Cabecera Columnas Blancas
image

El futuro de la liga

Cualquier solución para la finalización del CNL 2019-20 en categorías profesionales y en las que no lo son ya adultera el resultado final de las mismas. Soy un ferviente partidario de la inercia de un torneo, algo basado en el estado de ánimo. Continuarlo en la forma que sea, es torcer dicha inercia. Pero teniendo en cuenta que nuestras competiciones no son cerradas, sino que hay ascensos y descensos, y que está en juego el título y los equipos que irán a Europa en sus dos torneos continentales, de alguna forma habrá que dar por concluido el actual CNL.

Ante una guerra mundial como la que se libra contra el COVID-19 y, partiendo de la base de que el fútbol español no depende de sí mismo sino que debe amoldarse a las decisiones que los grandes organismos supra-estatales (FIFA y UEFA) tomen, cualquiera que se adopte vendrá condicionada por los acuerdos que al respecto tomen dichos organismos. Y queda claro que, a día de hoy, del enemigo que tenemos enfrente sólo sabemos lo virulento, astuto,  contagioso y mortífero que es, así que hacer cálculos sobre reiniciación de campeonatos me parece irrisorio. La acertadísima suspensión de la Eurocopa dio un respiro a los calendarios de las grandes ligas continentales que suman demasiados clubs participantes desde hace ya mucho tiempo. Pero ante la contumacia, resistencia y agresividad del COVID 19, no ha sido suficiente.

Y en todo este barullo, y más en nuestro país, cada uno hace la guerra por su cuenta. La patronal de los clubs (Tebas a la cabeza) pensando en los dineros de las TV empujando para que el torneo se termine como sea y cuando sea. Les da igual si hay que jugar cada 48 horas o si es verano y la temperatura es inadmisible para el fútbol de alta competición, o si se solapa con el sub-siguiente campeonato. Han conseguido llevarse al huerto a la AFE, que en principio se resistía, dado que algunos profesionales no estaban dispuestos a asumir ni ERTES, ni prórrogas de contratos ni drásticas reducciones de ganancias, sobre todo si existe la muy real posibilidad de que los campeonatos no se reanuden. Pero claro, no todos son jugadores mediáticos ¿ estaría la RFEF dispuesta a concluir la actual temporada  jugando cada 72 horas?. Debatir todo esto es una obscenidad cuando aún no se sabe la evolución que va a llevar esta guerra y mientras está muriendo gente.

En el mejor de los escenarios, que se doblegase por fin la famosa curva, el CNL podría reiniciarse a mediados de Mayo. Jugando miércoles y domingos, en un mes, estaría liquidado, pero ¿sería con público? Todo aconseja que no debería ser así, por lo que encuentros a puerta cerrada envilece el espíritu del torneo. Y en cuanto a la seguridad de los profesionales la decisión, al menos la AFE así lo dice, será acorde con la recomendación del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, perteneciente al Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En un escenario peor, que la situación se mantenga o que haya un repunte de contagios, el CNL debería dejarse para pleno verano con todo lo que eso supone en España, más en Andalucía y particularmente en Sevilla. ¿Qué horarios se reservarían para que su viasualización en Extremo Oriente? ¿Serían escalonados durante tres días para que las TV pudieran retransmitirlos todos?  ¿Cuándo se empezaría la siguiente temporada?.

El más nefasto de todos los escenarios sería la prolongación “sine díe” de esta guerra. Mi opinión sigue siendo que 1º está la salud general, y después el fútbol, si éste tiene que estar fuera de la vida de la gente durante varios años, pues que esté. Ya ha ocurrido otras veces, cierto que no estaba tan inflado como ahora.

En las últimas décadas el fútbol ha vivido en una burbuja que lo ha robado a uno de sus pilares, el más antiguo junto con los profesionales: la afición que acude a los estadios. Una burbuja de la que ha vivido mucha gente hasta viciarlo completamente: empresarios de dudosa reputación (gracias a la Ley 10/1990 de SAD 15 de octubre y al Decreto que la desarrolló 1251/1999, de 16 de julio ), agentes y representantes, televisiones hasta crear una verdadera TV-basura del fútbol que lo último que hace es informar, casas de apuestas ¿dónde ha quedado la tradicional quiniela?, pseudo-periodistas astutos, publicistas, etc… hasta orientarlo en exclusiva hacia un público de barra de bar y/o de butaca y salón que solo apuesta por caballo ganador y que se emboba con la ingeniería mediática que convierte a buenos futbolistas en otra cosa. Un fútbol en manos de una TV voraz que chantajea a los abonados con los dineros que dan a cambio de que los clubs les digan a todo amén. ¿Qué abonado  va a renunciar a que el club de sus amores pierda el “maná” televisivo y baje competitividad sustancialmente? Ninguno. La pureza de una competición en la que, salvo excepciones, la jornada se disputaba siempre a la misma hora, despareció lustros ha. Y lo que se anunciaba como la solución para muchas entidades, en España, ha servido más para aumentar la brecha entre los que ya eran poderosos y los demás.

Si ahora, todos lo que se han dedicado (principalmente en la “premier” y el duopolio+1 en España) a romper el mercado van al desastre, no seré yo quien derrame ninguna lágrima por ellos. Como sevillista, creo que el actual CNL debe darse por ultimado. No es una solución justa pero es la que más se acerca por lo de la inercia competitiva escrita arriba. Naturalmente esto enfrenta a la LFP y a la RFEF, y creo que si no se ha anunciado ya es porque dos integrantes del duopolio+1 salen perjudicados. ¿Un “Barça triomfant” a falta de 11 jornadas para la culminación del CNL, por obra y gracia de un virus microscópico? ¡Por encima de los cadáveres de los de Concha Espina! ¿Un “pupas”, que debe hasta de callarse, fuera de Champions, y que vayan en su lugar dos de sus rivales “más queridos” ? ¡el Getafe antes que SFC y “txuriurdines”, vamos! ¿Qué se habrán creído? Y eso, sin perder de vista a otros como VCF o ATH. C. Bilbao, pero estos pintan menos.

La RFEF, acertadamente, ya ha anunciado el final de los campeonatos en 2ªB y 3ª más todas las competiciones que de este organismo dependen, el peaje es que no habrá descensos. ¿Ocurrirá lo mismo en el fútbol profesional? Creo que no ¿Por qué? la negativa del duopolio+1, el problema gravísimo que significa para muchos trabajadores honrados (no solo los futbolistas) de momento “aliviado” con los ERTES, la presión de las TV y sus políticas conexiones, y unos profesionales de la élite que se encuentran ante el dilema de elegir entre su salud o perder parte de los emolumentos pactados si el CNL no se finaliza.

Si esto no se hubiese montado así, se estaría ante una magnífica oportunidad de reestructurar todas las categorías del fútbol profesional y “amateur” en España. En este sentido, la propuesta del CD Badajoz de crear un nuevo grupo intermedio entre la “Smartbank” y la 2ªB me parece digna al menos de estudio. ¿No se podría, las Matemáticas al poder, hacer un promedio de puntos y goles sobre lo jugado hasta la jornada del 8-3-20 y proyectarlo sobre las once restantes?

Como en anteriores cataclismos, habrá entidades señeras que caigan en el sumidero de la historia y si no desaparecen quedarán reducidas a su ámbito geográfico más cercano viviendo sólo de sus recuerdos más límpidos. Nadie queda exento de tal posibilidad, pero esta hecatombe debería servir para devolver el fútbol más a sus orígenes que a crear otra cosa que será de todo menos fútbol, aunque fuese de forma transitoria. ¿Partidos a puerta cerrada? ¿A qué verdadero abonado puede gustarle eso? Salvaría algo el culo a tanto vividor como se ha agregado al fútbol, la parte buena es que serviría para que muchos profesionales y trabajadores honrados no lo perdieran todo.

Hace 91 años, un promotor teatral estadounidense, Max Gordon, que había animado a Groucho Marx durante años a invertir en valores bursátiles hasta  hacer pensar al gran actor que lo que ganaba en la película que estaba haciendo entonces (“Cocoteros”) era pura calderilla, cuando aconteció el “Crash” de 1929 le espetó por teléfono sin ni siquiera decirle hola: “Marx, la broma ha terminado”. Pues eso. Solo espero que el SFC salga lo menos perjudicado posible tanto la entidad como todos los profesionales y trabajadores que la integran (¡Ay, esos jardineros, encargados de limpieza y mantenimiento, utilleros, masajistas y… el área de historia, Dios mío!) y que el Consejo no olvide a los abonados.

You might also like

Ganar la liga

Saludos. En lo que llevamos de siglo (el histórico total es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies