Cabecera Columnas Blancas
image
QUIQUE DE LA FUENTE 22/10/2020

El híbrido de Nervión

Siempre digo que en la vida hay que buscar el término medio de las cosas, la escala de grises y en el fútbol, hemos pasado del blanco al negro sin prácticamente pasar por el gris.

Los que hemos vivido el futbol de hace mínimo 25 años atrás, hemos vivido unos cambios bruscos en el fútbol, hay cosas que afortunadamente se actualizan, menudo coñaso era echarle el balón atrás al portero cuantas veces quisieras y cogerlo con la mano. Madre mía. Hemos mejorado en equipaciones, antes las calzonas eran feas de cojones y antiestéticas, pero aparte de tecnologías y reglamento, el VAR, a las cámaras con ángulos imposibles o videomarcadores espectaculares, me quiero referir a tema de jugadores. Hay cosas que se hacen ahora, que son inimaginables pensando en jugadores del pasado, cosas que se podrían haber hecho perfectamente antes, pero son imposibles de imaginar y sobre todo visualizarlo por mucho que lo intentes, como por ejemplo, las celebraciones de los jugadores.. Yo, que quieres que te diga, pero me es imposible imaginarme a Curro San José celebrando un gol con un baile de Fornite, incluso haciendo la forma del corazón con la mano en la cámara, o el gesto de surfero con la mano que hacía Ronaldinho cuando marcaba. Con Curro San José no me sale imaginarlo, no me sale ni con Anton Polster cojones.

¿Cómo me va salí con Curro San José?, porque Curro San José era un tío de los de antes, mariconadas las precisas, yo es que no me lo imagino siquiera yendo al McDonalds a comé, ni a un Telepizza, ya ni te digo un kebab. Curro se toma una ensaladilla con picos y una de carrillá en la peña de abajo su casa, onde va con la mierda esa cojones. ¿Os imagináis a Curro San José subiendo fotos del partido a su Instagram? No te lo imaginas saliendo con un chandal plateado y una gorra después de un partido a firmar autógrafos o a hacerse fotos con sus auriculares blancos, ome por favó, si es que ahora prácticamente parecen con la misma edad los hijos de los jugadores de antes, cuando tenían la misma edad, ahora algunos parecen que han salido de hermano mayor. ¿Te imaginas saliendo con un descapotable y gafas de sol de cristal de espejo, con música reguetonera a cualquier defensa de la época? Ni de coña, como mucho, me puedo imaginar, a Diego Rodríguez melena al viento, escuchando los chichos.

Por poner otro ejemplo, ¿te imaginas a Salguero, con los tatuajes de las estrellas en el codo, estilo Sergio Ramos? Es que ni de coña.

Tú le pones a un jugador de antes con su bigote y pinta de pureta, un Arteche de la vida o Goicoechea y cuando le metes un gol, le haces el bailecito del Fornite, ooojú chiquillo, los dos no acaban el partido, ellos por roja y el que marca ya sabemos el por qué.

Pero también es verdad, que ahora da gloria ver los césped de ahora en los campos, sin las calvas típicas de las porterías de antes, podías plantar perfectamente papas ahí. Un Eibar-Sestao en campo embarrao era gloria bendita, jogo bonito en estado puro.

En esto de las modernidades, el que todavía mantiene un poco el tema rancio es el Athletic, allí no se ve tanta celebración de bailecitos y pamplinas. Ahora, eso sí, por Dios, el cantecito de… a la bim, a la bam a la bim bom bam… eso sí lo podían dejar ya cojones, que cosa más rancia y fea. Estos ganan la copa y cantan el ¡¡hemos ganao la copa del meao

Busquemos un termino medio en el fútbol, un tío como Curro San José, que siente los colores, formal, pero que vaya vestido con ropa del Zara y que si mete un gol, lo celebra con los compañeros, luego se bese el escudo y termine mandándole un beso a la parienta que está en la grada…

Por eso queremos tanto a Jesús Navas, nuestro jugador gris, un término medio, el que no te extrañaría verlo en un restaurante bueno, pero también verlo en la peña a comerse un serranito y que va en un cochazo, pero no escuchando reguetón, escuchando El Barrio… un término medio.

En definitiva, por eso, tanto mayores como niños, queremos tanto a Navas porque Jesús Navas es “El hibrido de Nervión”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies