Cabecera Columnas Blancas
image

Álvaro Fuentes - Columnas Blancas

Que empiece lo bueno

Ciertamente, ver al Sevilla ganar por tres goles a cero en un partido europeo es algo que deja buen sabor de boca a cualquier aficionado al club nervionense. Sin embargo, la UEFA Europa League que está brindando la entidad hispalense no debería levantar tantas euforias. Ni esta competición ni la doméstica. Ahora es cuando el camino se empieza a empinar… y cuando hay que evitar hacer la goma.

El Sevilla, con su victoria ante el Dudelange, no hizo más que lo que debía. Que tiene mérito hacerlo, por supuesto… como el cumplir satisfactoriamente cualquier tarea que a uno le encomiendan. Sin embargo, no hay que perder en la perspectiva a los rivales a los que se ha superado. Ya puede Lopetegui llenarse la boca de respeto hacia sus oponentes, pero…. querido amigo de Asteasu, si no le hubieran ganado a los Apoel, Dudelange y el todopoderoso Qarabag… ya sabe usted lo que habría. Ganaron a los tres, bien hecho. Buen trabajo. Y con el equipo ‘B’… que eso sí tiene gran mérito. Eso sí, era lo que tenían que hacer. Ninguna proeza.

No obstante, lo importante viene ahora. De momento, el Sevilla se ha enfrentado a equipos de media tabla, a la Real Sociedad –con una importante victoria— y a Real Madrid y Barcelona, con derrotas. Las próximas fechas veremos al equipo nervionense jugarse los tres puntos ante Getafe… y Valencia, Atlético de Madrid y Betis  (con todo lo que ello representa para su afición y para la sevillista). Ahora comienzan las cuestas y es cuando todos vamos a ver realmente qué equipo tiene el Sevilla entre manos. Un equipo que aspira a Champions League tiene que dar el do de pecho y sacar de estos cuatro partidos un mínimo de nueve o diez puntos. Cuatro victorias sería excelso… y tampoco es cuestión de levantar los pies del suelo.

La plantilla de más de 150 millones de euros confeccionada por Monchi para Lopetegui estaba pensada para aspirar a grandes éxitos. Poco a poco, sí, pero desde ya. ¿Qué mejor éxito que desmarcarse del Sevilla de las últimas temporadas, ese que tiene la costumbre de descolgarse cuando el calendario viene de malas y de no competir ante los rivales de envergadura? Cuatro partidos importantísimos. Doce puntos vitales para decir ¡Aquí está el Sevilla! Para ganarse la importancia de abrir informativos. Para ganarse el respeto de la prensa de Madrid. Para darle a la afición lo que se merece. Déjense de medias tintas y denlo todo, porque estos partidos son los que diferencian una temporada sobresaliente de la más absoluta mediocridad.

Oportunidad o aclaración

La situación que se vive en la delantera está teniendo repercusiones entre la afición y lo mejor que puede hacer el club es dar explicaciones. La delantera nervionense lleva la friolera de un gol en ocho partidos oficiales —tomando como delantera al trío formado por De Jong, Chicharito y Dabbur— , siete de Liga y uno de la Europa League. Aún así, Dabbur no tiene la oportunidad de demostrar para qué vino y lo peor es que la afición exige una oportunidad, la situación del equipo lo sustenta y desde el club se hacen oídos sordos a todo ello.

La planificación de la temporada finalizó con el fichaje de Chicharito Hernández para la delantera. El mexicano, junto con De Jong y Dabbur, vendrían a completar la vanguardia sevillista en una temporada en la que había que sustituir los goles de Wissam Ben Yedder. Para Lopetegui, el titular es De Jong. Hasta ahí, de acuerdo. ¿Por qué? El neerlandés viene con grandes registros, sí, al igual que Dabbur. El ex del PSV aporta al equipo en más facetas del juego, pero no debemos olvidar que su posición es delantero centro y que debe ser el encargado de marcar los goles del Sevilla.

El ostracismo al que ha condenado Lopetegui a Munas Dabbur no tiene lógica. No la tiene porque en el Sevilla, además, nadie sale a dar una explicación que convenza a la afición de que existen razones consistentes para que el israelí juegue menos que el mítico Baba Diawará. Si De Jong se estuviera saliendo y no dejara lugar a alternativas… pero no. El Sevilla no tiene gol. Ni cuando juega el holandés, ni cuando no. Chicharito, además, tiene pocos minutos y goza de pocas titularidades. ¿Tan descabellado es darle una oportunidad a Dabbur?

Sobre el israelí se dice de todo, porque a eso da pie el Sevilla, su técnico y su dirección deportiva cuando no aclaran el por qué de su ostracismo. En ciertos mentideros se comenta sobre su presunto bajo estado de forma, presuntas salidas nocturnas, presuntas ausencias de entrenamientos, etc. En otros círculos, comentan que el israelí es el mejor en los entrenamientos, que marca goles y que no hay razón para no contar con él. En la historia, además, hay muchos futbolistas que no saben entrenar, pero que luego llega el día del partido y se salen. ¿Tan complicado es dar una oportunidad? El jueves, titular ante el Apoel y salimos de dudas. ¿Que no? Pues hay que dar explicaciones, porque lo que no se puede permitir es que se tenga al aficionado en la ignorancia.

¿Tanto cuesta dar una explicación? Julen, Monchi o quien fuera debería salir ante algún medio oficial o no para aclarar por qué Dabbur no es válido para el equipo. Si el jugador no tiene un comportamiento adecuado, el sevillismo debe saberlo. Si es Lopetegui el que lo tiene marginado sin razón, el sevillismo también debe saberlo. Esa aclaración pública serviría para calmar al aficionado, para saber a dónde debe dirigir sus críticas y para tranquilizar también el ambiente con respecto a De Jong… porque si el holandés no le marca ni al arco iris, pero el público cree que hay una alternativa válida que no se está utilizando… al final la situación se volverá contra el jugador y contra el banquillo, tal y como está ocurriendo.

Señores del Sevilla, salgan y den una explicación. El Sevilla es de los sevillistas. También para esto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies