Cabecera Columnas Blancas
image
PACO ESCARTI 26/04/2021

Fútbol es cultura

A finales de enero, Sevilla perdía a uno de sus hijos, víctima, una más, de las secuelas del Covid: Manuel Salinas Milá.

Pintor sevillano, referente del arte abstracto y considerado como uno de los mejores de España en este estilo.

Salinas fue un artista autodidacta. Hijo de Manuel Salinas Benjumea, sevillano también, pero a diferencia de lo que muchos medios de comunicación se empeñan en mantener de forma errónea, no era pintor, sino agricultor.

Tuvo una trayectoria muy vinculada a la ciudad aunque sus obras viajaron por todo el mundo realizando más de 80 exposiciones internacionales. Medalla de oro de la ciudad de Sevilla y miembro de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla.

En 2012 realizó el paño de la Verónica para la Hermandad del Valle, su primera obra re-lacionada con el mundo de las cofradías.

Sería interminable seguir hablando de su biografía.

El sábado 13 de febrero de este año, solo dos semanas después de esta triste pérdida, recibíamos a la S.D. Huesca en partido de liga. ¿Y qué tiene todo esto que ver, os preguntaréis, con el pintor?

Pues más de lo que a simple vista pueda parecer. El fútbol y la cultura, el deporte y el Arte, no están condenados a llevar vidas paralelas y para eso están, entre otros, la S.D. Huesca, al igual que en innumerables ocasiones lo ha hecho el Sevilla F.C. Estar al lado del arte y en este caso del prestigioso artista sevillano.

Saltan al campo, como no podía ser de otra forma, con su indumentaria habitual, azul y grana pero con una característica que la hacía diferente, especial, única e irrepetible y era el brazalete de su capitán. El que representa al equipo, al club y a la ciudad.

Y en ese brazalete se aprecia el escudo del club sobre una imagen que representa uno de los cuadros de Manuel Salinas. Cuadro, que como el resto de su obra, no tiene título y no porque lo desconozca o lo olvidara, sencillamente porque el autor no titulaba ninguna de sus creaciones. Algo peculiar y característico de Manuel, que explicaba en alguna ocasión que pintaba para él y por tanto, no quería influir en la opinión de nadie que viera uno de sus cuadros.

Volviendo al fútbol. Qué detalle tan sencillo y qué gesto tan grande.

Detalle que desgraciadamente pasa desapercibido porque la prensa deportiva anda más preocupada, como siempre, de lo que ocurre por otros lares, en Villas y Condados y sigue despreocupada y poniéndose de espaldas ante hechos como este que por sí solos debe-rían ocupar portadas y cabeceras de programas deportivos.

Este equipo aragonés, modesto y humilde, está realizando un trabajo descomunal en el silencio de los clubes que no son mediáticos, con una afición entregada, unas estructuras consolidadas y, por lo que se aprecia, una directiva señorial.

Pues este club lleva toda la temporada realizando este gesto allí por donde va. Cada vez que visitan una ciudad, llevan el brazalete con alguna referencia a la ciudad que visitan.

Noble gesto deportivo, de amistad y de buenas intenciones.

En esta ocasión, al visitar Sevilla, pudiendo haber hecho miles de alegorías a una ciudad que tiene motivos de sobra para que se acuerden de ella y la homenajeen, este ejemplo de club señor, recuerda a nuestro querido Manuel Salinas y rinde con ello homenaje a su persona, a su familia, a sus amigos, a su obra y a la ciudad que lo vio nacer, crecer y morir.

Me permito transcribir un extracto de la página FAN CLUB SD HUESCA en el que explicaban el por qué de este brazalete en este partido, brazalete que salió elegido por delante de otro también confeccionado para esta fecha que hacía referencia al mosaico que la ciudad de Huesca tiene en la Plaza de España de Sevilla.

El sábado 13 de febrero a las 16:30h, la SD Huesca se enfrentará al Sevilla CF en la jornada 23 de La Liga Santander.

En este encuentro con el Sevilla CF, nuestro capitán portará este brazalete como homenaje y gesto de respeto a nuestro rival:

A los sevillanos les resultará familiar la trama utilizada en el diseño de este brazalete, pero para nuestros lectores quizá sea más difícil reconocer estas pinceladas tan coloridas y el importante artista que se esconde tras ellas.

Nuestro homenaje en esta jornada 23 va dedicado a Manuel Salinas, fallecido el pasado 30 de abril de 2020, víctima del coronavirus. Fue uno de los referentes de la pintura abstracta en España, con un carácter independiente muy marcado. Estudioso del color, con gran ritmo y luminosidad en sus obras, Manuel era un gran amante de su ciudad, Sevilla, y de Andalucía. Vecino del barrio de San Lorenzo de Sevilla, el cual es patrón de la ciudad de Huesca y un motivo más para acordarnos de él en este partido.

Por mi parte nada más que aportar a las palabras de estos gentiles maños que desde tan lejos han sabido definir tan bien algo tan nuestro.

Desde mi punto de vista esto es algo tremendamente emotivo y que califica a un club, a una afición y a una ciudad. Es algo muy grande que no debería caer en el olvido y no lo hará mientras existan como yo, aficionados al fútbol y al arte, al deporte y a la cultura, a las personas y a la unión entre pueblos y fundamentalmente a Sevilla y a sus hijos.

Mi más humilde pero sincero homenaje a Manuel, mi abrazo a su familia y amigos, mi gratitud a Diego Carrasco, su fiel amigo, por sus palabras, sus anécdotas y sus inmejorables charlas en “Er Var”, y mi más sincera y entrañable enhorabuena a la S.D. Huesca por su noble gesto.

En Sevilla entendemos perfectamente esta forma de hacer las cosas.

Quién sabe, quizás dentro de poco veamos el taconazo de “El Mudo” en un museo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies