Cabecera Columnas Blancas
image

La prevista caída de Lopetegui

No, no es un titular mío, es el titular del diario El País del nueve de Enero de 2016, el día después de la destitución de
Lopetegui como técnico del Oporto, me lo mandó hace algún tiempo un amigo, «léelo, la historia se repite». Ciertamente llama la atención los paralelismos en la trayectoria de nuestro entrenador: «La mayor acusación al técnico vasco es que creó un equipo obsesionado con la posesión, olvidándose del nervio y de la pasión», ¿os suena?, los resultados han ido tapando lo que para muchos sevillistas era un ¿secreto? a voces, este equipo no juega a nada, cada partido es un sufrimiento, da igual el rival, marcar y a guardar la ropa, aburrir a las ovejas y marear el balón con esos interminables rondos esperando que pase el tiempo.

Atenuantes, muchos claro, lo del fisico clama al cielo, el balance hay que hacerlo al final de temporada, dice el director deportivo, ¿una máquina falla y hasta que no llega a puerto no hay que revisarla?, ¿y si se hunde antes?, pero claro, a la policía quién la vigila, quién en un Club tiene potestad para decidir que unos fisios o unos preparadores no están haciendo bien su trabajo?, que son los mismos del año pasado, pues sí, pero eso no quiere decir nada, jugadores nuevos, más competiciones, sobrecargas acumuladas….y no digo que puedan ser ellos los culpables, pero digo yo que no será el utillero el que tenga responsabilidades con eso.

Justificaciones a parte, ¿a qué juega el Sevilla?, eso nos preguntamos los sevillistas, llevamos jugando el mismo partido treinta y tantas jornadas, más no sé cuantas rondas de copa, uefa, champions… el mismo partido, un delantero para fijar centrales y correr como un loco tras los centrales, interiores a pierna cambiada para ver si en un recorte hacia dentro la enchufan y ya tenemos el partido de cara, no hay más, cada vez cuela menos, ¿que no hay delantero goleador?, con este sistema el mismísimo Halaand fracasa en este Sevillla donde el que más toca la pelota es el propio Bono, da igual que en este Sevilla jugara Kanoute, Polster o el mismo Suker.

El mayor presupuesto de la historia, jugadores de una calidad fuera de toda duda y no sabemos jugar “bien” al fútbol, que sí, que el jugar bien no siempre es sinónimo de victorias pero alguien duda de que jugando bien es más fácil ganar?.

Sinceramente cansado de ver siempre lo mismo, que sí que lo importante es clasificarse para Champions, que seguramente lo hagamos, pero ¿somos tantos los sevillistas que estamos equivocados?, ¿nos hemos vuelto demasiado exigentes?, ¿acaso no es eso lo que nos ha llevado hasta aqui?, las redes sociales, jornada tras jornada es un copia y pega del anterior partido, pero digo yo, ¿se es menos sevillista por denunciar lo que un partido sí y otro también seguimos viendo?.

Ojalá Julen esté a tiempo de cambiar esta dinámica en la que hemos entrado, la inmensa mayoría del sevillismo piensa así, queremos ganar claro que sí, pero queremos que este equipo juegue también bien al fútbol, que igual perdemos, pues también, pero que el ver jugar a nuestro equipo sea un motivo de orgullo, un disfrute, un pasarlo bien, aquí se fundó la escuela sevillana, se ganaron títulos y se perdieron, y no Julen, no era esto.

You might also like

Surrealismo

No es muy complicado percatarse de las corrientes de opiniones que

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies