Cabecera Columnas Blancas
image
Columnas Blancas

Símbolos

Que el Sevilla FC es un club maldito para esa opinión pública manipulada por tantos enemigos como tiene nuestra querida entidad, no creo que sea secreto ya para nadie. Hay que pedir perdón por nuestros numerosos éxitos y cuando se nos condecora, los encargados de hacerlo ponen cara de estreñimiento, nuestros fracasos sirven de alegría desbordada, no solo en la parte no sevillista de la ciudad, sino en otros muchos puntos de Andalucía y del resto de España. Hemos de guardar un escrupuloso silencio ante las dificultades, deportivas y económicas, de algunos de nuestros rivales comprobando cómo las instituciones locales y autonómicas se vuelcan en solucionar sus problemas y sabiendo que si nos ocurriera a nosotros, todo sería muy diferente. Nuestra forma de reaccionar ante esto es la postura correcta, indiscutiblemente. Nuestra afición ya sabe de sobra cuál es el papel que este fútbol patrio nos ha asignado desde casi siempre.

¿Por qué esta reflexión? Pues porque a menudo, desde la acera futbolera contraria en nuestra ciudad, no desde sus aficionados, que eso tendría un pase, sino desde su cúpula directiva actual, se acusa al Sevilla FC de haberse apropiado de los símbolos de la ciudad. No entro ya, desde luego, a comentar y rebatir otras declaraciones referentes a la dimensión y presencia social e institucional de cada uno, eso es un debate de barra de bar, y valoro positivamente que nadie de nuestro Consejo salga a contestar cada vez que se ha hecho una afirmación en este sentido. Como me dijo un amigo en los “tiempos dorados” del “loperismo”, años noventa, esa es una guerra en la que nada tenemos que ganar y si mucho que perder.

¿Cuáles son los símbolos de la ciudad?: Su nombre, su escudo alfonsino, sus santos patronos S. Isidoro y S. Leandro, el rey que conquistó la ciudad, Fernando III de Castilla y León… cualquier sevillano los conoce. Cuando se fundó nuestra más que centenaria entidad no existía nadie más que pudiese pugnar por tales símbolos. Somos el club decano de la ciudad, y el segundo más antiguo de España, ¿Por qué no llevar, orgullosamente, el nombre de la ciudad que nos acoge? ¿A quién se lo hemos arrebatado, si no había nadie más?

Siguiendo con el nombre, hacia finales de 1907, en el entorno de la Academia de Artillería, aparece otro club de fútbol, reconocido como el primer germen de nuestro actual rival urbano futbolístico con el nombre de Sevilla Balompié, y lo ostentó hasta el 31-12-1914, fecha en la que se re-fusionó con su vieja escisión desde 1908, el Betis CF, luego Real Betis CF, adquiriendo en ese momento su nombre actual. Durante siete años, nada ni nadie les impidió usar el nombre de la ciudad ¿Dónde está ese “apoderamiento” por parte del Sevilla FC? ¿Quién les impidió seguir usando el nombre a partir de 1915?. No el Sevilla FC desde luego.

Por otro lado, los símbolos están abiertos al uso de quien quiera acogerlos, el Sevilla FC no ejerce ningún monopolio sobre ellos, como ellos tampoco monopolizan la corona que adorna su escudo y que los convierte en uno de los clubs monárquicos, y por los tanto aristocráticos, de España, pese a que han procurado repartir otras famas a lo largo de la historia y la geografía. Pueden sustituir, añadir, reformar… lo que quieran en y con su escudo, nadie se lo impedirá. Pero claro, el discurso victimista del pobrecito acosado por el rico, se vendría abajo.

Y finalmente, aún quedan símbolos de la ciudad por usar, nuestras santas patronas Justa y Rufina o la Virgen de los Reyes, tan importantes como los que adornan el escudo del Sevilla FC. ¿Por qué no los acogen en su escudo? No se trata de entrar en ninguna guerra sobre estos asuntos, nimios a estas alturas de la historia futbolística, pero también conviene desde nuestro lado, y con todo el respeto del mundo, reaccionar ante afirmaciones que siguen, de forma muy provinciana, insistiendo en una historia que reparte papeles de buenos y malos, y ya sabemos cuál nos toca a nosotros. Es como si alguien desde nuestra acera afirmase que ellos se han apropiado del Señor de Sevilla, el Cristo del Gran Poder.

You might also like

Lo que nos une

Saludos. Todos los hombres de cualquier nivel social, ideas religiosas o

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies