Cabecera Columnas Blancas
image
JUANMA DÍAZ 05/11/2020

Dicen que nunca se rinde

El partido que jugó ayer nuestro Sevilla FC frente al Krasnodar ruso es de los que se ganan pocas veces, pero mira por donde ayer tocó ganar… y ha venido muy bien después de la racha tan negativa de resultados que veníamos cosechando en liga. Porque la verdad es que sacar 0 puntos tras jugar en Granada, recibir al Éibar y jugar en San Mamés poca gente lo esperaba.

En el partido de ayer el Sevilla comenzó fuerte en los primeros 15 minutos, pero llegó una falta al borde del área a favor del equipo visitante y Sukeymanov la colocó en la escuadra. Gol. 0-1. A los pocos minutos penalti innecesario que hace Koundé, que pita el árbitro y que ratifica el VAR. Lanza Berg y gol. 0-2. Minuto 21 de partido.

Quedaba mucho partido por delante y desde luego era complicado. Habría que apelar a ese “Dicen que nunca se rinde”. El primero en reaccionar es Lopetegui que realiza los primeros cambios: quita del campo a un desacertado Koundé y a Escudero, que se va dando una patada a una puerta y entran Acuña -mucho más en forma que Sergio- y Óscar Rodríguez.

El Sevilla es constante en sus ataques, pero no termina de culminar ninguna de las ocasiones, como le viene pasando desde hace un tiempo: la tan traída y llevada falta de gol. El portero ruso también está bastante inspirado y resuelve distintas situaciones de peligro, hasta que llega el minuto 42 y tras un centro desde la derecha de Jordán llega el remate de cabeza de Rakitic que se cuela en la portería rusa. Buen partido del croata en esta ocasión. Nos pusimos 1-2 y parece que así nos iríamos al descanso como finalmente fue, pero antes de terminar la primera parte, en un contraataque de los rusos, Navas se vio obligado a hacer una falta fuera del área como último hombre, lo cual le costó la expulsión. Otro problema más: afrontar toda la segunda parte con un hombre menos. 

Había que recurrir a la épica, al nunca nos rendimos, al vamos a por todas… y en esta segunda parte bien que lo demostró el equipo. Entraron Fernando y En-Nesyri por Munir y Jordán y desde luego que ayer fue el partido del marroquí: dos que tuvo, dos que marcó. La primera fue un regalo de un defensa ruso y la segunda entró con todo para rematar a puerta tras un rechace. Puso el marcador en 2-3 y quedaban 20 minutos por delante en los que habría que aguantar los más que seguros ataques del Krasnodar. Y sé aguantó y se defendió bien y se fue un equipo concentrado y entregado, todos a una… y así llegamos a la victoria final.

Conozco a sevillistas que con el 0-2 dejarían de ver el partido. Pues se perdieron lo que se perdieron. Es verdad que lo de ayer no es muy normal que ocurra, pero cuando este equipo se entrega de la forma que se entrega, desde el banquillo se dirige bien, se hacen bien los cambios, se plantea bien el sistema y la entrega en el campo de los jugadores es absoluta… es posible que ocurran estas cosas.

Sería injusto destacar a ningún futbolista sobre los demás porque todos en general estuvieron a gran nivel, pero me parece de justicia reconocer el partido que hizo Rakitic -por fin-, el que hizo Ocampos -que es posible que todavía esté corriendo por esa banda derecha- y los 2 goles que marcó En-Nesyri; que por fin se encontró con su partido. Reconocimiento también para Lopetegui, que esta vez sí supo leer el partido, acertó con los cambios y con el cambio de sistema, todo lo contrario de lo que ocurrió en Bilbao.

Para terminar me quedo con las declaraciones de Rakitic al terminar el partido: “El corazón que tiene este equipo es impresionante, hay un grupo espectacular que trabaja a morir el uno por el otro, a darlo todo en el campo desde el primer hasta el último minuto”.

Y ahora volviendo a la Liga tenemos dos partidos consecutivos en casa, frente a Osasuna y a Celta. 6 puntos muy necesarios. Los conseguiremos, ¿verdad?

P.D: Escribo esta columna de madrugada usando mi móvil desde una de las camas de la Sala de Observación del Hospital Virgen del Rocío, donde estoy ingresado porque sigo luchando por el #yomecuro… 

Partidos como el de ayer ayudan a llevar todo esto mucho mejor… #VamosMiSevilla

You might also like

Asalto al cielo

Veníamos de la catedral protestante de St.Paul, de comprarnos una camiseta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies