Cabecera Columnas Blancas
image
Archivo autor

No siempre fueron éxitos. La temporada 1968-69

En la invitación del club a participar en el acto Fieles de Nervión de 2019 había dos cosas importantes: una, la significación en mi vida del SFC, y dos, la temporada de mi primer abono reconocido, la 1968-69.

Sobre la 1ª, pues  como cualquier sevillista. La vida tiene cosas importantes y otras que no lo son, el fútbol es la primera de las “no importantes”, el gran periodista  José Ignacio Camacho “dixit”. Y yo añado: antes que aficionado al fútbol, lo soy al SFC, es parte de mi existencia. En cuanto a mi 1ª temporada de abonado reconocido, empecé a ir al RSP de forma regular 7 años antes con abono infantil, Campeonato 1961-62, y desde entonces solo recuerdo mediocridad y sinsabores hasta 2005. Llegar a una semifinal de Copa, clasificarse de vez en cuando y de rebote para la UEFA, o un ascenso a 1ª, eran motivo de celebración. En estos tiempos de bonanza económica y deportiva desde hace 15 años, aún sin poder ser verdadera alternativa al duopolio+uno de la Liga española, conviene ilustrar al joven sevillista  que no siempre las cosas fueron como ahora.

Y efectivamente, ¡claro que me acuerdo de aquélla temporada 1968-69! ¡como si fuese ayer tras medio siglo!. Eje central de esta redacción, es mi campaña mítica en la que pude presumir por vez primera de mi club ¡en 2ª División! Aún memorizo el orden del calendario jornada tras jornada y los resultados obtenidos en cada una de ellas por el equipo.

El descenso se venía barruntando desde temporadas anteriores. En 1967 el Sevilla tuvo que promocionar, para mantenerse en 1ª, contra el R. Gijón mientras el eterno rival lo hacía contra el Granada CF pero para ascender pues había quedado subcampeón del grupo Sur de 2ª. ¿Fue suerte que no se nos emparejara? O fueron las famosas bolas frías y calientes para evitar males mayores. Teniendo en cuenta mi entorno vecinal y escolar y lo subiditos que estaban, miedo me daba un posible emparejamiento. El caso es que el SFC se mantuvo, y el RBB ascendió.

En la siguiente Liga (1967-68), el SFC fue colista absoluto  empatado a puntos con el eterno rival, descendiendo ambos a 2ª. Magro consuelo. Solo asistí a dos “matchs”, mi estancia en un internado me impidió ir más. La convivencia con compañeros y profesores de diferentes puntos de Andalucía y del resto de España, que eran de cualquiera menos del SFC, reforzó mi sentimiento. Entonces supe que mi sevillismo estaba ya en un punto de no retorno, nunca dejaría de ser del SFC ni tendría simpatías por un segundo equipo.

El SFC, en la élite desde 1934, estrenaba una reforzada 2ª div. de un solo grupo de 20 clubs, primer ensayo de este modelo, también desde 1934, por la “fusión” al término de la 1967-68 de los grupos norte y sur. “Fusión” que llevó al desastre a no pocos históricos algunos de los cuales no se han recuperado nunca. Se sumieron en 3ª división, aún no existía la 2ªB, 17 equipos de ambos grupos. Clubs fundadores del CNL en 1928, como el C.D. Europa, no han vuelto jamás al fútbol profesional.

Los participantes eran los supervivientes de la citada criba más los dos descendidos y cuatro ascendidos de 3ª. La mitad eran ilustres conocidos de nuestra afición por haber militado en ocasiones en 1ª, el resto lo eran solo gracias a las quinielas o por proximidad geográfica. Los más temibles, a parte el RBB, eran Celta, R. Murcia, R. Oviedo, R. Gijón (Sporting), R. Valladolid, y R. Mallorca. Junto a éstos, había un  grupo intermedio integrado por dos históricos (D. Alavés y CD Alcoyano) y otros que mostraban ya cierto poderío pero que nunca estuvieron en primera,  Rayo VallecanoCalvo Sotelo de Puertollano (vigente Sub-campeón del Grupo Sur), Burgos CF,  C. Ferrol (Racing) y el Cádiz CF, rival regional con el que nunca habíamos competido oficialmente, pero aún coleaban los “incidentes” del IV Trofeo Carranza en 1958. El Cádiz llevaba 14 temporadas seguidas en 2ª y había sido 5º en la 1967-68. Finalmente, aparecen cinco equipos que eran una incógnita. El Mestalla, imprevisible como todos los filiales, y los recién ascendidos de 3ª, Onteniente, Jerez Industrial, otro rival regional que cubrió ese año el hueco dejado por su vecino Xerez Dvo., el Ilicitano (filial del Elche CF) y el histórico SD. Indauchu, que había recuperado la categoría tras solo una temporada en 3ª después de militar en 2ª desde 1955.

Campos de “polvarea” con públicos hostiles, la presión sicológica de que desde el puesto 12º se podía bajar a 3ª, árbitros con afán de protagonismo, exceptuando a un joven Guruceta Muro, con eso tuvo que fajarse la plantilla de Arza. Seguir a tu equipo era solo posible por la radio o por la prensa local. TVE daba resúmenes de la jornada los lunes, pero no de 2ª. El club, regido por J.R. Cisneros, se adaptó bien. Su historia pesaba tanto como el fracaso del eterno rival, su único motivo de alegría fue ganar en el RSP, gol de Quino, un 29-12-1968, hecho constatado icónicamente en  portadas a toda página. Las tres primeras jornadas fueron victorias, lo que nos encaramó pronto a los primeros puestos. Una inesperada derrota en Domecq contra el Industrial (3-2) no aminoró la marcha del club. Triunfos contra el Celta, partido brillante, y los de la doble salida de Octubre al Molinón y Mendizorroza  determinaron el devenir de la temporada.  Los éxitos  a domicilio, a veces hasta goleando, acostumbrados a lograr esporádicos y tristes empates, fueron una gozada. Había que remontarse al año de la promoción para encontrar la última victoria del SFC como visitante en el Insular el 12-2-1967 (1-2).Un bajón al final de la 1ª vuelta, derrota (3-0) en el Carlos Tartiere y la subsiguiente frente al RBB en el RSP, no descompuso al equipo y pronto recuperó la senda de los triunfos.

La 2ª ronda fue peor con inesperada pérdida de puntos tanto a domicilio como en el RSP, pero nunca se salió de los puestos de ascenso. Un empate a dos en Villamarín (arbitraje muy desfavorable de Tomeu Palanques) preludiaba el ascenso el cual se consumó dos jornadas más tarde en Zorrilla (0-1). El último acto, ya con el equipo ascendido, era para saber si lo hacía como campeón, y así fue. El 8-6-69 en el RSP abarrotado el SFC ganó 3-0 a un Mestalla que resistió hasta bien entrado el 2º tiempo. Aporto dos documentos, como prueba y homenaje a la plantilla y cuerpo técnico que me hicieron disfrutar.

You might also like

De carrerilla

Inmersos en un fútbol mercantilizado, donde todo parece estar en venta

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies