Cabecera Columnas Blancas
image
DAVID MELERO 22/02/2021

El Sevilla FC es la VIDA

A veces, cuando las cosas no van como uno quiere, buscamos miles de formas para darle la vuelta a la situación, luchando sin descanso por una deseada estabilidad. Solo tenemos ese objetivo, la cabeza no para de dar vueltas y vueltas, la incertidumbre y el miedo no nos dejan descansar. Existen miles de ecuaciones para llegar a la meta, pero los locos con ese bendito veneno, siempre echamos mano del “colorao”.

El Sevilla FC está en todas las facetas de nuestra vida, en las buenas y en las no tan buenas. Dicho sea de otra forma, está en las buenas y aparece en las malas dándonos el respiro necesario para solventar el aparente indescifrable problema.

“Si en las buenas te quiero, en las malas te amo”. Lema protagonista entre la parroquia rojiblanca. Frase que al fin y al cabo usamos en nuestro día a día, porque antes de ser un equipo de fanáticos, el sevillismo es una pequeña gran familia dentro de este enredado mundo.

“Respetados en Europa y ninguneados en nuestro país”. Esa es la situación actual de nuestro equipo. La tropa de Julen Lopetegui es alabada y respetada por media Europa, mientras que de fronteras para adentro, el equipo rojiblanco es el blanco fácil de todos los francotiradores adinerados, o más bien, un saco de boxeo para adultos enrabietados. A veces, reconocer el éxito del vecino, nos duele mucho más que nuestros propios fracasos.

“El trabajo siempre es la clave del éxito”. Ejemplos en nuestra actual plantilla hay varios, pero Aleix Vidal puede ser el profesional que mejor refleja el resultado buscado. Jugador que ha trabajado en la sombra, día sí y día también, recibiendo críticas sin haber demostrado ningún ápice de su juego. Ahora, es titular en el once de Julen Lopetegui, no hay otro camino. Trabajo, trabajo y más trabajo.

“Dicen que nunca se rinden”. Eliminatoria frente al Borussia Dortmund, partido en el Ramón Sánchez Pizjuán donde el Sevilla FC no estuvo a la altura de los germanos. Los nuestros no encontraron en los primeros noventa minutos de eliminatoria la fórmula para destruir el denso bloque amarillo. Queda el partido de vuelta, muchos nos dan por muertos, pero no es ni mucho menos la primera vez que ocurre. Nos han dejado vivos. Amigos y amigas, no lo olviden, SOMOS EL PUTO SEVILLA FC.

Un balón y una equipación blanca del Sevilla FC, esa fue mi infancia. Cuando la camiseta estaba en la lavadora, una frase salía de la boca de todos los vecinos de mi pueblo. “Niño, ¿tú qué eres del Madrid o del Barça?” Nada me daba más coraje. Pero un chaval con mucho descaro, siempre tenía la misma respuesta, “Yo zoy del Sevilla FC”. El acento, y la valentía de ser diferente en el apartado futbolístico, fue la firma de mi maravillosa niñez.

¡Cuánto le debemos a las personas que nos guiaron hacia el camino del sevillismo! En mi caso, mi padre fue el encargado de inyectarme el veneno. Muchos kilómetros separan a mi pueblo del barrio de Nervión, pero gracias a él, no caí en la monotonía “Madrid o Barça”.

Gracias “pisha”.

You might also like

Cincuentenario

La primera vez que pisé el Ramón Sánchez-Pizjuán no fue para

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies