Cabecera Columnas Blancas
image

José Luis De La Rosa - Columnas Blancas

El azote para los demás

Estamos viendo como de todos lados nos están sacudiendo. Un día sale que el presidente de la Federación Española de fútbol no nos puede ni ver. Otro día, que a pesar de ser posiblemente la plantilla menos intensa y agresiva que hayamos tenido nunca, estamos a la cabeza de los equipos más expulsados de Europa.

Por otro lado lo de la prensa nacional con el Sevilla no tiene explicación alguna. Solo hay que ver el rasero con que se mide un club que desde antes de empezar un partido te provoca con tifos en la grada queriéndote humillar, te insultan en el palco, incluso en el mismo césped, mientras el Sevilla (en este caso su director deportivo) se limita a dar las gracias a su afición en la grada.

El resultado todos lo conocemos, linchamiento nacional pero no al agresor, sino al agredido. Con mención especial a los mindundis de los programas de el partidazo, el Larguero y el Chiringuito. Y en televisión la Cadena Cuatro a la cabeza.

También se han lucido los portales sevillanos Muchodeporte y Orgullo de Nervión (éste sorprendentemente ha dado un giro con su nuevo director).

Todos pisándonos, como diría el bueno de Bilardo.

Para el otro equipo no caben las críticas, pueden hacer lo que le dan la gana. Da igual si tiran unos cuernos o nos agreden con una botella o un palo. Es un equipo simpático y parece que tiene barra libre.

Pero vamos, eso me da igual.

Lo que no me da igual es que parte de la afición del Sevilla a pesar de estar viendo cómo a su equipo le llueven palos por todos lados, también agarren el azote.

Sé perfectamente que se han cometido muchos errores y que el Sevilla con esta plantilla y su presupuesto nunca debería de estar donde estamos.

Pero también sé que el Sevilla necesita más que nunca el apoyo de su afición. Lo único que tiene.

El derecho a opinar es ineludible, pero me molesta la crítica sevillista del mazo en estos momentos hacia la plantilla del Sevilla.

Viene esto a cuento a la cantidad de menosprecio y descalificaciones que se están vertiendo sobre los tres jugadores argentinos que acuden al mundial, acusándolos de borrarse del equipo desde hace meses.

Por supuesto basado en suspicacia y no en ninguna veracidad.

¿Qué ganamos con esto?

Recuerdo que ya perdimos a un gran delantero (André Silva) por acusaciones parecidas sin ninguna prueba.

Tampoco ayuda las constantes pedidas de jubilaciones a algunos jugadores de la plantilla.

Lo único que ayuda al equipo para salir de esta es o apoyar o dejar el azote para otro momento.

Yo confío

El que no quiera ver al Sevilla en puestos de descenso que haga como yo, que no mire la clasificación. Que espere un poquito, que tenga paciencia.

Su puesto no es este. Estando Lopetegui o Sampaoli. Al final en una liga tan larga normalmente todos los equipos están en su sitio y el de ahora no es el que nos corresponde por plantilla.

Todos sabemos que el equipo pasa por un periodo difícil. El robo en Pamplona, la mala suerte con el Valladolid, la inesperada derrota en Almería, (partido clave y que ha hecho mucho daño) nos puso a los pies de los caballos. Luego apareció un durísimo calendario (Barcelona, Villarreal, Atlético y Athletic) que, en las condiciones que ha arrancado el equipo, sin centrales y con varios jugadores en pretemporada, era lógico que no íbamos a poder superar. Y menos aún si hablamos de City y Dortmund.

Todo ello nos ha dejado en esta mala situación.

Y por qué digo mala y no malísima. Pues porque si no seguimos en Champions disputaremos el ahora prestigioso torneo de la Europa League y porque estamos en la jornada ocho de la Liga. Quedan treinta jornadas por disputarse, noventa puntos. A diez puntos de la Champions y a siete puntos de Europa. Esto en el fútbol, donde se cambia de un día para otro, es una barbaridad de tiempo y una puntuación perfectamente superable.

Sí, hablo de Europa y no de descenso como es el tema de actualidad en todos los medios y en la propia afición sevillista.

Estoy seguro de que llegaran las victorias y con ello se limpiará la cabeza de fantasmas y las piernas dejaran de estar agarrotadas.

Es cierto que para que eso ocurra tienen que pasar cosas.

La primera tiene que ver con la presencia de tres futbolistas que hará que el equipo suba tres niveles si están en forma: Marcao, Acuña y Fernando. Y dos niveles si no lo están.

Sobre todo la presencia de Marcao y Fernando es imprescindible debido a la fragilidad defensiva que ha provocado el Consejo vendiendo a Koundé y Diego Carlos.

Y lo tengo que decir: Y sin Gudelj.

Luego todo tiene que ser mejoras y subir peldaños. Confiar en que nos respeten las lesiones (sobre todo en jugadores importantes como los tres mencionados). Confiar en la plantilla, que está plagada de muy buenos jugadores que nos han dado mucho. Confiar en los refuerzos que, aunque han llegado tarde y mal físicamente, den las prestaciones que se esperan de ellos cuando tengan el nivel competitivo adecuado.

Es obvio de que con esas apuestas con jugadores en muy baja forma podíamos pagar las consecuencias al principio de temporada. Pues ha pasado. Como también va a pasar que pronto, cuando todo se normalice, veremos un Sevilla más parecido al de años anteriores y lo de ahora será solo una estadística y un sueño para algunos que, sintiéndolo por ellos, no se hará realidad.

Yo voy a apostar por la paciencia y la confianza, aún siendo consciente de las carencias y los errores. La clasificación espero mirarla dentro de un par de meses, mientras… que le den.

Lo mismo nos estamos equivocando

Mis años (que ya son muchos) de seguidor del Sevilla me sirven para ver la evolución del aficionado del Sevilla en estas últimas décadas. Y la verdad es que es bastante distinto.

No hemos cambiado en el amor a nuestro club y en el orgullo de pertenecer a él. Unas características que nos hacen ser de las aficiones más fieles de España.

Seguimos siendo respetuosos con los rivales (con excepciones). Señorial y con un comportamiento ejemplar (también habrá excepciones, claro)

Pero con la llegada de los títulos y habernos colocado entre los cinco equipos más importantes del país, han aparecido unas nuevas características en gran parte de la afición que lo mismo no son tan positivas. La exigencia desmedida y la impaciencia.

Siempre hemos escuchado que la exigencia forma parte del club buscando el crecimiento de la entidad. Pero creo que una gran parte de la afición ya se ha pasado de frenada y estoy planteándome si no está ya empezando a perjudicar.

Y lo dice alguien que siempre ha llevado el sambenito de criticarlo todo, pero que ha visto como, sobre todo en estas dos últimas temporadas, los “nuevos azotadores” me han pasado por el lado como un Ferrari pasa a un Citroën 1.

Ahora parezco un “oficialista” comparado con la corriente de opinión tan negativa que rodea al Sevilla FC.

Sí, sin duda, ahora somos distintos. Y no somos mejores.

Me viene a la memoria los dos últimos partidos jugados contra Cádiz y Osasuna.

¿Cuántos sevillistas de veinte años hacia atrás han visto que le pitasen al equipo en un partido amistoso planificado para hacer pruebas, como ha ocurrido en el Trofeo Antonio Puerta contra el Cádiz?

O cuando en el primer partido de liga es mucho más relevante para gran parte de la afición el hecho de tirar tres veces a puerta a que nos hayan metido un mangazo descomunal, denunciado por todos los medios deportivos del país.

A mí tampoco me gusta el juego del equipo últimamente, ni la subida de los abonos. Sé que los asientos del estadio es un parche. Y veinte cosas más que se pueden hacer mejor. Pero el azote continuo a los dirigentes y sobre todo la predisposición para pitar y criticar al equipo, no solo a las primeras de cambio, sino toda una semana completa, hacen que esta afición ya no lleve al equipo en volandas como dice su himno, más bien lo que vuelan son los palos sin pararse a pensar que quizás el Sevilla ha llegado a su punto más álgido y que subir un peldaño más es demasiado difícil.

Todavía seguimos entre los grandes y en gran parte ha sido gracias al apoyo de la afición.

Para eso era la mejor de España.

Por cierto. Excluyo a los Biris de todo esto.

Europa Sur

Meritazo de Lopetegui y el equipo

231 bajas por lesiones. Posiblemente la mayor cantidad de lesionados en una temporada en la historia de la liga española. No incluyo bajas por sanciones ni por ausencias por jugar con su selección. A pesar de ser el equipo de la liga con más casos de Covid, con el 95% de la plantilla. De tener […]

El problema de Cantalejo

 “La mujer del César no solo tiene que serlo, sino parecerlo”. Esa mítica frase de un dictador romano a su esposa es un símil de lo que le está pasando al Sevilla por la elección de un sevillista confeso como jefe de los árbitros españoles, el señor Medina Cantalejo. Por tal motivo, su nombramiento como presidente […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies