Cabecera Columnas Blancas
image
EFE
ALFONSO GENTIL 13/12/2021

Los de «coloraos» son los nuestros

Jamás he tenido sentimientos encontrados con el Sevilla. Excepto cuando unos golfos se llevaban el dinero o lo malgastaban estando en la directiva del club. Sevillista desde que nací y reconocido como tal toda mi familia como me dijo una anciana en mi consulta: conocí a su abuelo palangana. Jamás, jamás renuncié a mi sevillismo. Se puede jugar mejor o peor, pero siempre es mi equipo. Como decía Bilardo: los de colorao son los nuestros. Y por eso no entiendo cómo algunos periodistas se agarran a un comentario de uno de los nuestros en radio Sevilla y se viene a decir que juega muy mal al futbol y que tiene encima mucha suerte, llenándose la boca y subrayando la expresión con furia.

Pero no es solo así. Eso es lo que quieren ver los béticos. Y algunos periodistas actúan como tal, y no como periodistas sevillanos. Alguno de estos se ha convertido en ideólogo del beticismo. Que luego ellos repiten cansinamente en las redes. Lo dicho: ideólogo del antisevillismo. Ya anteriormente, cuando los muchos campeonatos ganado en los últimos 15 años, se venía a decir que eran contra equipos malos y que no los conocían nadie.

Cuando se lesionan de gravedad en un entrenamiento dos de los titulares: ¿no es eso mala suerte.? Ahora quiere primar la mal llamada objetividad y el equilibrio inestable con los dos equipos para ofender descaradamente los
sentimientos sevillistas.. Vale! hemos tenido suerte en Bilbao ¿Pero cómo se le puede llamar cuando no se nos pita un penalti flagrante en el Bernabéu? Ahí es cuando debe también demostrar su sevillanismo y llamarlo como tal: ROBO. Cuando tenemos que jugar con una cuarta de agua en el campo y nos pitan un penalti muy dudoso en contra ¿no tendría que subrayar que es mala suerte también?

Tengo la impresión que no se le perdona al Sevilla que llevemos nombre de la ciudad de la que son residentes y tienen todo el día en la boca, que hallamos inventado el futbol en nuestra ciudad y del que son unos malos copiones, que le ganemos casi siempre, que en los últimos quinces años solo nos falta lograr la liga, de los harto que estamos de ganar.

Fíjense, periodistas béticos, en sus errores y déjenos a nosotros que lavemos las heridas, cuando las halla, en silencio, como se hacen las cosas cuando se tiene un poquito de clase. Mirando para dentro. Sean objetivos y no hagan daño. Hicimos un club para todos.” El Sevilla Foot-Ball Club se constituye bajo la siguiente premisa: un club al que puede pertenecer cualquier persona sin distinción de nivel social, ideas religiosas o políticas”.

Tampoco nos perdonan eso. Eso es lo que más les duele.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies