Cabecera Columnas Blancas
image
JUANMA DÍAZ 07/08/2020

Y el Sevilla FC nos dio otra alegría

Escribía hace unos días esta columna por aquí en la que pedía que nuestro Sevilla FC nos diera otra alegría al sevillismo, tras la que nos dio con quedar cuarto en la Liga con la correspondiente clasificación para la Champions y pensando sobre todo en ese partido de octavos de la Europa League contra la Roma que se jugó ayer.

Y vaya si nos ha dado una alegría. Partidazo del Sevilla FC, sobre todo la primera parte, que para mí ha sido de lo mejor que ha jugado el equipo en toda la temporada hasta ahora. Y una segunda parte que también ha estado bien, pero que ha sido más de control. Y también porque la Roma tras un 2-0 tenía que hacer algo, aunque la verdad es que mucho no ha hecho, pero más bien por méritos de los sevillistas que por deméritos de los romanos.

Goles de Reguilón y de En-Nesyri y uno más de Koundé que nos anuló el VAR por un fuera de juego muy justo. Es difícil destacar a algún jugador en concreto por encima de otros, porque todos han estado a un nivel altísimo, tanto a nivel físico como de juego y toque. Porque, ¿qué me decís de los dos laterales? Navas, incombustible y Reguilón con mucha llegada y hasta marcó el primer gol. ¿Y de los dos centrales? Vaya pareja Diego Carlos -ya se me acaban los calificativos para este portento- y Koundé -¿de verdad que tiene 21 años este chaval?-. Los centrocampistas en el mismo buen nivel con el que terminaron la Liga. Bueno, lo de Fernando ha sido desde el principio. Banega nos está dejando unos últimos partidos como sevillista para enmarcar. Lo que le vamos a echar de menos… y eso que también ha habido que aguantarle tela, pero la clase y la calidad que tiene nadie la puede discutir. Jordán a muy buen nivel también y quizás quien ha estado más flojillo ha sido Suso, que fue el primer sustituido por Munir -buenos minutos también los suyos-. Ocampos en su línea de incisivo y agresivo ante la portería rival y En-Nesyri con mucha movilidad que hacía que la defensa de la Roma no supiera cómo sacar el balón jugado. Empezaba la presión en él e iban todos a una. De Bono poco que decir porque prácticamente ha sido un espectador más del partido entre los pocos que habían en el estadio por eso de jugarse a puerta cerrada.

Mención especial merecen también el entrenador y los jugadores del banquillo. Lopetegui planteó muy bien el partido: presión a la Roma, mucho manejo de balón y una vez más acertando con los cambios. Y los suplentes muy metidos en el partido pues desde los micrófonos de ambiente llegaban los ánimos, las protestas… se nota que esta plantilla forma un grupo muy bien cohesionado. También tendrá mucho que ver el momento dulce que está viviendo el equipo, digo yo.

Hasta los comentaristas del partido por televisión – entre ellos estaban Julio Maldonado e Ismael Medina- alucinaban con el juego que estaba desplegando el Sevilla. La verdad es que el equipo está muy fuerte y da sensación de una sólida presencia en el campo. Se presiona mucho y bien, se toca con sentido el balón con mayoría de pases acertados, hasta en los pases largos y se generan ocasiones que ahora sí se materializan muchas de ellas, algo que no ocurría en la primera parte de la temporada.

Hoy nos ha alegrado la tarde nuestro Sevilla FC a todo el sevillismo y tengo que reconocer que hasta me he emocionado porque me he acordado de muchos sevillistas del tercer anillo -entre ellos, mi padre- que supongo que desde allí arriba habrán disfrutado de lo lindo.

El martes 11 nos espera en cuartos en el mismo escenario pero a las 21 horas los británicos del Wolves, que ha eliminado al Olympiacos al ganarle 1-0 tras empatar en la ida a uno en tierras griegas. Volverá a ser partido único y ya sabemos que puede pasar cualquier cosa, pero tenemos que confiar en nuestro equipo porque motivos nos está dando para ello… y mucho más tras el fenomenal partido de ayer.

Sigue dándonos alegrías, Sevilla FC. Los sevillistas sabemos agradecerlo.

#VamosMiSevilla

Nota final: En la columna anterior comenté que la escribí desde el hospital de madrugada. Esta también la escribo de madrugada, pero no desde el hospital. Me dieron el alta porque no me pudieron infundir las células CAR-T, pues se me he presentado un problema que requiere que me den sesiones de radioterapia para acabar o reducir lo máximo posible un plasmocitoma -un tumor de los malos que produce el mieloma múltiple que tengo- que me ha salido en la base del cráneo, pues la infusión de las células tiende a producir inflamaciones y puede ser peligroso por la zona en la que está. Sigo por tanto en Salamanca acompañado por mi mujer en un apartamento que hemos alquilado y recibiendo las sesiones diarias de radioterapia. Hoy me toca la octava. Acabamos el martes 11 con la décima, el mismo día que espero que nuestro Sevilla FC nos dé otra alegría. Seguimos con fuerza y a por todas… porque estoy seguro que #yomecuro.

You might also like

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies