Cabecera Columnas Blancas
image
ALFONSO GENTIL 22/12/2020

La rivalidad deportiva sevillana (o la Guerra de las Galaxias)

El crecimiento del Sevilla FC en estos años no es solamente motivo de orgullo de los aficionados sevillistas sino que puede ser también motivo de “daños colaterales” en otros clubes cercanos.

Fijémonos en lo que sucedió con la URSS en 1991. La gran URSS se disolvió en quince repúblicas. Cayó el telón de acero. Y Rusia pasó a ser un régimen más o menos democrático, no antes de hacer crack.

Recordemos un momento: Ronald Reagan durante su mandato presidencial(1981-1989) llevó a los EEUU a una carrera armamentística brutal con su oponente la URSS, la mal llamada GUERRA DE LAS GALAXIAS. Y con una política exterior agresiva en América Latina con los regímenes socialcomunistas, África (Libia), Afganistan colocó en una situación geoestratégico insostenible a la URSS.

La Glasnot y la Perestroika auspiciada por Gorbachov (1985) conllevó incluso un golpe de Estado que socavó definitivamente el régimen comunista. Cayó el muro de Berlín y después el resto de repúblicas soviéticas como fichas de dominó. Todo se había consumado.

Y comenzó por querer igualar la posición de dominio en el tablero universal de su eterno enemigo en la Guerra fría: EEUU.

El Sevilla como prueba palmaria de su crecimiento en el último año, ha conseguido más de 100 millones de euros extras con los éxitos deportivos (Liga Europa y Champions) desde agosto a final de diciembre. Un buen número de jugadores desean venir a nuestro equipo por la solvencia económica y deportiva de la entidad. En los dos últimos años ha fichando numerosos buenos peloteros tanto en el mercado de verano como en el de invierno. El club no deja de crecer ante la mirada atónita de sus correligionarios y la de su vecino, enemigo deportivo eterno.

La excepcional gestión deportiva con un entrenador y un director deportivo de una solvencia técnica demostrada, y de la gestión económica, JM Cruz, de casta le viene al galgo, dirigidos todos por la Presidencia, hace que algún vecino deportivo intente imitarla.

El crack de la URSS como consecuencia de la carrera de armamentos, que no pudo sufragar por la caída de los ingresos por el descenso del precio petróleo y otros muchos avatares, es el ejemplo en nuestro ámbito local y de rivalidad, deportiva esta, de la necesidad del conocimiento, de la inteligencia y de la libertad crítica que nos hace ser mejores.

Que Dios reparta suerte a los que quisieron imitarnos aumentando el gasto sin ese colchón de pragmatismo y de saber ver más allá, solo reservados a los realmente buenos.

You might also like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies