Cabecera Columnas Blancas
image
DAVID MELERO 08/09/2020

El poder de ser un EQUIPO

Muchos personajes ilustres de épocas pasadas pusieron en manifiesto el afán de anteponer la cooperación ante la división.

-La unidad y la victoria son sinónimos. –Samora Machel.

En realidad, no tenemos por qué salir de casa, ni tampoco remontarnos a citas de épocas pasadas, puesto que la mayor representación de protección y unión, viene dada en nuestra figura materna. O acaso nunca habéis escuchado la frase, “Niño, nunca vayas solo, eh”. ¡Qué poco nos gustaba escuchar esas palabras segundos antes de pisar la calle!

En estos tiempos duros y de incertidumbre, donde sobrevivir día tras día como meramente podemos es una tarea inigualable a otra. Cuando supuestamente quedan meses para que una vacuna científica nos salve de esta interminable pesadilla, aparece el antídoto “Made in Nervión”. Soplo de aire fresco procedente del Ramón Sánchez-Pizjuán, elaborado por las manos artesanas de Ramón Rodríguez Verdejo y distribuido por nuestros mayores, sabedores de su efecto en próximas generaciones. El Sevilla FC nos devuelve la ilusión de volver a nacer de nuestras cenizas machacadas durante casi tres meses, transmitiéndonos tremenda ambición, desde el primero hasta el último, desde el capitán hasta el canterano sin minutos.

Es simple, solo había una forma de volver a ilusionar la vida de millones de sevillistas. Creyendo. Incluso creyendo más que el aficionado porque sin duda, el equipo creyó más que nosotros de aquí a Pekín.

Quién nos diría que Bono sería pieza fundamental en el fútbol pos-confinamiento, dueño y señor de la portería nervionense frente a figuras millonarias que desbordan cada jornada talento por los cuatro costados. Y lo más importante, supo levantarse de tremenda pifia en rondas anteriores, no tengo duda alguna que la persona más alagada tras su fallo contra el Cluj fue el original de Marruecos. En este equipo reman todos juntos sin dejar atrás la más mínima pieza del puzzle, ahora, hexacampeón de Europa.

Una vez más volvimos a tocar plata. Desde aquí me gustaría hacer una mención especial al Sevilla Fútbol Club Femenino, que contra todo pronóstico les arrebataron la ilusión de patear el cuero todos los fin de semanas sin explicación al respecto. ¿Machismo en el fútbol? No ni ná. Gracias a los suplentes, espíritu reencarnado de la parroquia rojiblanca que se vistió de corto para defender al equipo de sus amores en el césped y en la grada. Dicen que estamos locos de la cabeza. Chapeau

Viva el Sevilla Fútbol Club

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies