Cabecera Columnas Blancas
image

Vísperas

Si, vísperas de una nueva visita al escenario en el que habitualmente fracasamos, allí donde nos esperan con una mezcla de desprecio y desconfianza que deriva en frecuentes humillaciones deportivas. Nada presagia que el nuevo envite en La Castellana vaya a ser diferente ésta vez, si bien los sevillistas nunca perdemos la esperanza de cambiar la historia y la estadística. No deseamos triunfar como flor de un día que se recuerda cada dos décadas como… “el año aquél que…” sino que sea lo suficientemente frecuente como para no tener que rememorarlo como un hito histórico. Las dos últimas temporadas al menos el equipo no ha servido de alfombra para engordar el ego de los de la Villa y Corte.

Que se comparezca, que se compita, nada más. El sevillismo sabe ya cómo está montado esto y no espera nada que se parezca a la imparcialidad. Contrariamente a lo que muchos creen, yo pienso que la causa de nuestros continuos batacazos ante los “merengues” de Concha Espina se debe al respeto que allí tienen al SFC más que al “acongojamiento” producido por ese hipotético “miedo escénico” que el que bajó a los vestuarios en un partido de Copa para hacer “su labor” ante Iturralde acuñó. Ante dicho respeto, la diferencia presupuestaria se hace notar. Levante UD, D. Alavés, Elche CF, o RBB tienen más fácil puntuar en ese escenario que el SFC.

La competición liguera se ha igualado, bienvenido sea este hecho que ha necesitado de pandemias y crisis económicas para hacerse realidad. Mas no nos confundamos, el “duopolio+1” sigue teniendo fuerza de sobra en sus plantillas e influencia en los medios y en los despachos para ocupar los tres primeros puestos de la tabla clasificatoria, eso sí, con algo más de esfuerzo, así que no nos hagamos demasiadas ilusiones. No nos obsesionemos con los designados para la Hoya de Chamartín, De Burgos Bengoechea (VAR) y José Mª. Sánchez Martínez en el césped. ¿Qué más da? ¿En qué se diferencian los del próximo domingo a las 21’00 horas de los José Castiñeira, López Cuadrado, Merino González, Raúl Gª. de Loza, Martínez Munuera y tantos otros que guardo en mi memoria? ¿Sería diferente con cualquier “referee” del Comité Técnico de Árbitros (CTA)? Creo que no, incluso pienso que allí, en el Bernabéu el domingo se impartirá justicia, porque la labor de merma y desgaste ya la hicieron Muñiz Ruiz y González González en la última jornada dando alas y munición a la “propuesta de fútbol” que Javi Calleja nos trajo al RSP desde Vitoria.

Ocurre que provoca algo de indignación la desfachatez conque las terminales mediáticas del “padre Pérez”, oficiales y oficiosas, están ya preparando el ambiente. Recordar ahora ciertas decisiones que los dos trencillas de la próxima jornada en el Bernabéu supuestamente “perpetraron” hace años contra el RMCF en sus clásicos contra el FCB, huele a lluvia sobre mojado. Sabiendo de la dificultad del choque, y mucho mejor que yo lo debe saber quien trabajó en aquella casa, exhorto a nuestros defensas, especialmente a Acuña y Diego Carlos, a que atemperen su natural fogosidad, e igualmente me permito modestamente aconsejar a Ocampos que no caiga en provocaciones ni discuta con el señor colegiado. Ya sabemos que ese no es privilegio que nosotros tengamos, es algo reservado a quienes tienen patente de corso para gesticular, acosar y vociferar contra el trío arbitral o pueden repartir a su antojo en la medular combustible suficiente para alimentar las chimeneas de los pueblos de la sierra madrileña. Unos y otros, sin dar nombres, sabemos quiénes son. Independientemente de estas cuestiones, hay que valorar el potencial deportivo de nuestro adversario dominical y tener muy en cuenta la destreza, el compromiso con su club y la habilidad técnica de las nuevas generaciones que tratan de rellenar el vacío dejado por los galácticos.

Y en otro orden de cosas, tenemos un difícil fin de año en el que lo fundamental es estar en el bombo de Champions para 2022, más que nada por razones presupuestarias aunque también de prestigio. En el CNL nos queda lo peor de la 1ª vuelta más el partido pendiente contra el FCB, pero nuestro objetivo no es ser campeones. Pugnar por el título en nuestro CNL, e incluso por mantener “puesto champions”, dependerá mucho de superar al Red Bull Salzburgo el 8-12-2021, pues en tal caso habrá mayor liquidez para mejorar la plantilla. No descubro nada con ello, pero conviene recordarlo.

Y en el marasmo de competiciones, la Copa. No voy de víctima ni deseo aventar rescoldos que solo recuerdan aficionados veteranos como es mi caso, pero competiremos contra el club de una ciudad cuya afición históricamente ha sentido el aprecio que por el SFC tienen en la Andalucía anti-sevillana, una eliminatoria con sabor a duelo regional clásico, no porque nos hayamos enfrentado mucho a ellos, sino por cómo se lo toman allí. Tal cuestión, el hecho de ser a partido único, y que el anfitrión milita accidentalmente en una categoría que no le corresponde (2ª RFEF) como viene demostrando desde que empezó el curso,  minimiza, y de qué manera, las tres categorías que actualmente nos separan. La afición de “El Arcángel” se movilizará sin duda ante la posibilidad de marcar un hito en su historia, de forma que si no se desea abiertamente “tirar” la competición, Lopetegui tendrá que ajustar muy bien las piezas y mentalizar a los que jueguen en Córdoba el día 2 de Diciembre. Personalmente hubiese preferido un desplazamiento largo e incómodo contra el CD. Margaritense balear o el Panaderías Pulido “canarión” que contra el Córdoba CF. Si se les respeta, no habrá problemas, pero si no, nos podemos estampar.

Y pase lo que pase, la vida seguirá. Como en ríos mares y océanos en los que bajo la superficie aparentemente calma fluyen imperceptibles virulentas corrientes, bajo el “glamour” de la cúpula del club, de la atención lógica sobre nuestras primeras figuras del plantel, bajo la labor de Ramón Rodríguez en relación a la remodelación de la plantilla ante lo que nos espera,  tras la alegría enorme por el partidazo, lo reconozco, contra el Wolfsburgo, bajo todo eso, hay un mundo de asociaciones, agrupaciones y peñas que late con fuerza programando actos y sin dejar de moverse para que nuestra queridísima entidad más que centenaria siga escribiendo límpidas páginas de su historia. Es el verdadero sevillismo que está más vivo que nunca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies