Cabecera Columnas Blancas
image

Juanma Díaz - Columnas Blancas

JUANMA DÍAZ 22/12/2019

VAR de mi vida

Tocó ganar 0-2 en Mallorca. Una victoria necesaria en Liga tras los últimos resultados no muy buenos. Así despedimos el año muy bien situados en esa tercera posición teniendo por delante solo a los dos grandes.

El Sevilla salió al partido algo dubitativo, lo que permitió el empuje del equipo local, aunque sin crear ocasiones claras. A los 20 minutos, a la salida de un córner llegó el cabezazo de Diego Carlos convertido en gol. Salto portentoso del central brasileño -sigo pensando que creo que nos va a durar poco-, que ganó la pugna en buena lid al portero mallorquinista, aunque hubo protestas por un manotazo involuntario a un defensa del equipo rival. El gol subió al marcador y 0-1.

En una jugada bien trenzada por la delantera mallorquinista consigue Budimir introducir el balón en la portería sevillista, pero al entrar el gol en revisión por el VAR se anula por fuera de juego -muy justo, eso sí-, pero el gol no sube al marcador y nos vamos al descanso ganando 0-1 con bronca para el colegiado Gil Manzano por parte de la afición local.

En el segundo tiempo, cuando se llevaban jugados 15 minutos, se produce una de esas jugadas dentro del área que la mayoría de ocasiones pasa desapercibida, pero ahora con el VAR la situación puede ser distinta. En el borde del área -pero dentro- Baba le da un pisotón a Joan Jordán, el juego continúa, pero cuando se para interviene el VAR y es finalmente el colegiado de campo quien decide tras ver las imágenes en la pantalla que es penalti. Lanza Banega por el centro y gol. 0-2. A partir de aquí cambios de Lopetegui un poco raros -quitó a de Jong y sacó en su lugar a Koundé-. Esto de sacar del campo a un delantero -por cierto, bastante nulo de nuevo el holandés- y poner en su lugar a un defensa, aunque jugó en el lateral y ganando 0-2 no sé yo si es una medida que muchos sevillistas aprueben, aunque el técnico es él y seguramente sabrá lo que hace.

Un partido que acabamos ganando 0-2 y que si no hubiera habido VAR podría haber quedado 1-1, porque en un principio se concedió el gol del Mallorca y no se pitó el penalti a favor del Sevilla. Esta vez nos benefició el VAR, lo cual no quiere decir que siempre haya sido así, porque también hemos sido perjudicados en otras ocasiones.

La tecnología en el fútbol ha venido para quedarse y, aunque sigue habiendo mucha polémica, pero sobre todo cuando entran en juego las tan traídas y llevadas interpretaciones o el cuándo consultar el VAR y cuándo no. O cuándo entiende el árbitro del VAR que debe corregir la decisión del árbitro de campo porque se ha producido un error importante. Son detalles que hay que pulir, pero seguramente se sea más justo que antes, porque antes no había forma de cambiar nada. En nuestra vida de espectadores futbolísticos y aficionados ¿cuántos goles en fuera de juego clamorosos hemos visto? ¿Cuántos penaltis que han sido y no se han pitado o no han sido y se han pitado? Actualmente con el VAR siguen habiendo equivocaciones, pero seguramente sean bastantes menos.

Y no se trata de ser ventajista porque hoy el VAR nos haya beneficiado, porque como ya he comentado antes también lo hemos sufrido en contra. Hoy en día con tantas cámaras en los estadios, con tanta tecnología que por ejemplo te traza la línea para delimitar el fuera de juego en tiempo real o te permite ver una misma jugada desde distintos ángulos, me parecería un despropósito no aprovechar este recurso que puede hacer que el fútbol sea algo más justo, sin olvidar que los errores humanos siempre se seguirán produciendo.

Feliz Navidad y feliz año para todos. Un año 2020 que ojalá venga con nuevos éxitos sevillistas y, desde el punto de vista personal, con el #yomecuro.

JUANMA DÍAZ 02/12/2019

Disfrute vs sufrimiento

Día de partido. Día para volver al Sánchez-Pizjuán. Día para disfrutar. Los que respiramos en sevillista así debemos sentirlo. Partido contra el Leganés, colista, 12 de la mañana, día regulero meteorológicamente hablando y confiados en conseguir una nueva victoria en casa, habida cuenta del buen momento de nuestro equipo y del mal momento que atraviesa nuestro rival. Parecen ingredientes suficientes para poder disfrutar.

Uno ya disfruta desde que empieza a sonar el himno del centenario, la gente lo canta y extiende sus bufandas arriba, aunque es cierto que quizás por como estaba el día de desapacible o por la hora, sonó menos que otras veces. Pero nosotros queríamos disfrutar…

Alineación bastante habitual con los consabidos cambios obligados de Fernando y Ocampos. Portería para Vaclik, línea defensiva formada por Navas y Reguilón por los laterales y Koundé y Diego Carlos como centrales. En el centro del campo Jordán, Banega, Óliver Torres y el mudo Vázquez. Y en la delantera Nolito y de Jong.

Empieza el Sevilla controlando el partido, con mucho toque en el centro del campo y muchos desplazamientos de balón, aunque creando poco peligro pues el Leganés estaba bien situado en el campo, rocoso defensivamente y se creaban pocas ocasiones. La mejor un taconazo de de Jong que se va fuera por poco.

Así llegamos al descanso, con dominio sevillista pero sin moverse el marcador. El Leganés prácticamente ni tiró a puerta en esta primera mitad. Podemos decir que no disfrutamos mucho.

La segunda parte empezó con alguna ocasión clara del Leganés, que por primera vez se acercaba al portal de Vaclik… y empieza el murmulleo en la grada. Sin embargo, quien acierta con meter el balón en las redes es Diego Carlos para el Sevilla -otro partidazo del central y van…-. Como dice un amigo mío: ¡Qué poquito nos va a durar el fibroso central vestido de sevillista! Júbilo en la grada y disfrute.

Pero a partir de ese momento el partido entra en una fase distinta. Nos toca sufrir. Una vez más. Y es que poca gente entiende cómo jugando en casa contra el colista, con el marcador a favor 1-0, lo que toca es sufrir. Juego embarullado, muchos parones y faltas, alguna que otra tangana, comprobar el feo detalle del equipo visitante de no devolver el balón tras echarlo fuera para atender a un jugador… Se pone el partido espeso y feo… y encima sufriendo, porque en cualquier jugada te pueden empatar. Y Lopetegui quita a de Jong y saca a Sergi Gómez. Entra un defensa por un delantero. Pitada desde la grada. Y así seguimos con el sufrimiento hasta el final del partido, con una última jugada en la que hasta el portero Cuéllar sube a rematar.

Se acabó ganando, pero sufriendo. Y no es el primer partido que pasa. Tenemos que estar contentos porque estamos ahí arriba con 30 puntos, que ya quisieran muchos equipos. Pero creo que nos merecemos sufrir menos, porque tenemos plantilla y equipo para eso y para más y porque uno va al Sánchez-Pizjuán para disfrutar. ¿A que sí, sevillista?

JUANMA DÍAZ 14/10/2019

Yo… sevillista como mi padre

Una de las cosas que más recuerdo de mi infancia es la pasión que mi abuelo materno tenía conmigo. Y eso que yo era muy pequeño, pero parece que se me ha quedado grabado a fuego. Yo tendría 3-4 años y cuando llegaba a casa después del colegio me sentaba en sus rodillas y me contaba historias y cuentos, me ponía a hacer operaciones matemáticas, me enseñaba la hora -con 3 años yo ya tenía reloj y sabía perfectamente la hora- e intentó con todas sus fuerzas hacerme bético, como era él.

Me decía constantemente: “Mi niño es bético como su abuelo”. Y yo le contestaba cada vez que lo decía: “Yo soy sevillista como mi padre”. Y cuanto más me lo decía creo que más sevillista me hacía yo. Se puede decir que el sentimiento rojiblanco y el amor por unos colores se impregnó en mí de una forma consistente. Y eso que mi padre no insistía en que yo fuera sevillista. Me llevaba al estadio, eso sí, pero no tenía la insistencia que tenía mi abuelo.

Cuando ya mi abuelo Paco se dio cuenta que no tenía nada que hacer conmigo, me dejó por imposible y tuvo que aceptar que yo fuera sevillista. Mi padre fue muy sevillista, vivía muy intensamente el fútbol y, sobre todo, lo que ocurría con su equipo. Yo lo veía y me empapaba de todo lo que, prácticamente sin querer, me estaba enseñando de su sevillismo. Podemos decir que “he mamado sevillismo” gracias a mi padre.

En mi familia hay mucha afición futbolera y, como ocurre en muchas familias sevillanas, podemos decir que estamos repartidos entre aficionados sevillistas y béticos. En aquellos tiempos eso de ser de Sevilla y ser del Barça o del Madrid no se llevaba… o se era bético o se era sevillista. Igualito que ocurre hoy…

Eso sí, el respeto siempre por bandera, pero sin olvidar la guasa sevillana y el cachondeíto cuando el otro equipo salía goleado o cuando se producía la victoria en un derbi. Todo muy sano, aunque hay que reconocer que en alguna ocasión algún que otro mosqueo hubo.

Mi abuelo vivía conmigo y en mi familia era tradición juntarnos todos en nuestra casa para ver el partido que televisaban los domingos. Mi abuelo, mi padre, mis tíos y mis primos nos situábamos frente al televisor para ver el partido que echaran. Como sociedad machista que era en aquellos tiempos, las mujeres mientras tanto se solían ubicar en otro salón y de fútbol nada. Nosotros disfrutábamos del partido, mucho más si jugaban el Sevilla o el Betis… y si se trataba de un derbi… eso era lo máximo.

La pena que me da es que mi padre se fue al tercer anillo casi sin poder disfrutar como él se merecía de los últimos éxitos del Sevilla. En sus años de socio lo máximo que consiguió fue disfrutar de un par de clasificaciones europeas para jugar algunas eliminatorias de la UEFA A partir de 2006 -años de gloria sevillista- él estaba enfermo y no se enteró muy bien de lo que supuso Eindhoven y todo lo que vino después… Él falleció el día antes de jugar la final de Copa del Rey en 2010 en el Nou Camp y que le ganamos al Atlético de Madrid. Yo fui con mi sobrino y él estuvo con nosotros.

Abuelo, lo intentaste, pero creo que elegí la opción correcta, la del mejor equipo de Andalucía. Muchas gracias, papá, por hacerme sevillista. Siempre conmigo…

#yomecuro #SeguimosJuanma

JUANMA DÍAZ 20/09/2019

Mi abono del Sevilla FC

¡Columnas Blancas ha vuelto! Y estoy muy contento por ello, porque creo que es un blog de opinión sevillista que puede tener su sitio en la red, como lo tuvo en su momento dentro de la blogosfera sevillista. Permitidme que me presente brevemente. Mi nombre es Juanma Díaz, soy profesor de Secundaria de Matemáticas en […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies