Cabecera Columnas Blancas
image
JULIÁN RUÍZ 18/07/2020

Lopetegui a domicilio ¡DÍGAME!

Julen Lopetegui Agote, que cumplirá 54 años a finales de verano, ha podido ser de largo, desde su contratación, una persona muchísimo más criticada que querida por la afición sevillista en los últimos tiempos, incluido por quién suscribe este artículo, pese a los resultados obtenidos en esta temporada.

No hay que irse muy lejos, para recordar que en el artículo del mes de febrero argumentaba lo que debía de ser su destitución. Pero lejos de mantener una postura rígida e inflexible, convendremos todos que el técnico sevillista se ha ganado si no la admiración de los aficionados por su trabajo, al menos sí ha consolidado su respeto. Y más contundente aún, respeto basado en el trabajo de su idea de fútbol y contrastado con los resultados.

Y es que este Sevilla ha vuelto hecho una auténtica fiera desde que se reanudara el campeonato doméstico, donde ningún equipo ha sido capaz de derrotarlo. Esta plantilla tiene músculo y está físicamente muy fuerte, repliegan todos muy rápidos y casi en bloque en las transiciones ataque-defensa, además de haberse podido observar de nuevo, un aumento bastante significativo de esa presión alta que hizo gala el equipo en la pretemporada veraniega y en los primeros encuentros del torneo.

El Sevilla jugará la Champions League el próximo curso y el éxito, a la vista de los resultados, radica en los partidos disputados a domicilio, donde no hace mucho tiempo, había que esperar hasta un año para ver ganar un partido. Dejo unos datos que son aplastantes y concluyentes para el éxito de Lopetegui en esta primera temporada en Nervión, de remodelación absoluta de la plantilla, sin un delantero fiable y con una portería mejorable para el aficionado de a pie, lo que realza más si cabe el excelente trabajo del entrenador vasco para estar luchando hasta la última jornada por el tercer puesto.

En treinta y siete partidos de Liga, el Sevilla ha dejado su portería a cero solamente la barbaridad de dieciséis partidos, ¡casi ná! (ocho en casa y ocho a domicilio). Lejos del Ramón Sánchez Pizjuán ya se han disputado los diecinueve partidos preceptivos, donde el club hispalense se ha alzado como vencedor en nueve de ellos, siendo el segundo mejor visitante del campeonato con treinta y tres puntos.

Tan sólo cayó derrotado en cuatro ocasiones: en casa de los dos mastodontes de nuestro fútbol, en Vigo y en Ipurúa. ¡Ay, Eibar!, que todavía perdura en el recuerdo tras esa lección de fútbol en la primera mitad y ese comodísimo 0-2 al descanso.

Quince salidas de las diecinueve en las que el Sevilla logró sumar. Habría que tirar de la hemeroteca para conocer la última temporada en la que se superaron estos excelentes datos.

Es más, pensando en frío, este año nos faltan las derrotas habituales del Wanda, Mestalla o San Mamés, donde lejos de perder, incluso se ha ganado en alguna de ellas y dando una buena imagen.

No es menos cierto que a los aficionados nos gusta el que se arriesgue en fútbol, que no se sea “amarrategui”, o que se juegue “bonito” (muy difícil de definir por cierto). Pero lo que no engaña es la prueba del algodón, ésa que dice que el fútbol es un deporte en el que se juega para ganar y, en esto último, no se equivocó Monchi cuando anunció que fichaba a un entrenador para ganar partidos y este lo ha conseguido con la ayuda de su trabajo y, evidentemente, con la de los Koundé, Diego Carlos, Fernando o el mismísimo Lucas Ocampos.

La felicidad reina en la Sevilla rojiblanca que, pese a todo, aún no bajará la guardia, ni la crítica, ni la exigencia ante la disputa de la Europa League en el mes de agosto. Idiosincrasia sevillista, ésa que nos permite ser tan distintos pese a vivir en la misma ciudad. Ésa que hace que le hayamos dado, le demos y a buen seguro, le seguiremos dando palos en el lomo a Julen Lopetegui, porque somos así, tan exigentes como cariñosos. Tan críticos como reconocedores a final de temporada de un trabajo muy bien hecho. Simplemente exigimos pero respetando el trabajo. Simplemente somos sevillistas desde la cuna.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies