Cabecera Columnas Blancas
image
fuente: Archivo

Evaluación final

Dos semanas han pasado ya desde el término del CNL 2021-22, el primero tras la llamada pandemia lo que ha significado el regreso del público a las gradas, momento de valorar la temporada.

Anda el sevillismo en pleno debate sobre la continuidad de Julen Lopetegui cuando a fecha de hoy parece que no hay nada decidido por ninguna de las partes, ni por el club ni por el entrenador. Desde ésta modesta columna solo aspiro a ofrecer una visión lo más completa posible de la evolución del equipo desde Agosto pasado.

Si nos detenemos solo en el CNL, el torneo desde mi punto de vista más importante en el que se participa, ha sido un éxito en cuanto a puntuación y objetivo cumplido. Cuartos entre el “tripolio” lo que por tercer año consecutivo convierte al equipo en el verdadero campeón de liga, por mucho que moleste y escueza a más de uno. Tampoco puede esgrimirse que lo conseguido se ha hecho agónicamente, aunque lo parezca dada la situación en la que se estaba en Enero y cómo se ha terminado. El objetivo se logró una jornada antes del final, y a cinco puntos, más el “goal-average” , sobre nuestro tenaz perseguidor.

Cuestión diferente es el juego realizado, gran parte de la grada entiende que se puede conseguir lo mismo pero de otra manera, en éstas páginas no voy a reproducir lo que ya todo el mundo sabe, no es que aburra, es que los marcadores ajustados y sacar el balón jugado desde la portería va a provocar más de un infarto. Aquí no se trata de que la afición nunca está contenta, yo, particularmente estoy relativamente satisfecho porque se ha perdido muy poco y en una competición de tres puntos donde los positivos y negativos no cuentan desde hace 26 años, eso tiene su importancia. Pero, ¡qué sufrimiento! No deseamos los sevillistas otro Sampaoli, ni otro Emery, pero el fútbol de hoy, como se ha demostrado en la participación del SFC en la fase de grupos de la “Champions” y contra West Ham United en UEL, es físico y rapidez, sin desdeñar una buena técnica y buen trato del balón.

Ante la pobreza de sistema y juego se pueden esgrimir muchos argumentos, también super-analizados ya, pero para solucionar eso está el entrenador. Con plantillas sensiblemente inferiores, Cardo, Bilardo y Caparrós sacaron petróleo de sus jugadores e iban a la “botica” si era necesario, por muy distintas que fueran las coyunturas. Este año se ha ido, pero solo para remover los “frascos” de las estanterías de la “Cisneros Palacios” y desplazarlos a algunas concentraciones sin apenas derramar su contenido perjudicando, como pronostiqué en su momento, la marcha del Sevilla At. en 1ª RFEF hasta consumar su descenso. Se dice, se habla, de que se realizó una 1ª vuelta insuperable, pues no estoy completamente de acuerdo en ello. Sí, 41 puntos, pero se ganaron partidos que se merecieron perder: Balaídos, Nuevo San Mamés, o no ganar, como en el RSP contra el Villarreal, sin contar algún otro punto conseguido muy en el descuento como la tarde pluviosa contra el D. Alavés. Entonces, ya se preveía que con ese juego, a pesar de la cercanía en puntuación con el “leader”, lo más probable es que se pasara una 2ª vuelta de fatiguitas y a ver si nos daba para UEL.

En las competiciones europeas hay que decir, y el club lo ha reconocido, que ha sido un completo fracaso. Claro que el CNL es “lo que da de comer”, pero caer eliminado en fase de grupos frente a “teams” potentes pero poco afamados ha privado a la entidad de un buen pellizco en € que ha desequilibrado el presupuesto y obliga a la “revolución de plantilla” en marcha. LOSC Lille, Wolfsburgo, Red Bull Salzburgo, por muy financiados que estén por sus respectivas empresas, no deberían de haber sido obstáculo para superar la fase.

Y luego, caídos a la UEL, tocó el West Ham United. La ida en el RSP tuvo fases de buen juego pero el resultado fue corto para ir tranquilos a la caldera del Olímpico de Londres. En mi mente latía aún el recuerdo de la eliminatoria contra el FCB en Copa del año anterior. Un calco.

En Copa del Rey mi impresión es que también ha sido un fracaso, más no por ser eliminados por el eterno rival, que todos sabemos ya las circunstancias externas y de plantilla que concurrieron en la disputa; si acaso se gestionó muy mal el incidente del palo habida cuenta que el equipo estaba ya fuera del torneo desde el calentamiento. Mi impresión negativa es por las dos eliminatorias anteriores contra el Córdoba y el Andratx, ambas necesitaron ante dos equipos de tres categorías inferiores prórroga, y contra los baleares, hasta penaltis. Lo del Córdoba tiene una leve disculpa porque su categoría no es la que ha competido este año, y allí, su afición se toma los enfrentamientos contra el SFC como un “derby” a pesar de las pocas veces que se ha coincidido con ellos en la misma división. Pero lo del “Camp Municipal Sa Plana” es para revisarlo una y otra vez.

Reflexionando en todo esto, ¿qué camino tomar? ¿Estará dispuesto Lopetegui a secundar las directrices que le marque el director deportivo? Si lo hace ¿lo hará porque no tiene una oferta mejor?, y si no ¿Cuál sería el perfil de entrenador idóneo? Pienso que aceptar una continuidad de un Lopetegui a regañadientes es un error. Tiene una personalidad muy acusada, es un gran trabajador, eso no se le discute, pero desarrolla un estado de nervios excesivo que no es bueno para la plantilla y su buen hacer en el césped.

Hace tiempo que en el club se perdieron dos máximas que hace 20 años hizo crecer a la entidad hasta las cotas en las que hoy está: la confección del equipo para la venidera temporada tiene que estar ultimada el día de la presentación, a falta de algún fleco o retoque, y el entrenador debe asumir que ficha y confecciona el club a través de su director deportivo. Ignoro si en las discusiones y entrevistas que se estarán manteniendo esta perspectiva de las cosas estarán sobre la mesa, lo que bajo ningún concepto debe suceder ni permitirlo el club es que Lopetegui acepte una prolongación de su estancia porque no tenga mejores ofertas, creo que sería un suicidio deportivo.

A día de hoy, mientras en la planta noble del RSP se está concediendo a Francisco López Alfaro el 12º dorsal de leyenda, los sevillistas estamos expectantes. Confiamos en nuestro director deportivo, actualmente único punto de referencia y asidero de la afición, pero que no se demore en exceso.

Y ya sólo deseo un verano tranquilo y que el SFC sólo sea noticia por su buen hacer deportivo.

A todos los sevillistas: salud y sevillismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies