Cabecera Columnas Blancas
image

El mal momento de la cantera

No corren buenos tiempos para la cantera del Sevilla. Y es algo que no es nuevo. Los malos resultados vienen ya de largo y es algo para analizar desde el club (imagino que son conscientes de ello).

Y no será por falta de apoyo del club, donde es evidente las mejoras en infraestructuras y comodidades que en estos últimos años ha acometido en sus instalaciones.

Estos decepcionantes resultados no se refieren a los estrictamente deportivos (que también) sino a lo que verdaderamente importa y por los que el club hace un esfuerzo en su organigrama deportivo y económico: el sacar jugadores para la primera plantilla. Único fin de la existencia de la cantera.

Es cierto que con el crecimiento deportivo del club se hace mucho más difícil incorporar futbolistas que se equiparen al resto de la plantilla, que en su mayoría está confeccionada a base de fichajes millonarios. Pero es que en la mayoría de los casos, los jugadores más destacados de la cantera a duras penas se mueven por la segunda división o por ligas menores, casos como Matos (Twente), Carmona (Racing), Luismi (Valladolid), Cotán (Roda), Borja Lasso (Tenerife), Curro (Numancia), Ivic (Huesca), C. Fernández y Brice en el Granada, etc. Hay muchos más. Pero ni los nombrados, ni los no nombrados dan el nivel para jugar en el Sevilla.

Y para ser sinceros, y jugando un poco a “pitoniso” los Mena, Lara, Pozo, que son los jugadores más punteros actualmente, me temo que acabaran igual que el resto.

Solo Bryan Gil pudiera vislumbrar alguna posibilidad de ser un jugador importante, aunque tampoco es que sea yo muy optimista al respecto.

A modo de ejemplo (abro paraguas), todo lo contrario de nuestro vecino que a decir verdad en lo único que nos supera en esta última década es precisamente en sacar jugadores importantes: Ceballos (Arsenal), Junior (Barcelona) o Fabián (Nápoles).

Posiblemente los últimos jugadores de buen nivel (hablo de memoria) fueran Alberto Moreno, Campaña y Luis Alberto. O incluso Perotti o Fazio. Y ronda ya los diez años desde que esto ocurriera.

Por cierto, me llama mucho la atención el modelo de jugador que acompaña a esta mala racha en nuestra cantera. Me refiero a la baja estatura de la mayoría de los jugadores. Algo que creo que no es casualidad. Ya el director del fútbol base (Pablo Blanco) en una entrevista (MFB) ante la pregunta de cuál era el modelo de futbolista de la cantera del Sevilla contestó que ya no importaba tanto la altura, que el perfil del canterano se basa en que sean talentosos y dinámicos.

Pues yo pienso que más vale que se lo vuelva a plantear porque los resultados no le avalan. Aunque está claro que el problema no es solo de centímetros.

You might also like

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies