Cabecera Columnas Blancas
image

Alejandro Cadenas - Columnas Blancas

Parón y mercado invernal

Hemos llegado al parón. Ese parón que tanto necesitábamos cual ciclista subiendo el ultimo puerto y le dan un nuevo bidón de agua. O ese maratoniano desfallecido, que encuentra en ese último puesto, ese líquido que le da fuerzas para acabar el Maratón. O esa persona que se desmaya y que esa bombona de oxígeno, lo reactiva y le hace recuperarse tranquilamente.

Pues sí, así estaba nuestro equipo, dando las boqueadas cual pez que lo sacan del agua y se revuelve por su supervivencia, por recuperar su vida, hasta que de vuelta al agua, nada en su hábitat lleno de felicidad.

Y es que toda nuestra afición, era consciente, que nuestros gladiadores estaban físicamente muy mermados, con un equipo lleno de bajas, jugando con lesionados y jugadores muy por debajo de su rendimiento, sin poderles dar un relevo, exigiéndoles lo mismo de siempre: LA VICTORIA EN CADA PARTIDO.

Hasta 11 bajas hemos tenido por diversas causas. Jugadores con su selección en África, lesiones musculares, lesiones por contusiones, por roturas varias, etc., etc. Todo se unía y si fuese poco hasta el dichoso y casi invencible COVID, también se cebaba con los nuestros. Una agonía que veíamos en los nuestros y veíamos como se llegaba al final de cada partido con nuevas bajas, el equipo exhausto, y buscando ese oxígeno que tanta falta hace.

Vaya desde aquí, mi sombrerazo a esos guerreros, que mermados, jamás se sintieron vencidos, que en cada partido, en cada acción, en cada jugada, se dejaban hasta la última gota de sudor, hasta el último esfuerzo, hasta la última bocanada de aire. Como reza nuestro himno, casta y coraje, esos que nunca se rinden, esos que hacen que el escudo que llevan en el pecho, sea orgullo de su afición y de su gente, esos que sí nos representan, porque esta sabia e inteligente afición, que es incomparable con otras, sabe reconocérselo y es lo único que pide. Porque el Sevillista, lo primero y lo único que pide es la entrega y el sacrificio, el sudor de todo lo que se pueda dar, la calidad, ya vendrá y cada uno aportará la suya. Pero cuando uno es profesional, lo que principalmente se le pide es esfuerzo y entrega, y eso, estos dignos y eficientes mercenarios del balón, lo han dado a espuertas.

Cierto es, que la afición también sufría el desgaste. Intentaba con ese grupo Biris, incansables y siempre al frente de esa perfecta animación, que tanto llega a nuestros jugadores, y liderando al resto del Estadio, que también se unía, pues como vieja y sabia, olía que era el momento de arrimar el hombro, de dar ese plus que al jugador le podía faltar, haciendo una simbiosis de equipo-afición, que al contrario le ponía muy cuesta arriba vencer a nuestro equipo.

Y llegamos a éste parón, y a éste mercado invernal. ¿Y qué sucede? Pues sin oficialidad del fichaje de Martial (aunque con altísimas posibilidades de incorporarse y así lo doy yo por hecho), lo que ocurre es que nuestra piedra angular, nuestro cerebro gris, nuestra arma letal, nuestro mago, se vuelve a sacar de la chistera un cañón de ilusión y de fuerza en forma de dos fichajazos, al menos en principio como son Tecatito y Martial, además añadamos, que al parecer Diego Carlos se queda, otro subidón de moral y otro factor de positivismo.

Lo ha vuelto a hacer y ha vuelto a llenar de ilusión por una cota altísima como objetivo, a toda una afición, que seguro va a responder a este reto con un apoyo total y con una fe , ilusión y positivismo que esperemos sea letal para conseguir el objetivo.

Enhorabuena a todos, y esperemos que toda esta corriente generada por nuestro Monchi, sea para bien y a final de curso, podamos sacar matrícula de honor.

VAMOS TODOS JUNTOS ¡!!!

El viento

Todo el mundo sabe que es el viento, pero en futbol lo podríamos describir, algo así, como el Aurea, la suerte ,el aire etc.

Ahora, tras la eliminación de nuestro equipo en la Champions, el viento sopla en contra. Es curioso como el año pasado, sin público, todo nos iba bien, cualquier jugador cumplía perfectamente con su rol, el Entrenador, acertaba casi siempre. Las lesiones no existían, los preparadores físicos y los físios eran magos, casi todos los fichajes eran aciertos. Resumiendo: el Viento soplaba a favor. Lo que parecía gol en contra, se tornaba en paradón o tiro al palo, o Koundé salvaba bajo palos. Nuestros atacantes hacían gol con facilidad, EnNesyri las metía todas y todos poníamos al equipo y a la institución por las nubes.

¿Y por qué este año todo se ve más oscuro? . Pues ni idea, pero la verdad, es que el viento ha cambiado, ahora hay lesiones por doquier, el Entrenador no acierta tanto, los goles nos entran hasta de rebote y nos cuesta un mundo marcar. La Suerte o el viento se han vuelto esquivos, ya no nos sonríe, y muchas cosas salen mal.

¿Todo es achacable a la suerte o al viento? Pues claro que no, ni digo eso, ni lo pienso. Siempre pensaré que todo es producto del trabajo, cosa que el Sevilla lleva haciendo bien o muy bien muchos años, y creo porque soy positivo que vamos a retomar la senda. Y cuando se retorne, nuestros enemigos dirán que nuestra suerte ha cambiado, jamás aceptaran que hemos hecho un gran trabajo. Los Sevillistas por el contrario, jamás nos escudamos en la suerte o el viento en contra, buscamos nuestros fallos, intentamos aportar soluciones, criticamos con dureza, porque va en nuestro gen, y exigimos al máximo, porque asi se nos transmitió de generación en generación.

Que algo debe haber, cuando todo sale bien o cuando todo sale mal, pues posiblemente, pero no nos aferremos a lo fácil, intentemos comprender ciertas cosas, pero aportemos todo lo que podamos por nuestro club, por nuestro equipo, porque ahí, sí que tenemos poder de decisión y sabemos hacerlo, El Sevilla tiene la mejor Afición que puede tener: Critica y dura cuando las cosas pintan mal. Pero a la vez, comprensiva y entregada a aportar su granito de arena para salir del bache. Esto último, que nadie lo dude que vamos a estar ahí, que vamos a redoblar esfuerzos y que si hay que sustituir a los lesionados, volveremos a ser el jugador número 12 y el mejor suplente de nuestros 11 gladiadores.

Pronto, espero que antes que después, nuestro equipo volverá por su senda, volveremos a elevar la moral y volveremos a disfrutar, porque el trabajo, debe dar sus frutos y trabajo hay hecho, y aunque los aciertos de esta temporada no brillan de momento, seguro que los responsables, trabajaran más si cabe, para retornar al nivel exigido.

Levantar el ánimo y cada uno que aporte lo que buenamente pueda. Según su criterio y según su forma de pensar, que todo es válido. Y Ojalá y sobre todo el año que viene, el 2022, nos traiga ese viento favorable, que ahora se echa de menos. TODOS UNIDOS ¡!! Vamos ¡!!

Sobre la cantera

Debo reconocer que me gustan los canteranos. Siempre preferiré el mejor futbolista que se pueda tener en un puesto, sea canterano o no. Si hubiese un medidor exacto de rendimiento y, a igualdad de este, lógicamente preferiría un canterano. Tras este lógico y nada novedoso pensamiento, muestro mi extrañeza para con los canteranos.

Es curioso que el Sevilla FC suele tener varios internacionales en todas las categorías inferiores de la Selección Española. Conforme avanzan en la edad se van perdiendo y apartando de las selecciones y, lo que es peor, de su lógica progresión. El eterno debate: ¿es culpa de ellos, del entorno, de los preparadores, de qué? Pues ni idea, la verdad, habrá de todo un poco, pero lo cierto es que los resultados no se plasman y son muy, muy pocos los canteranos que acceden al primer equipo.

Que el nivel de la primera plantilla es muy alto, cierto. Que eso dificulta el llegar, cierto. Que muchos se estancan, cierto. Pero que en el Sevilla no haya 3-4 canteranos no ya titulares, ni siquiera suplentes y ni siquiera en la plantilla de 25, es para pararse y ver qué está pasando y qué falla en ese camino hacia la élite.

No cabe duda que poco se puede achacar a la Secretaría técnica con su planificación, dados los resultados que obtiene temporada tras temporada. Pero a mí me llaman la atención poderosamente algunos casos y nombres en los que confío plenamente.

Alfonso Pastor, portero. Para mí, sin duda, un muy buen portero, que necesita jugar en la élite; la desmotivación de ver como año tras año permanece en una categoría muy inferior también acaba por desmoralizar y bajar el rendimiento de los futbolistas. Pues bien, si lógicamente tienes a Bono y fichas a Dmitrovic , Alfonso no va a tener la mínima oportunidad. ¿Por qué entonces se le renueva para tenerlo en el ostracismo y tenerlo en el Sevilla Atlético otro año más? Y añadamos a Javi Díaz que, sin ser o poder ser canterano (a efectos UEFA), también ocupa otra ficha.

José Ángel Carmona, defensa. Otro futbolista que desde que ha dado el salto al Sevilla Atlético se ha erigido como uno de los mejores del equipo… si no el mejor. Un futbolista que empezó de lateral sin ser su puesto en Juveniles y donde con su potencia y velocidad se desarrolló magníficamente, evidenciando una progresión alta. Ahora se desenvuelve otra vez de central. Pues bien, precisamente dos puestos donde la primera plantilla buscaba recambios. El fichaje de Montiel vuelve a tapar al canterano… y vuelta al Sevilla Atlético. ¿Hubiese sido un buen suplente de Navas o Kounde? Pues nos quedaremos con la duda.

Tal vez para mí serían los dos con más posibilidades. También, pero para mí menos, los Pedro Ortiz, Iván y Juanlu (decepcionante su principio de temporada).

Para derribar la puerta también hace falta demostrar un nivel y ser continuista en ese nivel. La regularidad debe demostrarse en el campo y no solo a nivel individual (que es el más importante), sino también como equipo y conjunto. Un buen equipo como conjunto hace que las individualidades crezcan y destaquen. Este principio de temporada es decepcionante y dan toda la razón a aquellos que no confían en la cantera.

Espero y deseo que el Sevilla Atlético y todos los escalafones inferiores obtengan sus objetivos, pero sobre todo el más fundamental… que no es otro que la progresión de los futbolistas y el llegar al primer equipo.

Se podría hablar horas y horas de la cantera, de sus pros y contras, de canteranos validos o no, de canteranos no aprovechados o de canteranos que no dieron el paso definitivo. Cada sevillista seguro que tiene una opinión de la cantera, y seguro que cada uno lleva razón en lo que dice, pues esto no es una ciencia exacta y sí opiniones subjetivas. Pero todos queremos grandes futbolistas canteranos como los Reyes, Navas, Sergio Ramos, Puerta, Lora, Gallego, etc.

Mucho ánimo a los chavales, a los familiares (dejad respirar a los chavales, por favor, y ayúdenles de verdad) y a los técnicos en su labor. Esperemos que la próxima temporada tengamos 2-3 canteranos más junto al eterno Jesús Navas en nuestro primer equipo. Y, sobre todo…

¡VIVA EL SEVILLA!

Soñar

Con la esperanza y la ilusión puestas por bandera. Con un equipo técnico con continuidad. Con una perspectiva que hacía años que no teníamos. Con nuestros ahora rivales, más debilitados que antes. Con haber hecho los deberes y la tranquilidad de saber que estamos en buenas manos. Con sentirnos fuerte por la calidad técnica y […]

El cosquilleo y los nervios

Muy próximo estamos ya, muy cerquita, casi lo tocamos con las manos. Otra temporada ilusionante, otro campeonato por disputar. Nuevos nombres, jugadores que se fueron y otros que llegarán. Una Pandemia que lo ha cambiado todo en el mundo del fútbol y que sigue impidiendo un normal desarrollo. Durante este verano, esta pretemporada, hemos estado […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies