Cabecera Columnas Blancas
image

Juanma Díaz - Columnas Blancas

Dicen que nunca se rinde

El partido que jugó ayer nuestro Sevilla FC frente al Krasnodar ruso es de los que se ganan pocas veces, pero mira por donde ayer tocó ganar… y ha venido muy bien después de la racha tan negativa de resultados que veníamos cosechando en liga. Porque la verdad es que sacar 0 puntos tras jugar en Granada, recibir al Éibar y jugar en San Mamés poca gente lo esperaba.

En el partido de ayer el Sevilla comenzó fuerte en los primeros 15 minutos, pero llegó una falta al borde del área a favor del equipo visitante y Sukeymanov la colocó en la escuadra. Gol. 0-1. A los pocos minutos penalti innecesario que hace Koundé, que pita el árbitro y que ratifica el VAR. Lanza Berg y gol. 0-2. Minuto 21 de partido.

Quedaba mucho partido por delante y desde luego era complicado. Habría que apelar a ese “Dicen que nunca se rinde”. El primero en reaccionar es Lopetegui que realiza los primeros cambios: quita del campo a un desacertado Koundé y a Escudero, que se va dando una patada a una puerta y entran Acuña -mucho más en forma que Sergio- y Óscar Rodríguez.

El Sevilla es constante en sus ataques, pero no termina de culminar ninguna de las ocasiones, como le viene pasando desde hace un tiempo: la tan traída y llevada falta de gol. El portero ruso también está bastante inspirado y resuelve distintas situaciones de peligro, hasta que llega el minuto 42 y tras un centro desde la derecha de Jordán llega el remate de cabeza de Rakitic que se cuela en la portería rusa. Buen partido del croata en esta ocasión. Nos pusimos 1-2 y parece que así nos iríamos al descanso como finalmente fue, pero antes de terminar la primera parte, en un contraataque de los rusos, Navas se vio obligado a hacer una falta fuera del área como último hombre, lo cual le costó la expulsión. Otro problema más: afrontar toda la segunda parte con un hombre menos. 

Había que recurrir a la épica, al nunca nos rendimos, al vamos a por todas… y en esta segunda parte bien que lo demostró el equipo. Entraron Fernando y En-Nesyri por Munir y Jordán y desde luego que ayer fue el partido del marroquí: dos que tuvo, dos que marcó. La primera fue un regalo de un defensa ruso y la segunda entró con todo para rematar a puerta tras un rechace. Puso el marcador en 2-3 y quedaban 20 minutos por delante en los que habría que aguantar los más que seguros ataques del Krasnodar. Y sé aguantó y se defendió bien y se fue un equipo concentrado y entregado, todos a una… y así llegamos a la victoria final.

Conozco a sevillistas que con el 0-2 dejarían de ver el partido. Pues se perdieron lo que se perdieron. Es verdad que lo de ayer no es muy normal que ocurra, pero cuando este equipo se entrega de la forma que se entrega, desde el banquillo se dirige bien, se hacen bien los cambios, se plantea bien el sistema y la entrega en el campo de los jugadores es absoluta… es posible que ocurran estas cosas.

Sería injusto destacar a ningún futbolista sobre los demás porque todos en general estuvieron a gran nivel, pero me parece de justicia reconocer el partido que hizo Rakitic -por fin-, el que hizo Ocampos -que es posible que todavía esté corriendo por esa banda derecha- y los 2 goles que marcó En-Nesyri; que por fin se encontró con su partido. Reconocimiento también para Lopetegui, que esta vez sí supo leer el partido, acertó con los cambios y con el cambio de sistema, todo lo contrario de lo que ocurrió en Bilbao.

Para terminar me quedo con las declaraciones de Rakitic al terminar el partido: “El corazón que tiene este equipo es impresionante, hay un grupo espectacular que trabaja a morir el uno por el otro, a darlo todo en el campo desde el primer hasta el último minuto”.

Y ahora volviendo a la Liga tenemos dos partidos consecutivos en casa, frente a Osasuna y a Celta. 6 puntos muy necesarios. Los conseguiremos, ¿verdad?

P.D: Escribo esta columna de madrugada usando mi móvil desde una de las camas de la Sala de Observación del Hospital Virgen del Rocío, donde estoy ingresado porque sigo luchando por el #yomecuro… 

Partidos como el de ayer ayudan a llevar todo esto mucho mejor… #VamosMiSevilla

Una final europea en agosto

Hace años lo habitual en agosto era disfrutar de torneos veraniegos por distintas ciudades andaluzas y españolas. Tras la desaparición del Trofeo Ciudad de Sevilla donde solíamos disputar algún que otro derbi, fundamentalmente participábamos en el Colombino y en el Carranza, entre otros. Y bastantes trofeos de ambos se pueden ver en las vitrinas de nuestro club.

En estos partidos veraniegos que formaban parte de la pretemporada se solían ver por primera vez los nuevos fichajes, las tácticas empleadas por el entrenador del momento y nos hacíamos una primera idea de lo que podía ser la temporada, aunque cada uno se hacía su propia idea y no siempre se acertaba, claro está.

Los torneos veraniegos fueron desapareciendo, salvo honrosas excepciones, u organizándose con carteles de menos tirón, pues tras la llegada de este fútbol moderno y súper-profesionalizado, sobre todo tras la irrupción de la LFP, parece que lo que se impone es hacer caja y enseñar nuestro fútbol por otros países europeos, americanos y asiáticos, sobre todo por parte de los equipos más importantes. De ahí que los últimos años hayamos tenido que ver los partidos de la pretemporada de nuestro Sevilla FC por televisión, pues solía jugar en el extranjero frente a equipos de otros países, la mayoría de ellos de buen nivel.

Pero este año sí que es todo distinto. La pandemia obligó a suspender las distintas competiciones nacionales y europeas desde mediados de marzo, aunque afortunadamente se han podido retomar durante este verano… Eso sí, sin público y con las medidas de seguridad necesarias.

Hoy juega nuestro Sevilla FC el último partido de esta temporada 19-20. Nada más y nada menos que la final de la Europa League. Será frente al Inter de Milán y se jugará en Colonia, en el mismo estadio donde le ganamos la semifinal al Manchester United hace solo cuatro días. Una final más, la sexta de Europa League, la decimonovena en Europa.

Fácil no será ganarla porque el Inter es muy buen equipo, pero en las filas sevillistas estoy seguro de que miedo no hay, pues para eso nuestro equipo cuenta las finales de Europa League disputadas por levantamientos de copa de campeón. Quizás este dato asuste algo a los italianos, aunque ya se sabe que las estadísticas en el fútbol sirven de poco y, como se dice habitualmente, a un partido puede pasar cualquier cosa o las finales están para jugarlas. Y algunos añadimos: y para ganarlas. Y además dicen que nunca se rinde…

Será el último partido como sevillista de Éver Banega -vaya final de temporada que te has marcado, rosarino-, con nuestros laterales recientemente convocados para la selección española por Luis Enrique para los dos partidos de septiembre. Reguilón y Navas. Qué grande nuestro capitán al decir que se emocionó al ver la foto que le hicieron de espaldas tras finalizar el partido contra el Manchester. Estaban abrazados Banega y Navas y salían de espaldas en la foto. El 10 y el 16. Reyes y Puerta. Besos al cielo.

La portería con Bono en estado de gracia -no nos falles hoy-, la defensa en buen tono, el centro del campo a buen nivel, tanto de recuperación como de construcción. Y la delantera a ver si aprovecha las ocasiones que se presenten. Parece que Ocampos se ha recuperado y podrá jugar, por lo que supongo que Lopetegui repetirá la alineación titular de los dos últimos partidos.

Otro día importante para el sevillismo. Disfrutémoslo frente al televisor junto a familia y amigos. Y esperemos que nuestro equipo nos dé otra alegría en este verano tan atípico y nos traiga la sexta para Sevilla.

Si me permitís me gustaría dejar por aquí un par de consejos antes de terminar esta columna:

– Si conseguimos traernos la Copa, como todo el sevillismo quiere, seamos responsables con las celebraciones que hagamos, porque está claro que habría que celebrarlo, pero siempre cumpliendo las medidas de seguridad impuestas por las autoridades: evitemos las aglomeraciones, mantengamos las distancias y usemos mascarilla. Por eso lo más recomendable es que cada cual lo celebre con su entorno cercano, con el que haya visto el partido y se eviten los desplazamientos y quedadas. No es momento de ir a la Puerta Jerez. Seguro que habrá otras ocasiones en años venideros…

– Y si desgraciadamente no nos traemos la Copa no nos pongamos tristes ni critiquemos al equipo. La temporada del Sevilla FC ha sido magnífica, quedando cuartos en Liga, empatados a puntos con el tercero y finalista de la Europa League, siendo el único equipo español que ha llegado a semifinales de competición europea en esta temporada tan complicada.

Terminamos con este vídeo de Navas y Banega publicado por los medios oficiales del club en el que, ante la ausencia de la afición en las gradas del estadio, nos dicen que #SomosVosotros. Y aquí la respuesta de las peñas sevillistas. Impresionante.

#VamosMiSevilla #WeAreSevilla #APorLaSexta #VolverEsGanar

#SomosImparables #SeguimosJuanma #yomecuro

Y el Sevilla FC nos dio otra alegría

Escribía hace unos días esta columna por aquí en la que pedía que nuestro Sevilla FC nos diera otra alegría al sevillismo, tras la que nos dio con quedar cuarto en la Liga con la correspondiente clasificación para la Champions y pensando sobre todo en ese partido de octavos de la Europa League contra la Roma que se jugó ayer.

Y vaya si nos ha dado una alegría. Partidazo del Sevilla FC, sobre todo la primera parte, que para mí ha sido de lo mejor que ha jugado el equipo en toda la temporada hasta ahora. Y una segunda parte que también ha estado bien, pero que ha sido más de control. Y también porque la Roma tras un 2-0 tenía que hacer algo, aunque la verdad es que mucho no ha hecho, pero más bien por méritos de los sevillistas que por deméritos de los romanos.

Goles de Reguilón y de En-Nesyri y uno más de Koundé que nos anuló el VAR por un fuera de juego muy justo. Es difícil destacar a algún jugador en concreto por encima de otros, porque todos han estado a un nivel altísimo, tanto a nivel físico como de juego y toque. Porque, ¿qué me decís de los dos laterales? Navas, incombustible y Reguilón con mucha llegada y hasta marcó el primer gol. ¿Y de los dos centrales? Vaya pareja Diego Carlos -ya se me acaban los calificativos para este portento- y Koundé -¿de verdad que tiene 21 años este chaval?-. Los centrocampistas en el mismo buen nivel con el que terminaron la Liga. Bueno, lo de Fernando ha sido desde el principio. Banega nos está dejando unos últimos partidos como sevillista para enmarcar. Lo que le vamos a echar de menos… y eso que también ha habido que aguantarle tela, pero la clase y la calidad que tiene nadie la puede discutir. Jordán a muy buen nivel también y quizás quien ha estado más flojillo ha sido Suso, que fue el primer sustituido por Munir -buenos minutos también los suyos-. Ocampos en su línea de incisivo y agresivo ante la portería rival y En-Nesyri con mucha movilidad que hacía que la defensa de la Roma no supiera cómo sacar el balón jugado. Empezaba la presión en él e iban todos a una. De Bono poco que decir porque prácticamente ha sido un espectador más del partido entre los pocos que habían en el estadio por eso de jugarse a puerta cerrada.

Mención especial merecen también el entrenador y los jugadores del banquillo. Lopetegui planteó muy bien el partido: presión a la Roma, mucho manejo de balón y una vez más acertando con los cambios. Y los suplentes muy metidos en el partido pues desde los micrófonos de ambiente llegaban los ánimos, las protestas… se nota que esta plantilla forma un grupo muy bien cohesionado. También tendrá mucho que ver el momento dulce que está viviendo el equipo, digo yo.

Hasta los comentaristas del partido por televisión – entre ellos estaban Julio Maldonado e Ismael Medina- alucinaban con el juego que estaba desplegando el Sevilla. La verdad es que el equipo está muy fuerte y da sensación de una sólida presencia en el campo. Se presiona mucho y bien, se toca con sentido el balón con mayoría de pases acertados, hasta en los pases largos y se generan ocasiones que ahora sí se materializan muchas de ellas, algo que no ocurría en la primera parte de la temporada.

Hoy nos ha alegrado la tarde nuestro Sevilla FC a todo el sevillismo y tengo que reconocer que hasta me he emocionado porque me he acordado de muchos sevillistas del tercer anillo -entre ellos, mi padre- que supongo que desde allí arriba habrán disfrutado de lo lindo.

El martes 11 nos espera en cuartos en el mismo escenario pero a las 21 horas los británicos del Wolves, que ha eliminado al Olympiacos al ganarle 1-0 tras empatar en la ida a uno en tierras griegas. Volverá a ser partido único y ya sabemos que puede pasar cualquier cosa, pero tenemos que confiar en nuestro equipo porque motivos nos está dando para ello… y mucho más tras el fenomenal partido de ayer.

Sigue dándonos alegrías, Sevilla FC. Los sevillistas sabemos agradecerlo.

#VamosMiSevilla

Nota final: En la columna anterior comenté que la escribí desde el hospital de madrugada. Esta también la escribo de madrugada, pero no desde el hospital. Me dieron el alta porque no me pudieron infundir las células CAR-T, pues se me he presentado un problema que requiere que me den sesiones de radioterapia para acabar o reducir lo máximo posible un plasmocitoma -un tumor de los malos que produce el mieloma múltiple que tengo- que me ha salido en la base del cráneo, pues la infusión de las células tiende a producir inflamaciones y puede ser peligroso por la zona en la que está. Sigo por tanto en Salamanca acompañado por mi mujer en un apartamento que hemos alquilado y recibiendo las sesiones diarias de radioterapia. Hoy me toca la octava. Acabamos el martes 11 con la décima, el mismo día que espero que nuestro Sevilla FC nos dé otra alegría. Seguimos con fuerza y a por todas… porque estoy seguro que #yomecuro.

Danos otra alegría, Sevilla FC

Nota inicial: Escribo esta columna de madrugada desde la habitación de aislamiento de la planta de Hematología del Hospital Clínico de Salamanca, donde a partir de hoy voy a seguir un tratamiento con células CAR-T que son las que van a acabar con mi mieloma múltiple -un tipo de cáncer de la sangre- y que son […]

Diálogo entre sevillistas (II): Desde el confinamiento…

Sevilla, 2 de abril. 13:30 horas. Suena en el móvil de Antonio el himno del centenario… “Cuentan las lenguas antiguas…” -¿Cuántos sevillistas tienen esta melodía como tono de su móvil? Muchos, ¿verdad?-. Antonio mira la pantalla y ve que es Miguel quien le está llamando. Contesta cuando está sonando “…su madre fue Sevilla y le […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies