Cabecera Columnas Blancas
image
RAFAEL CÁCERES 01/12/2019

Tan grande no es el pacto

Hay una frase, atribuida a Winston Churchill, que afirma que “la política hace extraños compañeros de cama”. La realidad es que esta afirmación no se circunscribe a la tan denostada política, sino que puede aplicarse a muchos ámbitos de la vida.

Así, por ejemplo, en el mundillo de la abogacía se habla de que “más vale un mal acuerdo que un buen pleito”.

¿Qué quiere esto decir? Que, en los supuestos en los que se dé la conjunción de intereses, es muy posible que se hagan “extraños compañeros de cama” (pueden hasta odiarse), siempre que confluyan hacia un interés común. Entonces, y sólo entonces, alcanzarán un acuerdo, una tregua o… un “Gran Pacto”.

¿Hubo el año pasado venta frustrada del SevillaFC? No lo podemos confirmar (tampoco desmentir). Lo que sí hubo fue una compra desaforada de acciones por parte de los grandes accionistas, hasta llegar a la extenuación. Del Nido no quiso o no pudo seguir comprando, mientras Castro y su grupo, tuvieron que recurrir a Sevillistas Unidos 2020, esa Sociedad opaca registrada en Delaware, para que comprara también. A cambio de esa alianza le permitieron a final de año ocupar un puesto en el Consejo.

Fue mucho el dinero gastado. A cambio de qué no lo sabemos, pero sí es evidente que había que recuperarse de arcas tan vaciadas.

Este año se convocó Junta General para el día 20 de diciembre, iban a repartir 15€ por acción. Ahí, entre propios y rivales, ha tenido que haber fuerte desacuerdo, por no decir bronca gorda entre ellos.

¿La no venta no da los beneficios que esperaban? No lo sabemos.

Lo que sí es cierto es que Del Nido no iba a aprobar las cuentas, mientras que SSUU 2020 no se ha pronunciado.

Solución: el “Gran Pacto”. Los temas de dineros se arreglan con dinero. Se retrasa la Junta General diez días, se aumenta a 44€, casi el triple, el reparto por acción y aquí paz y después gloria.

Todos los miembros del Consejo van a cobrar, (remuneración ya desligada de los beneficios) y todos los accionistas también. En eso consiste el “Gran Pacto”. Los tres miembros en el consejo representando las acciones de Del Nido cobrarán lo que hayan pactado y las acciones a 44€ supone para todos los grandes accionistas una pasta gansa: el triple de lo que le iban a percibir, que es una forma de ir recuperando la inversión.

Y como queda claro que, de momento no van a vender, hacen el gesto de blindaje del patrimonio inmobiliario. Gesto de cara a la galería, sin poner unas condiciones tan difíciles, que quedaran atados de pies y manos, y costara trabajo vender en el futuro.

Mientras hubo el interés común de derrotar a Hitler, rusos y americanos se entendieron. Desaparecido el alemán, volvieron a la gresca. Chinos nacionalistas y comunistas se unieron contra la invasión japonesa. Abortada la invasión, con los ‘japos’ regresados a sus islas, los chinos continuaron su propia gresca.

En ambos casos su “Gran Pacto” finalizó en gresca.

Creo que se me entiende.

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies