Cabecera Columnas Blancas
image
RAFAEL CÁCERES 28/09/2021

Nueva temporada, viejos debates

Comenzó la temporada 21/22 y, por fin, la ansiada noticia se hizo realidad: regresamos los aficionados a los estadios, no todos, pero vuelve a escucharse el sonido real de la gente y dejamos atrás el sonido ‘enlatado’ que nos servían las televisiones con las gradas más vacías que el estómago de un caracol en la vela de un barco.

Y con el comienzo de la nueva temporada, las tertulias virtuales y las de siempre vuelven a animarse. Tras 5 jornadas de liga, 4 partidos en nuestro caso, ya teníamos quienes clamaban por el juego desplegado por el equipo (plano, sin ideas, previsible…) cargando las tintas sobre el entrenador y su manera de ver el fútbol, todo ello pese a las victorias y los empates (3 de 4 partidos a domicilio). Una semana más tarde y dos victorias consecutivas, Lopetegui ha callado bocas.

Yo, como soy feliz cuando el SevillaFC gana, no suelo atender mucho a gustos, que también los tengo y también adoro el ‘jogo bonito’. Soy mucho más práctico, mis amigos dicen ‘resultadista’, pero realmente creo que es una cuestión de practicidad. He visto, y sigo viendo, amigos, compañeros de peña, vecinos… enfadados pese a haber ganado. Molestos con el juego, como si fuese posible arrollar siempre al rival y apabullarlo con goleadas. Para mí, el fútbol está hecho para disfrutar de tu equipo y no para sofocones casi permanentes. Es muy difícil ganar bien y jugar bonito, se da muy pocas veces, por eso digo que soy más práctico y en mi manera de entender el fútbol (más todavía el profesional) lo importante es “ganar, ganar y volver a ganar” (L. Aragonés). ¿Recordáis la eliminatoria del verano pasado contra el Manchester United? ¿Jugamos bien? ¿No, verdad? Pues eso, sin jugar bien, ganamos y me llevé otro alegrón, sin matices.

Pero cada vez me encuentro más sevillistas (quizás no sean más, sino que hacen más ruido) instalados en la crítica por casi todo, que si la pintura de los asientos, que si la cubierta del estadio, que no se tenía que haber vendido a Bryan, que son injustos los sorteos de las entradas, que hay que avisar por mail (ya se hace), que Suso no está para jugar, que vaya tela Rakitic… en fin… que ni ganando disfrutan. Lo de la Junta general, los americanos, la compra desaforada de acciones (la venta también), la lucha encarnizada por la presidencia da para otro artículo…

Desde los fichajes y los precios de los abonos (2 clásicos anuales) en pretemporada junto con los fichajes y las salidas, hasta el momento actual, ‘los críticos’ no paran. Siempre hay un motivo para la disconformidad, para atizar la leña. Los demás nos dedicamos a disfrutar de lo que tenemos y de lo que nos ofrece el equipo. Opinamos ¡claro!, a veces hasta decimos lo que no nos gusta, pero  nos llaman ‘conformistas’, pese a nuestra exigencia.

Veo a muchos sevillistas instalados en el inconformismo permanente, dicen que gracias a ello estamos creciendo. Yo, como de eso no entiendo, soy más simple en esto del fútbol. Lo cierto y verdad es que ya somos segundos en liga y, pese a todo lo malo que algunos ven, otros como yo somos felices.

¡Qué nos gusta un drama!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies