Cabecera Columnas Blancas
image
JUAN LUIS FRANCO 26/08/2021

Liderato y zarandajas

Carpe diem, sevillistas.

Estamos en agosto y un terremoto con epicentro en el despacho del director deportivo del Sevilla FC está haciendo temblar a más de uno. Monchi está dejando la ventana de fichajes como la vidriera del rosetón de la Catedral.

Liderato, 2 partidos, 6 puntos, 4 goles a favor, 0 en contra. Esto acaba de empezar, el camino es largo, muy largo, llegarán los partidos tontos, las pérdidas incomprensibles de puntos, las decisiones arbitrales, el ninguneo en los informativos, las campañas teledirigidas…

Tranquilidad, nuestro objetivo tiene que seguir estando claro, clasificarnos lo más alto posible, entre los cuatro primeros, terceros mejor que cuartos, ganar la liga no es nuestra obligación, aunque no le haríamos ascos. La presión que la asuman otros que quieren sacudírsela a base de lloros y zarandajas en los medios afines.

¿Ilusión? Toda. ¿Ambición? La máxima. ¿Pajaritos en la cabeza? Los mínimos.

Partido a partido, seguir con paso firme, pero sin agobios. Dejad a los demás que nos metan en la pelea por la liga, que digan que es la peor competición de la historia, que se enreden con que es una liga aburrida, que si no se marcan goles; nosotros, a divertirnos, a disfrutar cada momento, cada jugada, cada gol, cada partido, cada triunfo.

Estamos ante una temporada que afrontamos con mucha esperanza, reforzada con las dos victorias de inicio, pero hay que seguir con los pies en el suelo.

Pies en el suelo y cabeza amueblada son las bases del triunfo y eso lo tenemos en el banquillo.

El partido ante el Getafe fue un máster de dirección desde la banda… aunque aparentemente no saliera nada bien. No podemos confundir juego vistoso y de florituras con buen juego, solidez defensiva y escaso acierto en las combinaciones de ataque. Salimos con un 4-2-3-1, no nos llegaban, pero nosotros tampoco inquietábamos; pues pasemos, al 4-3-3, que tampoco, pues 4-4-2 que por momentos era 4-2-4. A esto le añadimos, que cuando el rival empieza a notar los minutos nosotros cambiamos las piezas y no solo no se pierde calidad, sino que se gana obtendremos una fórmula casi mágica a la que solo le falta un detalle, la ambición… y de eso andamos de sobra.

No hay más que ver la celebración del gol con la “Peña El Banquillo”, gente con ganas de triunfo y que juega el minuto y medio que quedaba de descuento como si fuera Caparrós el que dirigiese la orquesta. Minuto y medio de revolcones de los que se tuvieron que incorporar para el saque de centro… y volver a levantar los puños.

Ilusión, ganas de triunfo y ambición para ganar el siguiente partido. ¿La Liga? Pregunten en mayo y déjennos disfrutar el momento, lo que tenga que venir, vendrá… y será bienvenido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies