Cabecera Columnas Blancas
image

Premoniciones

Llegó Diciembre y con él un calendario empinado para nuestro SFC que con una de cal y otra de arena, alegrías y decepciones, va campeando como puede rayando en la épica. Bajas por lesión y sanción derivadas de una acumulación irracional de partidos y competiciones pensada solo para ganancias de los clubs y de las poderosas instituciones del fútbol han conducido a la entidad, entre otras razones internas y/o relativas a la planificación y dirección deportiva, al fiasco en la Liga de Campeones (LdC) que ya analicé en su momento antes de la visita a Salzburgo, a la derrota en el Bernabéu (también analizada) y al sofocón en el Nuevo Arcángel.

Mis amigos y conocidos me consideran pesimista y derrotista por predecir algunos resultados  porque no me baso en hechos de calidad deportiva ni de dibujos tácticos, sino en estadísticas y ambiente previo. Ningún mérito tiene acertar en Chamartín porque eso todo el mundo lo sabe, en Salzburgo llegué a pensar en una victoria épica que no se dio, y sin embargo si se ha producido frente al Villarreal y el Atlethic Club cuando ni en sueños imaginaba un pleno de seis contra estos dos. El SFC mantiene numantinamente la 2ª plaza del actual CNL contra viento y marea, casi heroicamente y aún con un partido menos. Tras lo de Córdoba y el desgaste que supuso y al que nunca se tendría que haber llegado, el equipo aguantó increíblemente ante la tropa de Don Unai porque la falta de gol de los castellonenses fortaleció el ánimo de los jugadores hasta provocar la comunión con la grada.

Cuando en el sorteo de Copa tocó el Córdoba CF advertí que era el peor rival para nosotros. Me tildaron de no ver la realidad y de sufrir los muchos años de mediocridad vividos con el SFC en que batacazos como los del Isla Cristina, Algeciras, Ciudad de Murcia y muchos más, eran posible. Es cierto, en mi ánimo pesan esas décadas de la mediocridad, pero rara vez me equivoco. Me decían: “el Córdoba CF milita tres categorías debajo del SFC”, pero no es la que le corresponde respondía yo, como se está demostrando. Va “leader” destacado en el grupo 4º de 2ª RFEF, en vísperas del choque copero acababa de proclamarse campeón de la Copa Federación, un título modesto si se quiere, pero de indudable valor sentimental y moral, comparable a los Campeonatos de Andalucía de los tiempos del “proto-profesionalismo” que  atesora nuestro museo. Si nada extradeportivo se produce, el Córdoba CF ingresará directamente a 1ª RFEF en Mayo. Con este bagaje más el añadido de ser allí considerados los partidos contra el SFC como un duelo regional, barruntaba yo que habría dificultades, y no erré.

Al desgaste en la mencionada eliminatoria se añadió el del Villarreal, y claro, luego vino lo de Salzburgo. Del Nuevo San Mamés el equipo vuelve increíblemente con los tres puntos en juego, si el Villarreal falló lo indecible el mediodía del 4-11-21, los “leones”  ahora de Don Marcelino, la noche del pasado sábado erraron de tal forma que hicieron que el golazo de Delaney sirviera para ganar y que yo me fuese  la cama como si me hubiese tomado un “TRANXILIUM 15 mg” y más contento que unas pascuas. Ni el juego del equipo ni las bajas hacían prever un éxito en “La Catedral” que sin embargo se produjo. No lo digo yo, lo pregonaban en el descanso los comentaristas de SEVILLA FC RADIO. ¿Milagro? ¿épica?… un poco de todo. Segundos en la tabla y a esperar la 2ª parte del mes.

Tengo la premonición, de que en Mallorca frente al C.E. Andratx no habrá las dificultades de Córdoba. Los aficionados de esta ciudad mallorquina no tienen ninguna rivalidad real ni inventada con el SFC y debemos por lógica superarlos sin necesidad de prórroga. Compite en el grupo 3º de 2ª RFEF en donde va 7º con un bagaje de 6 partidos ganados, 4 empates y cinco derrotas (la última el pasado domingo frente al histórico C.E. Europa) Su “goalaverage” es de +3 (17 goles a favor y 14 en contra). Fundado en 1957, históricamente ha jugado casi siempre en la 3ª División balear, su estadio es el municipal Sa Plana con capacidad para 2.000 espectadores y de césped artificial, será una de las dificultades que el equipo que presente Don Julen tendrá, la otra se llama Martínez Munuera. Sus colores son azules en dos tonalidades que alterna con el listado auriazul como uniforme de respeto. Tiene unos 250 abonados y en realidad es de la misma división que el Córdoba CF, desde luego con una historia bien diferente. No será un paseo pero el pase fluido dependerá del compromiso que adquieran (y del que sea capaz de transmitir Don Julen) los profesionales que salten al tapete de Sa Plana.

Lo del sábado es ya harina de otro costal. Nos visita el autodenominado “pupas” que vienen de dos derrotas consecutivas, la última contra su eterno rival. No presagio nada bueno para dicho encuentro. Independientemente de la indudable potencialidad deportiva del  adversario colchonero, en el ánimo de sus muy numerosos “influencers” no está el descolgarse ya de la lucha por el título. Es así, el SFC va 2º, con un partido menos y a ocho puntos del eterno monopolizador de la punta de la tabla no es aspirante, más el C.A. Madrid que cuarto con trece puntos de diferencia con el “leader”, también con un partido menos, si es considerado candidato.

Temo cada año el choque contra los rojiblancos porque es uno de los tres de nuestra liga que juega con el terreno de juego inclinado a su favor, ellos creen que no es así porque se comparan con su poderoso vecino, pero sí lo es. No creo descubrir nada sospechando que sus jugadores vendrán aleccionados, sabiendo ese factor, para buscar todo tipo de jugadas dudosas que puedan influir en decisiones arbitrales (aún no se sabe el cuadro de los “refferees”) que les beneficien. Ha ocurrido infinidad de veces contra ellos desde los tiempos de Ramón Azón y su amigo el “linier” Lucas Saz en 1951. Enfrente habrá un SFC en cruz y en cuadro al que mucho le valdrá buscar la épica y la comunión con la afición para salir airosos. Estadísticamente, no veo a los del Wanda con tres derrotas seguidas, ni al SFC venciendo dos encuentros consecutivos en el RSP porque la semana próxima llega el partido atrasado contra el FCB. No es ninguna regla lógica ni basada en estudios de cifras de posesión del balón ni de zonas de calor de fulanito ni de cantidad de disparos a puerta, simplemente lo presiento así.

Rehúyo los cuentos de la lechera, se quiénes somos y de dónde venimos, aunque alguna vez habrá que romper esa tendencia, nosotros somos nuestro peor enemigo. Este miércoles en Andratx los que salgan deben tomarse el choque como si enfrente tuviesen al PSG o Bayern y entiendo que debe jugar toda la suplencia, para eso está. Y el sábado, el sevillismo en el RSP debe ser una olla a presión en el buen sentido de la palabra, no para que los colegiados beneficien al SFC, sino para que no hagan lo propio con los rojiblancos madrileños. Y serán los que salten a “La Bombonera” alineados y mentalizados por Lopetegui quienes deberán provocar la ansiada comunión con el espectador sevillista. Estamos y seguimos vivos, mal que les pese a más de uno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies