Cabecera Columnas Blancas
image

Cuando formamos juntos

Los 130 años de historia del Sevilla FC dan para el relato de numerosas proezas deportivas y de las debacles que también nos acompañaron, luces y sombras que permiten construir el relato de las afecciones y adscripciones así como el de las traiciones con un fiel de la balanza -a pesar de los claroscuros,- donde triunfan el amor y la entrega, el cariño y la guardia permanente, la lucha sin cuartel en pos de la defensa de unos valores acrisolados a lo largo y ancho del mundo futbolero por una institución que proyecta su nombre desde hace trece décadas y que es objeto del mimo de cinco o seis generaciones y que si no la encabeza la directiva de turno, hoy convertida en consejo de administración, la enarbolan los sevillistas de a pie sucediéndose unos a otros ininterrumpidamente de modo que cada vez que se produce el hueco de una baja, automáticamente es cubierto por prestas almas sevillistas que forman juntas la fila inacabable que rodea al corazón gigante del Sevilla FC.

Formamos juntos, asumiendo hoy el peso de la historia que escribieron nuestros pioneros, cuando hubo que crear y consolidar un club en tiempos de penurias e incomprensiones en una Sevilla enferma y decrépita, pasto para las castas y clases dominantes que habían dejado de emprender siglos ha, acomodadas en las rentas y explotaciones y recuperando el espíritu conquistador e indómito de los sevillanos y forasteros asentados en este territorio que protagonizaron la conquista del mundo, levantamos el muro de protección ante lo desconocido que era para la sociedad sevillana de finales del XIX y principios del XX la práctica sana de la actividad deportiva todavía presa de enfermedades contagiosas derivadas de la falta de higiene y salubridad.

Formamos juntos en tiempos convulsos para preservar el club de lo atroz de un conflicto entre hermanos no sin pagar el horrible y correspondiente tributo en sangre.

Formamos juntos para convertir al Sevilla FC en un grande de España cuando no existía el concepto de Europa en la lontananza futbolística y tan grande se nos hizo en esas décadas primeras del siglo pasado que a sus mediados el patrimonio generado no daba para contener a nuestra masa social.

Formamos juntos de nuevo cuando hubo que erigir el Ramón Sánchez-Pizjuán y tus padres o abuelos te contaron como las familias se afiliaron en masa al Sevilla FC contándose sus socios por el 10 % de la población de la ciudad y como, no siendo bastante, suscribieron obligaciones del Sevilla FC para, a duras penas, terminar la primera fase del estadio, aún sin cerrar las tribunas altas de los goles., obligaciones avaladas por nuestro propio patrimonio y volvimos a formar las familias enteras para no ir al club a cobrarlas como se estipulaba por lo que siguen durmiendo en tantas y en tantas casas como prueba de lealtad y de fidelidad inmunes al paso del tiempo.

Formamos juntos cuando hubo que aportar fondos para el cierre definitivo del Ramón Sánchez-Pizjuán y adquirir aquella fila 0.

Formamos juntos para ser una de las aficiones que, a pesar de las trabas interesadas traducidas en falta de información, más porcentaje de acciones suscribió en la conversión de los clubes en sociedades anónimas deportivas.

Formamos juntos y cerramos las filas hasta hacerlas impenetrables por nadie en aquel agosto de 1995.

Formamos juntos para velar la vida amenazada en tiempos procelosos de Segunda en Almendralejo, Toledo, El Cerro del Espino y otros lugares de la infamia y para, hombro con hombro, levantar uno a uno el trinquete, el palo mayor y el mesarra para desplegar las velas y surcar a modo de rojas y blancas mareas incontenibles España y Europa a bordo de tan poderoso navío por ríos y mares conquistando cielos y tierra por carreteras y raíles.

Cuando formamos juntos, no lo olvidéis, hermanas y hermanos en la fe del Sevilla FC, podemos descansar cuando el viento sopla a favor, mas cuando amaina o lo hace en contra, acude a tu puesto con tu remo y acompasa tu brazada poderosa para que tan gallardo buque prosiga su singladura más allá de que sus mandos, antes capaces y capataces como tantas veces a lo largo de nuestra historia, hayan olvidado que se puede caminar fuera de la moqueta.

Cuando formamos juntos, crisis a nosotros, a los sevillistas… Que el Ramón Sánchez-Pizjuán sea la bahía protegida donde reparar los desperfectos y las andanadas rivales, donde restaurar con mimo los daños antes de entrar en combate alimentando el ánimo de la tripulación y del piloto y procurando siempre, ojo avizor, que ese refugio y fortaleza ancestral y natural que es el Ramón Sánchez-Pizjuán donde nos alistaron llevados de la mano por el cariño y el amor incomensurables, lo sea siempre: aviso para navegantes…

Ausencia de gen competitivo

El sevillismo está de nuevo en depresión, a la eliminación copera contra el CD. Mirandés se unen los últimos resultados negativos en la Liga Santander. La debacle de Miranda de Ebro, más por el resultado y la eliminación en sí ante un 2ª división, el cabreo del aficionado lo es por la forma. El equipo del esforzado club burgalés más bien parecía el de superior categoría, y no el Sevilla. En cuanto a los dos últimos encuentros de Liga Santander, contra D. Alavés y RC. Celta, el socio veterano barruntaba ya algo así, o parecido. Contra el equipo vitoriano las nuevas normas sobre manos en el área nos beneficiaron porque si no estaríamos lamentando otra derrota, y en vísperas del choque de Balaídos, pocos del aficionado viejo esperaban un resultado positivo. Que la plantilla estuviera avisada del “talante sanitario” del SFC en estas ocasiones no sirvió de nada. Una vez más en Vigo, el SFC resucitó al club local, y van ¿Cuántas veces? Con Montella (4-0), tarde en la que el italiano tendría que haber sido cesado de forma fulminante, con Machín (1-0), hasta con Emery, también con un penalti estúpido a poco del final, esa es la historia de las visitas a Balaídos en los últimos tiempos. Pero hay más campos con historias dolorosas: El Alcoraz, Montilivi, Butarque, del que no vino la temporada pasada el equipo derrotado gracias a la aparición entre la niebla de Ben Yeder en el descuento, y tantos otros.

Es ya la 4ª temporada seguida que el equipo se cae en la 2ª vuelta. Ocurrió con Sampaoli (2016-17), última clasificación champions y gracias, con Berizzo-Montella (2017-18), con Machín (2018-19), y parece que está ocurriendo con Lopetegui. Entonces el diagnóstico del hundimiento de los profesionales habrá que buscarlo en otro sitio, no en los entrenadores únicamente. Llueve sobre mojado, si el discurso es que se aspira a entrar en Liga de Campeones para el curso venidero, los profesionales deben saber que la afición no admite que recurrentemente se pierdan partidos en el descuento, y si no, cámbiese el discurso. Ocho jornadas llevaba el RC Celta sin ganar, ocho, y pregunto ¿Alguien dudaba del factor balsámico que llevamos consigo cada vez que los visitamos?. Creo que solo los muy jóvenes.

Nos preguntamos la causa y empezamos a dar palos de ciego. El empecinamiento del actual entrenador en su sistema, la anunciada salida de Banega, el efecto psicológico de la eliminación copera, que si no se han fichado delanteros, la baja por lesión de Oliver Torres… Lo cierto es que no se da con la causa cierta y se presagia una caída libre del equipo en la Liga Santander que termine con la salida del actual entrenador, y en tal caso, la planificación deportiva de ésta temporada quedaría señalada.

Técnica y deportivamente hablando, es un hecho cierto, que nadie dice porque sería tocar uno de los símbolos actuales de la plantilla, que Jesús Navas no desborda como antaño y no centra bien. Ya no está Kanouté que le rebañaba todos sus centros, De Jong no los caza porque parece que tiene una labor en el terreno de juego que le dificulta la faceta goleadora para la que se supone que vino. Los balones de Navas  desde el lateral son previsibles y flojos y su actuación como lateral defensivo está dejando que desear, todo el mundo coincide en que el 2º gol en el minuto 92 del RC Celta vino por su falta de vigilancia y mala entrega del balón. Si necesita un banquillazo, pues que lo tenga, y si no hay sustituto en el primer equipo, habrá que ir a la “botica”, como decía Caparrós. Pero Navas no debe continuar de titular. Tampoco se entiende la continuidad de Nolito, un jugador de indudable profesionalidad, pero que lamentablente, sus extremidades no carburan al mismo ritmo que su cerebro.

Por otro lado se echa en falta la eficacia en jugadas a balón parado y de estrategia, y el “shoot” desde fuera del área lleva lustros desaparecido del RSP ¿Por qué no se trabaja esa faceta?

Mucho se habla sobre el gen competitivo del SFC, y en comparación con otros aún rivales directos, yo no lo veo por ningún sitio. Lo de Vigo es para estudiarlo: estando avisados, sabiendo que no por argumentos futbolísticos, sino por estadísticos, el RC Celta, colista absoluto el domingo 9-2-20 a las 18´30 horas, con un bagaje de ocho jornadas sin conocer la victoria, con un toque a rebato de su afición como tantas otras veces en Vigo, saldría a morder y te gane en la forma en la que lo hizo, es para tirarse de los pocos pelos que le quedan a uno.

Ninguna simpatía siento por los del duopolio+1,mas, siendo eliminados en la Copa también por entidades menores que ellos, obligaron en la última jornada liguera a que otros pagaran sus platos rotos, ayudas y polémicas arbitrales aparte. Ni es fácil hacer cuatro goles en El Sadar ni remontar en el viejo estadio de la Exposición ante su titular. Cómo consiguen sus plantillas y la manipulación que hacen de las competiciones es una cosa, y otra muy distinta que sus profesionales si tienen gen competitivo. ¿Obligará el Sevilla, el domingo 16-2-20 a las 12´00 horas a pagar sus platos rotos al RCD Español, con Abelardo como tercer entrenador en lo que va de temporada y que viene también como último absoluto? Mucho me temo que no.

¿Están los miembros de la 1ª plantilla sobre-valorados? La realidad es que jugadores “tops”, de los que te ganan puntos y/o tiran del carro no hay, pero en un equipo con hambre tampoco son urgentes, si hay equipo, y parece que algo está fallando en ese sentido. ¿Tiene el Getafe jugadores “tops”? Tres puntos ya por encima nuestra y pocos confían en que nuestra visita al “Coliseum Alfonso Pérez Muñoz” se salde con nada positivo. ¿Y el Atlethic Club de Bilbao, tiene jugadores “tops”? Escribo esto porque se dice que algunos se ponen nerviosos ante el nivel de exigencia de la afición sevillista y que les puede la ansiedad. Yo creo que un buen futbolista puede con todo eso desde el minuto uno sin problemas de adaptación, sin dejar de reconocer que, como personas que son, pueden tener situaciones personales que afecten a su carácter y rendimiento en el campo. El inculcar la ambición, la exigencia, el inconformismo ante una derrota y el llamado gen competitivo es mano de entrenador. “Casta y coraje”, “dicen que nunca se rinde”… demasiadas veces los sevillistas hemos de ver como esos lemas que adornan nuestras instalaciones no se cumplen por quienes integran la 1ª plantilla. Confiemos en que el otro que reza en la tribuna de preferencia de la Ciudad Deportiva Cisneros Palacios “ trabajando por el Sevilla del futuro” , los responsables en el Consejo, sí lo cumplan.

Autor
ALFONSO RAMOS 13/02/2020

Hoguera de confrontación

-ENTRA CABECERA DEL PROGRAMA Y SUENA UNA MELODÍA SALVAJE-

Es el momento de la hoguera. Y no se le llama así solo porque el fuego prenda entre concursante y presentadora. Metafóricamente hablando es el purgatorio mismo. Es ese momento en el que el concursante se enfrenta a esa realidad que no ve o que no quiere ver. Y en esa hoguera hay dos opciones, alcanzar el perdón quemando tus tormentos o dejar que las llamas te envuelvan por completo para descender al infierno.

Entre un pasillo de antorchas se abre paso la sombra de un bigfoot. Es Julen, que camina hacia adelante, aunque su cara diga que quiere ir en dirección contraria a la de sus pies. Viste pantalón y camisa de lino blanco, desabrochada en exceso. Quizás cumpliría mejor con el decoro si se cerrara un botón más de la camisa, pero se lo perdonamos porque Julen aún no ha llegado a la hoguera y ya tiene calor.

Mónica Naranjo, diva ella, aguarda la llegada de Julen sentada en una banqueta. Lo mira de abajo a arriba, de manera compasiva, poniendo cara de pensar “míralo, poresito, lo que tiene de grande lo tiene de inocentón”.

-Bienvenido a la hoguera, Julen. Siéntate.

-Buenas noches, Mónica, estás muy gua…

-¡Julen! Presta atención a la Tablet.

El sistema nervioso de Julen, que ya de por sí parece no haber pasado las últimas 5 itv´s, sufre la primera alteración.

-Tenemos imágenes para ti.

La ceja izquierda de Julen, producto de la tensión, dice “conmigo no contéis” y comienza a precipitarse de la vida, de hecho, parece pesarle el doble que antes y provoca que su ojo izquierdo quede casi cerrado.

La Tablet permanece apagada unos segundos en los que Julen, en la oscuridad de la pantalla, se ve reflejado a sí mismo y piensa “sonríe al menos, que tienes más mala cara que volviendo de un besamano en Wuhan”.

  • Hola, Julen…

En la pantalla una mujer de unos 60 años, en batín.

  • Me llamo Marugenia. Soy la sosia número seis mil siento treintidó de esta bendita cosa que me corre hasta por las varise: el Sevilla fúrbor clú.

Julen mira a Mónica Naranjo, buscando en ella una aliada para salir de la estupefacción. Pero Mónica le hace un gesto con las cejas como diciendo “atiende a Marugenia, que te va a enterá, mostro”.

  • Yo tengo un disgustito. Un disgustito mu grande. Que a mí como madre de una hija y madre de madre de una hija me duele mushísimo. Lo que tú ha hesho con Dadúr no tiene nombre.

Julen repite con sus labios la palabra Dadúr como pensando “¿de quién caraho me está hablando?”.

  • A ese chiquillo le ha fartao una convocatoria pa terminá de sufrí búyin ya der tó, poresito mío.

La Tablet se apaga de forma repentina y provoca un silencio solo interrumpido por el chisporroteo de las ascuas de la hoguera, cuyas llamas parecen acercarse cada vez más a Julen.

-Bien, ¿qué tienes que decir ante la grave acusación de María Eugenia?- Dice Mónica con tono de fuerte carga.

-Bueno, todas las opiniones son respetables ¿No? Pero en el caso de Dabbur los técnicos evaluamos que la mejor opción era…

-¡JULEN! Hay más imágenes para ti.

La ceja vaga de Julen ejerce tal peso sobre su ojo izquierdo que le obliga a tenerlo cerrado, quedándole así una cara como del que está mirando por la mirilla y al otro lao de la puerta están los de Músicos por la Paz, ávidos de conseguir unas monedas para su causa.

-Mira la Tablet, por favor.

Julen traga saliva y se rasca la frente, aunque no le pica.

En los pocos segundos en los que la Tablet sigue en negro le da tiempo a Julen a rascarse la frente, el cuello y hasta la piel insensible del codo, que eso nunca ha picao ni .

  • ¿Ya está grabando?

En la pantalla un cuarentón trajeao, engominao y tan repeinao que casi podía olerse el perfume fuerte que se ha echao, que recuerda a cuando pasas por la puerta del Stradivarius.

  • Ah, voy. Mi nombre es Juan Antonio García-Argüeso, de Muebles Argüeso, de la calle Puente y Pellón. Soy el socio número mil cuatro si nadie se ha muerto en este minuto que llevo de vídeo, que ya entrao en los primeros mil socios nada es descartable, toquemos madera, que gracias a Dios aquí en mi tienda tengo por tos laos, jeje.

Julen mira a Mónica y ésta inclina ligeramente la cabeza como diciéndole “atiende, que ahora viene lo bueno”.

  • …preguntarte por la Copa del Rey. Con lo bonita que está este año y habiéndonos tocao el Mirandés, de Segunda División, se podía haber hecho algo más ¿No?

-Hombre, hicimos lo que…

-¡Julen! No respondas a Juan Antonio. Es una grabación. No serás de los que escucha los audios de wasap con el móvil al oído e intenta responderlos como si de una llamada se tratara, ¿verdad?

  • …que su delantero, el Lótar Matéus ese, parecía Ronaldo Nazario da Lima, copón. Vaya meneo, Julen. Vaya meneo. Vergüenza más grande pasé, Julen. Te lo dice Juan Antonio García-Argüeso, de Muebles Argüeso de la calle Puen…

La Tablet vuelve a negro y el silencio del momento es interrumpido por un carraspeo nervioso de Julen que se vuelve tan continuo que Mónica lo interrumpe con un:

-Trata de arrancarlo, Julen.

-Lo… lo… Lo de la Copa fu… fue un accidente.

Al ojo guiñao, los rascamientos, y la carraspera se les une un inesperado tartamudeo leve.

-Ya hemos trata… tado el tema con los te… técnicos y vamos por el bu… buén camino.

-Julen -dice Mónica con cara de pena pero de estar disfrutando EN VERDÁ– tenemos más imágenes para ti.

-¿Ma… más?

-Más, hijo, más. Atento a la pantalla.

Julen pide agua a los técnicos del programa y uno de ellos, sevillista, se mete en la mano en el bolsillo y en vez de una botella saca su puño cerrado bocarriba en forma de puñaíto de algo pero en realidad de nada. “Te la comío, Julen”, piensa él.

La Tablet se enciende y en ella aparece la inconfundible y familiar imagen de Monchi en el salón de su casa, con su perrita Luna en el regazo y la tercera sesión de cuartos de final del COAC sonando de fondo proveniente de la tele.

  • Hola, Julián, como zabes que te llamamos los que te apresiamoz

“¡POSITIVIDÁ, JOÉ!” se oye gritar al Bizcocho, que actúa con su chirigota.

  • …siempre te he apoyado y zabes mejor que nadie que fui el primer causante de que hoy estés aquí entrenando al Sevilla, ¿no?

Mónica mira a Julen y le sonríe como diciendo “atiende que este habla poco pero cuando habla sentencia el hioputa”. Julen suma a su catálogo de tics nerviosos un gesto con la boca de piñón, como oliéndose el bigote.

  • incisto, ciempre has tenido mi confianza. Que Chicharito no te gustaba, pues fichamos al del Leganés. Que Nolito te gusta, pues no le falte gloria a Nolito. Que ce te antoja un Zuso, pues yo te traigo a Suzo

“¡LA CHUSMA SELECTA!” Anuncian en el Gran Teatro Falla desde el youtube de Onda Cádiz.

  • …pero Julián, en Ipurúa nos remontan un 0 a 2, en Anduva el Mirandéz nos da la del ligre y en Balaídos, ganando 0 a 1, zacas otra vés a Éver, me quitas a Zuso y el Serta, que llevaba sin ganar un partido desde pretemporada, nos remonta. A ver si van a tener razón los destructore y me he equivocao contigo, Julián. Dios no lo quiera, Julián.

Se apaga la Tablet y se van Monchi, Luna y el sonido del carnaval pero vuelven las carrasperas nerviosas de Julen.

-Julen, trata de arrancarlo, por Dios -dice Mónica haciendo leña marismeña del árbol caído- ¿No vas a decir nada? -insiste Mónica ya más sijaputa que diva.

Julen intenta articular palabra. Carraspea. Tartamudea carraspeando. Se rasca mientras carraspea tartamudeando. Alterna el ojo guiñado mientras se rasca y carraspea tartamudeando.

-No te oigo, Julen -dice Mónica dejando a Satán en güenagente.

Julen se intenta levantar mientras guiña los ojos, se rasca, carraspea tartamudeando y hace aspavientos tratando de pedir agua. Mete gran cambayá al tratar de erguirse, emite un sonido parecido al que haría Chiwaka si se diera con la pata de la cama en el deo chico del pie, se desmaya y cae a plomo en la hoguera.

La realización del programa evita mostrar la imagen de Julen ardiendo y se centra en Mónica Naranjo, quien tras aguantar durante unos segundos un primerísimo primer plano como solo lo hacían los protagonistas de los westerns de Sergio Leone, afirma:

-Total, pa lo que iba a decir…

-ENTRA CABECERA DEL PROGRAMA Y SUENA UNA MELODÍA SALVAJE-

CARLOS MARTÍN 12/02/2020

Verte en la lona

(Estas letras son hijas del “Vengo buscando pelea”. Silvio siempre presente) Se colocan en fila y se frotan las manos. Siempre ha sido así y nunca va a cambiar. Todos desean darte el golpe certero que consiga tumbarte. Es cierto, luces heridas y escupes sangre. Las dudas suenan a crisis. El fracaso es un buen […]

Autor
ÁLVARO OCHOA 10/02/2020

Pan, salchicha y servilleta

En Sevilla hay más o menos 4.000 bares. Los hay de todo tamaño, precio y calidad. No los conozco todos, pero me extrañaría que existiera uno como el protagonista de esta columna. El bar del que os hablo es, en realidad, una cadena de bares. Desgraciadamente, todos iguales. Con los mismos productos y los mismos […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies