Cabecera Columnas Blancas
image

Crecimiento

Los sevillistas que llevamos ya viendo a nuestro equipo más de medio siglo hemos conocido etapas que han ido desde jugar en Segunda División hasta conocer las mieles del triunfo en títulos como Uefa Europa League, Supercopa de Europa o Copa del Rey.

En esta senda de ambición marcada por el club desde hace ya algunos años, el siguiente objetivo está claramente identificado que es el de consolidarse como equipo Champions con lo que eso supone no solamente a efectos deportivos sino a niveles económicos, institucionales y de reafirmarse a nivel mundial como marca.

En la pasada Supercopa de Europa celebrada entre el Bayern de Munich y El Sevilla FC, en la que perdimos 2-1 y de cuyas crónicas deportivas se deducen cómo este Sevilla compitió de tú a tú al todopoderoso Bayern, recordamos que nos llamó poderosamente la atención dos declaraciones.

Una la de Jordán, que sólo tuvo palabras de elogio para con sus compañeros después de la derrota ante el Bayern. “Este equipo es muy grande, sabíamos que íbamos a tener opciones. Hemos peleado a muerte”, aseguró. “Lo primero de todo que quiero decir es que estoy muy orgulloso de mis compañeros, creo que somos un equipazo, hemos hecho un gran partido, lo hemos tenido ahí. Los detalles decantan la balanza para un lado o para otro y hoy no ha sido el día. Quiero decirle a los aficionados que hemos dado todo para dejar el escudo del Sevilla lo más alto posible. Esto acaba de empezar”, dijo en declaraciones a Movistar.

La otra, la de nuestro querido Monchi, dentro de ese status de exigiencia de crecimiento del club y de que impere el éxito colectivo frente al fallo individual, cierra en círculo a los jugadores y les dice “Si perdemos, perdemos todos y si ganamos, ganamos todos. Esto es solo un bache. Vamos a seguir creciendo, ¿está claro?”.

Pues en esta senda sigue nuestro club y en esta temporada que está expirando, hemos vuelto a consolidarnos en la cuarta plaza con una holgura de puntos alcanzada en más de cinco jornadas para el final y colándonos en la pelea de gallitos para optar al título de Liga y entrando en las quinielas mientras que matemáticamente tenga opciones…

Este artículo lo escribo cuando acabamos de terminar de jugar contra el Madrid para decidir el final de puntos de esta Liga. Final 2-2.

Decisiones arbitrales que hacen quejarse a los madridistas… cabreo monumental de los merengues… donde las dan las toman…

Aspirar a esta liga, si nos lo dicen hace cinco meses, ni nos lo creemos… sabiendo que no tenemos (aún) equipo ni presupuesto para aspirar a ello.

Pase lo que pase en este tramo final, la institución se consolida en el camino del crecimiento y este verano, con los ajustes que haga Monchi de plantilla, estoy convencido que subiremos otro peldaño más hacia la cima deportiva. Hemos de aprovechar las decadencias de los astros en Madrid (Ronaldo) y en Barcelona (Messi) hasta que sean sustituidos por nuevas figuras desequilibrantes para poder consolidarnos también en poder optar los años venideros a plantarnos con opciones serias de ver a nuestro equipo ganando un título de liga.

Dos generaciones de “Fernández“ -mi padre lo vivió junto con mi abuelo en el campo de Les Corts de Barcelona un 30 de Marzo de 1946- ya lo vieron.

Yo lo quiero ver también… junto a la generación que me sigue…

«El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos».

You might also like

Tras la valla

Supongo que seré del grupo de progenitores que está convencido en

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies