Cabecera Columnas Blancas
image

Bases del sevillismo (Parte 2)

Bajo la presidencia de Fran López (1996-97) y luego de José Ignacio Macías (1997-2008), la Asociación de Sevillistas de Base, su primer nombre y que pronto se cambió al actual porque se pensó que encajaba mejor en el perfil de los asociados, se reunía en un local que cedió el club durante el mandato de Carrión sito en los bajos de Gol Sur y que había prestado servicio según las exigencias de FIFA para el Mundial-82. Allí se celebró (Véanse fotos) el efímero ascenso de 1999 en la promoción contra el Villarreal, porque en la temporada 1999-2000 el equipo cae de nuevo al pozo de la 2ª. División.

La actividad de la asociación fue incesante durante el “Sexenio Triste”, sobre todo en la divulgación de sus objetivos, en la sindicación de acciones, en la captación de nuevos asociados (entre los que tuve, y tengo, el honor de encontrarme) además de la concienciación de las bases sociales de la afición de la necesidad de recuperar el club.

APA no aminoró su cometido con el repunte deportivo del primer equipo consecuente a la gestión del triunvirato Alés-Caparrós-Monchi, pues aunque se aliviaron tensiones, la situación accionarial distaba mucho de estar solventada. La asociación se posicionó claramente contra el abandono del RSP protagonizando más de medio centenar de interpelaciones al Consejo en la JGEA (6-4-2000) del Salón Convenciones de Los Lebreros. Abandonado el local de Gol Sur, la actividad de APA se desplazó a peñas, terrazas, espacios municipales alquilados o privados de algún afiliado, y salones de hoteles.

Con José Ignacio Macías de presidente, APA realizó una encomiable labor no solo en los aspectos referidos arriba sino también en otros que contribuían, y mucho, a mejorar la imagen del club y de su afición. Así, se inicia el “Proyecto Amigos”, objetivo expresado nítidamente en los estatutos fundacionales: “Es un proyecto de acogida a aficionados no violentos que nos visiten, a modo de cicerones, que engrandezcan la imagen del Club, el intercambio cultural entre aficiones y sirva de instrumento educativo a los menores, en contraposición a la imagen de fútbol-violencia”. Estaba en la línea de fomentar y mantener las mejores relaciones con aficiones de entidades rivales en un momento, coincidiendo con el tránsito de siglo, en que una onerosa difamación oprimía a la institución y tenía penosas consecuencias en los desplazamientos del equipo. Con la colaboración de entidades locales se celebraron varias “previas”, recordando muy positivamente las mantenidas con CD. Numancia y R. Jaén. La costumbre no se ha prolongado en el tiempo, pero sirvió, no obstante, de aglutinante para ir gestando la FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español) cuya finalidad, ideada desde APA, es la de recuperar para las aficiones los clubs de fútbol en una gran medida despersonalizados gracias a la Ley 10/1990 de 15 de Octubre de R.D. 1084/1991 de 5 de Julio.

En Mayo de 2003, accede al SFC un nuevo Consejo presidido por José Mª. del Nido Benavente, más la labor de APA no varió su rumbo y estuvo apuntalada por grandes sevillistas, economistas, emprendedores, periodistas, profesores de universidad y funcionarios, que en aquellos momentos colaboraban activamente y luego estuvieron en primera línea: los hermanos Díaz, Manuel y Antonio, hijos de Antonio Díaz Gil (Liz II) y sobrinos de Manuel (Liz I), sin que el primer presidente Fran López, u otros antiguos afiliados como Javier Martín, abandonasen su vinculación y actividad.

Otro objetivo importante de la asociación en esos años fue el fomento de la cantera. Es una de sus metas, que la primera plantilla profesional disponga de cuatro canteranos titulares al menos. En ese sentido se pensó premiar la labor anual del futbolista más destacado del SFC o del S. At. C. surgido de la Cisneros Palacios o de los profesionales que se distinguiesen en tal labor. Así, desde 1999, se institucionalizó el “Trofeo al mejor canterano del Año”, el cual estuvo celebrándose ininterrumpidamente 11 años y fueron sus ganadores Juan Velasco (1999), Jesús Mora “Jesuli” (2000), Gallardo, actual entrenador del primer filial (2001), Reyes (2002), Antonio Ramiro “Antoñito”(2003), Ramón Rodríguez “ Monchi” (2004), Jesús Navas (2005 y 2006), Antonio Puerta (2007), Diego Capel (2008) y Javi Varas (2009). Bastantes se han quedado en el tintero porque circunstancias de disponibilidad de tiempo y de economía para hacer un acto digno no permitieron su continuidad, pero quedó pendiente el acto dedicado a Joaquín Caparrós, Campaña, Pablo Blanco, y algunos más.

En cuanto a la intervención en las juntas generales, APA y sus afiliados destacaron en la defensa de los intereses económicos de los abonados, en la vigilancia de los movimientos accionariales y en la fiscalización de las cuentas anuales presentadas por el Consejo. En tal situación se expresó Manuel Díaz en 2007 ante la subida drástica y desproporcionada del carnet anual al socaire de la euforia desatada tras la consecución de los primeros títulos. El resultado fue que el Consejo del Sevilla decidió en reunión de 21-5-2008 congelar el precio de los abonos para la temporada 2008-09. Fue todo un éxito.

En Febrero de 2008, José Ignacio Macías, deja la presidencia de APA. Sin duda, la frenética actividad de llevar la organización combinada con una incesante serie de visitas a las peñas de toda la provincia, necesarias en la obra de concienciación a todo el colectivo sevillista, provocó un desgaste emocional y físico, que después se ha repetido en los siguientes rectores de la asociación.

Le sustituye Manuel Díaz, cuyo estreno fue nada menos que en la Cena-Tertulia Círculo del Centenario de 24-4-2008 en la que tuvo el desparpajo de preguntar a los dos “leaders” políticos de cada partido entonces en el ayuntamiento de la ciudad (ambos sevillistas y uno de ellos ex-entrenador del Sevilla At.) sobre el convenio urbanístico que se estaba cimentando con una clara diferencia a favor del otro club de la ciudad y concebido en el “tardo-loperismo”, supuestamente, bajo los auspicios de otro significado político ferviente seguidor balompédico y autor de una especie de panegírico sobre la entidad de sus amores. Si la pregunta de Manuel Díaz allí no fue velar por los intereses del SFC, que baje Dios y lo vea. La situación para ambos “leaders” la salvó el propio presidente del SFC apelando a la improcedencia en aquél acto de semejante pregunta. (Continuará)

You might also like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies