Cabecera Columnas Blancas
image

Yo confío

El que no quiera ver al Sevilla en puestos de descenso que haga como yo, que no mire la clasificación. Que espere un poquito, que tenga paciencia.

Su puesto no es este. Estando Lopetegui o Sampaoli. Al final en una liga tan larga normalmente todos los equipos están en su sitio y el de ahora no es el que nos corresponde por plantilla.

Todos sabemos que el equipo pasa por un periodo difícil. El robo en Pamplona, la mala suerte con el Valladolid, la inesperada derrota en Almería, (partido clave y que ha hecho mucho daño) nos puso a los pies de los caballos. Luego apareció un durísimo calendario (Barcelona, Villarreal, Atlético y Athletic) que, en las condiciones que ha arrancado el equipo, sin centrales y con varios jugadores en pretemporada, era lógico que no íbamos a poder superar. Y menos aún si hablamos de City y Dortmund.

Todo ello nos ha dejado en esta mala situación.

Y por qué digo mala y no malísima. Pues porque si no seguimos en Champions disputaremos el ahora prestigioso torneo de la Europa League y porque estamos en la jornada ocho de la Liga. Quedan treinta jornadas por disputarse, noventa puntos. A diez puntos de la Champions y a siete puntos de Europa. Esto en el fútbol, donde se cambia de un día para otro, es una barbaridad de tiempo y una puntuación perfectamente superable.

Sí, hablo de Europa y no de descenso como es el tema de actualidad en todos los medios y en la propia afición sevillista.

Estoy seguro de que llegaran las victorias y con ello se limpiará la cabeza de fantasmas y las piernas dejaran de estar agarrotadas.

Es cierto que para que eso ocurra tienen que pasar cosas.

La primera tiene que ver con la presencia de tres futbolistas que hará que el equipo suba tres niveles si están en forma: Marcao, Acuña y Fernando. Y dos niveles si no lo están.

Sobre todo la presencia de Marcao y Fernando es imprescindible debido a la fragilidad defensiva que ha provocado el Consejo vendiendo a Koundé y Diego Carlos.

Y lo tengo que decir: Y sin Gudelj.

Luego todo tiene que ser mejoras y subir peldaños. Confiar en que nos respeten las lesiones (sobre todo en jugadores importantes como los tres mencionados). Confiar en la plantilla, que está plagada de muy buenos jugadores que nos han dado mucho. Confiar en los refuerzos que, aunque han llegado tarde y mal físicamente, den las prestaciones que se esperan de ellos cuando tengan el nivel competitivo adecuado.

Es obvio de que con esas apuestas con jugadores en muy baja forma podíamos pagar las consecuencias al principio de temporada. Pues ha pasado. Como también va a pasar que pronto, cuando todo se normalice, veremos un Sevilla más parecido al de años anteriores y lo de ahora será solo una estadística y un sueño para algunos que, sintiéndolo por ellos, no se hará realidad.

Yo voy a apostar por la paciencia y la confianza, aún siendo consciente de las carencias y los errores. La clasificación espero mirarla dentro de un par de meses, mientras… que le den.

Últimas entradas de José Luis De La Rosa (ver todo)

You might also like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies