la tradición, las procesiones, el recogimiento y el sentimiento de devoción, cariño, amor o sentimiento inexplicable que le invade en Semana Santa…. Y que a mí como madrileño, desde la distancia, siempre se me ha hecho tan desconocido como extraño. Es por ello por lo que, desde mi punto de vista frío, el de los datos deportivos, me he detenido en saber qué pasó en los partidos que ha disputado el Sevilla en su casa en este periodo tan caliente, tan emotivo para el sevillista.

Lejos del respeto al descanso en fechas navideñas, la Semana Santa suelen ser unos días para que los aficionados al fútbol disfruten de su deporte favorito en época donde contrastan las vacaciones y la festividad con el estremecimiento y la emoción. Tanto es así que, desde la Guerra Civil española, solo en 1950 fue el único año donde no se disputó ningún partido de competición de élite en España en Semana Santa. Han pasado siete décadas desde entonces.

De hecho, en trece de las catorce primeras ediciones de la Copa del Rey se aprovechaba la Semana Santa para disputar sus partidos más decisivos y dilucidar quienes serían los primeros campeones de nuestra historia balompédica. Quitando la Copa de la Coronación de 1902 (la competición inaugural), este procedimiento fue rutina hasta 1913.

El símbolo de la Semana Santa en España, incluso en el mundo (junto con Roma), es Sevilla donde se mezclan tradición y fútbol. El Sevilla o el Real Betis se introducen en los coloquios de las procesiones. Y las Vírgenes de la Macarena o de Triana en las conversaciones del Sánchez-Pizjuán o el Benito Villamarín. Son diez días, desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección de auténtica pasión. Para los equipos sevillanos es muy importante disputar sus partidos de alta competición ante su público en época cofrade. Su rendimiento a domicilio, en estas fechas, ha bajado ostensiblemente a domicilio. Tanto es así que solo ha habido ocho temporadas de las 81 posibles en las que el Sevilla ha ganado todos sus partidos de Semana Santa (9,9%); por seis de 58 campañas por parte del Real Betis (10,3%).

El Sánchez-Pizjuán se encuentra en Nervión, un barrio aledaño al casco histórico de la ciudad. La procesión que pasa por el estadio es el Cristo de la Sed que tiene su salida y entrada en Miércoles Santo. Nunca el Sevilla ha disputado un partido de fútbol en una competición de élite en casa ese día. Recalco, de élite. Porque me consta de un Sevilla – Hércules, 1-0 con gol de Carlitos, David Vidal en banquillo visitante y arbitraje de Undiano Mallenco, correspondiente a Segunda División en 1998. En la élite, sí que se ha jugado ese día, pero a domicilio, una vez, en 1983, cuando perdió 2-1 en el Santiago Bernabéu en los cuartos de final de Copa de aquel año.

El Sevilla ha ganado 49 de los 71 partidos oficiales que ha disputado en la élite en casa en Semana Santa (12E 10D). De hecho, ha vencido en siete de los ocho últimos (1E) y no pierde desde 2009 cuando lo hizo por 0-1 ante el Getafe con gol de Jaime Gavilán en Domingo de Resurrección. Además, el Sevilla jamás ha perdido un partido de la Copa disputado en su estadio en Semana Santa. Seis victorias y un empate, dejando la portería a cero en cuatro ocasiones, en los siete encuentros celebrados entre 1925 y 1966 (incluyendo un 8-0 al Barcelona en los octavos de final de aquel glorioso 1946). Sin embargo, a domicilio, el conjunto sevillista ha perdido diez de los 14 encuentros de Copa que ha disputado en Semana Santa (2E 2D), siendo su último antecedente el citado 2-1 en el Santiago Bernabéu, dando cuenta la fuerza que pierde cuando juega fuera de Sevilla en estas fechas tan señaladas.

Sin embargo, parece que el partido más especial que se recuerda fue en el día más especial. El Sevilla solo ha disputado un solo partido en Jueves Santo, el día más especial de la Semana Santa en Sevilla. Antes de la “Madrugá”, se impuso al Tottenham Hotspurs por 2-1 en el Sánchez-Pizjuán en la ida de los cuartos de final de la Europa League en 2007, año en el que los hispalenses se proclamarían campeones. Frederick Kanouté y Alexander Kerzhakov le dieron la vuelta al tanto inicial de Robbie Keane.

El peor día del Sevilla para jugar en Semana Santa en su casa es el Sábado Santo donde tan solo ha cosechado el 40% de las victorias, ganando las mismas veces que ha perdido (dos), con tan solo un empate. Las dos derrotas fueron ante equipos madrileños (0-1 en 2002 en partido disputado en La Cartuja, y el 1-2 contra el Atlético de Madrid en 2009 en un encuentro que costó la clasificación para la Champions League en favor del conjunto rojiblanco).

Si entramos en el terreno de las comparaciones odiosas. El Real Betis ha ganado 30 de los 55 encuentros que ha disputado en casa en todas las competiciones de elite, solo el 55% en comparación con el 69% del Sevilla. De hecho, solo ha ganado tres encuentros de elite ante sus aficionados en estas fechas desde unas semifinales de Copa de 1997, que se puede considerar uno de los envites más trascendentales de los verdiblancos disputados en su historia en ese periodo.

Seguimos con las comparaciones. Mientras el Real Betis tiene un mejor porcentaje de victorias en Domingo de Ramos (75%, venciendo 15 compromisos de 20) que el Sevilla (68%) en partidos de todas las competiciones de élite; los sevillistas tienen un mejor registro al respecto en Domingo de Resurrección (71%) que los béticos (45%, con diez triunfos sobre 22 partidos totales).

Y una anédota. El Real Betis ganó su único título de LaLiga en 1935. En aquella Semana Santa, los verdiblancos empataron sus dos partidos (ambos en liga): empató 0-0 en Bilbao contra el Athletic en Domingo de Ramos y terminó 2-2 en Domingo de Resurrección contra el Sevilla en el Patronato Obrero, a pesar de que el Benito Villamarín ya estaba construido.

El derbi en Semana Santa

El Real Betis tenía opciones de haberse proclamado campeón en el derbi liguero contra el Sevilla en el Domingo de Resurrección de 1935 (penúltima jornada de aquella temporada); pero el 2-2 retrasó el alirón verdiblanco, favorecido por la derrota del Real Madrid en Barcelona esa misma jornada y que, a la postre, le daría en el siguiente fin de semana el título a los heliopolitanos.

El bagaje de victorias y derrotas de los derbis sevillanos en la élite en Semana Santa es bastante parejo (tres triunfos para el Sevilla con dos para el Real Betis y tres empates entre ellos). También en los partidos, solo uno de los ochos encuentros de rivalidad disputados en semana cofrade se decidió por más de un gol (el 0-2 del Sevilla en el Benito Villamarín en LaLiga en 2014). Ese 0-2 con doblete de Kevin Gameiro fue el partido justo posterior al único Euroderbi jugado de la historia (los octavos de final de la Europa League y que se decidió por penaltis a favor de los nervionenses). Esa misma temporada acabaría con los sevillistas campeones de la Europa League y el Real Betis en Segunda División.

Ambos equipos se hacen fuertes en casa en los “Gran Derbi” en Semana Santa en competición de elite, todos ellos correspondientes a LaLiga. Si bien el Sevilla no ha perdido como local en estos partidos (2V 1E), el Real Betis solo ha perdido uno de cinco (2V 2E), el citado 0-2 con el único doblete liguero de Kevin Gameiro a domicilio con los sevillistas Ese 0-2 junto al 3-2 de la temporada pasada a favor del Sevilla en el Sánchez Pizjuán, es la mejor racha de victorias de un equipo en un derbi sevillano en la élite en Semana Santa (dos victorias seguidas).

Cinco de los ocho “Gran Derbi” disputados en la elite en Semana Santa han sido en Domingo de Ramos (con dos victorias sevillistas, otras tantas béticas y un empate). Dos jugados en Sábado de Pasión. Y solo uno, el 2-2 de 1935, el primero de todos, en Domingo de Resurrección. Y en cuanto a guarismos destacables de los jugadores, Curro San José y Enrique Montero (ambos del Sevilla) son los futbolistas que han disputado más derbis en la elite en Semana Santa, con tres partidos cada uno (1978, 1981 y 1986). Julio Cardeñosa para el Real Betis en 1978 y Kevin Gameiro para el Sevilla en 2014 son los únicos jugadores que han marcado un doblete en un derbi sevillano en la élite en Semana Santa.

Ambos son, por tanto, los máximos goleadores en este tipo de partidos que, trasladándonos fuera del ámbito hispalense y mientras en Sevilla se debatían entre rendirle rédito o atención al Baratillo o a los Panaderos allá por 2004, tuvieron su noche futbolística más gloriosa en nuestro país en la otra punta de España. En Miércoles Santo, en Riazor vibrarían con la que, hasta ese momento, fue la mayor remontada de la historia de la Copa de Europa/Liga de Campeones, con un Deportivo de La Coruña que le daría la vuelta con un 4-0 al 4-1 encajado en San Siro frente al Milán en el canto del cisne de aquel “Súper Depor”. Una noche así, en Semana Santa, es la que necesita un equipo como el Sevilla, tan identificado con la Semana Santa, para que este periodo cofrade tenga ese punto de inflexión mágico, como lo tuvo el gol de Antonio Puerta ante el Schalke04 en jueves de feria, que abra las puertas de lo misterioso, de lo intrigante, de lo más grande.

Asier Arrate, Rafael Carpacho y Pachy Dopico

Un partido en la memoria de nuestros mayores

Va para los sevillistas más veteranos y por todos los sevillanos de bien, sean del color que sean, especialmente para los más mayores, esos que, en tan aciagos y pandémicos tiempos, están en la mayor franja de riesgo y no se sorprenden de lo que ahora la mayoría  estamos viviendo por 1ª vez.

Oía a mi padre hablar de un hecho acecido muchos años antes y, con sus amigos, rememoraba aquél lejano y único acontecimiento. Lo escuché también de otros familiares y conocidos de mi casa, pero ya se sabe que el fútbol no tiene memoria, es solo presente, y si acaso, algo de futuro, así que pensaba que eran cosas de viejos.

Año 1947, el de la muerte de Manolete, la España de Franco internacionalmente aislada, y lo que era peor, económicamente bloqueada. La población pagaba culpas de un régimen no elegido. La ONU y el bloque del Este no distinguían entre gobernantes y gobernados y a éstos se les hacía sentir las secuelas de un brutal aislamiento. El país conocía las noticias a través del “parte” en radios de válvulas, la propaganda del régimen hacía valer la autarquía y los pocos coches funcionaban con gasógeno. El café con achicoria se endulzaba con caramelos. Es lo que había. En tal situación, solo la Argentina del general Perón dió ayuda.

Sevilla vivía como podía la pesadilla de una postguerra alargada por el bloqueo, eran los años del hambre. En los cines se anunciaba “El Caballero del Oeste” (Palacio Central) con Gary Cooper y Loretta Young y “La dama de la Frontera” (Rialto) de Ch. Lumont con Yvonne de Carlo y Rod Cameron. El invierno de 1946-47 fue uno de los más lluviosos que se recuerda hasta el punto que apenas un mes después del suceso al que la generación anterior a la mía se hacía lenguas, Sevilla sufrió una de las peores inundaciones que se recuerda. Entretanto, Tomás Ruiz Vela hacía el cartel de una Semana Santa que tal impacto emotivo provocó en el padre Ramón Cué (entonces estudiaba en la Hispalense Hª. de América) que escribió su personalísima visión de ella: “Cómo llora Sevilla”, y Antonio Olmedo (Don Fabricio) publicaba su obra “Cien años de toros” dedicado al centenario de la Feria de Abril.

Club Atlético San Lorenzo de Almagro. Gran club argentino, fundado en 1908 en el barrio de Boedo, al sur de Buenos Aires, Héctor H. Scotta, llegó de allí. El astro José Sanfilippo salió de su cantera. Se les conoce como “los cuervos” o “el ciclón”. Hoy, sigue siendo  importante en la Superliga argentina. Con un dilatado historial en toda Sudamérica,  uno de sus abonados e hinchas más ilustres es el Papa Francisco I. Es el club que más simpatizantes tiene de la colonia española en Buenos Aires. Era en 1947 el vigente campeón de su país.

¿Qué relación guarda aquél año, 1947, y nuestra ciudad con el San Lorenzo de Almagro? Fruto de la relación hispano-argentina entre sus jefes, dos militares en el poder, el club bonaerense realizó una gira por España, que incluyó también la nada democrática Portugal de Oliveira Salazar, entre Diciembre de 1946 y Febrero de 1947, siendo el tramo final de la misma Sevilla. La propaganda del régimen hizo lo suyo para realzar la visita de aquél “team” sudamericano que osaba desafiar el bloqueo internacional, pero la realidad es que se llenaron todos los campos que visitaron los azulgranas del Gasómetro, su cancha en Buenos Aires. La visita se vendió  en la época como una especie de Plan Marshall a la argentina.

Mucho se ha escrito  sobre aquella gira que empezó en el Metropolitano de Madrid contra su titular el 23-12-1946 y terminó en Sevilla el 6-2-1947. No es mi objetivo en este escrito analizar su totalidad, pero la visión del fútbol en España cambió tras la visita del club de Boedo. Se dice que fue el primer “tiquitaca” y que los públicos quedaron maravillados por aquél estilo de juego. El fútbol español estaba anclado  en el 2-3-5, inmóvil como la autarquía económica vigente. San Lorenzo tenía un equipazo: Blazina en el arco, como defensas laterales, Basso y Vanzini, centrocampistas Zubieta, Grecco y Colombo, y delanteros, Imbellone, Antuña, De la Mata, Farro, Pontoni, Martino y Silva. Y practicaba ya el 3-2-2-3. En él militaban futbolistas españoles exiliados: García, y los internacionales Lángara y Zubieta, todos en el Ath. Bilbao hasta la guerra e integrantes también de una selección de Euzkadi que no pudo regresar a España en plena gira por América en 1939. Isidro Lángara, había vuelto cuando nos visitó San Lorenzo y jugaba en el Real Oviedo, pero Ángel Zubieta no, así que fue una de las atracciones de la gira.

Futbolísticamente, Sevilla vivía una situación muy dispar. El SFC era el vigente campeón de liga y, presidido por el Marqués de Contadero, defendía su título pero estaba en uno de esos lapsus, especialidad de la casa, que caracterizan a sus plantillas históricamente. Su última victoria había sido en Mestalla casi un mes antes, y el Domingo anterior, jornada 18ª, caía (2-1) derrotado en Oviedo. Mientras, su eterno rival urbano, caía al pozo de la 3ª división. El encuentro contra  San Lorenzo se improvisó en Lisboa (donde habían jugado su 10ª partido de la gira contra un combinado de equipos de la ciudad lusa) ya que no hubo acuerdo para jugar un 2º encuentro  en Barcelona donde ya lo había hecho el día de Año Nuevo.

Llegados a Sevilla hubo visitas guiadas, una recepción en el Ayuntamiento a la que acudieron todas las personalidades civiles y militares de la ciudad, y disfrutaron de una capea costeada por la Federación en la hacienda Pino Montano, presente Pepe Luis Vázquez, entre otros. El partido estaba fijado para el Jueves 6-2-1947 a las 16´00 horas. Se agotó el papel y se cerraron negocios para poder asistir. El suceso fue de tal importancia, que mi padre, que estuvo presente, conservó la entrada como recuerdo. Emociona ver Nervión en un documental de la futbolteca española (Roque Taurisano Nardone) repleto, 30.000 espectadores se calculó, hecho un mar de paraguas mientras bajo las órdenes del trío arbitral dirigido por Álvarez Orriols (de la Fed. Centro) los dos capitanes, Zubieta por San Lorenzo y López por el SFC intercambian banderines en tanto que en las gradas se agitaban pañuelos blancos. No era para menos, iban a jugar los vigentes campeones ligueros de Argentina y España. La persistente lluvia no iba a ser un freno para la afluencia de un público que tampoco tenía muchas opciones de entretenimiento.

Ramón Encinas, alineó a sus mejores titulares con dos préstamos del club argentino para la ocasión: Rodríguez y Aballay. Formó con los siguientes, Bustos, Joaquín , Belmonte, Alconero, Rodríguez y Eguiluz; López, Arza, Aballay, Herrera y Campos (Sustituido por Pedrín en el minuto 16). Por San Lorenzo, Pedro Omar alineó: Blazina, Vanzini, Basso, Zubieta, Grecco y Colombo; Alarcón, Faro, Pontoni, Martino y Silva.

Vinieron para un partido de exhibición pero se encontraron con un Sevilla bravo que no quiso defraudar y lo embarrado del campo hizo el resto. Primero saltó San Lorenzo con las banderas de España y Argentina entrelazadas, y luego, el SFC. Sorteados los campos, el Sevilla comenzó atacando hacia  gol sur, hacia lo que hoy sería la intersección de Luis de Morales con Eduardo Dato. La 1ª parte terminó 2-2 con goles de Arza (2) y Pontoni (2). El 2º tiempo fue aún más espectacular por las alternativas en el “score”, vuelve a marcar Arza a pase de Herrera, Pontoni empata; adelanta Farro a los rioplatenses y nuevamente iguala a 4 Herrera, Aballay adelanta a los sevillistas, y finalmente de penalti, Zubieta, hace las tablas finales a cinco.

Ese fue el suceso que tanto se rememoraba. San Lorenzo regresó a Argentina y su astro vasco, Zubieta, permaneció en él hasta 1952, año en que regresó a España para colgar las botas en el Deportivo de La Coruña.  Como secuela de aquella gira se produjo poco después otra más política, la visita de Eva Duarte de Perón, que también tuvo en Sevilla, mes de Junio, una de sus mejores escalas, pero esa es ya otra historia.

JUANMA DÍAZ 03/04/2020

Diálogo entre sevillistas (II): Desde el confinamiento…

Sevilla, 2 de abril. 13:30 horas.

Suena en el móvil de Antonio el himno del centenario… «Cuentan las lenguas antiguas…» -¿Cuántos sevillistas tienen esta melodía como tono de su móvil? Muchos, ¿verdad?-. Antonio mira la pantalla y ve que es Miguel quien le está llamando. Contesta cuando está sonando «…su madre fue Sevilla y le dio su nombre…«

A – ¿Qué pasa Miguel? ¿Cómo va la cosa?

M – ¡Uf! ¿La cosa? Pues cómo va a ir… llevándolo lo mejor posible. Menos mal que como yo trabajo en LIPASAM sigo trabajando, porque basura hay ahora más que nunca. Parece que con esto de que la gente está en sus casas están comiendo el doble… y eso que los bares están cerrados, pero la gente se está comiendo y bebiendo lo que habitualmente se come y se bebe en su casa y lo que se come y se bebe en los bares. ¿Y tú qué tal?

A – Pues yo teletrabajando. Como sabes soy profesor y estoy intentando eso que llaman la educación online que no veas el lío que es y la que hay formada, pero cada uno nos estamos intentando buscar la vida y aportar recursos para que los chavales no pierdan demasiado. El problema son los chicos que no tienen internet en su casa, aquí sí que se nota lo de la brecha digital. Algo a tener muy en cuenta cuando todo esto pase porque las familias más desfavorecidas no pueden quedarse al margen de esto.

M – Desde luego que sí. Mi hija está loca perdida con las tareas que le están mandando, yo creo que le mandan más de lo necesario. Mañana le dan las notas de esta evaluación de forma digital por una cosa que se llama PASEN. A ver qué pasa… ¿Cómo llevas lo del confinamiento, Antonio?

A – Pues lo mejor posible, Miguel. Tú sabes que yo soy muy de calle. Me gusta ir al bar de Cristina y tomarme mis cervecitas al mediodía y por la tarde y charlar con quien esté por allí para arreglar el mundo y hablar sobre todo de fútbol y del Sevilla FC, que es mi tema preferido porque de política no hay quien hable. Y cuando estoy en casa y mi mujer y los niños me dejan me pongo Sevilla FC Televisión y me veo lo que estén echando, muchos reportajes y partidos antiguos.

M – Pues yo menos mal que salgo a trabajar y por lo menos estoy 8 horas fuera de casa, porque a mí es que se me cae el techo encima. Soy lo que llaman un «culito de mal asiento». No soy mucho de leer ni de ver la televisión, aunque ahora nos hemos abonado al Netflix ese y veo alguna que otra película y serie. Eso sí, las que mi mujer elija. Lo que sí me gusta es navegar por internet y las redes sociales. Tengo perfil en Twitter, en Facebook y en Instagram, aunque no tengo muchos seguidores, pero yo sigo a bastante gente, sobre todo relacionados con el carnaval, con la Semana Santa y con el Sevilla FC, mis grandes pasiones.

A – Yo también estoy usando ahora bastante las redes sociales, aunque estoy un poco harto de tanta información sobre el coronavirus dichoso. ¡Vaya suplicio lo del Whatsapp! La cantidad de fotos, memes, chistes y vídeos recibidos y muchos de ellos por duplicado, triplicado, cuatriplicado… Tengo que estar borrando diariamente todo lo que me llega porque el móvil me va a estallar.

M – A mí me pasa lo mismo. Además como el fútbol está paralizado ya no recibe uno noticias futbolísticas ni de nuestro Sevilla FC, que es lo que a mí me gusta. Ahora el problema es lo que le van a reducir de sueldo a los futbolistas y al personal de los clubes. Lo que sí estoy visitando son páginas webs relacionadas con nuestro Sevilla FC, aunque es verdad que cada vez hay menos. Muchos blogs sevillistas que había antes están desactualizados y prácticamente abandonados. Hay uno que me gusta mucho, se llama Columnas Blancas y ahí hay muy buenos artículos y escribe gente muy buena: de historia de nuestro equipo, de economía, de actualidad, crónicas de partidos, de la plantilla y el entrenador… hasta hay algunos artículos humorísticos. Te recomiendo que si no lo conoces lo visites.

A – Sí lo conozco y lo sigo bastante. En este tiempo de confinamiento también estoy leyendo mucho en las redes de nuestro Sevilla FC, sobre todo busco información sobre la historia de nuestro equipo. Me he empapado creo que casi todo lo que hay publicado sobre la fecha oficial de nacimiento de nuestro club en 1890. Gran trabajo el que ha hecho ahí el personal del Área de Historia del club.

M – La verdad es que a los que nos gusta tanto el fútbol y seguir a nuestro equipo estamos notando este parón, pero está claro que no había otra posibilidad y veremos si la temporada se puede reanudar o no. Y si se pudiera reanudar -cosa que dudo- de qué forma. ¿Tú que opinas, Antonio?

A – Yo veo difícil que la temporada se pueda acabar, ni la liga ni las competiciones europeas, aunque los que mandan en esto están muy interesados en terminarlas porque hay muchos intereses económicos en juego. Pero como no sabemos cuándo vamos a salir de este confinamiento y cómo vamos a salir la verdad es que está todo en el aire… Pero nosotros seguimos terceros…

M – También estoy escuchando bastante Sevilla FC Radio. Me gusta mucho un juego que hace Javi Nemo en su programa de las tardes que se llama «Aún no es viernes», donde se trata de acertar preguntas relacionadas con nuestro Sevilla FC. La gente contesta en Twitter poniendo el hashtag #TrivialSFC y se nota que Google lo sabe todo, porque la gente se pone a buscar las respuestas -las que se pueden buscar- porque hay algunas de audios de jugadores o de jugadas de partidos que es difícil buscarlas. Se trata de dar la respuesta y ser el más rápido, claro está. El ganador de la tarde se lleva un libro.

A – Pues no lo he escuchado nunca. Estaré pendiente a partir de ahora e intentaré participar. Miguel, vaya lo que estoy echando de menos esas cervecitas y esas conversaciones cargadas de sevillismo, esas críticas a Lopetegui y al equipo cuando juega mal y esas alabanzas cuando lo hacen bien, que de todo hay y que por algo vamos terceros en la liga, digo yo.

M – Yo también lo echo mucho de menos, Antonio. Pero ahora toca lo que toca, que es lo importante, el quedarse en casa con el confinamiento, pero con la camiseta del Sevilla FC puesta cada vez que puedo, viendo Sevilla FC TV, oyendo Sevilla FC Radio, leyendo páginas y blogs sevillistas y siguiendo en las redes sociales perfiles llenos de sevillismo.

A – Es cierto, esto es tarea de todos y vamos a poder con el dichoso virus. Se nota que en Andalucía y en Sevilla somos los más solidarios de toda España, salvo los casos excepcionales metepatas que siempre hay. Pero estamos dando un ejemplo: calles vacías, la gente saliendo lo estrictamente necesario, tocando las palmas a las 8 de la tarde -tengo un vecino que pone todas las tardes el himno del Arrebato y algunas palmas se transforman en pitos, pero otras palmas suenan más fuertes, como las mías-.

M – Pues nada, Antonio, cuídate mucho y espero que pronto podamos compartir esas cervecitas y esas conversaciones cargadas de sevillismo en el bar de Cristina.

A – Lo mismo te digo, Miguel. A ver si la próxima vez nos hacemos una videollamada de Whatsapp para vernos las caras. Yo me pondré la camiseta del Sevilla FC.

M – De acuerdo. Yo te llamo la semana que viene que como no va a haber cofradías en la calle y voy a tener vacaciones voy a tener bastante tiempo disponible.

 

Valores

Ante la grave crisis sanitaria que padecemos en España y la humanidad, nuestro club, enmarcado en ese carácter de grandeza y de buen hacer institucional y deportivo, ha tenido a bien emitir unas videollamadas de jugadores de la primera plantilla con aficionados enfermos por las consecuencias de esta terrible virus y a veteranos jugadores para […]

JOSÉ MANUEL ARIZA 26/03/2020

1890

Saludos. No, no será éste un artículo al uso sobre el año de nuestra fundación aunque sea ésa fecha la que lo motive. Hace más de una década, unos cuantos locos por la Historia del Sevilla FC descubrimos los documentos que certificaban la fundación del Club que, desde entonces, abandera el nombre de nuestra ciudad […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies