Cabecera Columnas Blancas
image

El azote para los demás

Estamos viendo como de todos lados nos están sacudiendo. Un día sale que el presidente de la Federación Española de fútbol no nos puede ni ver. Otro día, que a pesar de ser posiblemente la plantilla menos intensa y agresiva que hayamos tenido nunca, estamos a la cabeza de los equipos más expulsados de Europa.

Por otro lado lo de la prensa nacional con el Sevilla no tiene explicación alguna. Solo hay que ver el rasero con que se mide un club que desde antes de empezar un partido te provoca con tifos en la grada queriéndote humillar, te insultan en el palco, incluso en el mismo césped, mientras el Sevilla (en este caso su director deportivo) se limita a dar las gracias a su afición en la grada.

El resultado todos lo conocemos, linchamiento nacional pero no al agresor, sino al agredido. Con mención especial a los mindundis de los programas de el partidazo, el Larguero y el Chiringuito. Y en televisión la Cadena Cuatro a la cabeza.

También se han lucido los portales sevillanos Muchodeporte y Orgullo de Nervión (éste sorprendentemente ha dado un giro con su nuevo director).

Todos pisándonos, como diría el bueno de Bilardo.

Para el otro equipo no caben las críticas, pueden hacer lo que le dan la gana. Da igual si tiran unos cuernos o nos agreden con una botella o un palo. Es un equipo simpático y parece que tiene barra libre.

Pero vamos, eso me da igual.

Lo que no me da igual es que parte de la afición del Sevilla a pesar de estar viendo cómo a su equipo le llueven palos por todos lados, también agarren el azote.

Sé perfectamente que se han cometido muchos errores y que el Sevilla con esta plantilla y su presupuesto nunca debería de estar donde estamos.

Pero también sé que el Sevilla necesita más que nunca el apoyo de su afición. Lo único que tiene.

El derecho a opinar es ineludible, pero me molesta la crítica sevillista del mazo en estos momentos hacia la plantilla del Sevilla.

Viene esto a cuento a la cantidad de menosprecio y descalificaciones que se están vertiendo sobre los tres jugadores argentinos que acuden al mundial, acusándolos de borrarse del equipo desde hace meses.

Por supuesto basado en suspicacia y no en ninguna veracidad.

¿Qué ganamos con esto?

Recuerdo que ya perdimos a un gran delantero (André Silva) por acusaciones parecidas sin ninguna prueba.

Tampoco ayuda las constantes pedidas de jubilaciones a algunos jugadores de la plantilla.

Lo único que ayuda al equipo para salir de esta es o apoyar o dejar el azote para otro momento.

Últimas entradas de José Luis De La Rosa (ver todo)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies