Cabecera Columnas Blancas
image
CARLOS ROMERO 02/02/2022

El éxito de 1890

¿Qué importancia tiene la fecha fundacional de un club?

En mi modesta opinión y aisladamente, puesto que lo importante es el todo que conforma la historia, no es algo que tenga una importancia suma, en nuestro caso debe ser tomado como una celebración interna del propio sevillismo que no le importa a nadie; que sirve para recordar a aquellos pioneros del fútbol en Sevilla, quizá para dar algo más de solera a la institución y si acaso jugar de local en una final del Campeonato de España, aunque esto no influye para ganar una final.

Cabría preguntarse entonces por qué despierta esos instintos en algunos rivales, pocos, y que sea algo polémico, teniendo en cuenta que cualquier cosa que haga el Sevilla FC crea polémica, en otros, sea de la índole que sea, el tema fundacional no es algo diferente. Nuestro hándicap, a diferencia de la mayoría de los clubes del mundo, es ser observados con lupa, ya sea fichando a jugadores, por la forma en que juega el equipo, cualquier victoria tiene un trasfondo distinto al haber competido bien, o cualquier hecho de su actualidad es suficiente como para poder ser criticado.

El caso es que, a aquellos que más cuestionan la fecha fundacional sevillista, no les afecta para nada. Podría entenderse que los aficionados de clubes como Real Madrid, FC Barcelona, RCD Español, incluso el Athletic Club de Bilbao pusieran alguna objeción por el hecho de adelantarles en rango de antigüedad, pero no se han oído voces en contra, entienden que las investigaciones realizadas durante años por los historiadores sevillistas, apuntaladas y cotejadas por la Universidad de Sevilla, son lo suficientemente serias.

Igualmente podría hablarse de la Real Federación Española de Fútbol, que reconoció en toda su amplitud la fecha fundacional sevillista en 2018, otorgando su antigüedad en la final de copa de ese año, posibilitando que el Sevilla FC jugase como local frente al FC Barcelona que no puso ninguna objeción.

FIFA y UEFA lo tienen clarísimo respecto a estas cuestiones, no se plantean que la fecha fundacional sevillista pueda ser otra que la establecida como en 1890 y así lo hace saber en todas sus publicaciones, sean de la índole que sean, incluso siendo la información previa que envía a los rivales que se enfrentan al Sevilla FC en competiciones europeas. La prensa local, nacional, incluso internacional, salvo raras excepciones, lo tiene más que asumido.

Aún no es el mismo caso en La Liga, que, aunque felicita al Sevilla FC por su cumpleaños casi todos los años, no termina de hacerlo explícito por cuestiones de prioridades y el hecho en sí es tratado como un tema menor al que no le dan importancia, pero terminará implantándose. Entendíamos que la nueva fecha tendría una implantación total en unos 10-15 años, que solo quede La Liga es todo un éxito a estas alturas.

Lo de Huelva es una cuestión más geopolítica, no vamos a descubrir las tensiones que residen endémicamente en la capital onubense (no así en su provincia) respecto a Sevilla, tienen sus reivindicaciones históricas en las que han metido con calzador el mensaje basado en que el Sevilla FC quiere apoderarse del decanato del fútbol español, un “título” honorífico que les da ese prestigio funcional, pero que de poco sirve pues no tiene nada que ver con la competición, hecho que además es irreal porque el club sevillista ha promulgado por activa y por pasiva que no tiene intención de ser el decano, siendo además imposible porque la fecha de fundación del Sevilla FC es posterior a la del Real Club Recreativo de Huelva, pero aún así parece que no les gusta que estemos ahí tan cerca, da igual si los estudios demuestran lo contrario o no.

Mención aparte merece alguna afición cercana, que, sin afectarle para nada, sencillamente no le gusta que el Sevilla FC tenga más antigüedad por una cuestión de rivalidad. En realidad, no les gusta nada de lo que pueda hacer el Sevilla FC y la cuestión histórica no podía quedarse atrás, pero esto no tiene más recorrido. Pretenden ser el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro y ni se murieron aún, ni tan siquiera han sido invitados al bautizo ni a la boda. Es el hándicap -y la cruz- que debe sufrir el Sevilla FC.

Caemos en el peligro, o más bien en la sensación, que estas protestas sean generalizadas por parte de la mayoría de los clubes, es un poco la intención que tienen, nada más alejado de la realidad. Pero a pesar del ruido que puedan hacer, en realidad son dos gatos los que maúllan con estas cuestiones, no llegan ni a los cuatro del dicho.

¿Cuál es el artífice del éxito de 1890?

Precisamente por estas cuestiones, la implantación de 1890 está siendo todo un éxito. Amén de la credibilidad de las investigaciones llevadas a cabo, poco más habría que hablar, al sevillista que poco podría importarle estas cosas, adquiere un interés y le llama la atención que sus rivales de toda la vida quieran hacer leña de este tema y esto es más que suficiente como para defenderlo, dejando a las claras que este es “el puto Sevilla FC”, frase que esgrimió Monchi en alguna ocasión, que en sí no dice nada, pero que lo dice todo y los rivales entienden a la perfección. Demasiado bien.

Dicho sea de paso y viene a colación, que hace poco definía el “yonkigitanismo”, palabra que no a todo sevillista gusta pero que es un insulto proveniente de las aficiones de Madrid, como una manera de metabolizar ese insulto para convertirlo en una cualidad, devolviéndolo irónicamente e hiriendo al que lo usa retratándole. Pues un poco de eso hay.

A usted, sevillista, podría darle igual el tema fundacional, pero basta para que los de siempre se opongan como para defenderlo a muerte y elevarlo a definitivo, en esta ocasión sí, con permiso del maestro Araújo.

Gracias, sevillistas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies