Cabecera Columnas Blancas
image
Autor
ÁLVARO OCHOA 10/02/2020

Pan, salchicha y servilleta

En Sevilla hay más o menos 4.000 bares. Los hay de todo tamaño, precio y calidad. No los conozco todos, pero me extrañaría que existiera uno como el protagonista de esta columna. El bar del que os hablo es, en realidad, una cadena de bares. Desgraciadamente, todos iguales. Con los mismos productos y los mismos precios. Un refresco vale 2,50 euros y el producto-estrella de estos bares, el ‘pack’ pan-salchicha-servilleta, también. Los camareros no tienen mucho que quebrarse la cabeza para ajustar la cuenta. Además, no se puede pagar con tarjeta. Una complicación menos.

Estos bares son más bien barras. Pero no como las de cualquier cruz de mayo, verbena de barrio o cine de verano. Ojalá circularan por estos bares de los que os hablo maravillosos montaditos de lomo o, puestos a soñar, hermosos serranitos de pollo. No, querido lector. Pan, salchicha y servilleta. La falta de variedad facilita mucho la visita a estos bares, que por no tener, no tienen ni tique para darte. Tampoco un cartel visible con los precios. Ni pizarra con la sugerencia del día: pan, salchicha y servilleta.

Imagino que la curiosidad, querido lector, le estará reconcomiendo por dentro y se preguntará dónde están estos simples bares de pan, salchicha y servilleta. El afortunado barrio de disfrutarlos es el de Nervión. Concretamente, están en un campo de fútbol. No, en el del Nervión no. Ya quisieran estos bares parecerse al ambigú del Centro Deportivo Antonio Puerta, donde reinan las palmeras de chocolate y los batidos de frutas. Ya quisiera el dueño de estos bares, el undécimo equipo de Europa, tener uno como el de la AD Nervión, ahora en la quinta división del fútbol español. O como el de la UD Tomares, que te sirve unos magníficos chicharrones en un vasito de plástico. Las comparaciones, más que odiosas, son sabrosas.

No sé a usted, pero a mí me está entrando hambre de sólo escribir esta columna gastronómica. Siento terminar aquí y dejar de hablarle de estos bares, pero se me ha ocurrido preparar un plato novedoso para saciarme. No soy cocinero de ningún bar, pero creo que en la cocina de mi casa podré realizarlo ¿Sabe a qué comida me refiero? Sí, lo ha averiguado: pan, salchicha y servilleta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies