Cabecera Columnas Blancas
image

Ausencia de gen competitivo

El sevillismo está de nuevo en depresión, a la eliminación copera contra el CD. Mirandés se unen los últimos resultados negativos en la Liga Santander. La debacle de Miranda de Ebro, más por el resultado y la eliminación en sí ante un 2ª división, el cabreo del aficionado lo es por la forma. El equipo del esforzado club burgalés más bien parecía el de superior categoría, y no el Sevilla. En cuanto a los dos últimos encuentros de Liga Santander, contra D. Alavés y RC. Celta, el socio veterano barruntaba ya algo así, o parecido. Contra el equipo vitoriano las nuevas normas sobre manos en el área nos beneficiaron porque si no estaríamos lamentando otra derrota, y en vísperas del choque de Balaídos, pocos del aficionado viejo esperaban un resultado positivo. Que la plantilla estuviera avisada del “talante sanitario” del SFC en estas ocasiones no sirvió de nada. Una vez más en Vigo, el SFC resucitó al club local, y van ¿Cuántas veces? Con Montella (4-0), tarde en la que el italiano tendría que haber sido cesado de forma fulminante, con Machín (1-0), hasta con Emery, también con un penalti estúpido a poco del final, esa es la historia de las visitas a Balaídos en los últimos tiempos. Pero hay más campos con historias dolorosas: El Alcoraz, Montilivi, Butarque, del que no vino la temporada pasada el equipo derrotado gracias a la aparición entre la niebla de Ben Yeder en el descuento, y tantos otros.

Es ya la 4ª temporada seguida que el equipo se cae en la 2ª vuelta. Ocurrió con Sampaoli (2016-17), última clasificación champions y gracias, con Berizzo-Montella (2017-18), con Machín (2018-19), y parece que está ocurriendo con Lopetegui. Entonces el diagnóstico del hundimiento de los profesionales habrá que buscarlo en otro sitio, no en los entrenadores únicamente. Llueve sobre mojado, si el discurso es que se aspira a entrar en Liga de Campeones para el curso venidero, los profesionales deben saber que la afición no admite que recurrentemente se pierdan partidos en el descuento, y si no, cámbiese el discurso. Ocho jornadas llevaba el RC Celta sin ganar, ocho, y pregunto ¿Alguien dudaba del factor balsámico que llevamos consigo cada vez que los visitamos?. Creo que solo los muy jóvenes.

Nos preguntamos la causa y empezamos a dar palos de ciego. El empecinamiento del actual entrenador en su sistema, la anunciada salida de Banega, el efecto psicológico de la eliminación copera, que si no se han fichado delanteros, la baja por lesión de Oliver Torres… Lo cierto es que no se da con la causa cierta y se presagia una caída libre del equipo en la Liga Santander que termine con la salida del actual entrenador, y en tal caso, la planificación deportiva de ésta temporada quedaría señalada.

Técnica y deportivamente hablando, es un hecho cierto, que nadie dice porque sería tocar uno de los símbolos actuales de la plantilla, que Jesús Navas no desborda como antaño y no centra bien. Ya no está Kanouté que le rebañaba todos sus centros, De Jong no los caza porque parece que tiene una labor en el terreno de juego que le dificulta la faceta goleadora para la que se supone que vino. Los balones de Navas  desde el lateral son previsibles y flojos y su actuación como lateral defensivo está dejando que desear, todo el mundo coincide en que el 2º gol en el minuto 92 del RC Celta vino por su falta de vigilancia y mala entrega del balón. Si necesita un banquillazo, pues que lo tenga, y si no hay sustituto en el primer equipo, habrá que ir a la “botica”, como decía Caparrós. Pero Navas no debe continuar de titular. Tampoco se entiende la continuidad de Nolito, un jugador de indudable profesionalidad, pero que lamentablente, sus extremidades no carburan al mismo ritmo que su cerebro.

Por otro lado se echa en falta la eficacia en jugadas a balón parado y de estrategia, y el “shoot” desde fuera del área lleva lustros desaparecido del RSP ¿Por qué no se trabaja esa faceta?

Mucho se habla sobre el gen competitivo del SFC, y en comparación con otros aún rivales directos, yo no lo veo por ningún sitio. Lo de Vigo es para estudiarlo: estando avisados, sabiendo que no por argumentos futbolísticos, sino por estadísticos, el RC Celta, colista absoluto el domingo 9-2-20 a las 18´30 horas, con un bagaje de ocho jornadas sin conocer la victoria, con un toque a rebato de su afición como tantas otras veces en Vigo, saldría a morder y te gane en la forma en la que lo hizo, es para tirarse de los pocos pelos que le quedan a uno.

Ninguna simpatía siento por los del duopolio+1,mas, siendo eliminados en la Copa también por entidades menores que ellos, obligaron en la última jornada liguera a que otros pagaran sus platos rotos, ayudas y polémicas arbitrales aparte. Ni es fácil hacer cuatro goles en El Sadar ni remontar en el viejo estadio de la Exposición ante su titular. Cómo consiguen sus plantillas y la manipulación que hacen de las competiciones es una cosa, y otra muy distinta que sus profesionales si tienen gen competitivo. ¿Obligará el Sevilla, el domingo 16-2-20 a las 12´00 horas a pagar sus platos rotos al RCD Español, con Abelardo como tercer entrenador en lo que va de temporada y que viene también como último absoluto? Mucho me temo que no.

¿Están los miembros de la 1ª plantilla sobre-valorados? La realidad es que jugadores “tops”, de los que te ganan puntos y/o tiran del carro no hay, pero en un equipo con hambre tampoco son urgentes, si hay equipo, y parece que algo está fallando en ese sentido. ¿Tiene el Getafe jugadores “tops”? Tres puntos ya por encima nuestra y pocos confían en que nuestra visita al “Coliseum Alfonso Pérez Muñoz” se salde con nada positivo. ¿Y el Atlethic Club de Bilbao, tiene jugadores “tops”? Escribo esto porque se dice que algunos se ponen nerviosos ante el nivel de exigencia de la afición sevillista y que les puede la ansiedad. Yo creo que un buen futbolista puede con todo eso desde el minuto uno sin problemas de adaptación, sin dejar de reconocer que, como personas que son, pueden tener situaciones personales que afecten a su carácter y rendimiento en el campo. El inculcar la ambición, la exigencia, el inconformismo ante una derrota y el llamado gen competitivo es mano de entrenador. “Casta y coraje”, “dicen que nunca se rinde”… demasiadas veces los sevillistas hemos de ver como esos lemas que adornan nuestras instalaciones no se cumplen por quienes integran la 1ª plantilla. Confiemos en que el otro que reza en la tribuna de preferencia de la Ciudad Deportiva Cisneros Palacios “ trabajando por el Sevilla del futuro” , los responsables en el Consejo, sí lo cumplan.

You might also like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies