Cabecera Columnas Blancas
image

Edu Saniña - Columnas Blancas

Volver a casa

Seguro que si a muchos de nosotros, los que soñamos y vivimos en blanco y rojo, nos preguntan qué añoramos más de la vieja normalidad, no tendríamos duda alguna. Parafraseando alguna canción de Biris Norte contestaríamos con rotundidad eso de ‘quiero verte en el Sánchez-Pizjuán, todos los domingos’ que tantas y tantas veces ha retumbado en el Gol Norte de nuestra casa.

Y sí, cuando hablo del Ramón Sánchez-Pizjuán, hablo de casa. En mis 24 años de vida podría decir que he vivido allí muchos de los momentos que con más cariño guardo en la memoria: aquel gol de Podestá al Tenerife, el gol de Baptista, la remontada al Panathinaikos en UEFA, el gol de Puerta, las semifinales ganadas… Y no es casa solo por eso, claro que no. Es casa porque es un sitio que me lleva a la felicidad más absoluta. Los abrazos con los vecinos de grada, esos extraños que se convierten en familia de domingo a domingo y un largo etcétera de motivos que podríamos añadir.

El sábado, por motivos laborales, me tocó volver a casa. Las horas antes estaba en una nube, pero conforme cogía la calle Juan de Zoyas y empezaba a hacer ese camino que tantas y tantas veces he hecho, todo era distinto. Uno, que a supersticioso le ganan pocos, hizo el mismo camino de siempre, pero nada era igual. Faltaba todo lo que rodea a lo que nos gusta. El fútbol sin nosotros los que lo amamos es un poco menos fútbol.

Tocaba entrar al campo y nada era igual. Tanto que la prensa, con esto de la pandemia, entra al estadio por la puerta número ‘7’, en gol sur. Para entrar, además de la mascarilla y de la toma de temperatura protocolaria, tocaba desinfectar todo el equipo. Tras eso, ahora sí, un seguridad muy amable nos hizo un tour por el estadio para llevarnos a la zona de prensa. Nada era igual.

Primero por el silencio. ¿Os imagináis un estadio de más de 40.000 personas con no más de 150? Pues es para echarse a llorar, ya os lo adelanto. Si supieseis la de cosas que pasaron por mi cabeza en esos 40 interminables minutos de previas os podríais poner en mi lugar. Pero bueno, equipos a vestuarios y vuelta al fútbol. Y cuando pensaba que sí, otra vez fue no. El cénit de mi decepción llegó en ese primer gol de Koundé. Imaginad que el Sevilla FC hace gol en el Ramón Sánchez-Pizjuán y nada retumba. La sensación fue escalofriante.

Tras terminar, vuelta a casa. Con victoria en la saca y una experiencia que a buen seguro podré contar en un futuro. Pero con la sensación agridulce de que nuestra casa, sin los sevillistas, es menos casa. Esperemos que pronto vuelva a llenarse de sevillistas. No os podéis ni imaginar lo raro que se hace verla tan vacía y en silencio. Un día menos para que el fútbol vuelva a recuperar su esencia.

Año I de República Sevillista

Ha pasado un año y parece que fue ayer. Era un sábado de esos soñados para los futboleros empedernidos como el que os escribe: Final de la Champions en Madrid, penúltima jornada de Segunda División, playoffs de ascenso a Segunda y Segunda ‘B’. Era día de ordenador y preparación de la jornada que venía. El Utrera -qué casualidad- se jugaba el pase a la semifinal del ascenso ante el Antequera y tocaba ver la previa y analizar todo lo que había pasado la semana anterior. Entrando la primera hora de la tarde sonaba el teléfono: ‘Edu, te voy a decir algo que no te va a gustar’ así empezaba la llamada que nunca hubiese querido tener. ‘Joder, no me asustes y habla que me pillas liado’, respondí. ‘Reyes ha muerto en un accidente de coche’. Y colgué.

Fueron dos minutos, máximo tres, mirando la pantalla sin reaccionar, con esa sensación de congoja, rabia y esa pequeña ilusión de que todo fuese mentira. Volví a llamar para que me explicase, pero bastaron dos minutos para asimilar la noticia. Los mensajes en WhatsApp y la noticia corriendo por las redes sociales eran puñales que se clavaban.

Lo de esa tarde ya es una historia negra más para nuestra ciudad y nuestro Sevilla FC. Siempre he dicho que tengo la suerte de pertenecer a la ‘Generación Reyes’. Prácticamente mis primeros recuerdos futbolísticos eran sus comienzos. El primer ídolo. Una generación que vivió su carrera como algo propio desde su paso por el Arsenal hasta sus últimos coletazos en el Extremadura.

La rabia, la impotencia y la incredulidad se juntaron aquel fin de semana. Esa última despedida fue jodida. En lo profesional tuve la suerte de coincidir con él varias veces y era espectacular la cercanía que trasmitía. Siempre una sonrisa, siempre unas palabras. Creo que no he escuchado a nadie hablar mal de Reyes, y ese es un título del que no muchas personas -y más ahora en este podrido mundo del fútbol- pueden presumir. Su fútbol lo resumo en una frase que escuché en un grupo de WhatsApp aquel trágico fin de semana: “Si Reyes hubiese decidido algún domingo sentarse en una silla en el centro del campo del campo, también hubiese salido ovacionado por su gente”. Y era así, ni más ni menos. Reyes fue una de las primeras piedras del resurgir del Sevilla y cerró el círculo levantando la quinta UEFA Europa League en Basilea. Entre medio, varios derbis, un gol ‘maradoniano’ al Valladolid, aquel bocado prohibido de Paco Gallardo, el incidente con la pica, la celebración subido en el autobús tras el ‘Euroderbi’ o la mejor asistencia que yo he visto en una final europea, la de aquel gol de Bacca en Varsovia.

Si hablamos del canterano, me quedo con las palabras de Pablo Blanco, sin duda: ‘Reyes ha sido el mayor talento salido de la Carretera de Utrera”. Y si lo dice alguien que lleva más de 30 años viendo a cientos de miles de canteranos, pues ¿quién soy yo para llevarle la contraria?. Era el ejemplo de jugador de club elevado a infinito. La estrella que sale en el peor momento económico de la entidad, que ayuda con su venta a sanear la entidad y que acaba volviendo para tocar plata con el equipo de toda su vida. Si eso no es lo que sueñan todos lo que día tras día van a entrenar a nuestra Ciudad Deportiva, poco les falta.

Pero hoy hace un año que aquella estrella pasó, antes de tiempo, a convertirse en leyenda. 366 días de uno de los más duros para el club en su historia. Un año desde que Sevilla perdió a su Rey.

El 1×1 del Sevilla FC Juvenil ‘A’

Una vez terminada la Liga regular, precipitada por esta maldita crisis que ha paralizado nuestras vidas por completo en los últimos meses, era un secreto a voces que todo el fútbol profesional iba a quedar suspendido. Esto, como no podía ser de otra forma, también se ha visto reflejado en nuestra Cantera.

El Sevilla FC Juvenil ‘A’ se ha proclamado CAMPEÓN de su grupo de División de Honor por 16ª vez en su historia y por segundo año consecutivo. Los chicos de Alejandro Acejo han dominado con mano de hierro la Liga y así lo demuestran las 27 jornadas (de 29 disputadas) que han acumulado como líderes. 97 goles a favor por tan sólo 19 goles en contra, 23 victorias, 4 empates y 2 derrotas, son los números de un campeón sólido.

Hasta 28 jugadores ha utilizado el técnico malagueño en la temporada, así que vamos al lío con el 1×1 de nuestros jugadores:

PORTERÍA

LOLO CORTÉS (8): El meta sevillista se ha confirmado este año como el guardián nervionense. Tras un año a la sombra de Alfonso Pastor el meta ha completado a un muy buen nivel 25 partidos con tan sólo 18 goles encajados. El algecireño ha sido pieza imprescindible en los esquemas de Acejo y ha llegado a ir convocado con el filial nervionense, aunque sin llegar a debutar. Último año juvenil.

ADRIÁN VICTORES (6): Suplente de lujo el meta de Leganés. Los números así lo reflejan y es que el segundo portero del juvenil tan solo ha encajado un gol en los 4 partidos que ha disputado en la presente temporada y fue desde los 11 metros. Último año juvenil.

 

DEFENSA

VALENTINO FATTORE (8): En su tercera temporada como juvenil el lateral ha demostrado de sobra que está para cotas mucho mayores. 25 partidos y 6 goles son sus registros en una temporada en la que debutó como internacional con la selección española sub-19. Garra, fuerza y corazón sevillista para un jugador que apunta al filial en la próxima campaña. Último año juvenil.

JUANMI GARCÍA (9): Una de las mayores sorpresas en positivo de la temporada. El central cartagenero, hijo del ex portero internacional Juanmi García, cumplía su segunda temporada en el primer juvenil sevillista y ha sido el jugador con más minutos del equipo (2484’) en 28 partidos. Además, también se destapó en su faceta goleadora con 8 goles. Apunta al filial a pesar de acabar contrato en 2021. Último año juvenil.

JOSÉ ÁNGEL CARMONA (8): Pareja de lujo la que ha formado con Juanmi García, entendiéndose a la perfección y confirmándose en el equipo titular con 28 partidos y 2 goles a pesar de ser juvenil de segundo año. El del Viso, que renovó hasta 2024, llegó a ir convocado con el filial sevillista. Segundo año juvenil.

LUISMI LUENGO (6): El central pacense volvió en enero tras la grave lesión sufrida en el tramo final de la temporada y sumó en defensa con 346’ repartidos en 9 partidos. Su continuidad queda en el aire debido a que acaba contrato al final de temporada y aún no ha renovado. Último año juvenil.

ALEJANDRO RAGEL (S.C.): Presencia testimonial del central sevillano con 23’ repartidos en tan solo 3 partidos. No ha contado apenas para el técnico malagueño y su continuidad está en el aire. Último año juvenil.

DARÍO BENAVIDES (S.C.): Al igual que Ragel, la presencia de Darío ha sido testimonial con 38’ repartidos en 3 partidos, aunque con la diferencia de que el almeriense vivía su primera temporada como juvenil y ha sido pieza importante en el Liga Nacional que también se ha alzado con el título. El de El Ejido será pieza clave, sin duda, en las próximas temporadas. Primer año juvenil.

PABLO PÉREZ (9): Sin duda, el futbolista que más ha sorprendido en la presente temporada. El lateral llegó tras ascender con el AD Nervión la pasada campaña para competir con Juan María el puesto y le ha ganado la partida. 28 partidos y 1 gol son los números que le han hecho debutar con la selección y ganarse la posibilidad de entrenar con el primer equipo en esta ‘nueva normalidad’. Último año juvenil alternará filial con primer equipo.

JUAN MARÍA (6): Una lesión inoportuna al principio de temporada frenó su continuidad y confirmar la gran temporada anterior. A pesar de ello consiguió volver para 14 partidos, alternando el lateral y el extremo, aunque las molestias físicas le han impedido tener más continuidad. El lateral roteño apunta al filial sevillista. Último año juvenil.

AGUSTÍN OTERO (S.C.): Los dos partidos disputados por el lateral izquierdo de Las Cabezas de San Juan son insuficientes para valorarle, aunque su temporada con el juvenil ‘B’ le dan ventaja para ocupar el lateral zurdo la próxima temporada. Segundo año juvenil.

 

MEDIOCENTRO

ADRIÁN PERAL (8): El mediocentro corraleño es otra de las notas positivas de la presente temporada en el juvenil. Se adueñó de la posición para no soltarla, hasta acumular 24 partidos. No partía como titular, pero se afianzó en la posición. Pinta a filial la próxima campaña. Último año juvenil.

MARCELO EXPÓSITO (6): Otra de las sorpresas de esta temporada, a pesar de su juventud. El mediocentro cordobés sumó sus primeros minutos (211’ en 8 partidos) en la máxima categoría juvenil y brilló en el juvenil ‘B’. Está llamado a coger los mandos de la medular sevillista. Primer año juvenil.

PACO FERNÁNDEZ (9): Capitán y motor del primer juvenil sevillista. 27 partidos y 8 goles confirman su espectacular temporada. Internacional con las inferiores de la selección española, debutó con el filial y llegó a ser convocado por Julen Lopetegui para el último partido de la fase de grupos de la UEFA Europa League. Llamado a ser importante en el filial sevillista el próximo año. Último año juvenil.

MARINO ILLESCAS (8): Temporada de confirmación para el mediocentro de Écija. Jugó e hizo jugar a su equipo a las mil maravillas sumando 29 partidos y 4 goles. Gran temporada la suya que le hace contar con muchas papeletas para tener minutos en el filial sevillista el próximo año. Último año juvenil.

MIGUEL JIMÉNEZ ‘CAPI’ (7): Luces y sombras para el futbolista de Mairena del Alcor. Tramos de muy buen fútbol y otros pasando desapercibido a pesar de que sus números son bastante buenos con 20 partidos y 4 goles. Último año juvenil.

FRANCISCO JOSÉ PÉREZ ‘PEROTTI’ (7): Parecida a la temporada de Capi, una montaña rusa. Partidos rozando el sobresaliente mezclado con partidos para olvidar. Aún así, 17 partidos y 4 goles a pesar de algunos problemas musculares. El de Gerena buscará apurar sus opciones para formar parte de la plantilla del filial. Último año juvenil.

LOLO VÁZQUEZ (7): Recambio de lujo para el equipo. El mediocentro sevillista ha completado 607’ repartidos en 19 partidos. Será uno de los que tendrá que dar el paso de secundario a protagonista mostrando su experiencia en la próxima temporada. Segundo año juvenil.

ÁNGEL RUEDA (S.C.): Dos partidos son insuficientes para calificar al mediocentro gaditano. El futbolista internacional con las categorías inferiores de la selección será de los que tendrá que dar un paso adelante en el cambio de ciclo que se avecina en el primer juvenil nervionense. Primer año juvenil.

 

ATAQUE

ANTONIO ZARZANA (9): Una de las grandes joyas de la cantera sevillista. El futbolista jerezano tiene algo distinto que le hace decidir en los momentos más difíciles. Una lesión cuando mejor estaba hace que solo haya podido disputar 19 partidos y anotado 10 goles. Aún le queda un año de juvenil, pero está preparado para cotas mayores.

ISMAEL SALGUERO (S.C.): Tan solo una aparición hace difícil cualquier tipo de calificación. El futbolista de segundo año buscará hacerse con un hueco en el primer juvenil sevillista la próxima campaña.

LUISMI CRUZ (S.C.): Participación testimonial en su intento por conseguir minutos tras la inoportuna lesión al principio de temporada, aunque el gaditano está para cotas mucho mayores que el juvenil sevillista. El año que viene será pieza importante en el filial.

ANTONIO ARCOS (8): Gran temporada del extremo sevillista. 26 partidos y 5 goles hacen que sea la temporada de su confirmación en la máxima categoría juvenil. El año que viene tendrá que ser parte importante y está llamado a tirar del carro. Segundo año juvenil.

IVÁN ROMERO (9): El gran goleador del Sevilla tiene nombre y apellidos. El año pasado estuvo a la sombra de Casas, pero este año se ha confirmado como el ‘killer’ del equipo con 22 goles en 22 apariciones. También debutó con el Sevilla Atlético llegando a alcanzar la titularidad con el filial, equipo al que pertenecerá el próximo año. Último año juvenil.

ALEXANDRO FERNÁNDEZ (7): A pesar de su juventud el delantero palaciego se ha confirmado como un gran goleador. 11 goles en sus 19 partidos, con una inoportuna lesión de por medio, hacen que esté llamado a ser el hombre gol del juvenil sevillista la próxima temporada. Primer año juvenil.

MANUEL MANZORRO ‘POPI’ (7): Le tocó cumplir como delantero tras la lesión de Alexandro y la subida de Iván al filial y lo hizo a las mil maravillas. 9 goles en 18 partidos hablan mucho y bien de la importancia del algecireño. El año que viene buscará hacerse hueco en el filia sevillista. Último año juvenil.

ILIES HASSINE (S.C.): El futbolista canario llegó en el mercado de invierno para ayudar al cuadro sevillista en el tramo final de temporada, pero el parón ha hecho que le hayamos visto poco (4 partidos). Último año juvenil.

ALBERTO ABASCAL (S.C.): Presencia testimonial del delantero sevillista. Tan solo 79’ en 6 partidos para el delantero del Liga Nacional Juvenil. El año que viene buscará su sitio en el primer equipo juvenil nervionense. Segundo año juvenil.

 

ENTRENADOR

ALEJANDRO ACEJO (9): Su segunda temporada como sevillista se ha saldado igual que la primera, con el título bajo el brazo. El técnico malagueño sólo ha perdido tres partidos ligueros en dos temporadas por lo que la duda será si continúa con el juvenil o si el club tiene alguna nueva misión para él.

Dramas FC

Severo Catalina, político y escritor allá por el s. XIX, exhaló una frase que bien podría atribuirse al sevillismo actual, al de hoy en día: “El hombre, cuanto más asciende de la escala de la felicidad tanto más sube en la escala de las exigencias.” Ese puede ser uno de los -benditos- problemas de lo que de […]

Hace falta valor

Si nos remontamos tiempo atrás, nada es lo que es ahora y menos en el Sevilla FC. Un equipo acostumbrado a ver como eran otros los que levantaban los títulos. Por mi corta edad no pude vivir esos años de frustración, pero me cuenta mi padre, con tono de rabia y voz entrecortada que durante […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies