Cabecera Columnas Blancas
image
Autor
MAYTE CARRERA 01/12/2019

El conflicto Nagorno-Karabaj en el Sánchez-Pizjuán

Se jugaba el pasado jueves el aburridísimo partido entre el Sevilla FC y el FK Qarabag. Pasaba ya la mitad de la primera parte cuando, de repente, vemos como de la zona de banco de pista de preferencia donde se suelen ubicar familiares y acompañantes del equipo visitante, un señor comienza a gritar señalando a alguien que estaba sentado en las gradas de tribuna de preferencia, subiendo por los asientos hasta llegar a la valla de separación con el pasillo. Al principio pensamos que alguien les había insultado o tirado algo, ¿qué sé yo?. Pero no era ese el caso, rápidamente a este señor se le unieron mas personas que gesticulaban y gritaban “fuera fuera, que se vaya».

Los que nos sentábamos en la zona aledaña, no entendíamos nada, y como el partido era como ya he dicho bastante aburrido, comenzamos a observar la situación un poco ojipláticos eso sí. Rápidamente a los vigilantes de esta zona, se les unieron varios policías, mientras los susodichos, seguían gritando cada vez mas exaltados.

En seguida llegó el Jefe de seguridad del Sevilla FC para averiguar qué es lo que estaba pasando y calmar la situación. Intentó apaciguarlos sin mucho éxito al principio hasta que le explicaron en un perfecto español que ellos son de Azerbayan y que arriba hay un tipo con una bandera de Armenia, y que había que echarlo inmediatamente. El jefe de seguridad, los escuchó y con una tranquilidad infinita, les pidió por favor que le dejaran hablar y a continuación les explicó que estaban en España y que los dos países están reconocidos y por tanto ambos tienen el derecho de portar su bandera, que no obstante para que no haya problemas van a retirar la bandera y por tanto o se sentaban inmediatamente o tenían que abandonar el estadio. Al final los exaltados se calmaron gracias al magnífico hacer del jefe de seguridad y minutos después cambiaban de sitio al armenio para evitar mas problemas.

Francamente, yo no sé qué conocen ustedes de este conflicto, pero yo reconozco mi ignorancia al respecto. Es más, de la gente que nos sentamos cerca, nadie tenía mucha idea por no decir ninguna del mismo.

Al llegar a casa, busqué por internet qué es lo que ha estado pasando en esta parte del mundo. Durante siglos, el territorio de Nagorno Karabaj, en el Cáucaso, fue el centro de disputas de todo tipo. Diferentes imperios, principados y Estados pelearon por su posesión y ocuparon esa porción de tierra donde se mezclan poblaciones que profesan diferentes religiones y provienen de distintos grupos étnicos. Lejos de alcanzar una solución, la disputa llega hasta nuestros días enmarcada en un enfrentamiento entre Armenia y Azerbaiyán. En la página web https://www.vocesenelfenix.com/content/historia-del-conflicto-de-nagorno-karabaj su autor lo explica perfectamente, les dejo el enlace por si quieren saber mas acerca del conflicto.

Para que se hagan una idea de lo enconado que está el conflicto, este año se celebró la final de la Europa League entre dos equipos ingleses, el Chelsea y el Arsenal, en Bakú, capital de Azerbaiyán, y Henrikh Mkhitaryan, mediocampista armenio de 30 años, decidió no viajar por motivos de seguridad.

Yo sigo alucinando con el ser humano, ¿qué le lleva a una persona a comprar una entrada para ir a ver un partido de fútbol de un equipo del país con el que el suyo está en guerra? Quiero pensar que este señor vivirá en España, porque si ya me cuesta entender el por qué de su estancia en este partido, si además hay que añadirle que hubiera venido de su país (que hay 4000 km entre España y Armenia) para ver el partido ya como se suele decir, fliparía en colores.

Claro que nosotros estamos acostumbrados a ver en muchísimas ocasiones en campos en los que jugamos de visitantes, a alguien con la camiseta del equipo vecino, claro está que eso lejos de enojarnos, casi que lo agradecemos, porque si el tipo en cuestión además es sacado por las cámaras de televisión, eso es una victoria segura de nuestro equipo.

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies