Cabecera Columnas Blancas
image
JOSÉ MANUEL ARIZA 28/04/2021

La neolengua

Saludos.

George Orwell, en su magnífica obra “1984”,  inventó el término “neolengua” (nuevahabla, nuevalengua) en un alegato fantástico contra los totalitarismos. El bueno de George se inspiró para el libro en su experiencia en la guerra civil española, donde sufrió en carne propia los horrores de las represiones, purgas y otras lindezas aplicadas al control total y absoluto del individuo. Curiosamente, vino como voluntario para combatir contra otro totalitarismo, el que acabó imponiéndose casi cuarenta sangrientos años.

El “ministerio de la verdad” (de la mía, obviamente); el “doble pensamiento” (el poder de mantener dos creencias contradictorias en la mente de uno simultáneamente y aceptar ambas); los “dos minutos de odio” (los ciudadanos ven una película diaria incitándolos a odiar a los enemigos del estado); “la libertad es la esclavitud”; “la guerra es la paz”; “la ignorancia es fuerza…”. El Gran Hermano (cámaras en tu propio domicilio para controlar hasta tu poca intensidad en los ejercicios físicos) que logra destruir la mente llegando al extremo de volverlos totalmente sumisos y obedientes, de desposeerlos de cualquier capacidad crítica y llegar, incluso, a adorar a sus verdugos.

Los nazis, apenas un rato más tarde, ampliaron, enriquecieron y llevaron al delirio la neolengua: desde el famoso “Arbeit macht Frei” (el trabajo hace libre) hasta el “Jedem das Seine” (a cada uno lo suyo) o el “cuando se inicia y desencadena una guerra lo que importa no es tener la razón, sino conseguir la victoria” o “con humanidad y democracia nunca han sido liberados los pueblos” o “qué mejor suerte que gobernar a hombres que no piensan” (Hitler) y con el asesino Goebbels al mando del aparato de la mentira en su millón de formas. Una horripilante colección de barbaridades insuperable pero que quedaron prendidas en algunas mentes para el futuro.

Hoy, la neolengua es de uso común y extendido y no solo en política (que es el “foro natural” para manejar el lenguaje torticeramente, alcanzando el paroxismo del doble pensamiento). La capacidad de disfrazar conceptos con frases aparentemente opuestas, dispersas y blanqueadas, permite decir cualquier barbaridad y que parezcan inocuas, incoloras y que encajen perfectamente con lo que quieres escuchar.

El fútbol, nuestro fútbol y como la sociedad toda, no podía estar ajeno a la neolengua. De hecho, nunca lo estuvo porque los que nos entretenemos en leer todo periódico publicado desde finales del siglo XIX (la principal y más valiosa fuente para investigar el pasado relativamente reciente) tenemos una ristra de ejemplos (otro día cuento algunos) de la forma tan “divertida” de reinterpretar la realidad para que se adapte a tus deseos. O a tus sueños incumplidos. Húmedos, incluso.

Ejemplo al pelo cogido por el mismo y sobre el que no me extenderé (hoy): “siempre fuimos mejores”.

Aún dura, cuando se publique éste trabajo, la resaca de la Superliga frustrada y muerta apenas nacida (“aquí yace con 48 horas de vida”, reza la lápida). Entre el montón de mentiras, medias verdades e inventos de una (unas) mentes calenturientas, megalómanas y enfermas de sí mismas, una se me quedó especialmente grabada, pegajosa y apestosa cual caca de can en suela, porque representaba las esencias mismas de la neolengua: “Salvar el fútbol”.

Y lo dice con absoluto desparpajo y porque cree en ello (!) tanto como en el sexo de los ángeles. Vergonzante e impúdico consentido desde su nacimiento mismo, facedor de transacciones malévolas y maliciosas incluso y sobre todo, más allá del fútbol (los verdaderos negocios están en los palcos) es el depravado que pretende arrogarse una representación global que nadie le ha pedido ni otorgado. Si hay que calificarla, habría que decir “supuesta representación… robada”.

Pues éste moderno Luis XIV (y sus virreyes) monarca blancón y su “el estado (fútbol) soy yo”, disfrazan sus necesidades acuciantes de rescatar del naufragio sus buques insignia (sobredimensionados, mal gestionados y derrochadores de herencias) ampliando y escudándose de sus desastres en el resto de equipos y tratando de hacerlos pensar que (el doble pensamiento) si él cae, se cae la casa toda; que tiene derecho a acumular riquezas sin límite a costa de lo que sea y de quien sea (esencia misma del capitalismo); que es su don divino competir en desequilibrio manifiesto y que sus tres puntos son infinitamente más importantes que los tres de los demás.

Porque si no vemos jugar a su equipo (pagando la plataforma) la vida carece de todo sentido ya que la “inmunidad de rebaño” tiene acólitos por todo el orbe con el aporte indispensable (imposible sin ellos) de las huestes de plumillas, radios y cámaras compradas. “Yo soy yo y mis circunstancias” decía el Ortega. El Gran Hermano, nuestro amado líder, que nos guía por nuestro propio bien.

¿Quién le ha dicho a éste mamarracho que quiero que me salve?

¿Se me nota mucho el hartazgo y el asco infinito que me producen ésos 2 + 1 y que la actualidad me lo pone en bandeja (a güevo) unas cuantas veces?

En tiempos de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario (George Orwell)

Cuidaros.

ANTONIO VELÁZQUEZ 27/04/2021

Y si…

Corre el minuto 82 de partido en el Sánchez-Pizjuán. El Deportivo Alavés se atrinchera en su área debido al dominio sevillista, que no para de atacar en los últimos minutos. Precioso domingo primaveral de fútbol para dar fin a la liga más igualada, y con más pretendientes del siglo XXI. La temporada 20/21 llega a los títulos de crédito con cuatro equipos que siguen luchando por llevarse la gloria en esta jornada final. En este año de pandemia mundial, del maldito coronavirus, de los campos vacíos, y también de la fallida superliga. Y es que tenemos la Superliga aquí mismo, en esta jornada de transistores, como antaño. Real Madrid, FC Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla FC se disputan el galardón a la regularidad. Y sí, ahí sigue estando el equipo hispalense, que necesita el pinchazo de sus competidores para soñar con el trofeo liguero.

De momento, continúa el 1-1 en coliseo nervionense, gracias a los tantos de Joselu, de cabeza en el 24’, que ponía un nudo en la garganta de toda la afición sevillista, y al empate de Suso al comienzo de la segunda mitad, en el que es su quinto gol de la temporada. Y cómo celebraron los de Lopetegui el lanzamiento a las redes del gaditano. Y cómo se ha escuchado desde los aledaños del Ramón Sánchez-Pizjuán a los aficionados cantándolo, con la esperanza intacta después del golpe inicial. Y es que el Sevilla, con 80 puntos en su haber y, con los resultados que se están dando, solo necesita un gol para ganar la Liga. Sí, han oído bien, para ganar la Liga. Setenta y cinco años después, que se dice pronto.

Recordamos rápidamente el resto de marcadores que sitúan, de momento, al Atlético de Madrid como líder con 82 puntos, aunque sigue sin abrir el marcador en el estadio de Zorrilla, donde se mantiene el 0-0 que, ahora mismo, le da la Liga. El Real Madrid, por su parte, continúa perdiendo en La Cerámica ante un gran Villarreal, y se le escapa por momentos el título en esta última jornada, a la que llegaba igualado a puntos con el Atleti. En Ipurúa, sigue el 0-3 para el FC Barcelona, que ha hecho sus deberes, pero esta victoria es estéril si no viene acompañada de la derrota del equipo de Simeone.

Y aquí aparece el equipo de Julen Lopetegui, que está a un paso de la gloria absoluta. Estamos en el minuto 84 de partido, y continúa el asedio a la portería de Pacheco. La tiene Lucas Ocampos en banda izquierda. Caracolea y se la da al Huevo. Acuña controla la pelota llegando a línea de fondo, y se la devuelve a su compatriota. Ocampos para Rakitic, que rápidamente cambia de banda encontrando a Navas. Jesusito con el balón, esperando la ayuda de Jordán. El catalán busca a En-Nesyri, pero el esférico golpea en Aguirregabiria, y se va fuera de banda. El cuadro hispalense sigue agobiando al equipo de Javi Calleja, que tiene casi asegurada la permanencia con este puntito.

Y, atención, que llegan noticias desde Villarreal. Atención, que hay lío. Hay gooooooool del Real Madrid. Marca Karim Benzema en el minuto 85 y aprieta la Liga al máximo. Triple empate en la cabeza a 82 puntos con este tanto del equipo de Zidane, que gana el goal average particular al Atlético, que sigue empatando sin goles en Zorrilla, y también al FC Barcelona. Suban el volumen de la radio, que se vienen los cinco últimos minutos de la temporada, y puede pasar todavía de todo.

Conectamos, otra vez, con el feudo sevillista, donde los locales acaban de tener un importante susto en forma de contrataque del equipo babazorro, en una rápida conexión entre Édgar Méndez y Joselu, que remató desde el borde del área y tuvo que atrapar Bono en dos tiempos. Grandísima la temporada del portero marroquí, que vuelve a salvarnos como ya hizo el año pasado en la Europa League. ¡Vamos mi Sevilla, vamos a por el gol que nos lleve al cielo! Por Antonio Puerta, por Roberto Alés, por José Antonio Reyes, por todas esas personas que siempre estarán con nosotros. Por aquellos que nos inocularon esta locura que se llama sevillismo.

Volvemos al partido. Bono saca en corto hacia Diego Carlos. Llega el balón a Fernando, que se la pasa a Koundé. El galo se la devuelve a Fernando. Estamos en el minuto 87 de partido y todavía puede llegar el milagro. Fernando filtra un pase para el Papu Gómez, que se escapa de dos contrarios. ¡Vamos Papu, queremos bailar como el Papu! El ex de la Atalanta habilita a Ocampos, que se interna por la banda derecha, y recibe la falta de Ximo Navarro. Cuidado, que tiene muchísimo peligro este lanzamiento. Julen Lopetegui está haciendo gestos para que suban todos. Solo se queda Jesús Navas en la retaguardia acompañando a Bono. De momento, continúan los mismos resultados en este domingo de fútbol de toda la vida. Se acercan al balón Iván Rakitic y Joan Jordán. Parece que será el de Pino Montano el que la ponga al corazón del área. Ese corazón que late gritando Sevilla. Ese corazón que la mitad de la ciudad tiene ahora mismo encogido, y en un puño. Hay movimiento en el punto de penalti. Hay muchísima tensión. El colegiado Alberola Rojas pone un poco de calma entre los jugadores, pero es que nos estamos jugando la Liga. Atención, que se viene el saque de la falta. La toca Rakitic al primer palo, el balón lo peina En-Nesyri hacia el segundo. Cuidado, que falla la defensa vasca, aparece Koundé y  goooooooooooooooooooooool. Gooooooooooooooooooool de Jules Koundé en el 89 de partido. La mandó de un soberbio testarazo al fondo de la portería de Pacheco el crack parisino. Gol del francés que puede darle la liga al Sevilla FC. ¡Qué bueno que viniste Jules! Solo queda lo que descuente Alberola Rojas para que el equipo de Don Julen Lopetegui, se proclame campeón con 83 puntos, solo un punto por encima de Madrid, Barça y Atleti. Va a ser un día histórico. De hecho, ya lo está siendo, porque este grupo de valientes ha conseguido luchar contra gigantes, y pase lo que pase, el mérito es enorme. Este es el cuadro que prometió pintarnos Monchi, y bien bonito que le ha quedado al León. Mejor imposible. Saca el cuarto arbitro el cartelón, y se añaden 3 minutos al tiempo reglamentario. Tres minutos de agonía. Tres minutos para que el que sepa rezar, lo haga. Vamos equipo, hay que aguantar estos 180 segundos que nos separan de lo más alto. El balón lo rifa el Alavés, y toca aguantar. Todos los jugadores en la grada están a punto de saltar al campo, va a ser una noche larga. La tiene el Mudo, que acaba de salir por el Papu Gómez para aguantar la bola. La mantiene el argentino cerca del banderín de córner con la presión de Lejeune y Battaglia. El tiempo se agota, y se viene la fiesta. Alberola mira el reloj, el Sevilla va a ganar la Liga, señoras y señores. ¡¡¡Y final!!! ¡¡¡Final en Nervión!!! ¡El equipo de Julen gana su segundo campeonato liguero, y el césped del Ramón Sánchez-Pizjuán se convierte en una auténtica locura!

Los jugadores se abrazan en una piña. Jesús Navas, nuestro capitán, no puede contener las lágrimas tendido en el suelo mirando hacia las gradas, hoy vacías, pero en las que pronto volarán banderas y sonarán palmas que nadie podrá imitar una vez más. Gracias Sevilla FC por hacerlo posible. ¡Somos campeones!

Ahora me doy cuenta de que llevo un rato fantaseando con un final así. Sería tan bonito, que escribiendo estás líneas tenía el pelito de punta. Imagínate que llega a suceder de verdad…Es muy complicado, ya lo sé. Pero, ¿y si pasa? ¿Y si realmente podemos llegar a ganar? Seguimos soñando. Eso nadie nos lo puede quitar.

PACO ESCARTI 26/04/2021

Fútbol es cultura

A finales de enero, Sevilla perdía a uno de sus hijos, víctima, una más, de las secuelas del Covid: Manuel Salinas Milá.

Pintor sevillano, referente del arte abstracto y considerado como uno de los mejores de España en este estilo.

Salinas fue un artista autodidacta. Hijo de Manuel Salinas Benjumea, sevillano también, pero a diferencia de lo que muchos medios de comunicación se empeñan en mantener de forma errónea, no era pintor, sino agricultor.

Tuvo una trayectoria muy vinculada a la ciudad aunque sus obras viajaron por todo el mundo realizando más de 80 exposiciones internacionales. Medalla de oro de la ciudad de Sevilla y miembro de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla.

En 2012 realizó el paño de la Verónica para la Hermandad del Valle, su primera obra re-lacionada con el mundo de las cofradías.

Sería interminable seguir hablando de su biografía.

El sábado 13 de febrero de este año, solo dos semanas después de esta triste pérdida, recibíamos a la S.D. Huesca en partido de liga. ¿Y qué tiene todo esto que ver, os preguntaréis, con el pintor?

Pues más de lo que a simple vista pueda parecer. El fútbol y la cultura, el deporte y el Arte, no están condenados a llevar vidas paralelas y para eso están, entre otros, la S.D. Huesca, al igual que en innumerables ocasiones lo ha hecho el Sevilla F.C. Estar al lado del arte y en este caso del prestigioso artista sevillano.

Saltan al campo, como no podía ser de otra forma, con su indumentaria habitual, azul y grana pero con una característica que la hacía diferente, especial, única e irrepetible y era el brazalete de su capitán. El que representa al equipo, al club y a la ciudad.

Y en ese brazalete se aprecia el escudo del club sobre una imagen que representa uno de los cuadros de Manuel Salinas. Cuadro, que como el resto de su obra, no tiene título y no porque lo desconozca o lo olvidara, sencillamente porque el autor no titulaba ninguna de sus creaciones. Algo peculiar y característico de Manuel, que explicaba en alguna ocasión que pintaba para él y por tanto, no quería influir en la opinión de nadie que viera uno de sus cuadros.

Volviendo al fútbol. Qué detalle tan sencillo y qué gesto tan grande.

Detalle que desgraciadamente pasa desapercibido porque la prensa deportiva anda más preocupada, como siempre, de lo que ocurre por otros lares, en Villas y Condados y sigue despreocupada y poniéndose de espaldas ante hechos como este que por sí solos debe-rían ocupar portadas y cabeceras de programas deportivos.

Este equipo aragonés, modesto y humilde, está realizando un trabajo descomunal en el silencio de los clubes que no son mediáticos, con una afición entregada, unas estructuras consolidadas y, por lo que se aprecia, una directiva señorial.

Pues este club lleva toda la temporada realizando este gesto allí por donde va. Cada vez que visitan una ciudad, llevan el brazalete con alguna referencia a la ciudad que visitan.

Noble gesto deportivo, de amistad y de buenas intenciones.

En esta ocasión, al visitar Sevilla, pudiendo haber hecho miles de alegorías a una ciudad que tiene motivos de sobra para que se acuerden de ella y la homenajeen, este ejemplo de club señor, recuerda a nuestro querido Manuel Salinas y rinde con ello homenaje a su persona, a su familia, a sus amigos, a su obra y a la ciudad que lo vio nacer, crecer y morir.

Me permito transcribir un extracto de la página FAN CLUB SD HUESCA en el que explicaban el por qué de este brazalete en este partido, brazalete que salió elegido por delante de otro también confeccionado para esta fecha que hacía referencia al mosaico que la ciudad de Huesca tiene en la Plaza de España de Sevilla.

El sábado 13 de febrero a las 16:30h, la SD Huesca se enfrentará al Sevilla CF en la jornada 23 de La Liga Santander.

En este encuentro con el Sevilla CF, nuestro capitán portará este brazalete como homenaje y gesto de respeto a nuestro rival:

A los sevillanos les resultará familiar la trama utilizada en el diseño de este brazalete, pero para nuestros lectores quizá sea más difícil reconocer estas pinceladas tan coloridas y el importante artista que se esconde tras ellas.

Nuestro homenaje en esta jornada 23 va dedicado a Manuel Salinas, fallecido el pasado 30 de abril de 2020, víctima del coronavirus. Fue uno de los referentes de la pintura abstracta en España, con un carácter independiente muy marcado. Estudioso del color, con gran ritmo y luminosidad en sus obras, Manuel era un gran amante de su ciudad, Sevilla, y de Andalucía. Vecino del barrio de San Lorenzo de Sevilla, el cual es patrón de la ciudad de Huesca y un motivo más para acordarnos de él en este partido.

Por mi parte nada más que aportar a las palabras de estos gentiles maños que desde tan lejos han sabido definir tan bien algo tan nuestro.

Desde mi punto de vista esto es algo tremendamente emotivo y que califica a un club, a una afición y a una ciudad. Es algo muy grande que no debería caer en el olvido y no lo hará mientras existan como yo, aficionados al fútbol y al arte, al deporte y a la cultura, a las personas y a la unión entre pueblos y fundamentalmente a Sevilla y a sus hijos.

Mi más humilde pero sincero homenaje a Manuel, mi abrazo a su familia y amigos, mi gratitud a Diego Carrasco, su fiel amigo, por sus palabras, sus anécdotas y sus inmejorables charlas en “Er Var”, y mi más sincera y entrañable enhorabuena a la S.D. Huesca por su noble gesto.

En Sevilla entendemos perfectamente esta forma de hacer las cosas.

Quién sabe, quizás dentro de poco veamos el taconazo de “El Mudo” en un museo.

La superliga

¡Que no se ha entendido! ¡Que hay que explicarlo mejor! ¿Qué es lo que hay que explicar? ¡Si está clarísimo! Coherencia, ir con la verdad por delante y tener la valentía de no menospreciar a los demás intentándolos confundir con argumentos que solo tienen una explicación: la rebelión de los muy ricos. Tercera vez que […]

IKER CASTAÑO 24/04/2021

El que no lo siente, no lo comprende, Florentino

Pregunto: ¿Hace falta perder más tiempo? Ni nos va ni nos viene. Y si tenían dudas, ahí está la bofetada de realidad (amigos fundadores). El Sevilla FC lo dejó claro: “Este enfoque es manifiestamente contrario a nuestro ADN de nunca rendirse y de ponerse retos cada vez más ambiciosos, con la idea de superarlos día […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies