Cabecera Columnas Blancas
image
Autor
JOSÉ MANUEL ARIZA 29/12/2019

La Copa del 130

Saludos.

Falta un mes escaso para que el Sevilla Fútbol Club cumpla 130 años de vida. Un mes para celebrar que aquel 25 de enero de 1890 (la Noche de Burns) un grupo de escoceses, ingleses y españoles, a la luz de unas pequeñas cervezas (cañas), inventaran un Team de Football al que tuvieron la perspicacia, tal cual establecían las normas de la Association, de bautizar con el nombre de la ciudad. Y la marca fue nuestra para siempre.

130 años son muchos años, muchísimos, una barbaridad sevillista que se mantiene en el tiempo y que no cesa de crecer, de engrandecerse y de cosechar lo que todo Club persigue sin ningún género de dudas: goles, triunfos y títulos. No tendrían sentido otras aspiraciones.

Obviamente, el crecimiento no ha sido lineal y el temido diente de sierra con sus cimas, simas  y mesetas (como el propio desarrollo humano) nos ha marcado con largas etapas duras y dolorosas y con otras brillantes. Brillantes porque los que tenemos ya demasiada edad, sabemos lo que significa la palabra “infierno” o lo que supone el angustioso y deprimente “otro año igual”. Nos curtimos en galeras hasta que descubrimos que se navega mejor en el puente del galeón. Y por ésa magia que el Destino (también llamado esfuerzo, trabajo, exigencia, lucha, sueños cumplidos y por cumplir, sevillismo…) te regala de vez en cuando, ése “otro año igual” ha cambiado de significado diametralmente. Ahora, tras haber saboreado el néctar de los dioses del siglo XXI, ya no nos conformamos con placebos ni con sucedáneos: nuestras papilas gustativas han sufrido una metamorfosis espectacular porque hemos aprendido a comer bien y ya no nos gusta cualquier plato. ¿Nos hemos vuelto exquisitos, sibaritas tal vez? ¿Y por qué no serlo si nos lo hemos ganado?

Y llega el 130, el cumpleaños del “abuelo”, cuando todos los sevillistas (de todas las generaciones vivas y pasadas que entre todas se construyó esto) alzaremos nuestras copas para que éste robusto anciano siga teniendo tan larga vida como ha tenido hasta ahora (aunque muchos ya no lo veamos desde abajo pero que habrá otros muchos que si lo hagan en vivo y en directo).

Por eso el próximo año, el 2020, debería quedar para las futuras generaciones palanganas como “la Copa del 130”. Dos cifras redondas que pueden tener acento de plata que es, no lo olvidemos, un metal precioso y que para nosotros llega a ser el más preciado. Para los demás también aunque algunos nunca lleguen a catarlo porque sus anhelos van por otros derroteros.

La Historia del futuro la estamos escribiendo ahora y es la mochila cargada que les dejaremos, el cofre del tesoro.

Pero el 2020 contiene dos números pares, redondos y… ¿por qué ésas generaciones que vendrán, ésos/as palanganas que estarán dentro de muchos años, cuando llegue el 140, el 150 o el 200 aniversarios, no recordarán aquel tiempo en que logramos DOS platas? ¿Y si fueran CUATRO?

-“¿Y te acuerdas del 130 en que ganamos, otra vez, DOS copas? ¿Fue en el 2020, no?”

Podría ser perfectamente una charla entre sevillistas cuando que se pongan a rememorar los momentos sublimes del Sevilla Fútbol Club. Nietos, biznietos o tataranietos nacidos en lo alto de la cresta de la ola, ésos privilegiados (y envidiados) que sólo han visto ganar al Equipo, ganarlo casi todo, haciendo un avaro y maravilloso recuento del caudal heredado del abuelo. Puede, incluso, que otras platas ya hayan nutrido el Museo alargando la inmensa “sombra” luminosa del Decano del Guadalquivir, del Eterno Campeón de Andalucía.

Somos el Equipo europeo que ostenta el record absoluto y en solitario de una de las dos competiciones continentales. Somos, también, uno de los Equipos que con menor presupuesto, ocupa lugares de privilegio en la élite exclusiva de los muy poderosos. Por ello, nuestra proyección incontestable solo puede agrandarse porque hemos llegado ahí arriba para quedarnos. Y aunque aún quede montaña por escalar, el campamento base lo hemos situado bien alto, cerca de donde el aire se enrarece, de ése Parnaso del balón, en el Olimpo absoluto que asaltaremos sin duda.

Puede que haya un antes y un largo después del 130 porque aunque yo no crea en la numerología, haberla hayla. Miren y descompongan ése número: 1 + 3 + 0 = 4.

Y es que en el mundo traidor

nada hay verdad ni mentira

todo es según el color

del metal con que se mira.

Cuidaros.

EDU SANIÑA 28/12/2019

Hace falta valor

Si nos remontamos tiempo atrás, nada es lo que es ahora y menos en el Sevilla FC. Un equipo acostumbrado a ver como eran otros los que levantaban los títulos. Por mi corta edad no pude vivir esos años de frustración, pero me cuenta mi padre, con tono de rabia y voz entrecortada que durante años era habitual ver al Zaragoza, Espanyol, Real Sociedad… hacer cosas impensables para una generación que no sabía lo que era tocar plata. También me cuenta mi padre que lo que nos sacó de la más absoluta miseria fue nuestra cantera o, mejor dicho, nuestros canteranos.

Fue él quizá el que me metió ese veneno de amor por la cantera. Recuerdo mañanas y mañanas yendo a la Ciudad Deportiva a ver el Sevilla ‘B’ de Manolo Jiménez o aquel División de Honor dirigido por Luis de la Fuente. Eran otros tiempos donde las penurias económicas hacían que la apuesta por la cantera fuese necesaria. Años donde el equipo estaba formado en su mayoría por jugadores criados en la Carretera de Utrera y con un ADN sevillista que le daba algo de magia a esto del fútbol.

Como bien decía aquella canción de Radio Futura lo que pasa ahora en el Sevilla FC es que ‘Hace falta valor’. Me jode pensar que una mentira, por muchas veces dicha, se torne en realidad. De un tiempo a esta parte he escuchado en infinidad de sitios que nuestra cantera está devaluada porque lleva mucho tiempo sin sacar jugadores para el primer equipo. Pero creo que eso es más un problema de oportunidades que de talento porque, como siempre les digo a los que me preguntan, en nuestra Cantera hay muchos y muy buenos talentos.

2019 cierra en unos días con un dato que deja a las claras lo que hablo en las líneas anteriores. Todos los escalafones de F-11 (obviando a Sevilla Atlético y Sevilla C) fueron campeones de Liga e incluso algunos, como el Sevilla FC Infantil fue también campeón de Andalucía. El División de Honor, de la mano de Alejandro Acejo, recuperó la hegemonía en el Grupo IV, el Liga Nacional volvió, al igual que el División de Honor Cadete, a ser campeón dominando el grupo de principio a fin. Todos salieron campeones y, no solo eso, el número de jugadores convocados para la Selección Española ha ido en aumento hasta tal punto de ser junto a Madrid, Barcelona y Atlético el único en tener representantes en todos los escalafones de la Selección: Pozo y Amo (sub-21), Luismi Cruz (sub-20), Bryan, Pablo Pérez, Iván Romero y Paco Fernández (sub-19), Juanlu Sánchez y Zarzana (sub-18), Adrián González y Carlos Álvarez (sub-17), Ángel Rueda (sub-16) y Alberto Espiñeira, Álvaro Arquellada e Iker Amuedo (sub-15).

De las oportunidades que se les den a los jóvenes talentos de nuestra cantera dependerá el futuro de nuestro equipo. En un mercado roto en lo económico, mirar a la cantera puede ser una fórmula de acercarse aún más a los grandes de Europa. Confíen en la Carretera de Utrera y recuerden que allí se forman campeones del mundo.

ANTONIO VELÁZQUEZ 27/12/2019

Queridos Reyes Magos de la Isla de León

Este año me he portado muy bien y por eso os escribo esta carta. He de decir que en este 2019 que ya acaba apenas me he metido con mis amig@s bétic@s, y mira que he tenido un par de buenas ocasiones para hacerlo en los últimos derbis. Pero he sido bueno. He seguido a mi Sevilla en casi todos los partidos, y siempre apoyándolo como sólo sé hacer. Incluso aquel día de Praga, en el que un equipo más malo que el churrasco de Sola Ricca nos mandó la Venta en el último minuto de la prórroga, o cuando tocaba la típica pintaíta de cara en los campos de Madrid y Barça… Pero nunca dejé de animar a los de colorao, y eso que este año ha sido un poco regulero.

Por eso, mis queridos Reyes Magos de la Isla de León, os pido con toda la ilusión de un niño que por favor me traigáis lo que pido. Y es que, mis Majestades de Oriente, yo sólo quiero un nueve.

Y no un nueve en un examen de matemáticas, ni un sobresaliente en una asignatura… Quiero un delantero centro de los buenos, de los que tú le tiras un pase y coge el balón, y lo mete en la portería contraria. Vamos, lo normal que se estila por ahí. Porque mira que hemos tenido buenos nueves en el Sevilla: Polster, Suker y Zamorano, más tarde Kanoute, Luis Fabiano y Negredo, y después Bacca y Gameiro, o Ben Yedder hasta el año pasado.

Pero es que esta temporada, con el buen equipo que tenemos y no hay manera de marcar. Entre De Jong, que tira menos a puerta que el que vende las salchichas en el Pizjuán, y que tiene a Navas amargaíto después de ponerle quinientos millones de centros al área y que no remate ni uno. O Chicharito, que le echa ganas como el que más, pero que tampoco las huele, para desgracia de sus followers compatriotas. Y Dabbur, mientras, con su carnet en preferencia viendo cómo la competencia tampoco es tan grande como para jugar tan poquito.

Así que espero que tengáis todo esto en cuenta, me haríais muy feliz, y sé que a unos cuantos sevillistas más también. Que estamos a punto de sacar un hashtag de esos en plan #Prayforthe9 o #FreeDabbur. Que la peña está abriendo un CHANGE.org para que Lopetegui siente de De Jong, y ya van 7,8 trillones de firmantes. ¡¡QUE TENEMOS A DIEGO CARLOS EMPATAO CON DE JONG A GOLES, PAPÁ!!

Es que ya no sé como decirlo, llevo escritas 508 palabras y no se me ocurre ninguna forma más de pedir un nueve… ¿O sí?

Creo que os lo podría pedir en verso incluso, mirad:

Quiero que venga un nueve que meta todo lo que se mueve,

Os lo pido por favor, tráiganme un delantero rematador.

Un killer del área con clase, y que no falle nunca un pase.

Ya sé que no es barato, pero fichen a un delantero nato.

No quiero ser un troll, pero necesitamos un hombre-gol.

Qué coraje que hasta antié nuestro 9 era Ben Yedder.

Es que estamos aviaos, con De Jong jugando y Dabbur sentao.

Y por última ocasión, queremos un delantero, aunque sea una cesión.

¡Muchas gracias!

Cuidado con las malas rachas

No sé si es una sensación compartida, pero en las últimas temporadas me da la impresión de que el rendimiento del Sevilla FC es peor en la segunda parte de la temporada y es debido a que en algún momento entra en una mala racha en que sus resultados son muy pobres durante unas cuantas […]

JULIÁN RUÍZ 24/12/2019

Sin gol, pero terceros

Es sin duda uno de los debates del año en el sevillismo. Una temporada en la que se podría hablar de revolución en la plantilla, del regreso a jugadores de músculo, de cambio de estilo, de la ansiada fortaleza defensiva que se había ido al limbo los últimos cursos, de los aplastantes números a domicilio, […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies