Cabecera Columnas Blancas
image
Autor

Triaca F.C.

En esta ocasión no vamos a hablar de temas relacionados con el Sevilla FC, sino de parte de la historia del fútbol modesto sevillano, como el Triaca FC, que en estos días anda preparando su la conmemoración de de su centenario fundacional, a través de la comisión creada al efecto. El Triaca FC, se crea en el barrio de San Bernardo en el año 1919, aunque su fundación como tal no es hasta el 1920, siendo durante mucho tiempo el tercero de mas antigüedad de Sevilla .El club se caracteriza por ser un equipo humilde, tanto es así que nunca en su historia tuvo campo deportivo donde disputar los encuentros y entrenamientos.

El Triaca FC es fundado por D. Francisco Fernández Bonilla y D. Manuel Pardo, propietario y dependiente de una droguería en la C/Campamento. Pensaron para el nombre del nuevo equipo en el producto que se vendiera en ese día, el primer cliente pidió sosa y no les pareció adecuado el nombre, el siguiente pidió la triaca y ese fue el nombre que da origen a nuestro centenario club.

La triaca era un fármaco hace tiempo en desuso, que se utilizaba contra las picaduras de animales venenosos, era un potente antiveneno y se componía principalmente de opio ,polvos de valeriana y una larga lista de componentes mas hasta cuarenta.

El Triaca en sus inicios vistió con camisetas de listas finas en rojo y negro, calzonas negras, poco después se intento copiar la del Sabadell arlequinada azul y blanca pero la tienda de deporte de la ciudad de la época “Al Siglo Sevillano” no la tenia de ese color y si en rojo y a partir de ese día, esa fue la equipación que le dio identidad propia al Triaca.

Su primer encuentro se disputó contra el “Siempre Adelante”, en el antiguo campo del cementerio, su debut no fue el deseado ya que perdieron 1-3.

En 1923 inicia a destacar siendo finalista del grupo par.

En 1924 finalista de Sevilla , Tercera Categoría.

En 1925 Campeón de Tercera Categoría.

En 1926 Campeón de Andalucía Tercera Categoría.

En 1927 Campeón de Andalucía Primera Categoría.

En 1929 Campeón de Andalucía Tercera Categoría

En 1932 Subcampeón de Andalucía Grupo 1.

En 1933 Subcampeón de Andalucía Grupo 1.

En 1934 Subcampeón de Sevilla.

En 1935 Campeón de Sevilla Grupo 1.

En 1944 Campeón Peña Sevillista y premio a la deportividad.

En 1947 Subcampeón de Sevilla Grupo 2.

En 1948 Campeón Peña Sevillista Grupo 3.

En 1949 Campeón Peña Sevillista Grupo 3.

En 1979 Campeón Trofeo Márquez Medrano.

En 1980 Campeón.

En 1981 Campeón Tercera Local.

En 1990 Subcampeón Trofeo Velá de Triana.

En 1994 Campeón Trofeo Nervión.

A partir del año 1945 inicia una decadencia después de 17 años de mandato del Presidente Rafael Díaz, el club se debilita y pasa una crisis estando a punto de desaparecer, la crisis se supera al fusionarse con el Atlético San Bernardo, teniendo su sede en C/Almonacid 18.

Los Jugadores más importantes de su historia fueron:

  • Antonio León “Leoncito” que jugó en la Cultural y Deportiva Leonesa, Real Madrid, Sevilla FC y Real Valladolid siendo una vez internacional.
  • Otro jugador importante fue José Suárez “Peral”, que jugó en el Real Betis Balompié.
  • Rosendo Romero que jugó en el Real Betis, Real Murcia, y Gimnástico de Valencia.
  • Rafael Pedrosa. Real Betis, Nacional de Madrid y Racing de Santander.
  • Enrique Real, Granada CF.
  • Cachón, Cultural y Deportiva Leonesa
  • Herrera, Sevilla FC.
  • Ginés, Cultural y Deportiva Leonesa.
  • Telera, Real Betis y Real Murcia.

Y en tiempos más inmediatos:

  • Manuel ”Talega”, Racing Club Portuense.
  • Mané, Club de Fútbol Club de Fútbol Villanovense.
  • Emilio, Club Atlético
  • León, Trebujena CF.

En 1970 El Triaca cumple sus bodas de oro. La Federación le entrega una distinción orativa y regala una equipación completa.

En 1974 y por error burocrático e involuntario no se inscribe al club y desgraciadamente pierde la antigüedad. En 1978 se inscribe y renace siempre ligado al barrio de San Bernardo, paseando su peculiar arlequinada camiseta por toda Sevilla y provincia, hasta el 2015 que deja de competir para desgracia de los triaquistas.

Por tanta historia la comisión cree que se deben celebrar 100 años de, nacimiento del viejo equipo, lleno de de gloria en sus primeros 45 años y en una clara decadencia y algunas después.

La comisión quiere dar las gracias a los que formaron parte del equipo, a sus jugadores, directivos, trabajadores desinteresados, las madres y mujeres que tantas camisetas y botas preparaban para presumir de San Bernardo.

Por todo ello, este grupo que lo conforman las distintas asociaciones y entidades del barrio de San Bernardo y triaquistas, nos animan a colaborar y a participar en los actos que próximamente se celebrarán la segunda semana del mes de Noviembre.

QUIQUE DE LA FUENTE 22/10/2020

El híbrido de Nervión

Siempre digo que en la vida hay que buscar el término medio de las cosas, la escala de grises y en el fútbol, hemos pasado del blanco al negro sin prácticamente pasar por el gris.

Los que hemos vivido el futbol de hace mínimo 25 años atrás, hemos vivido unos cambios bruscos en el fútbol, hay cosas que afortunadamente se actualizan, menudo coñaso era echarle el balón atrás al portero cuantas veces quisieras y cogerlo con la mano. Madre mía. Hemos mejorado en equipaciones, antes las calzonas eran feas de cojones y antiestéticas, pero aparte de tecnologías y reglamento, el VAR, a las cámaras con ángulos imposibles o videomarcadores espectaculares, me quiero referir a tema de jugadores. Hay cosas que se hacen ahora, que son inimaginables pensando en jugadores del pasado, cosas que se podrían haber hecho perfectamente antes, pero son imposibles de imaginar y sobre todo visualizarlo por mucho que lo intentes, como por ejemplo, las celebraciones de los jugadores.. Yo, que quieres que te diga, pero me es imposible imaginarme a Curro San José celebrando un gol con un baile de Fornite, incluso haciendo la forma del corazón con la mano en la cámara, o el gesto de surfero con la mano que hacía Ronaldinho cuando marcaba. Con Curro San José no me sale imaginarlo, no me sale ni con Anton Polster cojones.

¿Cómo me va salí con Curro San José?, porque Curro San José era un tío de los de antes, mariconadas las precisas, yo es que no me lo imagino siquiera yendo al McDonalds a comé, ni a un Telepizza, ya ni te digo un kebab. Curro se toma una ensaladilla con picos y una de carrillá en la peña de abajo su casa, onde va con la mierda esa cojones. ¿Os imagináis a Curro San José subiendo fotos del partido a su Instagram? No te lo imaginas saliendo con un chandal plateado y una gorra después de un partido a firmar autógrafos o a hacerse fotos con sus auriculares blancos, ome por favó, si es que ahora prácticamente parecen con la misma edad los hijos de los jugadores de antes, cuando tenían la misma edad, ahora algunos parecen que han salido de hermano mayor. ¿Te imaginas saliendo con un descapotable y gafas de sol de cristal de espejo, con música reguetonera a cualquier defensa de la época? Ni de coña, como mucho, me puedo imaginar, a Diego Rodríguez melena al viento, escuchando los chichos.

Por poner otro ejemplo, ¿te imaginas a Salguero, con los tatuajes de las estrellas en el codo, estilo Sergio Ramos? Es que ni de coña.

Tú le pones a un jugador de antes con su bigote y pinta de pureta, un Arteche de la vida o Goicoechea y cuando le metes un gol, le haces el bailecito del Fornite, ooojú chiquillo, los dos no acaban el partido, ellos por roja y el que marca ya sabemos el por qué.

Pero también es verdad, que ahora da gloria ver los césped de ahora en los campos, sin las calvas típicas de las porterías de antes, podías plantar perfectamente papas ahí. Un Eibar-Sestao en campo embarrao era gloria bendita, jogo bonito en estado puro.

En esto de las modernidades, el que todavía mantiene un poco el tema rancio es el Athletic, allí no se ve tanta celebración de bailecitos y pamplinas. Ahora, eso sí, por Dios, el cantecito de… a la bim, a la bam a la bim bom bam… eso sí lo podían dejar ya cojones, que cosa más rancia y fea. Estos ganan la copa y cantan el ¡¡hemos ganao la copa del meao

Busquemos un termino medio en el fútbol, un tío como Curro San José, que siente los colores, formal, pero que vaya vestido con ropa del Zara y que si mete un gol, lo celebra con los compañeros, luego se bese el escudo y termine mandándole un beso a la parienta que está en la grada…

Por eso queremos tanto a Jesús Navas, nuestro jugador gris, un término medio, el que no te extrañaría verlo en un restaurante bueno, pero también verlo en la peña a comerse un serranito y que va en un cochazo, pero no escuchando reguetón, escuchando El Barrio… un término medio.

En definitiva, por eso, tanto mayores como niños, queremos tanto a Navas porque Jesús Navas es “El hibrido de Nervión”.

JOSÉ MANUEL ARIZA 21/10/2020

Ganar la liga

Saludos.

En lo que llevamos de siglo (el histórico total es aún más trágico) solo en tres ocasiones no ha ganado La Liga algún equipo que no sean el Barcelona (10, acumulados 26) Real Madrid (7, acumulados 34): Valencia 2 (total 6) y Atlético de Madrid 1 (total 10).

Dicho de otra forma, de 20 ediciones, 17 veces han ganado los mismos dos de siempre. Ésas solo tres “penosas” singularidades definen como nada una competición (amañada siempre) de largo recorrido que exige una logística muy exigente, completa y poderosa porque es, como digo, muy larga y una multitud de “imponderables” pueden descomponer fatalmente una planificación basada en el triunfo: quedar segundos, para ésos dos, es un fracaso absoluto. Imaginen para el resto y sus recursos propios.

Como pueden ver en el gráfico de valores de mercado de los clubes españoles, la curva es brutal entre los puestos de arriba y los de abajo. Las cifras de los tres colosos son más del doble del cuarto, el Sevilla FC, y si miramos entre ésos y los últimos… se te remueve algo en el estómago porque nuestro Club (y el resto de la tabla) debe competir la misma Liga, los mismos partidos y se disputarán los mismos puntos en cada entrega.

Se nos exigirán los mismos esfuerzos a todos aunque los recursos sean tan dispares. Jugar la Liga, para muchos, es más que un acto de fe.

¿Difícil? No, lo siguiente. El afamado slogan de Adidas “Impossible is nothing” es, sencillamente, mentira. La naturaleza, la física y las leyes universales ponen sus límites. Y la economía más que ninguna de ellas porque es controlable y maleable.

Miren: hay 14 ochomiles en el mundo (Everest, el K2, el Kanchenjunga, el Lhotse, el Makalu…) con picos de más de 8 km que si lo pensáis, son barbaridades de roca amontonada. Unos 40 alpinistas los han logrado ya todos y continúa siendo un desafío para el resto. Es, como en toda competición, el más difícil todavía y eso, ahí, es durísimo porque las paredes asustan al común. Y la gravedad chupa cosa mala.

40 han coronado las 14 cimas de entre… miles de escaladores de todo el globo.

Pero hay otras montañas en el mundo y en la vida que no son de piedra precisamente Y si no son tan altas como el Everest, no están exentas de dureza, dificultades y desafíos. Y otro tipo de escaladores que pretenden coronarlas. Unos de éstos, con campamento base en Nervión, llevan años subiendo sin prisa pero sin pausa, acercándose al apogeo con ritmo seguro e imparable, a pocos metros de la cúspide absoluta aunque éstos metros sean, con diferencia, los más arduos.

No fue fácil, nunca lo es, porque la mayor parte del tiempo éramos más como Sísifo llevando la piedra a cuestas. Tras muchísimos años de trepar, perder pie, resbalar, recomponernos, atarnos más fuerte, auparnos de nuevo… hubo momentos en que nos birlaron el balón de oxígeno a unos metros de la cumbre, cuando ya la tocábamos con las botas. Otros muchos instantes (que siguen sin solución de continuidad) nos cortaron el cordaje, nos limaron los dientes de los grampones (a base de pitidos infames) y nos hurtaron las barritas de calorías o los piolets.

Los de Nervión hemos coronado ya SEIS veces la cúspide de la segunda cordillera en un hito inigualado y que tardará mucho en ser alcanzado por otros montañeros. No, no es la más alta pero como preparación es inigualable porque hemos fortalecido los músculos, hemos adquirido material de primer nivel y hemos aprendido a escalar con seguridad, pericia y sabiendo fijar bien las clavijas, colgarnos para el vivac confiados cuando sople el viento helado o haya que descansar.

El Sevilla FC ganó una Liga y fue segundo en cuatro ocasiones en 91 años de competición. Repito: en 91 años.

En llegando el 2020 con su maldito covid-19 incorporado, el parón necesario ocasionó no pocas “molestias” a la mayoría de los equipos que salieron debilitados. Sin embargo, el Sevilla FC reapareció reforzado y robustecido hasta el extremo de quedar 4º en Liga (empatado a puntos con el tercero) ganar la Europa League y ponerle las cosas muy difíciles al equipo más en forma de Europa: nada menos que al poderosísimo Bayern de Múnich que venía de apisonar sin consideración a gente muy “importante”.

Además, juntamos una racha histórica de partidos sin perder. Ése cóctel explosivo y maravilloso no podía menos que dispararnos las ilusiones, los anhelos y las ganas de tocar la cresta, de plantar allí, en todo lo alto, la Bandera Blanca y Roja del sevillismo. ¿Por qué no? Los sueños se cumplen, decía aquel. Y como hemos podido vivir en lo que llevamos de siglo, nos hemos pasado en fantasías cumplidas. Los sevillistas somos muy exagerados, la verdad.

Pero la pelota debe estar a ras de suelo para ver la magia de los artistas. Ganar la Liga es, hoy, un sueño demasiado lejano porque el pico está ocupado permanentemente por dos o tres que harán lo necesario para no compartirla. En todo caso, dirán “que parezca un accidente”.

Cuidaros.

ENRIQUE BALLESTEROS 20/10/2020

Asalto al cielo

Veníamos de la catedral protestante de St.Paul, de comprarnos una camiseta en el Emirates, de cruzar el puente de la Torre y de cantar el “God save the Queen” en el mismísimo Buckingham Palace. Estábamos exultantes. Nuestro equipo se había clasificado el día anterior por segundo año consecutivo a las semifinales de la Copa de […]

CARLOS MARTÍN 15/10/2020

Sé de un lugar

(Suena Triana con el recuerdo vivo de Jesús de la Rosa y el eco de un gol en el Sánchez Pizjuán aún fresco en la memoria). Eduardo Galeano, escritor uruguayo fallecido el día antes del 2 a 1 de la ida de cuartos de final contra el Zenit, es decir cuando solo tres Europa League […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies