Cabecera Columnas Blancas
image

José Manuel Ariza - Columnas Blancas

Dignitate

Saludos.

Del latín “dignĭtas”:

  1. f. Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse.

Es la tercera acepción de “dignidad” que propone la Real Academia de la Lengua, la RAE. Es, también, una cualidad humana (que no sabemos bien lo que ocurre con los animales aunque a algunos les otorguemos dudosas condiciones humanas) que puede ser mostrada por personas sin importar su cultura, su procedencia social, sus estudios o carencias formativas.

La dignidad es, además, pariente íntima de principios como el honor, la honra, el orgullo… por pertenecer, de manera real o simbólica, a un grupo al que deberías dedicar respeto y esperar lo mismo de ellos. En épocas pasadas, la “fidelidad” alcanzaba hasta el hecho de morir antes que traicionar ésos principios por dignidad. En distintas mitologías, los héroes clásicos preferían sacrificarse para salvaguardarlos y hasta hace bien poco, los japoneses practicaban el harakiri (sacrificio ritual) antes que vivir con deshonor. El “pecado” de los cristianos tiene mucho que ver con esto aunque el concepto “redención” diste mucho de pretender matarse por ello.

Hemos visto a lo largo de la Historia muchos personajes, con impresionantes currículos, hacer las mayores barbaridades imaginables, indignas. Los seguimos viendo. Y los vemos también en todos los estratos sociales aunque los más llamativos sean los políticos, los militares o muchos empresarios porque sus acciones son, por la cantidad de afectados, las que más resalten. Y hemos visto a personas humildes, analfabetas incluso, mostrar niveles de dignidad gratificante.

¿Pero qué ocurre cuando aun siendo muy joven te conviertes en un personaje popular, famoso, rico… y no tienes el cerebro bien amueblado o poco formado? Un personaje que desean imitar miles de chavales de todo el mundo pero del que, desgraciadamente, solo conocen una de sus facetas como persona (la de jugador) y que a pesar de su indudable importancia, no se les alienta a contemplar el resto del individuo ni las circunstancias que rodean al ídolo.

Decía Edson Arantes do Nascimento, Pelé, que para ser el mejor del mundo hay que saber serlo dentro y fuera del campo. Y como todos conocemos bien a otro de los más grandes y que vistió nuestra camiseta (ya saben a quién me refiero) había diferencias abismales entre el in y el out. Éste distaba mucho de ser un ejemplo… vestido de calle aunque se le “consentía” porque con ropa de trabajo era sencillamente genial. También floreció antes de la cuenta y arrastró carencias sensibles toda su vida de ciudadano.

A estas alturas deben haber adivinado que me refiero a Sergio Ramos García y el pequeño “terremoto” que ha provocado la supuesta vuelta al Sevilla FC. La Plaza está dividida, muy dividida en la Ciudad Sevillista Dual por excelencia. Y lo es porque se “fabricó” aquí y nunca haya renunciado, de palabra, a su sevillismo y a pesar de que lo ha manifestado siempre, en el terreno de juego se comportó habitualmente de forma más que dudosa, sospechosa incluso. A veces hemos pensado que puede que sea el peor hijo posible de entre los muchos de la familia.

Es, o ha sido, unos de los centrales más completos del mundo; ha ganado todo lo ganable; ha amasado una fortuna considerable y es, como decía arriba, ídolo para muchos niños y niñas… pero a diferencia de los otros dos que nombro, sus comportamientos dentro del campo distan mucho de ser ejemplares. Claro que se le “consienten” porque milita (o militaba) en el Real Madrid y a pesar de ello (que es mucho pesar) ostenta el record de jugador más expulsado de La Liga: desproporcionadamente violento en muchas ocasiones, a pesar de sus magníficas cualidades, con “entradas” peligrosas para la integridad física del oponente (que es, no lo olvidemos, un “compañero” de profesión con otros colores) con el “no pasará” llevado al extremo, por lo civil y por lo criminal; sucio, es sucio y aunque hemos conocido a otros muchos de calaña similar (en el amor y en la guerra todo vale y esto va de amores y belicismo) éste se erige en el rey absoluto; chulesco, es chulesco y provocador con agresividad manifiesta contra todo y contra todos los que osen cuestionar sus métodos… podría extenderme pero no contaría nada que no supiéramos ya de sobras.

En lo particular, sus desafíos contra el Sevilla están aquí incluidos: altanero, jactancioso, chuleta, farolero, valentón, perdonavidas, chulapo, pinturero, soberbio, rufián, sinvergüenza, granuja, fatuo, presumido y petulante. Puede que se me escape alguno más pero me he despachado a gusto.

Los continuos gestos a la Grada sevillista, la de “SU” Equipo del alma…

Termino. Habrán supuesto, con razón, el cariño que le profeso y la ilusión que me produce su posible vuelta. Y observo perplejo la campaña de “blanqueado” en la que muchos sevillistas están participando. Mi no entender pero soy torpe de nacimiento, lo siento.

Cuidaros.

Volver

Saludos.

Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos
Van marcando mi retorno
.

Son las primeras estrofas, como saben, de un maravilloso Tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, tomadas para ésta ocasión en la voz mágica de Estrella Morente. Las elijo, de entre las que llenan ésa maravillosa obra rebosante de tristeza por lo perdido, porque definen completamente lo que siento, lo que deseo y lo que me ha sido hurtado.

Un año perdido (aunque con el sexto destello argentino de los que somos los más sabios) revestido de ausencias y que para algunos es más largo porque son las urgencias del tiempo pendiente; cuando descubres que tienes más pasado que futuro; cuando cada momento es mágico, único e irrepetible. Cuando anhelas que el resto de tus días sigan fluyendo por nuestro río de la plata con nombre árabe.

Que febril la mirada
Errante en las sombras, te busca y te nombra.

Volver a la Casa que las dos dimensiones, frías y distantes aunque de fidelidad asombrosa, no suplantan en ése placebo insoportable a pesar de que lo que sientes sea tan genuino como la carne viva. Volver en largo, ancho, profundo y Corazón. Volver en color, olor, sabor y pasión. Volver porque la deidad de aquel día te tocó al nacer y te puso sangre blanca y roja y te dio un Hogar para ti y los tuyos.

Volver al ritual mágico con todos tus dioses, los divinos y los humanos; volver hombro con hombro, abrazo con abrazo y volver con deseo insano, febril la mirada. Volver donde eres casi más tú que en tus otros tus; con tripas vivas, primarias y salvajes, con valor tan importante como esos cuatro o cinco valores auténticos de tu vida. Volver a vivir las liturgias de las Copas y de las copas: del antes, durante y después; de las sonrisas de cara ancha y a veces, tristes pero con la esperanza intacta de que vendrán otras mejores…

Pasión de cemento o de traca, estoicos o desaforados, pacíficos o exaltados que todos tienen aquí cabida porque es un Corazón enorme y todos pulsan igual, como teselas del mosaico que compone ésa Pasión: todas iguales, todas tan valiosas como las demás, únicas en sí mismas y como el resto. Porque volver es cantar de nuevo durante unos minutos el Himno maravilloso y en ocasiones, en el segundo prodigioso envuelto en red aunque tu garganta sea un desastre, como un atentado estético que debería estar penado y del que solo te salvan los tenores que te rodean y que te permiten fundirte en el anonimato glorioso. Pero suman, tus graznidos suman.

Volver para ver a las caras nuevas y antiguas; para mirar, observar, catar y analizar a los recién llegados por si son o serán buenos que a los otros ya los conocemos. Y sentenciar. Volver para equivocarte y redimir a los condenados  de su pena, por trabajo, con un indulto total y una indemnización gloriosa. Y volver para desear equivocarte tanto que no haya rincón donde ocultar tu orgullo herido y tu torpeza como técnico de grada. Te faltarán algunos y otros llegarán para ocupar el hueco que dejaron. Y los querremos a todos. O casi a todos.

Y regresar a la Agencia de Turismo “Seville FC Travel” que nos lleva por Europa en volandas (con créditos sin fin que ríete de las cuestas de enero) Escudo y Bufandas y Banderas como pasaporte, dejando huellas de Giralda orgullosa por doquier, en ése doquier inmenso que hemos subyugado sin piedad, sin concesiones, sin heridos, sin prisioneros y que es nuestro y lo seguirá siendo mucho tiempo más.

Volver con la Exigencia por la Excelencia aun sabiendo que existen imponderables de mayor cuantía pero a los que ya vemos en un horizonte cada vez más cercano y ellos nos ven a nosotros; de saber que “imposible” no existe, que los sueños se cumplen, que se están cumpliendo y que deseas como nada estar allí cuando lleguen los próximos porque como decía D. Lope (de Vega): “yo hago lo que puedo y la Fortuna lo que quiere”.

Volver para seguir exigiendo, como desde el principio mismo, que para los nuestros pedimos lo mejor siempre y no consentimos paños calientes porque para calentarnos ya estamos nosotros. Sangre de nuestra Sangre.

1890 razones para Volver, Sevilla FC.

Cuidaros.

Vacaciones

Saludos.

Llega el final de curso y a falta de un partido (me adelanto, por tanto, a un posible análisis final porque, entre otras razones, en eso también soy muy malo y conozco al menos dos docenas de personas que son brillantes analizando) surge la polémica de siempre, la de todas las temporadas: los jugadores están cansados y su rendimiento físico anda al límite. Desde ésa verdad irrefutable, los nuestros deben estar más que muy cansados y más que muy al límite.

Es ciertísimo que en ésta hemos tenido un ritmo de partidos infernal, extenuante, sin descanso prácticamente (dos años consecutivos sin respiro) y para el que debes tener una fortaleza mental y corporal inusitada. También que estar ahí arriba tiene un precio y que las plantillas deben estar preparadas para ello o no estarán; que los mejores deben administrar sus esfuerzos aunque sean, como este año, terroríficos y que es fundamental una competente administración de los recursos humanos y sicológicos. Porque aunque atletas de élite, con preparación y cuidados especiales y que ya quisiéramos el común, también son humanos que se cansan, se agotan y se estropean. Para nuestro regocijo, sin embargo, las lesiones han sido mínimas y a ésta altura de la competición, todos o prácticamente todos los jugadores, están disponibles. Mis loores al cuadro médico y físico.

Sabíamos que sería así y querremos un partido cada tres días en los próximos años y para siempre: en esta carrera de fondo, solo los mejor dotados llegan a la meta. De la misma forma, sabemos que todos los equipos andan en la reserva y que los que aguantan y aprietan los dientes, llegan a sus metas. Y el Sevilla, éste año, es uno de los que más veces ha tenido que apretarlos. El premio al esfuerzo es jugar de nuevo, la máxima competición europea, lograda con holgura “vergonzante”.

Estamos viendo a todos los equipos flaquear y, por ejemplo, el Chelsea dejó al Madrid pidiendo conteo de protección en Champions y lo envió a la Venta continental. El Barça (ya en el mismo sitio con anterioridad) anda igual y el Atlético, posible vencedor de Liga, aparcado allí con los otros dos, tampoco parece un ramo de flores recién cortadas. Los tres han jugado menos partidos que nosotros en casi dos años, con sus vacaciones correspondientes, y aunque a nosotros también nos largaron, hicimos un papel más que destacado: un mal medio tiempo, de cuatro, y adiós… es fútbol.

Pues el Sevilla resiste en Liga y aún no están totalmente definidas las posiciones finales de la tabla, aunque parece poco probable que mejoremos la clasificación a pesar de que el de arriba ya no se juegue nada y que solo sea cuestión de prestigio. Y dinero. Aún no aunque el último clavo esté al rojo vivo.

Es, cierto, no obstante, que el resultado contra el Villarreal ha podido ser y lo ha sido, sonrojante; que no parece normal que nos cuelen cuatro con una defensa que ha demostrado una solidez y una consistencia de altísimo nivel y que tengamos la sensación de que ya se han marchado, mentalmente, de vacaciones.

Una de nuestras divisas es “Dicen que nunca se rinde” y aunque haya momentos en que pueda parecer que los jugadores la traicionan (yo no lo creo, pero los grados de motivación son fundamentales y hemos tenido abundantes pruebas de compromiso) se les pidió una voluntad férrea y con un objetivo específico: clasificarnos para la máxima competición continental. Y lo hicieron de largo.

Todos los peros circunstanciales que queramos, pero pase lo que pase el domingo 23 a las 23 horas aproximadamente, lo de estos tipos habrá sido ESPECTACULAR. Y lo es doblemente: un sacrificio extenuante y larguísimo y competir contra tres gorilas que nos doblan o triplican los presupuestos y que, hasta casi el final del todo, no las tenían, tienen, todas consigo.

No confundamos las cosas, por favor, porque hemos tenido malos momentos en la temporada (como TODOS), deprimentes incluso y aun así, nos hicieron soñar que nuestra segunda Liga fue posible. Quiero todas las ligas que me queden por ver con ésa incertidumbre de estar cerca, de duplicar el palmarés, de tenerlo al alcance de la mano. Sí, por favor.

Hoy les deseo, a todos ellos y a partir del lunes 24, unas largas, satisfactorias y reparadoras vacaciones. Gracias.

Cuidaros.

Los aforados

Saludos. Cuando era un crío y todavía teníamos cartilla de racionamiento para aceite y otros alimentos, íbamos al campo del Loreto a animar al equipo de la barriada. Los mayores nos juntaban detrás de la portería del visitante y por apenas unos caramelillos de nata de una chica, nos pegábamos todo el partido gritándoles insultos […]

La neolengua

Saludos. George Orwell, en su magnífica obra “1984”,  inventó el término “neolengua” (nuevahabla, nuevalengua) en un alegato fantástico contra los totalitarismos. El bueno de George se inspiró para el libro en su experiencia en la guerra civil española, donde sufrió en carne propia los horrores de las represiones, purgas y otras lindezas aplicadas al control […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies