Cabecera Columnas Blancas
image

José Luis De La Rosa - Columnas Blancas

La Liga Promises

La Liga Promises la organiza la Liga de Futbol Profesional y la Fundación José Ramón de la Morena, aunque muy bien podría organizarla el R. Madrid junto al FC Barcelona. Dos equipos que se caracterizan por reclutar a jóvenes jugadores del país para incorporarlos a sus respectivas canteras, no en vano tanto de la Masía como en la llamada Fábrica, salen de ella el mayor número de jugadores profesionales de Europa.

Y qué mejor que este evento, el cual es el escaparate perfecto para tener controlado a los mejores futuros jugadores del país.

Es cierto que sin esa competición también los ojeadores de esos equipos revolotearían por los estadios buscando el nuevo Iniesta, pero joder, al menos no hay que ponérselo tan fácil.

Todo el trabajo de años de seguimiento de cientos de jugadores refrendados en una selección con los mejores chavales y con más futuro, lo expones para que los ojeadores del R Madrid y FC Barcelona en solo tres días puedan conocer sentado en un sillón delante del televisor quienes son los mejores.

Estos ojeadores, una vez visto el torneo, si le interesa alguno solo tienen que conocer quiénes son sus padres y con un par de llamadas de teléfono el trabajo ya está hecho y tiene a su jugador controlado y en poco tiempo fichado.

Nosotros lo hemos podido padecer. Jugadores como Ansu Fati, Hugo Lozano o Sergio Calle jugaron el torneo siendo sevillistas para poco después no serlo.

Veo también que el Athletic se ha negado a participar, lo mismo es por este motivo. Y pudiera ser (que no creo) que haya equipos que no presenten a sus mejores jugadores.

Lo que tengo claro, es que para mí, más que una Liga Promises, es cómo ponérselo fácil a los cazatalentos del R Madrid o FC Barcelona.

Valoración de la plantilla

Supongo que en nuestra web habrá más, mejores y distintas valoraciones de mis compañeros pero inevitablemente son los momentos de los análisis.

Señalar a modo general que a la plantilla yo le pondría un notable alto ya que se ha conseguido el récord de puntos y victorias con el objetivo conseguido a falta de cinco jornadas. Y ahora la plantilla individualmente.

 Bono. Lo visto en el final de la temporada pasada no fue casualidad. No hay duda que estamos ante un portero top, comparable a los mejores de Europa.  Importantísimo que siga.

Vaclik. Jugó poco y se le notó la inactividad y sus problemas físicos. Sin esas dos cuestiones es un muy buen portero que aquí ha cumplido con creces. Me alegré también por él de su última intervención en su despedida. Se marcha.

Navas. Su primera vuelta ha sido excepcional, digna de estudio por su edad. Bajó en un tramo de la temporada por problemas físico y volvió a coger el buen tono, aunque sin llegar a la excelencia de sus primeros partidos. Importantísimo que siga.

Vidal. No se contaba con él, pero cuando no hubo más remedio de tirar de él, cumplió.  Lo mismo le vale para seguir.

Kounde. Monchi nos trajo el central casi perfecto. Su segunda temporada es la confirmación que estamos ante uno de los mejores centrales de Europa. Su único lunar es la autosuficiencia.  Importantísimo que siga.

Sergi Gómez. Su innegable interés no ha sido suficiente para estar a la altura de la plantilla. Se ha mostrado bastante inseguro.  Apunta a salida.

Gnagnon. Más bien parece un jugador amateur. Se ha limitado a cumplir con la asistencia a los entrenamientos.  Motivos para abrirle expediente hay.

Diego Carlos. Excepcional su temporada. El dueño del área del Sevilla. Debe de corregir aún más el juego de brazos.  Importantísimo que siga.

Rekik. Me cuesta enjuiciarlo. La mayoría de sus minutos han sido por necesidad fuera de su posición. Y la mayoría de las veces solucionó la papeleta.  Supongo que seguirá, pero sin descartar que salga.

Acuña. Otro fichajazo de Monchi. Un espectáculo de jugador. Si mejorara un poco en las marcas seria ya… Importantísimo que siga.

Escudero. Con su edad y sin continuidad se aísla mucho del gran lateral que fue hace unos años. Sufre mucho para parar a sus rivales.  Apunta a salida.

Suso. Es una delicia verlo jugar. En el juego de ataque del equipo ha sido pieza básica. Su tara es que físicamente es mejorable.  Importante que siga.

Franco Vázquez. Mi única discrepancia con Lopetegui. Lo machacan sus señales corporales y hay que mirar mucho más allá. Tengo la sensación que Lopetegui ha sido injusto con él y no le ha sacado el potencial que el mismo Lopetegui dice que tiene.  Se marcha.

Ocampos. Sigue aportando mucho, pero menos que la temporada pasada. Se ha caído de los imprescindibles para bajar a los importantes.  Importante que siga (aunque pudiera ser la mejor opción de gran venta).

Idrissi. Huele a fiasco. Parece poco competitivo y jugador de jugaditas. Le cabe la duda de que al haberlo visto poco existe riesgo de equivocación.  Apunta a salida.

Munir. No ha progresado lo que se esperaba, aunque nunca ha tenido continuidad. Es un buen jugador pero parece que se ha estancado. En los últimos partidos ha pasado algo que a Lopetegui no le ha gustado. Apunta a salida.

Fernando. Oro puro. Tácticamente perfecto. Muy seguro en el pase, aporta en ataque y en defensa es imprescindible. Sus compañeros mejoran con él.  Importantísimo que siga.

Gudelj. Lo que no puede ser, no puede ser. Es un jugador con muchas limitaciones, solo le salva la enorme vocación por su trabajo y su profesionalidad.  Apunta a salida.

Papu Gómez. Está costando encajarlo en el equipo, pero hay que hacerlo. Se le nota que no está acostumbrado a defender, pero ofensivamente tiene un potencial enorme. Ha venido con ganas y mal físicamente, algo que ha corregido bastante.  Importante que siga.

Rakitic. Por mucho que tenga detractores estamos ante un gran jugador. Tiene jerarquía y el equipo es mejor con él en el campo. Eso sí, un ritmo más alto lo notaria para bien el equipo.  Importante que siga.

Óscar. Se le ven cosa, pero cada vez me despierta más dudas. Ha acusado el no ser titular como lo era en su anterior equipo. Su juventud es un aval pero…  lo mismo una cesión le vendría bien.

Jordán. Ha evolucionado para bien. Domina todos los aspectos del juego lo que le hace un jugador interesantísimo. Muy buena temporada.  Importante que siga.

Óliver. Buen jugador. Es suplente, pero éste si es de garantía. Tiene futbol, pero es menos determinante que sus compañeros de línea.  Supongo que sigue.

De Jong. Le falta para ser delantero de un equipo Champions. Es muy mejorable, pero puede ser bastante útil para determinados momentos.  Supongo que sigue.

En Nesyri. Buenísima temporada con números de delantero top. Pero no lo es. Al menos de momento, porque tiene edad que le permite mucho crecimiento. Alterna cualidades excepcionales con defectos visibles. Esta temporada se ha impuesto las cualidades. Importante que siga.

Lopetegui. Se ha vuelto a colocar en la elite de los entrenadores europeos, de donde nunca debió salir.

El equipo desde su llegada solo se le ven virtudes en su manera de afrontar los partidos y los resultados dicen que sus decisiones en su mayoría son las correctas. Muy involucrado en su trabajo y con un equipo detrás extraordinario, con mención especial a los preparadores físicos.

Por ponerle algún pero, no me ha gustado la manera de gestionar los descansos de los titulares, sacándolos a todos en los mismos partidos y pagándolo con derrotas o malísimos partidos. Su labor la calificaría como notable alto.

Como un niño el día de Reyes

La posición del Sevilla en la tabla de clasificación en la liga se está debatiendo a nivel nacional ante la posibilidad de ser un candidato para ganar la liga.

En esta cuestión tengo las cosas claras, es candidato porque así lo dice la clasificación, pero también estoy seguro de que no la va a ganar. Pero eso no me impide lo feliz que soy con verlo ahí a falta de ocho jornadas. Es una sensación, que al menos para mí que soy de la generación del 64 (con lo que eso conlleva vivido), es extraordinaria.

Tan extraordinaria, que en pocos partidos sufrí tanto como en el reciente partido jugado en Vigo, donde la victoria te daba el derecho de estrenar semejante estatus en la liga. Algo que me hacía mucha ilusión.

Y sí, lo vuelvo a repetir. No es cuestión de ganar la liga. Que sé que no va a poder ser. Es cuestión de verme grande.

Posiblemente no sea un mensaje muy ambicioso, pero estar con el objetivo casi alcanzado y ver como al hablar de los candidatos a ser campeón de liga, mi equipo está en todas las quinielas televisivas, portales deportivos, en los debates serios, los de bar, los de las redes y en los circos deportivos televisivos que están tan de moda, me produce una satisfacción brutal y sencillamente lo estoy disfrutando muchísimo. No en vano, yo no he conocido mejor situación que esta. Solo comparable con las últimas jornadas del 2007.

Una situación que hace que mi equipo esté en boca de todos y además por obligación. Porque hay una clasificación que dice que a falta de veinticuatro puntos, el Sevilla lo separa del primer puesto en seis. Por lo tanto, aunque le pese a los medios que siempre nos han tenido como un equipo fantasma, no tienen más remedio que aceptarlo. Y claro, yo lo disfruto.

Sé que algunos o muchos pensarán que es una tontería, pero yo vengo de cuando en televisión solo hablaba de mi equipo si nuestro presidente le compraba un Mercedes a su novia con dinero del club, o que Gaspart enseñaba un cheque sin fondo del Sevilla a las cámaras.

Así que, déjenme disfrutar con esto.

Eso sí, soy consciente de que esta satisfacción acaba justo cuando se amplíe en un solo punto la desventaja y perdamos la condición de candidato.

Mientras eso ocurre y con la clasificación para Champions en el bote, lo estaré disfrutando como un niño el día de Reyes.

El sistema maldito

Ayer leí en la prensa que Lopetegui se plantea, ahora que tiene más tiempo durante la semana, trabajar y mejorar el sistema de tres centrales para utilizarlo lo que queda de temporada. Sin saber si la noticia es cierta me ha entrado un dolor de barriga como si me hubiese comido pirañas vivas y me […]

DH Diario Digital

La rivalidad en las redes

A estas alturas de mi vida y después de pasar por diferentes etapas, no me sale reírme de los males del vecino. Llámese reírse igual que burlarse. Viene esto en consonancia por la nueva dimensión que por medio de las redes sociales, algo que parece el nuevo motor del mundo, ha cogido la rivalidad de […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies