Cabecera Columnas Blancas
image
prensa
fuente: pixabay

Y volvió a ocurrir

En la prensa deportiva española, cuando acontece algún suceso violento en un terreno de juego se suele poner el foco en las aficiones (sobre todo las de aquellos clubes malditos para el centro peninsular). Otras veces, las menos y según de la entidad que sean, el foco se dirige a la incontinencia verbal de algún directivo porque puede considerarse una provocación que termine en desórdenes en las gradas entre aficiones rivales. También se señala a algún futbolista o entrenador, bien por sus demostraciones de alegría en el césped o por sus gesticulaciones en banda, en éste último apartado la vara de medir varía según de quién se trate. Aquí todos me conocen ya y saben de lo que escribo y a quienes me estoy refiriendo.

Que el fútbol está desmadrado desde hace mucho es un hecho. Nunca he sido partidario de celebraciones desmesuradas ni de “empujar” al autobús de la plantilla desde el hotel de concentración. Me parece que ir escoltado por la policía al estadio no es un mérito sino todo lo contrario, un acto de “borreguismo”, más así ha evolucionado este juego-deporte que nos apasiona. Y en este sentido, algún sector de la prensa no es una excepción. Hace tiempo que creo que desde ciertos platós de TV y estudios de radio se ejerce una manipulación sobre los acontecimientos del planeta fútbol que puede degenerar en violencia y que debe ser corregida, ya está bien de ampararse en el derecho a la información y en la libertad de prensa para machacar a quien no te gusta.

Son tantas veces la que la manipulación se ha dirigido contra el SFC que ya cansa escribir sobre este asunto. Durante la lucha del sevillismo contra la cadena mediática que intentó controlar el club al final de los noventa, el presentador de su espacio deportivo entonces no relataba nada bueno del SFC, y en algún momento llegó a espetar en “prime time” que él no podía visitar ni circular por Sevilla, como insinuando que su integridad física peligraría si venía a la ciudad. Creo que jamás vino ni conoce de primera mano lo que es el fútbol aquí, pero se regalaba el lujo de denigrar constantemente al club y a la afición que plantaba cara al grupo mediático que a él le sigue dando de comer. Ya ha llovido y nada ha cambiado.

Esto viene a cuento del linchamiento mediático (el 2º que sufre desde la capital en año y medio) de nuestro director deportivo Ramón Rodríguez Verdejo (RRV). En 2020 ya escribí en éstas páginas sendos artículos (“Y volverá a ocurrir” y “Misioneros de la fe blanca”) sobre los “sucesos” en el Bernabéu que motivaron unas declaraciones de RRV que tanto hirió a la prensa capitalina. Entonces fue una reacción en masa, esta vez sólo un santón y sus acólitos han enarbolado desde su púlpito el estandarte anti-sevillista.

Reflexionemos que uno de los comunicadores más afamados de las ondas orbita alrededor del Real Betis Balompié y no pierde oportunidad de darle una publicidad gratuita en su diario matinal. Tal locutor de una de las cadenas más importantes de España es compañero de quien desde las 23´00 del domingo no paró de denigrar la actitud de RRV en el césped del Benito Villamarín tras el partido. No afirmo, pregunto ¿Tiene algo que ver?

Si por un acto de comunión con los valientes que se atrevieron a acompañar al equipo a un feudo hostil, cuando ya el estadio se había vaciado desde el minuto 83 se va a montar un auto de fe, en tal caso habrá que revisar, y recordar, las celebraciones de algunos que han sacado el capote de torero en el Bernabéu. El deseo de manipular y tergiversar los hechos repasando los videos y comentarios del ínclito locutor es claro: “¿vacío? no hombre, había tres béticos, qué falta de respeto” . En el calentamiento iguales argumentos fluidos que en Enero de 2020, “Ejerce como el segundo de Lopetegui, no debe estar ahí”.

¿Esta es toda la munición que tienen para desvirtuar una victoria clara y legítima? No ha existido polémica arbitral, por una vez Mateu Lahoz pasó desapercibido pese a las normales quejas de algunos aficionados locales, no hubo incidentes entre aficiones, la del RBB ha reconocido en gesto de sombrerazo la superioridad del SFC, no han existido declaraciones altisonantes en la previa y después del partido por nadie, entonces, ¿por dónde atacamos? ¡A por “Monchi”! la figura que en Madrid creen que es la única alma y piedra angular del SFC y su afición. No saben o no se creen las bases sólidas que hay a pesar de nuestros vaivenes institucionales, sin restar importancia a la figura de Ramón. ¿Cuándo determinados clubs de la LFP (que no se por qué patente de corso no son SAD) presentarán cuentas de verdad y no las del Gran Capitán como las que hacen en algún despacho de la Castellana? He ahí un motivo de queja.

¿Qué saben en la capital del reino sobre Sevilla? Es la ciudad más futbolera de España, a falta de inversiones que merece, los dos clubs locales (más el SFC) han conseguido que todos en España se fijen en nuestro duelo urbano que no tiene parangón dentro de nuestras fronteras y que el fútbol sea una de nuestras pocas fuentes de ingresos. Aquí no se entiende que lo que es normal entre nosotros, en Madrid se le quiera sacar punta.

No es la 1ª victoria del SFC en el Benito Villamarín con RRV, ya han existido otras celebraciones similares anteriormente ¿qué tiene de particular la del domingo? ¿Es que un futbolista distinguido del RBB no celebró en el RSP una de esas victorias que para la cosmogonía bética queda como memorable porque tardan en producirse una media de 20 años? No hace tanto de eso ¿Se refirió a ella, quien ahora se rasga las vestiduras?

A nadie se le escapa que la próxima salida del SFC es al Bernabéu. ¿Acaso allí ya están caldeando el ambiente y ésta es la primera andanada? No cuela la afirmación del periodista que lo mismo haría con Pérez o Laporta, no sé si con Manzano. Respetando el derecho a la información y la libertad de redacción y prensa, algunos periodistas deberían preguntarse si con sus reportajes, programas y afirmaciones no generan también el caldo de cultivo para algún acto violento. El comunicador que ha intentado en vano (no solo en Sevilla sino también a nivel nacional) desgastar al SFC usando la figura de RRV para generar audiencia o a saber qué otra cosa, tiene también su historial polémico, que se lo haga ver. Ha pinchado en hueso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies