Cabecera Columnas Blancas
image

Archivo - Columnas Blancas

Autor

Since 1890

En fechas recientes el Sevilla FC y la Base Aérea de Tablada descubrieron la placa conmemorativa del primer partido de fútbol nacional, que disputaron el propio Sevilla FC y el  Huelva Recreation Club, concretamente el 8 de marzo de 1890, poco después de la fundación del club hispalense el 25 de enero del mismo año.

A raíz de ello han surgido comunicados por parte de la sra. alcaldesa de Minas de Riotinto reclamando que esa fecha no le corresponde al conjunto nervionense, pues en su municipio ya se disputaron partidos de fútbol en años anteriores.

El apoderamiento por parte del Sevilla FC de símbolos y de historia no es nuevo, ya lo conocemos los Sevillistas, y además no es la primera vez que algún alcalde o alcaldesa nos han soltado los perros por motivos igual de fútiles que este. Aprovechando el acto en Tablada, alguien ha vuelto a poner de manifiesto el anti-sevillismo y ha movido una de sus tres ramas, en este caso, la de la Andalucía anti-sevillana. En este sentido, la información al respecto que aparece en un diario deportivo nacional, usa como soporte gráfico una placa inaugurada ya hace 10 años confundiéndola con el modesto monumento conmemorativo inaugurado el pasado viernes día 8 de los corrientes.

El hecho de que el Sevilla FC se fundara en 1890 no usurpa nada a nadie, pues equipos como el Huelva Recreation Club (posteriormente Real Club Recreativo de Huelva) fue fundado en 1889, y nadie lo ha puesto en duda.

Lo que sí echo de menos por parte del Sevilla FC, es presumir orgulloso de lo que tiene en sus propias instalaciones, y por eso no llego a comprender cómo se quitó el “Since 1890” que figuraba en las vallas publicitarias del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán (segunda U Televisiva), tal como se puede apreciar en la foto que ilustra este artículo, situado perfectamente a tiro de cámara. Espacio que actualmente está exento de publicidad. Un lema que también debería figurar en los soportes publicitarios del estadio Jesús Navas, y en posición destacada.

Autor

Triaca F.C.

En esta ocasión no vamos a hablar de temas relacionados con el Sevilla FC, sino de parte de la historia del fútbol modesto sevillano, como el Triaca FC, que en estos días anda preparando su la conmemoración de de su centenario fundacional, a través de la comisión creada al efecto. El Triaca FC, se crea en el barrio de San Bernardo en el año 1919, aunque su fundación como tal no es hasta el 1920, siendo durante mucho tiempo el tercero de mas antigüedad de Sevilla .El club se caracteriza por ser un equipo humilde, tanto es así que nunca en su historia tuvo campo deportivo donde disputar los encuentros y entrenamientos.

El Triaca FC es fundado por D. Francisco Fernández Bonilla y D. Manuel Pardo, propietario y dependiente de una droguería en la C/Campamento. Pensaron para el nombre del nuevo equipo en el producto que se vendiera en ese día, el primer cliente pidió sosa y no les pareció adecuado el nombre, el siguiente pidió la triaca y ese fue el nombre que da origen a nuestro centenario club.

La triaca era un fármaco hace tiempo en desuso, que se utilizaba contra las picaduras de animales venenosos, era un potente antiveneno y se componía principalmente de opio ,polvos de valeriana y una larga lista de componentes mas hasta cuarenta.

El Triaca en sus inicios vistió con camisetas de listas finas en rojo y negro, calzonas negras, poco después se intento copiar la del Sabadell arlequinada azul y blanca pero la tienda de deporte de la ciudad de la época “Al Siglo Sevillano” no la tenia de ese color y si en rojo y a partir de ese día, esa fue la equipación que le dio identidad propia al Triaca.

Su primer encuentro se disputó contra el “Siempre Adelante”, en el antiguo campo del cementerio, su debut no fue el deseado ya que perdieron 1-3.

En 1923 inicia a destacar siendo finalista del grupo par.

En 1924 finalista de Sevilla , Tercera Categoría.

En 1925 Campeón de Tercera Categoría.

En 1926 Campeón de Andalucía Tercera Categoría.

En 1927 Campeón de Andalucía Primera Categoría.

En 1929 Campeón de Andalucía Tercera Categoría

En 1932 Subcampeón de Andalucía Grupo 1.

En 1933 Subcampeón de Andalucía Grupo 1.

En 1934 Subcampeón de Sevilla.

En 1935 Campeón de Sevilla Grupo 1.

En 1944 Campeón Peña Sevillista y premio a la deportividad.

En 1947 Subcampeón de Sevilla Grupo 2.

En 1948 Campeón Peña Sevillista Grupo 3.

En 1949 Campeón Peña Sevillista Grupo 3.

En 1979 Campeón Trofeo Márquez Medrano.

En 1980 Campeón.

En 1981 Campeón Tercera Local.

En 1990 Subcampeón Trofeo Velá de Triana.

En 1994 Campeón Trofeo Nervión.

A partir del año 1945 inicia una decadencia después de 17 años de mandato del Presidente Rafael Díaz, el club se debilita y pasa una crisis estando a punto de desaparecer, la crisis se supera al fusionarse con el Atlético San Bernardo, teniendo su sede en C/Almonacid 18.

Los Jugadores más importantes de su historia fueron:

  • Antonio León “Leoncito” que jugó en la Cultural y Deportiva Leonesa, Real Madrid, Sevilla FC y Real Valladolid siendo una vez internacional.
  • Otro jugador importante fue José Suárez “Peral”, que jugó en el Real Betis Balompié.
  • Rosendo Romero que jugó en el Real Betis, Real Murcia, y Gimnástico de Valencia.
  • Rafael Pedrosa. Real Betis, Nacional de Madrid y Racing de Santander.
  • Enrique Real, Granada CF.
  • Cachón, Cultural y Deportiva Leonesa
  • Herrera, Sevilla FC.
  • Ginés, Cultural y Deportiva Leonesa.
  • Telera, Real Betis y Real Murcia.

Y en tiempos más inmediatos:

  • Manuel ”Talega”, Racing Club Portuense.
  • Mané, Club de Fútbol Club de Fútbol Villanovense.
  • Emilio, Club Atlético
  • León, Trebujena CF.

En 1970 El Triaca cumple sus bodas de oro. La Federación le entrega una distinción orativa y regala una equipación completa.

En 1974 y por error burocrático e involuntario no se inscribe al club y desgraciadamente pierde la antigüedad. En 1978 se inscribe y renace siempre ligado al barrio de San Bernardo, paseando su peculiar arlequinada camiseta por toda Sevilla y provincia, hasta el 2015 que deja de competir para desgracia de los triaquistas.

Por tanta historia la comisión cree que se deben celebrar 100 años de, nacimiento del viejo equipo, lleno de de gloria en sus primeros 45 años y en una clara decadencia y algunas después.

La comisión quiere dar las gracias a los que formaron parte del equipo, a sus jugadores, directivos, trabajadores desinteresados, las madres y mujeres que tantas camisetas y botas preparaban para presumir de San Bernardo.

Por todo ello, este grupo que lo conforman las distintas asociaciones y entidades del barrio de San Bernardo y triaquistas, nos animan a colaborar y a participar en los actos que próximamente se celebrarán la segunda semana del mes de Noviembre.

Autor
ALFONSO RAMOS 13/10/2020

El loro de mi vecino

En el mismo sitio. A la misma hora. Como reza la sevillana de Chiquetete. Todos los días, a la hora de la siesta y desde la seguridad que le otorga su jaula, silba el himno del centenario del Betis el cabrón del loro de mi vecino.

“Ole ole ole ole Beti olee, ole ole ole ole Beti olee…”

Así lo canta, sin vocalizar, gracias a Dios, silbando las notas del himno que compuso Rafa González Serna, una y otra vez, como un CD rallado, en bucle, siempre repitiendo la misma estrofa. La plaga de cotorras argentinas que padece Sevilla es un mojón al lado del porculo que da el animalito en mi bloque. Pero, ¿saben qué? Él no tiene culpa.

En Sevilla, cuando nace un crío, antes de cortarle el cordón umbilical a la criatura, el padre ya se ha tomao 3 cervezas en el bar de en frente, le ha sacao al niño el carnet del Sevilla o del Betis y le ha hecho hermano de la Macarena o de Triana. Raro son los padres que a los meses o pocos años no le hacen una foto a su pequeñín en el mosaico del Sánchez-Pizjuán o en el arco de la Macarena. “Herencia de padres a hijos”, suelen titular la estampa. Una herencia es un chalé en Matalascañas, carajo. Heredar pasión no está mal tampoco, pero en la mayoría de los casos es más una imposición que le cae al niño en lo arto que un privilegio. Como heredar una deuda, heredar supersticiones absurdas o ritos. No seré yo el que reniegue de la vertiente pasional de esta ciudad, porque en ella reside gran parte de su encanto, pero convendría también enseñar a nuestros hijos a pensar y a decidir por ellos mismos, como mínimo con el mismo ímpetu con el que los abonamos a un club de fútbol o los hacemos hermanos de una hermandad. Y seguramente, este que escribe, cuando tenga un hijo, cometa los mismos errores. ¿Cantajuegos pa qué? Mi niño oirá marchas de Semana Santa a todas horas, desde los 2 meses de edad, para que a los 2 añitos nos llene de orgullo a papá y a mamá tocando su tamborcito en un programa de Telecinco. Mi niño aporreará las baquetas de manera repetitiva, sin saber muy bien por qué, para el goce de sus padres.

““Ole ole ole ole Beti olee, ole ole ole ole Beti olee…” No le entrará una afonía al loro, consusmuerto.

De este modo, inconscientemente, seguiremos criando hordas de niños adoctrinados que excusarán su fanatismo heredado gritando a los cuatro vientos que lo que sienten por “su” club y/o “su” hermandad es fruto de una pasión desenfrenada. Rivalidades adquiridas, odios que brotan inevitablemente. Y ellos no tienen la culpa. Tampoco el loro de mi vecino. La culpa es de sus dueños. Pero, a diferencia del loro, los niños no deberían tener dueños, sino padres, y no deberían actuar por repetición, puesto que tampoco tienen el cerebro del tamaño de un altramú.

Cuando tenga un hijo intentaré no criar un loro. Para ello leeré este escrito cuantas veces haga falta para no cometer estos errores. Intentaré no enjaularlo, para que crezca libre. Y, sobre todo, pondré todo mi esfuerzo para que no dé el coñazo a los vecinos silbando himnos o aporreado un tambor.

“Ole ole ole ole Beti olee, ole ole ole ole Beti olee…”

ALFONSO RAMOS 22/09/2020

El guitarrista de la Plaza España

Qué cabrones somos con quienes más queremos. Hay que ver lo que nos cuesta decirnos las cosas buenas a la cara. Coño, que parece que decirle “te quiero” a tus padres o a tus hermanos es como sacar dinero en un cajero ajeno, que conlleva comisión. Lo de sincerarte con algún amigo y decirle cuánto […]

PABLO F. ENRÍQUEZ 20/09/2020

Monte Porrino

La memoria, como la conciencia, te sitúa en el mundo. Te haces mayor y, sin buscarlo, te sorprendes a ti mismo escudriñando referentes agridulces en la recámara del tiempo. Buscas equilibrio, por salud, para compensar tanto azúcar y para que la gloria, el éxito puntual, tan efímeros como deseados, no desarbolen las cuatro certezas que […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies