Cabecera Columnas Blancas
image
ALBERTO CONTRERAS 15/12/2019

Entre Nochebuena y Nochevieja

Iba a ser antes de Nochebuena, pero finalmente la Junta General de Accionistas se ubica entre Nochebuena y Nochevieja, el 30 de diciembre.

Y ahí, en plenas fiestas navideñas, atrapada como el jamón de un sándwich, como la salchicha de los perritos que venden en las barras del Sánchez-Pizjuán cada partido, la Junta parece adquirir connotaciones de los calificativos que adjetivan las dos inmemoriales noches que la escudan.

Ya habrá pasado Nochebuena. Y la Junta se aproximará con calma espesa pues, en palabras del Sr. Del Nido, será “una balsa de aceite”. Cabe que nos preguntemos, ¿aceite bueno, virgen extra? o ¿aceite hosco de motor?

Es bueno lubricar –y que mejor para ello que el aceite- las relaciones entre los accionistas mayoritarios para cohesionar internamente nuestro club y, si de remar se trata, bien que sea sobre balsa de aceite, que todos juntos remen hacia horizontes de éxito y crecimiento.

Es bueno que se cataloguen el Estadio y la Ciudad Deportiva como “activos inmobiliarios esenciales” en los términos de la Ley de Sociedades de Capital. Es un paso en buen camino, igual que las reformas y mejoras en ambos inmuebles. Pasos en un buen camino más allá de que muchos sevillistas, legítimamente, anhelen mayores o más rápidos pasos en la dirección de protegerlos. Dichos anhelos se resumen fácilmente: sacar de los márgenes de dominio accionarial de los mayoritarios la eventual decisión de transmitir nuestros activos inmobiliarios esenciales.

Estaremos en víspera de Nochevieja. Y la Junta sellará la concordia entre los que mandan a la vieja usanza, con tintineo de metal.

Es viejo como el propio mundo acomodarse al poder y abrir la ventana a la desmemoria. Esperemos que nuestros Consejeros no se ensimismen a pie parado y con las manos sólo en sus bolsillos. Retribuyan verdadera dedicación y no mera ostentación de títulos denominados “acciones”. No olviden el objeto social descrito en el artículo 4º de los Estatutos de nuestra Sociedad Anónima DEPORTIVA. Vinilen en los cristales de sus nuevos despachos aquella frase de “el dinero en el campo”. Pónganse en bucle la intervención del periodista Axel Torres en la última entrega de los Premios SFC de periodismo José Antonio Blázquez: “El Sevilla representa un fútbol que lamentablemente se está perdiendo, porque cada vez estamos más en un fútbol de marcas globales, de clubes seguidos por gente que no es de la ciudad. Ese arraigo, esa identificación la estamos viendo cada vez menos (…) El Sevilla nos reconcilia con esa esperanza de que el fútbol siga siendo algo cultural, algo que tenga que ver con la historia de la gente, de su comunidad, de su pueblo, de su sociedad, y Sevilla es especial en esto.”

En definitiva hagan bueno el viejo lema de nuestro viejo Presidente: “El Sevilla no eres tú, ni yo, ni aquél…El Sevilla está muy por encima de todos nosotros”.

You might also like

Milagro navideño

En estos entrañables días, llenos de recuerdos, llenos de ausencias y

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies