Cabecera Columnas Blancas
image
MAMEN GIL 16/10/2019

¿Por qué te gusta el fútbol?

He perdido la cuenta de las veces que me han hecho esa pregunta a lo largo de mi vida y la verdad es que casi nunca he contestado. Siempre he considerado que quien eso se cuestiona jamás entenderá tu respuesta, así que tras una ligera elevación de hombros, me he dado media vuelta y a otra cosa, mariposa.

Nací en una época en la que todavía sonaba en la radio esa otra pregunta de Rita Pavone “¿por qué, por qué el domingo por el fútbol me abandonas?”… Y sí, muchas mujeres se identificaban con ella, porque el hombre alfa se marchaba a disfrutar del llamado deporte rey y por mucho que ellas pidieran que les llevaran al partido alguna vez, al final se quedaban en casa solas.

Yo nunca me he reconocido en esa canción, pues en mi casa siempre se ha respirado fútbol en todos los rincones. Se escuchaba en la radio, se veía en la tele y acudíamos al campo. Era tan pequeña cuando fui por primera vez al Ramón Sánchez-Pizjuán que no recuerdo cuál fue ese primer partido. Pero sí sé que ahí comenzó una bonita relación, una relación que sigue viva después de varias décadas y que seguirá hasta que la muerte nos separe.

¿Que por qué me gusta el fútbol?… Pues ni idea, quizás porque es una metáfora de la vida… El fútbol es una máquina de generar sentimientos, una eclosión de emociones. En el fútbol se sufre, se ríe, se llora, se grita… En un segundo se puede pasar de una emoción positiva a otra negativa… Lo mismo se sube al cielo que se baja a los infiernos.

A lo largo de la vida, compres o no lotería, te van tocando unas bolitas que van a determinar que te toque reír o te toque llorar. Lo mismo pasa en el fútbol, pero en ese caso, la bolita adopta forma de balón, y es ese balón el que te hará sentir alegre o triste. Todo depende de si la pelotita quiere entrar o no en la portería contraria.

En cualquier caso, con el fútbol aprendes que hasta el rabo todo es toro y que tanto las victorias como las derrotas son efímeras, por eso se viven los partidos con tanta intensidad. Es el carpe diem elevado a la máxima potencia.

¿Que por qué me gusta el fútbol… Pues porque es buenísimo para desestresarnos y, por tanto, para la salud, ya que aunque vayan mal dadas, podemos clamar a los cuatro vientos todo lo que llevamos dentro. Da igual que grites más de la cuenta o que sueltes algún que otro improperio, nunca vas a estar solo. Conozcas o no a los que te rodean, comparten tus sentimientos. Te abrazas con ellos porque sienten como tú.

¿Que por qué me gusta el fútbol?… Pues no sé, quizás podría añadir que porque también te ofrece la posibilidad de conocer otras ciudades, otros países, otras culturas… Pero llegados a este punto he de confesar una cosa… En verdad, verdad… a mí no me gusta el fútbol (¡ea, ya lo he soltado!)… A mí lo que me gusta es el Sevilla F.C., porque si el fútbol es como una metáfora de la vida, el Sevilla es la vida… Pero bueno, de eso tocará hablar otro día…

Escribe una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies