Cabecera Columnas Blancas
image
MIGUEL CANALES 13/08/2021

Gonzalo Montiel: Un máster junto a Jesús Navas

Gonzalo Montiel no lo tiene fácil. Llega a Sevilla a pelear la titularidad con nada más y nada menos que Jesús Navas. El lateral palaciego no sólo es el capitán del equipo, sino el, posiblemente, mejor lateral derecho las dos últimas ligas. Su llegada a Nervión va a ser un máster para él al compartir competencia por el puesto con un jugador de leyenda que sigue actuando a un gran nivel.

Sin embargo Gonzalo ya ha saboreado las mieles del éxito en Sudamérica, como campeón de la copa Libertadores y de la Copa América de selecciones. No es un jugador a hacer, ya viene teniendo un recorrido al máximo nivel al otro lado del charco. El paso que da es lógico en su carrera si quiere seguir progresando aunque queda por ver si el destino es el mejor para él a corto plazo. Si aprovecha la experiencia y los momentos de la temporada donde se le abrirá la ventana para jugar puede ser bastante interesante para su desarrollo el paso por Sevilla.

La exigencia, tanto del club como suya propia, no debe ser la de llegar y besar el santo. Pero tiene condiciones y contexto, tanto deportivo como extradeportivo, para seguir creciendo, mejorando y terminar convirtiéndose en un jugador de impacto para el Sevilla. Viene de River, club exigente y exigido en la competición, con un modelo de juego propositivo, ofensivo, de dominio y alta competitividad. Eso mismo se va a encontrar en Nervión, donde se le va a exigir ser competitivo y ofensivo, dos de sus cualidades básicas por las que llega a nuestra liga.

En la capital andaluza se va a encontrar con un clan argentino que le va a arropar en lo extradeportivo y le puede inculcar lo que es el Sevilla en cuanto a nivel competitivo y de exigencia. Pese a tener que competir con Navas, su fichaje desde el punto de vista contextual es más que interesante tanto para él como para el equipo de Nervión.

Porque Montiel es un jugador que encaja en lo que debe ofrecer un lateral en el modelo de juego de Lopetegui. Es ofensivo, con calidad, competitividad y mentalidad para adaptarse a a las particularidades que puede tener el Sevilla como ya demostró en la pasada Copa América con respecto a River y las diferencias de jugar en la selección.

“El Cachete” es un jugador completo, aunque destaque más en el plano ofensivo que el defensivo. Defensivamente es un jugador que domina los conceptos que debe tener todo lateral de equipo importante, va intenso a la presión adelantada, tiene recorrido de vuelta en la transición y cierra bien en los centros laterales pese a que el juego aéreo no sea su principal virtud. Pero donde más destaca es en los duelos individuales. Jugador de buena marca que tiene en el tackle su principal desempeño defensivo. Va bastante bien al corte y es intenso y concentrado yendo bastante bien al suelo cuando la ocasión lo requiere.

En boca de todos está la final de Copa América frente a Brasil donde se las vio en bastantes ocasiones con Neymar al que redujo en desempeño y terminó ensangrentado por su agresividad en los duelos individuales defensivos. Sirva de muestra este ejemplo para definir la capacidad defensiva y competitividad de Montiel.

Si defensivamente muestra su carácter y competitividad, ofensivamente nos deja ver su talento y calidad. Es mejor yendo hacia adelante que quedándose atrás, lo cual habla muy bien de sus cualidades ofensivas. Si bien no destaca de manera prominente en Gonzalo su capacidad de desborde por regate, aquí se puede notar algo que es un defensa central de formación, muestra mucha calidad en los golpeos como seña de identidad.

Montiel es un lateral de marcado carácter ofensivo, que llega y martillea si es preciso, y de los que saben atacar espacios. Ahí está su principal distintivo en darle al equipo profundidad por fuera, el desmarque al hueco más que el desborde en conducción. Sabe asociarse y doblar u ofrecer opción de pase atrás más que aparecer por zonas interiores en conducción. En ese sentido es un lateral más académico de los que vemos últimamente. Rápido y resistente para ir y volver y repetir esfuerzos, además con muy buena lectura del timing de ataque.

Y todavía no hemos hablado de lo mejor que tiene “El Cachete”, el golpeo de balón. Ahí es donde muestra sus mejores virtudes tanto por calidad en el toque, como por rango de pases o por lectura de dónde tiene que poner el centro. Ese aspecto tiene condiciones para ser diferencial en nuestra liga. Esto es una bendición para Lopetegui, puesto que su Sevilla llega infinitas veces por banda pero adolece en muchas ocasiones de remate por calidad en los centros laterales.

Es cierto que esta pasada temporada los de Julen han bajado su registro de centros laterales por partido y ya no han compartido trono en el campeonato con el Eibar, sobre todo por la utilización de extremos a pierna cambiada o la llegada del Papu Gómez. Pero sigue siendo el equipo que más vuelca el juego por banda derecha de la Liga Española. La llegada de Montiel tiene visos de seguir manteniendo ese aspecto cuando no sea Navas el elegido para partir en el 11 desde la posición de lateral derecho.

Pese a que se tiene al Sevilla por un equipo de toque corto y progresión mediante combinaciones al pie, es el 2º equipo de la pasada liga que más desplazamientos en largo realizó. Es cierto que en gran medida a través de los cambios de orientación de izquierda a derecha. Y ahí entra un aspecto importante en Montiel. Gonzalo es un jugador, como hemos dicho antes, que ataca espacios y sabe llegar al hueco. Muy a tener en cuenta esto en el modelo de juego de los sevillistas apareciendo en los cambios de orientación.

Además “El Cachete” no reniega de su desplazamiento en largo en las salida de balón tras recuperar. Tiene un gran pase profundo vertical al jugador ofensivo de su banda o buscando el delantero. Esto es un aspecto importante ante la presión rival y las dificultades que ha tenido el Sevilla para salir jugando ante equipos que le aprietan arriba.

Y terminamos el análisis de Gonzalo con la joya de la corona de su fútbol, su visión y golpeo en los centros laterales. Más allá de ser profundo y vertical, que lo es, lo que más destaca en el lateral argentino es su elección de la zona de centro. Quizás esa sea la cualidad que más me ha gustado de él. Alterna centros al primer o segundo palo, rasos, al punto de penalti o al llegador de segunda línea en función de la posición de los compañeros y el rival. No mete centros a lo que salga, sino que sabe dónde y cuándo tiene que ponerla para el atacante mejor posicionado en zona de remate.

A parte de ser su gran virtud, es un soplo-más bien huracán- de aire fresco para el Sevilla encontrar un lateral no solo punzante en ataque y que tenga cualidades tácticas que encajen en lo que debe pedirle, sino, sobre todo, que cuando llegue la ponga al sitio adecuado para rentabilizar la gran cantidad de llegadas y centros laterales que realiza por partido. No sería de extrañar, si los minutos de Montiel son importantes, que nuevamente los de Lopetegui, más con el Eibar fuera de la primera división, volvieran al podium de equipos de la Liga con mayor número de centros laterales.

La gran incógnita sobre Gonzalo es Jesús Navas. Competir por un puesto con el gran capitán en el 11 inicial no es tarea fácil. Debe haber partidos para todos y además ¿quién dice que no existan partidos donde ambos puedan partir en el equipo titular formando un doble lateral? Pase lo que pase, Montiel va a realizar un máster en Sevilla de lo que debe ser un lateral ofensivo importante en el fútbol Europeo. Y nada más y nada menos que impartido por Jesús Navas. Ojalá lo aproveche al máximo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies